/ jueves 6 de septiembre de 2018

Exhiben obra gráfica de Rufino Tamayo realizado en 1964

La exhibición, que estará abierta hasta febrero de 2019 en el Museo Tamayo de la Ciudad de México

El Museo Tamayo exhibe el 90 por ciento de las obras gráficas del pintor mexicano realizó realizó en 1964 en el Tamarind Lithographic Workshop, taller de experimentación neoyorquino.

La exhibición, que estará abierta hasta febrero de 2019, reúne 26 de las 28 litografías que Tamayo hizo en ese taller y que ahora se encuentran en diversas colecciones pertenecientes a los herederos del maestro, para compartir con el público un pequeño capítulo de la trayectoria de Tamayo como artista.

Juan Carlos Pereda, subdirector de Colecciones del Museo Tamayo, destacó que el trabajo gráfico de Tamayo es muy amplio y paralelo a su trayectoria como pintor, pues abarca 75 años ya que se dedicó a la gráfica desde los años 20 hasta un poco antes de morir.

Esta exposición, dijo, presenta la experiencia que el pintor vivió en 1964 cuando fue invitado a participar en el Tamarind Lithographic Workshop, junto a otros artistas internacionales, en un proyecto para revitalizar la litografía, que es básicamente un dibujo coloreado y que había quedado en desuso.

Por México asistieron José Luis Cuevas, el enfant terrible del arte y Rufino Tamayo, el creador más célebre de nuestro país, quienes trabajaron en una suite cuya característica principal fue la renovación de la litografía.

Ahí, Tamayo experimentó con muchos recursos técnicos que no eran considerados posibles dentro de la litografía clásica y de hecho incorporó la falta de pericia, que era un problema técnico, como un elemento estético renovador y modernizante en este género surgido en el siglo XVIII.

Lo que hizo Tamayo en el Tamarind, según Juan Carlos Pereda, fue extraordinario pues renovó la gráfica impresa como también renovó la pintura. México es un país de artistas gráficos con grandes figuras como Leopoldo Méndez que hacía una litografía impecable, tradicional, ortodoxa, en cambio Tamayo, la nutre, la enaltece y lleva la gráfica a lugares insospechados.

Y es que por ejemplo, en su obra gráfica todos los errores y las faltas de pericia de los técnicos de los talleres, los utiliza con una gran libertad creativa. Si la impresión se manchaba con un toque, una huella o una gota, quedaba eliminada y Tamayo abrió la posibilidad de incorporar esos errores como una gestualidad contemporánea, que embellecen y llenan de elocuencia cada ejemplar.

Esta muestra presenta la gráfica más sofisticada de Tamayo, Hombre transparente que deja ver al papel como valor artístico, pues tiene espacios en blanco que le dan cierta vibración a la obra.

También se exhibe el tríptico Variaciones de un hombre hecho en papel kraft enchapopotado, materiales inmediatos los cuales manejó con calidad, sutileza y elegancia y que convierten a esta serie en una obra maestra de la litografía del siglo XX.

En la serie Fantasma, Tamayo hizo algo que hasta ese momento no había ocurrido en la gráfica: dejar ver el proceso artesanal, subterráneo y casi secreto de la litografía, al presentar cada parte del proceso: el dibujo inicial, luego con textura y finalmente el mismo dibujo entintado en color.

Los asistentes también podrán apreciar litografías en blanco y negro que si bien parecen a una tinta, en realidad tienen tres: una negra opaca, una transparente y una brillosa, donde el artista deja visibles también los trazos generados por el crayón.

Rufino Tamayo en el Tamarind Lithographic Workshop exhibe además las litografías Perfil de un hombre, Dos niños, Media luna, Personaje en una cueva, Hombre a la puerta y Cabeza de coloso, entre muchas otras, las cuales se complementan con los óleos que están de manera permanente en la Sala Tamayo como Hombre en rojo, Dos mujeres, La gran galaxia y Sandías.

La muestra estará abierta hasta e febrero de 2019. La exposición ofrece una oportunidad única para ver reunidas estas obras provenientes de diversas colecciones y de las cuales sólo se hicieron 20 ejemplares, mismas que se encuentran en recintos de todo el mundo como el MoMA y el Museo Albertina de Viena. La cita es en el Museo Tamayo, ubicado en Reforma y Gandhi.

El Museo Tamayo exhibe el 90 por ciento de las obras gráficas del pintor mexicano realizó realizó en 1964 en el Tamarind Lithographic Workshop, taller de experimentación neoyorquino.

La exhibición, que estará abierta hasta febrero de 2019, reúne 26 de las 28 litografías que Tamayo hizo en ese taller y que ahora se encuentran en diversas colecciones pertenecientes a los herederos del maestro, para compartir con el público un pequeño capítulo de la trayectoria de Tamayo como artista.

Juan Carlos Pereda, subdirector de Colecciones del Museo Tamayo, destacó que el trabajo gráfico de Tamayo es muy amplio y paralelo a su trayectoria como pintor, pues abarca 75 años ya que se dedicó a la gráfica desde los años 20 hasta un poco antes de morir.

