/ viernes 11 de octubre de 2019

El Jardín Vicente Guerrero, los usos del pasado y la construcción de la memoria

Cartografía del tiempo

"El derecho civil se compone de los derechos necesarios para la libertad individual de expresión de pensamiento y religión. Por elemento político entiendo el derecho de participar en el ejercicio del poder político como miembro de un cuerpo investido de autoridad política, o como elector de sus miembros. [...] El elemento social abarca todo el espectro desde el derecho a la seguridad y a un mínimo bienestar económico". T. H. Marshall, (1998).

Lo que se perdió...

En el espacio conventual de Santa Clara existieron una docena de capillas, en lo general revestidas con sus campanarios y cúpulas de azulejos armonizadas de altares barrocos embellecidos con lienzos e imágenes de bulto, además tenían sus propios vasos sagrados, blandones, navetas y otros objetos de uso litúrgico. Gracias al trabajo de las investigadoras Mina Ramírez Montes (2005) y María de la Concepción De la Vega Macías (2007), conocemos la dedicación de esas capillas. “Nuestra Señora del Destierro o la Huida de Egipto”, “Nuestra Señora de los Dolores de la Santa Cruz”, conocida también como «̔El Compadrito̕ (o Jesús Nazareno), de la Soledad, del Señor San José (en su Tránsito), de Nuestra Señora de Zapopan, de la Virgen de la Luz, del Señor San Juan, del Señor del Santo Sepulcro y de San Antonio».

Todas fueron destruidas; restos de una de ellas se encontraban en el Callejón de Matamoros (llamado por la Vox Populi Callejón del Excomulgado). En los primeros años de la década de los cuarenta del siglo pasado, fue demolida para erigir el cine Teatro Alameda inaugurado el 11 de octubre de 1946. Al costado oriente del Jardín Guerrero se encuentra la fachada de una capilla doméstica; consta de dos cuerpos, en uno de ellos se aprecian los escudos de las cinco llagas y el de los brazos cruzados de Francisco y Jesús respectivamente; un frontón sirve de remate a la ventana. El espacio se encuentra en un negocio particular.

Edificio que nos cuenta sus historias

El Palacio Municipal ubicado en la esquina de la antigua Primera Calle de Santa Clara y la de Santo Domingo, fue durante el virreinato Casa de Diligencias. En el siglo XIX, debido a su ubicación (en el Camino Real) funcionó como mesón y restaurante; llevó el nombre de Águila Roja y en sus bajos se instalaron negocios de talabartería, semillas y granos y una peluquería.

Los mesones fueron un punto concurrido durante la época virreinal, lugar de encuentro de diversas raleas así como albergue de viajeros, huéspedes habituales y arrieros; también fungieron como punto de control para verificar entradas, salidas, destinos… el escenario de “hechos de sangre”, riñas, peleas, robos. Entre otros usos se utilizaron como almacenes de granos y depósito de valores. Los mesones tenían ciertas características como unas cuantas habitaciones, la mayor capacidad de albergue eran grandes galerones con poca ventilación; un patio central y otro de servicio, macheros para los caballos y mulas provistos de pesebres. Una bodega junto con las piezas del velador y del administrador. Algunos contaban con aljibes (pozo propio). Para 1806 los mesoneros de la ciudad levantaron una queja ante el Cabildo, en la cual exponían que se “les gravaba demasiado”. Con el alojamiento tanto de tropa como de oficiales del Rey. Otro de sus argumentos mencionaba que los viajeros “dispusieran de posadas cómodas y alimentos baratos” en concordancia con el “deseo del Soberano”.

Imagen del Jardín Guerrero en 1966 / Cortesía

Otras memorias

Durante el Sitio de 1867, el coronel Miguel López lo habilitó como cuartel del Primer Regimiento de Caballería. Sobre esa calle que popularmente se le llamaba "de las monjas", se encontraban cajones de ropa, relojerías, ferreterías, hoteles y fondas. El mesón ofrecía viajes de Querétaro a Guadalajara, con un costo de veintidós pesos. Las salidas eran los martes, jueves y sábados. También tenía a disposición viajes de ida y vuelta al Santuario del Pueblito en una guayín.

En este edificio se hospedaron comerciantes del Bajío y mineros de los Reales norteños y algunos diputados durante la Guerra con Estados Unidos. Se alojaron también: Guillermo Prieto, Ángela Peralta, la Compañía Teatral de Rosette y Aranda, la Compañía Lírico Dramática, entre otros. Para 1882 se estableció una sucursal del Montepío de Ánimas de México; y para el año de 1895 se encontraba en funciones la Escuela de Artes y Oficios.

