/ jueves 8 de agosto de 2019

Cómicos de la Legua, seis décadas haciendo teatro

Con funciones de teatro clásico y una retrospectiva fotográfica sobre su trayectoria, arrancarán las celebraciones, por el sexagésimo aniversario del grupo universitario de teatro más antiguo de América Latina

A unas semanas de que la compañía teatral Cómicos de la Legua celebre su 60 aniversario, los integrantes de esta agrupación aprovechan las mañanas y las tardes para organizar las actividades que se realizarán en el marco de esta magna celebración.

Entre idas y vueltas a los archivos y hemerotecas de la ciudad, así como la revisión de documentos y fotografías de diferentes épocas, los Cómicos reúnen retazos de la historia de esta compañía universitaria de teatro, considerada la más antigua de América Latina.

El resultado de esta exploración histórica concluirá con una exposición fotográfica, en la que a través de una serie de encuadres, la agrupación narrará sus experiencias, y compartirá los momentos más trascendentales de su historia.

“Lo que nos interesa es que se vislumbre la densidad histórica de esta agrupación; lo grande que fue en su tiempo y nuestro deseo de seguirlo siendo (…) Cuando el público venga a ver la exposición se va a quedar sorprendida: `¿qué? ¿cómo?´, dirán cuando vean en las imágenes los rostros de la gente que ha desfilado por aquí”, asegura Patricia Corral, directora de esta compañía teatral, señalando que entre los archivos, figuran fotografías de artistas como Elena Garro durante la función de “La mudanza”, así como de Alejandro Bichir cuando dirigió una temporada de la agrupación; Julio Castillo y Alejandro Jodorowsky.

La muestra se inaugurará el 3 de septiembre, a las 19:00 horas, en la galería del Centro Cultural Bernardo Quintana, donde el público también podrá conocer las experiencias de los Cómicos en sus giras por Europa y Latinoamérica, “en aquella época, de la década de los 70, Luis Echeverría declaró a la agrupación como embajadora cultural; fue un grado muy importante, que permitió a la compañía realizar una segunda gira por el viejo continente. A propósito, incluiremos algunos recortes de periódicos donde se leerán las impresiones de España sobre el trabajo de los Cómicos, les parecía interesante su forma de actuar, y la manera en que realizaron adecuaciones y apropiaciones interesantes de obras escritas por autores españoles… eso les abrió las puertas de teatros en los que antes solo se habían presentado agrupaciones españolas”, apuntó.

La directora también adelantó que se dará otras salidas a esta investigación, como una publicación impresa “que la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro nos prometió desde que presentamos la documentación para conseguir el nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de Querétaro; de hecho, Roberto Servín y Eduardo Rabell hicieron un libro para este cometido, y Andrés Garrido del Toral también nos ayudó muchísimo a reunir información. Así mismo, estamos realizando entrevistas con los ex directores, y próximamente vamos a tener una entrevista con el ex gobernador Mariano Palacios, pues en su gestión fue que se consiguió la donación de la casa donde trabajamos actualmente (…) Toda esa información la vamos a difundir y subir a redes también”.

Obras como "Sancho Panza en la ínsula Barataria" y "poemas de San Juan de la Cruz", fueron presentados en su primera función. /Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Acortando leguas para acercar la cultura

“Estamos muy agradecidos con Hugo Gutiérrez Vega, yo creo que él jamás se imaginó que todo esto iba a suceder” afirmó Corral, recordando los inicios de esta agrupación, impulsada por el poeta, abogado, escritor y actor jalisciense.

La directora recordó que el proyecto inició durante las clases de oratoria que Hugo impartía en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“En esos cursos un día surgió el tema sobre las misiones pedagógicas de Manuel Cossío, que se realizaron durante la Segunda República de España. Él junto con otros artistas e intelectuales de la época como Alejandro Casona, estaban preocupados por el alto nivel de analfabetismo de la población; así que, a través de diferentes artes, asumieron la misión de llevar la cultura a los lugares más recónditos. El teatro fue una de estas herramientas, que adoptaron también inspirados en La Barraca de Federico García Lorca– compañía de teatro universitario, que tenía como objetivo llevar el teatro clásico español a lugares de la península ibérica, con poco acceso a esta expresión cultural–, (…) andaban por todos lados a manera de los Cómicos de la Legua del siglo XVI”.

