/ miércoles 9 de octubre de 2019

La Catrina, 20 años de revivir a la muerte

Además de reencarnar a este personaje popular a través del “Show de la Catrina en vivo”, Erik De Luna ha investigado y difundido la riqueza cultural, histórica y lingüística de México en torno a la muerte

Fue hace 20 años cuando Erik de Luna y la Catrina se encontraron por primera vez en la vida. Era 2 de noviembre y por invitación a un famoso programa mañanero de televisión local, ese día el actor salió de su casa luciendo un vistoso vestido negro y sombrero afrancesado al estilo de este personaje popular.

Aprovechando su caracterización, y sin esperar que este personaje cadavérico se convirtiera en un proyecto de vida, el actor citó en Jardín Zenea al fotógrafo Arturo Pérez para inmortalizar el momento a través de una sesión de fotos después del programa.

Impávidos por la presencia de la Catrina de más de dos metros de altura, al poco tiempo los paseantes rodearon al actor.

“¿Qué hace esta catrina… es una Catrina? ¿De dónde salió? ¿Qué va a hacer?, ¿Quién la trajo? ¿De dónde viene?”, se murmuraba en este Jardín, pues nunca antes se había visto a una catrina en vivo caminando por el Centro Histórico como en el afamado mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, de Diego Rivera; con el que el pintor haría más popular a esta figura creada por el grabador Guadalupe Posada.

Para apaciguar las miradas y la curiosidad, De Luna comenzó a hablar sobre el artista hidrocálido, repitiendo algunos dichos y refranes que había preparado para el programa de Amelia Kobeh . Entre los aplausos, de pronto llegó el fotógrafo, quien sorprendido por la reacción de los paseantes le soltó: “¿Viste como tenías a la gente?... ¿Y si haces una obra de teatro?”.

Foto: Fernando Reyes

Un año después de esta experiencia, Erik anunciaría el primer “Show de la Catrina en vivo”; un espectáculo hilarante que lo llevaría a explorar el fenómeno de la muerte en México, así como la riqueza cultural que existe sobre este tema en todo el país.

Desde entonces, cada año el también productor presenta a su público una nueva Catrina, inspirada en personajes históricos y populares; temas relacionados con la muerte o épocas que ha materializado a través de creaciones como La Colorida Catrina, La Chirrifusca, La Monja Coronada, La Catrina Novia Fiel, La Elegante Catrina Azul, la Catrina Conchera, La Catrina Pastora, La Catrina María Félix, la Emperatriz Carlota y la Catrina Hausteca.

Este año, para celebrar el vigésimo aniversario de la Catrina, De Luna decidió cerrar el ciclo creativo haciendo un remake del mural de Diego Rivera; donde, entre diversos y reconocidos personajes de la historia de México, la Catrina aparece por primera vez elegante y bien vestida, como hasta hoy la conocemos.

“Sueño de una tarde dominical” con La Catrina

“Yo le traía ganas casi desde el principio, cuando empecé con el show”, dice el artista en entrevista sobre la Catrina que interpretará en su nuevo show; donde, aunque no reunirá a todos los personajes que aparecen en “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” (1947- 1948), llevará a escena a más de 20 actores.

“José Guadalupe Posada hizo a la calavera garbancera –una figura bocetada por el grabador para denunciar las desigualdades de su tiempo, acentuando el carácter festivo y desenfadado del pueblo–, y Diego Rivera la retoma en este mural, bautizándola como la Catrina (…) Digamos que es un ciclo de 20 años que se cierra de manera contundente. Que ¿qué pasará después? no sabemos, pero ahorita hay que sacar este barco a flote”.

Dividida en dos actos, y dando continuidad a la celebración por el 60 aniversario de Cómicos de la Legua, en la primera parte de la obra, la Catrina describirá los detalles de un altar de muertos dedicado a los actores fallecidos de esta compañía teatral fundada por Hugo Gutiérrez Vega en 1959; y hablará sobre “las vicisitudes y las cosas chuscas que se poner en un altar”.

Acto seguido, se recreará el ambiente de la Alameda Central con apoyo de escenografía especial y música de organillo, que hará que el público se sienta en la época del porfiriato y la revolución mexicana.

Personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, la Emperatriz Carlota, Maximiliano de Habsburgo, Benito Juárez, Porfirio Díaz, Diego Rivera, Frida Kahlo y Emiliano Zapata –quien será recordado con motivo de su centenario luctuoso– cobrarán vida en la obra, para relatar de manera divertida diferentes pasajes de la historia.

Erik De Luna: actor, productor e investigador

Como en cada uno de sus shows de la Catrina, a Erik le tomó un año planear este proyecto. Platica que fue un largo y sinuoso trayecto para encontrar a las actores con los rasgos más parecidos a sus personajes; las fuentes bibliográficas sobre el mural e información sobre la vida de quienes aparecen en ella, la época y el autor de la pieza; todo ello con el objetivo de recrear el escenario y escribir los diálogos para los libretos.