De Palacio Episcopal a Municipal

De 1909 a 1914 fue Palacio Episcopal. El Obispo Rivera falleció en ese inmueble en 1914, en el frontón aún se aprecian el escudo de Querétaro y las ínfulas del sobrero pastoral.

Posteriormente, ya como propiedad federal fue usada (entre 1916 – 1917) para dar albergue a diputados que asistieron al Constituyente convirtiéndose en lugar de reunión para varias comisiones encargadas de presentar proyectos al pleno. La Escuela Industrial Juvenil fue puesta en marcha en 1917. El inmueble fue trasladado a la jurisdicción de la 17ª. Zona Militar de 1920 hasta 1970.

Para 1973 las oficinas de Educación Pública se instalaron en este edificio. Una vez habilitado y restaurado se acondicionó como Palacio Municipal en 1983. Al mudarse el H. Ayuntamiento al Centro Cívico en 2003, la Delegación Centro del Histórico estableció ahí su sede. Destacan el Salón de Cabildos, la estatua de cantera que representa a Neptuno con su tridente desplazado de la fuente original al patio y el vitral que se encuentra en el descanso de la escalera.

En la siguiente entrega continuaremos desvelando las historias del jardín.

Desde Anbanica - Teocalhueyacan. Octubre de MMXIX.

"El derecho civil se compone de los derechos necesarios para la libertad individual de expresión de pensamiento y religión. Por elemento político entiendo el derecho de participar en el ejercicio del poder político como miembro de un cuerpo investido de autoridad política, o como elector de sus miembros. [...] El elemento social abarca todo el espectro desde el derecho a la seguridad y a un mínimo bienestar económico". T. H. Marshall, (1998).

Lo que se perdió...

En el espacio conventual de Santa Clara existieron una docena de capillas, en lo general revestidas con sus campanarios y cúpulas de azulejos armonizadas de altares barrocos embellecidos con lienzos e imágenes de bulto, además tenían sus propios vasos sagrados, blandones, navetas y otros objetos de uso litúrgico. Gracias al trabajo de las investigadoras Mina Ramírez Montes (2005) y María de la Concepción De la Vega Macías (2007), conocemos la dedicación de esas capillas. “Nuestra Señora del Destierro o la Huida de Egipto”, “Nuestra Señora de los Dolores de la Santa Cruz”, conocida también como «̔El Compadrito̕ (o Jesús Nazareno), de la Soledad, del Señor San José (en su Tránsito), de Nuestra Señora de Zapopan, de la Virgen de la Luz, del Señor San Juan, del Señor del Santo Sepulcro y de San Antonio».

Todas fueron destruidas; restos de una de ellas se encontraban en el Callejón de Matamoros (llamado por la Vox Populi Callejón del Excomulgado). En los primeros años de la década de los cuarenta del siglo pasado, fue demolida para erigir el cine Teatro Alameda inaugurado el 11 de octubre de 1946. Al costado oriente del Jardín Guerrero se encuentra la fachada de una capilla doméstica; consta de dos cuerpos, en uno de ellos se aprecian los escudos de las cinco llagas y el de los brazos cruzados de Francisco y Jesús respectivamente; un frontón sirve de remate a la ventana. El espacio se encuentra en un negocio particular.

Edificio que nos cuenta sus historias

El Palacio Municipal ubicado en la esquina de la antigua Primera Calle de Santa Clara y la de Santo Domingo, fue durante el virreinato Casa de Diligencias. En el siglo XIX, debido a su ubicación (en el Camino Real) funcionó como mesón y restaurante; llevó el nombre de Águila Roja y en sus bajos se instalaron negocios de talabartería, semillas y granos y una peluquería.

Los mesones fueron un punto concurrido durante la época virreinal, lugar de encuentro de diversas raleas así como albergue de viajeros, huéspedes habituales y arrieros; también fungieron como punto de control para verificar entradas, salidas, destinos… el escenario de “hechos de sangre”, riñas, peleas, robos. Entre otros usos se utilizaron como almacenes de granos y depósito de valores. Los mesones tenían ciertas características como unas cuantas habitaciones, la mayor capacidad de albergue eran grandes galerones con poca ventilación; un patio central y otro de servicio, macheros para los caballos y mulas provistos de pesebres. Una bodega junto con las piezas del velador y del administrador. Algunos contaban con aljibes (pozo propio). Para 1806 los mesoneros de la ciudad levantaron una queja ante el Cabildo, en la cual exponían que se “les gravaba demasiado”. Con el alojamiento tanto de tropa como de oficiales del Rey. Otro de sus argumentos mencionaba que los viajeros “dispusieran de posadas cómodas y alimentos baratos” en concordancia con el “deseo del Soberano”.