Esta exposición, dijo, presenta la experiencia que el pintor vivió en 1964 cuando fue invitado a participar en el Tamarind Lithographic Workshop, junto a otros artistas internacionales, en un proyecto para revitalizar la litografía, que es básicamente un dibujo coloreado y que había quedado en desuso.

Por México asistieron José Luis Cuevas, el enfant terrible del arte y Rufino Tamayo, el creador más célebre de nuestro país, quienes trabajaron en una suite cuya característica principal fue la renovación de la litografía.

Ahí, Tamayo experimentó con muchos recursos técnicos que no eran considerados posibles dentro de la litografía clásica y de hecho incorporó la falta de pericia, que era un problema técnico, como un elemento estético renovador y modernizante en este género surgido en el siglo XVIII.

Lo que hizo Tamayo en el Tamarind, según Juan Carlos Pereda, fue extraordinario pues renovó la gráfica impresa como también renovó la pintura. México es un país de artistas gráficos con grandes figuras como Leopoldo Méndez que hacía una litografía impecable, tradicional, ortodoxa, en cambio Tamayo, la nutre, la enaltece y lleva la gráfica a lugares insospechados.

Y es que por ejemplo, en su obra gráfica todos los errores y las faltas de pericia de los técnicos de los talleres, los utiliza con una gran libertad creativa. Si la impresión se manchaba con un toque, una huella o una gota, quedaba eliminada y Tamayo abrió la posibilidad de incorporar esos errores como una gestualidad contemporánea, que embellecen y llenan de elocuencia cada ejemplar.

Esta muestra presenta la gráfica más sofisticada de Tamayo, Hombre transparente que deja ver al papel como valor artístico, pues tiene espacios en blanco que le dan cierta vibración a la obra.

También se exhibe el tríptico Variaciones de un hombre hecho en papel kraft enchapopotado, materiales inmediatos los cuales manejó con calidad, sutileza y elegancia y que convierten a esta serie en una obra maestra de la litografía del siglo XX.

En la serie Fantasma, Tamayo hizo algo que hasta ese momento no había ocurrido en la gráfica: dejar ver el proceso artesanal, subterráneo y casi secreto de la litografía, al presentar cada parte del proceso: el dibujo inicial, luego con textura y finalmente el mismo dibujo entintado en color.

Los asistentes también podrán apreciar litografías en blanco y negro que si bien parecen a una tinta, en realidad tienen tres: una negra opaca, una transparente y una brillosa, donde el artista deja visibles también los trazos generados por el crayón.

Rufino Tamayo en el Tamarind Lithographic Workshop exhibe además las litografías Perfil de un hombre, Dos niños, Media luna, Personaje en una cueva, Hombre a la puerta y Cabeza de coloso, entre muchas otras, las cuales se complementan con los óleos que están de manera permanente en la Sala Tamayo como Hombre en rojo, Dos mujeres, La gran galaxia y Sandías.

La muestra estará abierta hasta e febrero de 2019. La exposición ofrece una oportunidad única para ver reunidas estas obras provenientes de diversas colecciones y de las cuales sólo se hicieron 20 ejemplares, mismas que se encuentran en recintos de todo el mundo como el MoMA y el Museo Albertina de Viena. La cita es en el Museo Tamayo, ubicado en Reforma y Gandhi.

Local

Se disparan casos Covid-19 en agosto

En los primeros 7 días del mes de agosto se registraron 706 casos nuevos de Covid-19

Local

Que incrementa 50% afluencia de usuarios

Se está buscando las alternativas para poder mantener la sana distancia y precisamente nos han impactado en el transporte público en los ingresos

Local

Ochoa acusará a Pancho y Agustín

No ha existido “ningún rescate” a los municipios, ya que se tuvo una disminución del 40% en las participaciones

Política

"Échenme al tigre más furioso": Napoleón Gómez Urrutia

El líder minero asegura que ninguno de los tres últimos presidentes de México lograron encontrar pruebas de los delitos financieros que lo acusaron

Finanzas

Banco del Bienestar se declara sin fondos

La institución argumentó la falta de fondos al dar por terminada la compra de ocho mil cajeros automáticos a Vivcolmex

Finanzas

Mario di Costanzo: El Fobaproba se puede reestructurar

El extitular de la Condusef afirma que jurídicamente es viable revisar la deuda del rescate bancario

Sociedad

INE determina blindaje sanitario para elecciones en Hidalgo y Coahuila

Contempla tres protocolos en durante el proceso electoral para preservar la salud de los ciudadanos

Cultura

Museos reabren hoy, pero aún no están listos

La mayoría de los recintos públicos y privados todavía no están preparados con medidas sanitarias para recibir al público

Finanzas

Cofece castiga al Cártel de la Sangre por coludirse y ganar contratos

Multa a 11 empresas por simular competencia en concursos públicos para estudios de laboratorio