imagotipo

Entre hilos y un telar

Por Yolanda Longino

Entre hilos, un telar  y mucho amor por su trabajo se encuentra Don Víctor Martínez Aguilar, artesano que se dedica a trabajar lana desde hace más de 66 años en el municipio de Huimilpan:

“A los nueve años me enseñó mi padre, Erasmo Martínez, en 1950 cuando Huimilpan era mágico, no había luz y usábamos los quinqués o un mechón de lámina que se encendía con ocote…en la plaza principal había tanques de agua que alimentaban a la gente de aquella época, los domingos venían muchas personas a la cabecera municipal porque no había misas en otros lados”, recuerda  con cariño Don Víctor.

“A los 16 años hice mi primera cobija completa yo solo, mi padre me dijo ven, mira haz esta cobija y el dinero que te paguen va a ser para ti, la terminé y fui a entregar y me dieron 150 pesos de ese entonces que era mucho dinero. Mi padre era recio conmigo cuando se trataba de aprender pero le gradezco que me haya enseñado a trabajar y amar lo que hago”.

Comenta a Diario de Querétaro cómo llegó el telar a su familia hace 100 años:

“Mi padre tenía un hermano y los dos se dedicaban  a elaborar la cobija  de lana, había veces en que los dos querían trabajar al mismo tiempo y no podían y mi padre mandó hacer una réplica rústica y desde entonces ha pertenecido a mi familia de generación en generación”.

En sus inicios Don Víctor vivió en la calle Carrizal de la cabecera municipal, actualmente se encuentra en la calle Morelos #33.

Los productos que Don Víctor elabora son: cobijas, chalecos, jorongos, cotorinas, morrales, mañanitas, rebozos y suéteres para niño.

Para la elaboración se compra la lana del color que será la cobija o jorongo,  se asolea dos días para que la grasa que tiene se seque, se lava, se pone a secar para que esté lista para cardar (peinar la lana en una prensa) como resultado salen dos tacos de lana que se hilan al ponerse en el malacate para hacer la hebra  y dar origen al hilo y echar la tela (extender el hilo en varas de fierro ), posteriormente se templa en el telar, desenreda y está listo para el lienzo.

Es importante mencionar que para teñir la lana don Víctor utiliza técnicas artesanales heredadas por su padre, así como algunas plantas y algunos químicos.

Por último, hizo una invitación a todas aquellas personas que quieran aprender y conocer el proceso para elaborar productos de lana en el telar, esto con la finalidad de que no se pierda la tradición del único artesano de lana del municipio de Huimilpan.