Imagen del Jardín Guerrero en 1966 / Cortesía

Otras memorias

Durante el Sitio de 1867, el coronel Miguel López lo habilitó como cuartel del Primer Regimiento de Caballería. Sobre esa calle que popularmente se le llamaba "de las monjas", se encontraban cajones de ropa, relojerías, ferreterías, hoteles y fondas. El mesón ofrecía viajes de Querétaro a Guadalajara, con un costo de veintidós pesos. Las salidas eran los martes, jueves y sábados. También tenía a disposición viajes de ida y vuelta al Santuario del Pueblito en una guayín.

En este edificio se hospedaron comerciantes del Bajío y mineros de los Reales norteños y algunos diputados durante la Guerra con Estados Unidos. Se alojaron también: Guillermo Prieto, Ángela Peralta, la Compañía Teatral de Rosette y Aranda, la Compañía Lírico Dramática, entre otros. Para 1882 se estableció una sucursal del Montepío de Ánimas de México; y para el año de 1895 se encontraba en funciones la Escuela de Artes y Oficios.

De Palacio Episcopal a Municipal

De 1909 a 1914 fue Palacio Episcopal. El Obispo Rivera falleció en ese inmueble en 1914, en el frontón aún se aprecian el escudo de Querétaro y las ínfulas del sobrero pastoral.

Posteriormente, ya como propiedad federal fue usada (entre 1916 – 1917) para dar albergue a diputados que asistieron al Constituyente convirtiéndose en lugar de reunión para varias comisiones encargadas de presentar proyectos al pleno. La Escuela Industrial Juvenil fue puesta en marcha en 1917. El inmueble fue trasladado a la jurisdicción de la 17ª. Zona Militar de 1920 hasta 1970.

Para 1973 las oficinas de Educación Pública se instalaron en este edificio. Una vez habilitado y restaurado se acondicionó como Palacio Municipal en 1983. Al mudarse el H. Ayuntamiento al Centro Cívico en 2003, la Delegación Centro del Histórico estableció ahí su sede. Destacan el Salón de Cabildos, la estatua de cantera que representa a Neptuno con su tridente desplazado de la fuente original al patio y el vitral que se encuentra en el descanso de la escalera.

En la siguiente entrega continuaremos desvelando las historias del jardín.

Desde Anbanica - Teocalhueyacan. Octubre de MMXIX.

Local

Avanzan con licencias de funcionamiento

El 70% del padrón de licencias de funcionamiento de la capital, han sido renovadas hasta el momento

Local

Religiosos, libres de Covid-19

Hasta el momento la Iglesia Católica no ha reportado contagios de Covid-19 en párrocos, seminaristas o personal de apoyo de las diversas parroquias

Local

Defienden zona cultural y prehispánica

Habitantes de Hércules piden proteger La Ladera y varios puntos del cerro que colinda con Milenio III y otros fraccionamientos

Justicia

García Luna dice ya no tener dinero, en EU no le creen

Cuentas bancarias han sido bloqueadas y no puede disponer de ellas, alegó abogado ante el juez

Finanzas

Valora la SCT monetizar carreteras concesionadas al Fonadin

La dependencia contratará a una empresa para que analice el estado de cuatro concesiones del Fonadin

Sociedad

SRE contrata más abogados para defender a migrantes en EU

Tras la llegada de Trump, aumentaron las solicitudes de asistencia legal de mexicanos en Estados Unidos

Sociedad

Armadoras de San Luis Potosí afirman no habrá despidos

Empresas automotrices realizan ajustes en plantillas laborales, dijo la Unión de Usuarios de la Zona Industrial

Mundo

Acuerdo nuclear pende de un hilo un lustro después de su firma

De celebración al aumento de las tensiones de Irán con EU, Europa y la OIEA

Celebridades

En México puedes decir lo que quieras, menos la verdad: Ausencio Cruz

Este comediante es de los que hace reír arriba y abajo del escenario. Su charla no escapa a los problemas por los que todos pasamos