/ sábado 20 de abril de 2019

De la imaginación de un historiador a la lengua más hablada del mundo

Cada 20 de abril, desde 2010, el mundo celebra el Día de la Lengua China, que tiene una escritura compleja frente a los trazos del alfabeto occidental

Al menos mil 200 millones de personas usan caracteres difíciles de descifrar para ojos occidentales, pero que juntos forman una unidad que les permite ser reconocidos como uno de los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas (ONU). Cangjie o Cang Jie es el nombre del inventor de la escritura china.

Cada 20 de abril, desde 2010, el mundo celebra el Día de la Lengua China, que tiene una escritura compleja frente a los trazos del alfabeto occidental; tanto así que, se dice, una persona que se precie de escribir en chino debe conocer unos ocho mil caracteres.

Es una escritura que surgió, de acuerdo con la versión más simple, de un principio apacible: la huella que un ave fénix plasmó al dejar caer un objeto sobre la arena fue la inspiración de Cangjie para desarrollar la escritura que le fue encomendada por Huang Di, el mítico emperador Amarillo.

Pero “la leyenda cuenta que tenía cuatro ojos y cuatro pupilas; y que cuando inventó los caracteres, las deidades y los fantasmas bramaron y del cielo llovió mijo”, y así lo reproduce el Centro de Información de la ONU.

Junto con el chino, los idiomas oficiales de trabajo en Naciones Unidas son el árabe, el inglés, el francés, el ruso y el español, y a cada uno de dedica un día de conmemoración.

Para el chino, la leyenda de Cangji, el historiador que vivió hacia el año 3000 antes de la era cristiana, da razón para fijar la fecha: la festividad “Guyu” (lluvia de mijo) que China celebra cerca del 20 de abril en el calendario gregoriano, y que en los calendarios tradicionales del este de Asia representa el Sexto de los 24 periodos solares.

La suma de todos los caracteres identificados hasta la actualidad supera los 11 mil, aunque para comunicarse bastaría conocer de tres mil a tres mil 500, de acuerdo con instituciones que ofrecen la enseñanza del idioma.

Escribir en chino, como Cangji lo concibió, implica una caligrafía que constituye un arte: plasmar ideas en un pictograma, lo que hoy se conoce como chino antiguo o tradicional, donde un conjunto de trazos representa una idea, más que letras que formen palabras.

Esa diversidad dificultó los procesos de alfabetización en China, y hacia la mitad del siglo XX llevó a impulsar reformas para simplificarlo, un trabajo que continuó todavía hace una década, para hacerlo más accesible.

Aunque el chino tradicional sigue siendo común en lugares como Hong Kong, Macao o Taiwan, el chino mandarín es el que gana popularidad y se presenta como el idioma de los negocios.

Las recomendaciones son diversas, desde aprender reglas básicas como iniciar la escritura de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, los trazos horizontales se representan primero si se cruzan con otros verticales, y si son sucesivos, habrá que iniciar por la derecha.

En fin, que escribir no “está en chino”, sino en la habilidad para aprender claves y comprender que hay pictogramas para objetos como luna, árbol, trigo; y que para “computadora”, la representación que se encontrará será la suma de los pictogramas cerebro y eléctrico.

Al menos mil 200 millones de personas usan caracteres difíciles de descifrar para ojos occidentales, pero que juntos forman una unidad que les permite ser reconocidos como uno de los seis idiomas oficiales de las Naciones Unidas (ONU). Cangjie o Cang Jie es el nombre del inventor de la escritura china.

Cada 20 de abril, desde 2010, el mundo celebra el Día de la Lengua China, que tiene una escritura compleja frente a los trazos del alfabeto occidental; tanto así que, se dice, una persona que se precie de escribir en chino debe conocer unos ocho mil caracteres.

Es una escritura que surgió, de acuerdo con la versión más simple, de un principio apacible: la huella que un ave fénix plasmó al dejar caer un objeto sobre la arena fue la inspiración de Cangjie para desarrollar la escritura que le fue encomendada por Huang Di, el mítico emperador Amarillo.