Inspirados en estas gestas culturales que se desarrollaron en España en la década de 1930, Gutiérrez Vega instó a su coetáneos a encabezar uno propio en Querétaro, adoptando el estilo de “Cómicos de la Legua”; nombre que fue adjudicado a los grupos de comediantes nómadas que se movían como teatro itinerante en circuitos rurales durante el Renacimiento y el Siglo de Oro Español; y que, a causa de los dimes y diretes de los lugareños, por ley debían acampar a una legua de la zona donde iban a actuar.

De estas experiencias históricas nació la vocación social de los Cómicos, de presentarse en poblados lejanos y espacios públicos como el atrio del templo de Santa Rosa de Viterbo, donde el 5 de septiembre de 1959 realizarían su primera función oficial.

“Eligieron este lugar estratégicamente porque la gente salía de misa, y andaba por ahí; antes no existía la plazuela Mariano de las Casas–que está en frente de Santa Rosa de Viterbo– esa zona eran vecindades y habían muchas casas. (Y luego de esa primera función) la gente comenzó a sacar sus sillitas para sentarse y ver las obras cada fin de semana”.

Con la escinificación de “A la muerte de su padre” de Jorge Manrique; “Entremeses de El Juez de los Divorcios” de Cervantes; “Paso de las aceitunas” de Lope de Rueda, y “Cántico espiritual” de San Juan de la Cruz, la compañía arrancó con una tradición que, a casi sesenta años de su fundación, sigue manteniendo viva junto al lema que los ha distinguido todo ese tiempo: “¡Aquí ilustre senado, termina el teatro y comienza la vida!”.

Junto a actores como Paco Rabell, Juan y Roberto Servín, Hugo Gutiérrez Vega fundó esta compañía teatral universitaria./Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Retomando la misión

Aunque para la directora la donación del inmueble en 1988 facilitó el trabajo artístico de los Cómicos, hoy, comparte que desean retomar la misión fundacional de la compañía: ser un grupo de teatro itinerante “y llevar la cultura hasta las comunidades más recónditas de Querétaro; lejos, lejos, hacia puntos en donde realmente el teatro necesita llegar, pero, para eso, se necesita dinero y no hemos recibido los apoyos que estábamos esperando. Aunque seguimos en el empeño, y a aún después del 60 aniversario continuaremos con este objetivo”, aseguró, recordando la primera vez que la compañía salió de gira, siendo el Teatro Martín Torres, de Hércules, donde la compañía presentó su primera función fuera de los límites de la ciudad.

“En ese tiempo los camiones terminaban de pasar a las siete u ocho de la noche, y como salieron tarde de la función, se tuvieron que regresarse caminando, cargando con todo su vestuario y escenografía hasta Querétaro; quién sabe cuánto hicieron, pero antes aquél sitio era considerado un lugar muy lejano”.

Aún con pocos recursos, Corral asegura que las agrupaciones juveniles de Cómicos siguen saliendo para promover el teatro clásico entre la población, con obras como “La fablilla del secreto bien guardado”, “La tierra de jauja”, “Sancho Panza en la Ínsula Barataria” y “El paso de las aceitunas”, muy tradicionales dentro de su repertorio.

“Si conoces las misiones pedagógicas comprenderás el por qué nosotros de alguna forma hacemos un servicio social bajo esa idea, y por eso vas a encontrar actores de todo tipo (…) Ninguno de los actores que conformamos esta compañía vivimos de Cómicos, nosotros no cobramos por actuar, estamos por gusto, por amor a la camiseta”.

