imagotipo

Viajeras de Ítaca – ¡Te reto!

  • Mariana Figueroa Márquez

¿Cuándo fue la última vez que te pusiste un reto? Más importante aún, ¿cuándo fue la última vez que cumpliste un reto?

En mi última visita a Guadalajara, caminando por Chapultepec (una avenida que vibra con restaurantes, cafés y mercaditos), descubrí una tienda de libros viejos y discos de vinil, situada en la planta alta de un restaurante.

Ahí, desde la repisa de un librero, las letras doradas escritas en el lomo de un libro me gritaron: “I Dare You!” (¡Te reto!). El título me pareció provocador.

Se trata de la edición número 33 de un exitoso libro escrito en 1931 por William H. Danforth, ex presidente de la Purina Company. Es un ideario de vida pensado para jóvenes líderes norteamericanos que acuden, desde entonces y hasta la actualidad, a los campamentos de verano de la American Youth Foundation.

Danforth propone atreverse a ser la mejor versión de uno mismo viviendo una vida plena basada en los cuatro lados de un cuadrado perfecto, en el que escribe cuatro aspectos: “físico”, de lado izquierdo; “mental”, arriba; “social”, del lado derecho y “religioso”, en la base.

Con anécdotas, fábulas e historias, el autor ilustra cómo los líderes pueden desarrollar cada uno de los lados de este cuadrado; en el apartado físico hay ilustraciones de, por ejemplo, cómo pararse correctamente para mejorar la postura. Es un texto fluido y vigente a 86 años de ser escrito, del que rescato apenas una pincelada de los consejos que da el autor para vivir a plenitud.

Aspecto físico. Además de caminar una milla (1.6 km.) cada día, Danforth recomienda 3 ejercicios: 1) Mete la panza. Antes de despertar, quita la almohada, pon los brazos en la nuca y mete el abdomen, como si se intentarás esconder los intestinos bajo las costillas, haciendo 10 repeticiones por la mañana y 10 por la noche. 2) Párate derecho. Sal de la cama y con las manos sobre tu cabeza, estírate lo mas que puedas, 10 veces por la mañana y 10 más antes de acostarte. 3) Camina con atención. La primera cuadra que recorres al salir de casa, camínala como si estuvieras pasando ante un general, sacando el pecho, con la barbilla derecha y el abdomen hacia dentro. Si vas en auto, toma caminatas por las tardes.

Aspecto mental: Obsesiónate con aprender. Leer los libros correctos mejora tu historial y estimula tu cerebro. Nadie nace genio, la genialidad puede definirse como una capacidad infinita de trabajo duro.

Aspecto social: Desarrolla una personalidad magnética. Para hacerlo, despliega amplia simpatía para todos, no importa en qué etapa de su vida se encuentren y dales a todos el mismo trato. Toma el reto de escoger a 5 personas nuevas este mes, muéstrate amigable y otórgales una pequeña cortesía. Ve qué pasa.

Aspecto religioso: Así como la fuerza física demanda ejercicio y una mente alerta requiere estudio, el crecimiento espiritual exige acción: elegir actuar correctamente en lugar de mal. Avanzamos sólo haciendo las cosas. No te desanimes si fallas al principio. No aprendemos nada de las victorias, dice el autor, toda nuestra información útil proviene de nuestras derrotas; un ganador olvida la mayoría de sus errores.

El 95 por ciento de las personas permanece en su zona de confort, inmutable, pero hay un 4% que trabaja lo suficiente para quitar los candados de esas capacidades inexploradas y un 1% alcanza el estatus de liderazgo que cambia el mundo, remata Danforth.

¿Cuándo fue la última vez que te pusiste un reto? Más importante aún, ¿cuándo fue la última vez que cumpliste un reto?

marianafm@gmail.com