Pero “la leyenda cuenta que tenía cuatro ojos y cuatro pupilas; y que cuando inventó los caracteres, las deidades y los fantasmas bramaron y del cielo llovió mijo”, y así lo reproduce el Centro de Información de la ONU.

Junto con el chino, los idiomas oficiales de trabajo en Naciones Unidas son el árabe, el inglés, el francés, el ruso y el español, y a cada uno de dedica un día de conmemoración.

Para el chino, la leyenda de Cangji, el historiador que vivió hacia el año 3000 antes de la era cristiana, da razón para fijar la fecha: la festividad “Guyu” (lluvia de mijo) que China celebra cerca del 20 de abril en el calendario gregoriano, y que en los calendarios tradicionales del este de Asia representa el Sexto de los 24 periodos solares.

La suma de todos los caracteres identificados hasta la actualidad supera los 11 mil, aunque para comunicarse bastaría conocer de tres mil a tres mil 500, de acuerdo con instituciones que ofrecen la enseñanza del idioma.

Escribir en chino, como Cangji lo concibió, implica una caligrafía que constituye un arte: plasmar ideas en un pictograma, lo que hoy se conoce como chino antiguo o tradicional, donde un conjunto de trazos representa una idea, más que letras que formen palabras.

Esa diversidad dificultó los procesos de alfabetización en China, y hacia la mitad del siglo XX llevó a impulsar reformas para simplificarlo, un trabajo que continuó todavía hace una década, para hacerlo más accesible.

Aunque el chino tradicional sigue siendo común en lugares como Hong Kong, Macao o Taiwan, el chino mandarín es el que gana popularidad y se presenta como el idioma de los negocios.

Las recomendaciones son diversas, desde aprender reglas básicas como iniciar la escritura de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, los trazos horizontales se representan primero si se cruzan con otros verticales, y si son sucesivos, habrá que iniciar por la derecha.

En fin, que escribir no “está en chino”, sino en la habilidad para aprender claves y comprender que hay pictogramas para objetos como luna, árbol, trigo; y que para “computadora”, la representación que se encontrará será la suma de los pictogramas cerebro y eléctrico.

Local

Inaugura Nava temporada Infantil de la ONEFA

Durante el acto protocolario, el edil recordó a los niños, jóvenes y sus familias que el deporte es la mejor forma de crear comunidad.

Local

Certifican laboratorios de Ingeniería de la UAQ

Recibieron la renovación de la acreditación de calidad al sistema de gestión por cumplir con las características de calidad requeridas

Local

Ofertaron más de 600 vacantes en Feria Estatal de Empleo

Participaron 26 empresas de los sectores industrial y de servicios en la feria realizada en Pedro Escobedo

Sociedad

Samuel García acusa falta de apoyo ante crisis de agua en NL: nadie nos ayuda

El gobernador del estado asegura que ninguna otra entidad les ha brindado ayuda ante los problemas de agua que viven

Ecología

"Sr. Rostro Feliz" es el nuevo perro más feo del mundo

El crestado chino de 17 años disputó el premio con otros nueve competidores en el regreso del concurso

Sociedad

Encuentran 7 cuerpos en Chikindzonot, Yucatán; podrían ser víctimas de Mahahual

En la zona se mantiene un fuerte despliegue de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Secretaría de la Defensa Nacional

Policiaca

Aparatosa volcadura en el surponiente

Servicios de emergencia atendieron a los tripulantes de la unidad siniestrada

Sociedad

Organismos en México visibilizan por primera vez a comunidad LGBT+

La CNDH publicó el Atlas de las Personas LGBT+ en el que da a conocer algunas de las problemáticas que enfrenta esta comunidad en el país

Justicia

Presidencia y Diputados continúan lucha contra acuerdo que limita a AMLO

El pasado 8 de junio el Tribunal Electoral determinó que Claudia Sheinbaum, así como otros 16 gobernadores de Morena cometieron delitos electorales durante la revocación