Entre los actores hay abogados, arquitectos, fotógrafos, ingenieros, médicos, docentes, electricistas, plomeros y odontólogas como Corral, quien asegura que también hay quienes se formaron en Bellas Artes, como Víctor Sasia y Lupita Pizano pero la mayoría lo hizo desde las tablas.

Cómicos de la Legua ha servido de casa y escuela para diferentes generaciones de actores, quienes al paso del tiempo han optado por poner su propio teatro, o saltado del escenario hacia otras plataformas artísticas; como la actriz de telenovelas Grettel Valdez y Dagoberto Gama, actor en la serie La Reina del Sur.

Para celebrar. Cómicos de la Legua inaugurará el 3 de septiembre una retrospectiva fotográfica de su trayectoria artística en la galería del Centro Cultural Bernardo Quintana. /Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Gira de aniversario

Rumbo a los festejos de aniversario, Patricia Corral informó que este jueves 8 de agosto, a las 20:30 horas, darán una función única de “Debiera haber obispas”, con la que harán reír a carcajadas a todos los asistentes.

Escrita por Rafael Solana, y dirigida por Alejandro Celia, el público podrá disfrutar de una comedia sin igual, cuya entrada general tendrá un costo de $50 pesos.

A unas semanas de que la compañía teatral Cómicos de la Legua celebre su 60 aniversario, los integrantes de esta agrupación aprovechan las mañanas y las tardes para organizar las actividades que se realizarán en el marco de esta magna celebración.

Entre idas y vueltas a los archivos y hemerotecas de la ciudad, así como la revisión de documentos y fotografías de diferentes épocas, los Cómicos reúnen retazos de la historia de esta compañía universitaria de teatro, considerada la más antigua de América Latina.

El resultado de esta exploración histórica concluirá con una exposición fotográfica, en la que a través de una serie de encuadres, la agrupación narrará sus experiencias, y compartirá los momentos más trascendentales de su historia.

“Lo que nos interesa es que se vislumbre la densidad histórica de esta agrupación; lo grande que fue en su tiempo y nuestro deseo de seguirlo siendo (…) Cuando el público venga a ver la exposición se va a quedar sorprendida: `¿qué? ¿cómo?´, dirán cuando vean en las imágenes los rostros de la gente que ha desfilado por aquí”, asegura Patricia Corral, directora de esta compañía teatral, señalando que entre los archivos, figuran fotografías de artistas como Elena Garro durante la función de “La mudanza”, así como de Alejandro Bichir cuando dirigió una temporada de la agrupación; Julio Castillo y Alejandro Jodorowsky.

La muestra se inaugurará el 3 de septiembre, a las 19:00 horas, en la galería del Centro Cultural Bernardo Quintana, donde el público también podrá conocer las experiencias de los Cómicos en sus giras por Europa y Latinoamérica, “en aquella época, de la década de los 70, Luis Echeverría declaró a la agrupación como embajadora cultural; fue un grado muy importante, que permitió a la compañía realizar una segunda gira por el viejo continente. A propósito, incluiremos algunos recortes de periódicos donde se leerán las impresiones de España sobre el trabajo de los Cómicos, les parecía interesante su forma de actuar, y la manera en que realizaron adecuaciones y apropiaciones interesantes de obras escritas por autores españoles… eso les abrió las puertas de teatros en los que antes solo se habían presentado agrupaciones españolas”, apuntó.

La directora también adelantó que se dará otras salidas a esta investigación, como una publicación impresa “que la rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro nos prometió desde que presentamos la documentación para conseguir el nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de Querétaro; de hecho, Roberto Servín y Eduardo Rabell hicieron un libro para este cometido, y Andrés Garrido del Toral también nos ayudó muchísimo a reunir información. Así mismo, estamos realizando entrevistas con los ex directores, y próximamente vamos a tener una entrevista con el ex gobernador Mariano Palacios, pues en su gestión fue que se consiguió la donación de la casa donde trabajamos actualmente (…) Toda esa información la vamos a difundir y subir a redes también”.

Obras como "Sancho Panza en la ínsula Barataria" y "poemas de San Juan de la Cruz", fueron presentados en su primera función. /Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Acortando leguas para acercar la cultura

“Estamos muy agradecidos con Hugo Gutiérrez Vega, yo creo que él jamás se imaginó que todo esto iba a suceder” afirmó Corral, recordando los inicios de esta agrupación, impulsada por el poeta, abogado, escritor y actor jalisciense.

La directora recordó que el proyecto inició durante las clases de oratoria que Hugo impartía en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“En esos cursos un día surgió el tema sobre las misiones pedagógicas de Manuel Cossío, que se realizaron durante la Segunda República de España. Él junto con otros artistas e intelectuales de la época como Alejandro Casona, estaban preocupados por el alto nivel de analfabetismo de la población; así que, a través de diferentes artes, asumieron la misión de llevar la cultura a los lugares más recónditos. El teatro fue una de estas herramientas, que adoptaron también inspirados en La Barraca de Federico García Lorca– compañía de teatro universitario, que tenía como objetivo llevar el teatro clásico español a lugares de la península ibérica, con poco acceso a esta expresión cultural–, (…) andaban por todos lados a manera de los Cómicos de la Legua del siglo XVI”.

Inspirados en estas gestas culturales que se desarrollaron en España en la década de 1930, Gutiérrez Vega instó a su coetáneos a encabezar uno propio en Querétaro, adoptando el estilo de “Cómicos de la Legua”; nombre que fue adjudicado a los grupos de comediantes nómadas que se movían como teatro itinerante en circuitos rurales durante el Renacimiento y el Siglo de Oro Español; y que, a causa de los dimes y diretes de los lugareños, por ley debían acampar a una legua de la zona donde iban a actuar.

De estas experiencias históricas nació la vocación social de los Cómicos, de presentarse en poblados lejanos y espacios públicos como el atrio del templo de Santa Rosa de Viterbo, donde el 5 de septiembre de 1959 realizarían su primera función oficial.

“Eligieron este lugar estratégicamente porque la gente salía de misa, y andaba por ahí; antes no existía la plazuela Mariano de las Casas–que está en frente de Santa Rosa de Viterbo– esa zona eran vecindades y habían muchas casas. (Y luego de esa primera función) la gente comenzó a sacar sus sillitas para sentarse y ver las obras cada fin de semana”.

Con la escinificación de “A la muerte de su padre” de Jorge Manrique; “Entremeses de El Juez de los Divorcios” de Cervantes; “Paso de las aceitunas” de Lope de Rueda, y “Cántico espiritual” de San Juan de la Cruz, la compañía arrancó con una tradición que, a casi sesenta años de su fundación, sigue manteniendo viva junto al lema que los ha distinguido todo ese tiempo: “¡Aquí ilustre senado, termina el teatro y comienza la vida!”.

Junto a actores como Paco Rabell, Juan y Roberto Servín, Hugo Gutiérrez Vega fundó esta compañía teatral universitaria./Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Retomando la misión

Aunque para la directora la donación del inmueble en 1988 facilitó el trabajo artístico de los Cómicos, hoy, comparte que desean retomar la misión fundacional de la compañía: ser un grupo de teatro itinerante “y llevar la cultura hasta las comunidades más recónditas de Querétaro; lejos, lejos, hacia puntos en donde realmente el teatro necesita llegar, pero, para eso, se necesita dinero y no hemos recibido los apoyos que estábamos esperando. Aunque seguimos en el empeño, y a aún después del 60 aniversario continuaremos con este objetivo”, aseguró, recordando la primera vez que la compañía salió de gira, siendo el Teatro Martín Torres, de Hércules, donde la compañía presentó su primera función fuera de los límites de la ciudad.

“En ese tiempo los camiones terminaban de pasar a las siete u ocho de la noche, y como salieron tarde de la función, se tuvieron que regresarse caminando, cargando con todo su vestuario y escenografía hasta Querétaro; quién sabe cuánto hicieron, pero antes aquél sitio era considerado un lugar muy lejano”.

Aún con pocos recursos, Corral asegura que las agrupaciones juveniles de Cómicos siguen saliendo para promover el teatro clásico entre la población, con obras como “La fablilla del secreto bien guardado”, “La tierra de jauja”, “Sancho Panza en la Ínsula Barataria” y “El paso de las aceitunas”, muy tradicionales dentro de su repertorio.

“Si conoces las misiones pedagógicas comprenderás el por qué nosotros de alguna forma hacemos un servicio social bajo esa idea, y por eso vas a encontrar actores de todo tipo (…) Ninguno de los actores que conformamos esta compañía vivimos de Cómicos, nosotros no cobramos por actuar, estamos por gusto, por amor a la camiseta”.

Entre los actores hay abogados, arquitectos, fotógrafos, ingenieros, médicos, docentes, electricistas, plomeros y odontólogas como Corral, quien asegura que también hay quienes se formaron en Bellas Artes, como Víctor Sasia y Lupita Pizano pero la mayoría lo hizo desde las tablas.

Cómicos de la Legua ha servido de casa y escuela para diferentes generaciones de actores, quienes al paso del tiempo han optado por poner su propio teatro, o saltado del escenario hacia otras plataformas artísticas; como la actriz de telenovelas Grettel Valdez y Dagoberto Gama, actor en la serie La Reina del Sur.

Para celebrar. Cómicos de la Legua inaugurará el 3 de septiembre una retrospectiva fotográfica de su trayectoria artística en la galería del Centro Cultural Bernardo Quintana. /Fotos: Archivo Cómicos de la Legua

Gira de aniversario

Rumbo a los festejos de aniversario, Patricia Corral informó que este jueves 8 de agosto, a las 20:30 horas, darán una función única de “Debiera haber obispas”, con la que harán reír a carcajadas a todos los asistentes.

Escrita por Rafael Solana, y dirigida por Alejandro Celia, el público podrá disfrutar de una comedia sin igual, cuya entrada general tendrá un costo de $50 pesos.

Local

Anuncia Usebeq preinscripciones para educación básica

Será entre el 2 y 15 de febrero a través de las plataformas digitales y para los lugares que no tengan internet, deberán hacer cita en la escuela

Local

Sólo tres diputadas del PRI han solicitado licencia

Karina Careaga, Guadalupe Cárdenas y Abigail Arredondo se separaron del cargo para participar en las elecciones, confirmó Gerardo Ángeles

Local

Estiman que 50% de la obra pública se detendrá

Álvaro Ugalde, dijo que la contienda  impactará la ejecución de obra por lo que se tendrá que apostar a la obra privada

Salud

Cervecera une fuerzas para crear el Hospital General La Pastora

Contará con inversión privada y dispondrá de 100 camas para atender a pacientes con Covid-19

Tecnología

Google amenaza con desactivar las búsquedas en Australia

Si el Parlamento de Camberra aprueba una ley que la obligaría a pagar a los medios locales por publicar sus contenidos

Deportes

Van por resultados positivos

Los equipos queretanos llegan convencidos de seguir entre los mejores de la liga TDP, por lo que brindarán duelos muy atractivos

Deportes

Contentos con nueva imagen

Los campeones que siguen participando en este serial automovilístico, reiteraron que era necesario hacer estos cambios en las carrocerías de los autos

Cultura

Pequeños y jóvenes dan vida a una orquesta comunitaria

Los pequeños músicos de la comunidad de El Sabino Chico, recibieron 33 nuevos instrumentos musicales

Celebridades

Ricky Martin estrena barba rubia

Reveló a través de su cuenta oficial en Twitter una imagen donde aparece con una playa de fondo, mostrando la mitad de su rostro y su barba teñida