“¿Cómo es que personajes como Rivera, Frida y Guadalupe Posada no claudicaron?”, se cuestiona el artista cuando piensa en lo complicado que es iniciar y llevar a término un proyecto artístico como este. Reparando hasta en el mínimo detalle, De Luna cuenta que se trasladó hasta el Museo del Mural Diego Rivera, ubicado en la Ciudad de México, para estudiar de cerca la obra que inspiró su nuevo espectáculo.

Impresionado por la técnica del artista, y la minuciosidad con la que plasmó cada elemento, comparte que logró adivinar hasta el color y el tipo de tela de la ropa de los personajes.

Foto: Yolanda Longino

Y es que el también diseñador de modas, egresado del Instituto de Arte Bribiesca, desde siempre ha sido quien confecciona los vestidos de sus catrinas, así como los trajes y adornos de sus demás personajes; realizando para ello, análisis iconográficos de diversas obras y documentos visuales que le sirven de referencia y sustento.

Debido al éxito que ha tenido su trabajo, otros estados del país como Michoacán y San Luis Potosí, le han solicitado el diseño de su propia Catrina. Para hacerlo, y siguiendo su metodología de trabajo, De Luna ha viajado hasta estos lugares para investigar las tradiciones y costumbres que tiene cada demarcación en torno a la muerte.

Así fue como el artista creó a la Catrina Huasteca, basada en la fiesta de los muertos de la Huasteca Potosina “Xantolo”, y con la cual representará este año a San Luis Potosí en el 14º Festival de Tradiciones de Vida y Muerte 2019 de Xcaret.

“Tienes que ir a la etnia, platicar con la gente, saber sus nombres…”, asegura Erik, quien a través de la charla con artesanas potosinas, conoció el traje típico, así como el significado de su bordado del quexquémitl y el petop, un tocado tradicional que utilizan las mujeres de la etnia Tének.

De la misma forma, para diseñar la indumentaria de la Catrina Monarca, cuya figura apareció en el número “Michoacán, noche de muertos” de la revista Traveler de National Geographic, Erik viajó hasta el suroeste mexicano, donde conoció más sobre la cosmovisión de la muerte en este rincón del país.

“Recuerdo que nos fuimos a los bosques de Michoacán. Junto con un grupo subí a ver los enjambres de las monarcas, pero nos tocó un clima muy malo porque no había sol, y si no hay sol, no hay mariposas… Entonces ya estando arriba: desalentados, cansados y sudorosos, de repente, entre la bruma y el frío, entró un rayito de sol: tres, dos, uno y ¡zaz!, donde pegó el rayito de sol ¡a volar las mariposas!… Entonces se escuchó un ¡wow! generalizado y fue cuando decidí mandarle a hacer a Andrés Gaytán 2 mil 500 mariposas, cuyo borde cortamos uno por uno para recrear esa experiencia… De verdad que nadie sabe en las peripecias en las que luego me meto para que luego me digan: ‘a mi me gustó más la del año pasado’”, confesó entre risas.

La Catrina, una gestora cultural de la muerte

Autodidacta desde pequeño, De Luna recuerda que a los 13 años aprendió a dibujar con ayuda de los libros de la “Ranita” Freyre, y más tarde, cuando decidió convertirse en la primera Catrina de Querétaro asumió el reto de diseñar su propio maquillaje, vestuario, guion y escenografía, haciendo de la investigación sociocultural parte fundamental de su proceso creativo.

De estas aproximaciones culturales, han surgido los libros “La muerte... puros cuentos” y “Caminando por Querétaro de la mano de la Catrina”; publicado en 2015 con motivo del quincuagésimo aniversario de la Catrina, en el que a través de la lente y la pluma de periodistas y fotógrafos locales, se le muestra recorriendo el Barrio de La Cruz, Los Arcos, el Cerro de las Campanas, así como museos y el Panteón Municipal.

“La calaca”, “La dientona”, “La tiznada”, “La Chirrifusca”, “La huesuda” y “La tía de las muchachas” son algunos de los apelativos que Erik reunió en su “Lotería de los 100 nombres que los mexicanos dan a la muerte, producto también de estas exploraciones.

Foto: Yolanda Longino

De Querétaro para el mundo

“Siempre pensé, cuando estudiaba modas, que un día me tendrían que invitar a modelar de mujer en alguna casa o pasarela famosa, y eso solo sucedió con la calavera Catrina en Viena, en el Fashion Week”, compartió De Luna con una sonrisa, quien caracterizado como la Catrina Conchera y la Catrina Pastora, viajó hacia Austria el año pasado para participar en un desfile de modas, en el que mostró la indumentaria tradicional de las agrupaciones de danza y el traje típico otomí, confeccionado por la artesana ñäñho, Genoveva Pérez.

Como resultado de este viaje, a finales del mismo año, el artista lanzó su calendario 2019, en la que la Catrina –ataviada con ambos vestidos–, a través de las lentes de Neivi Martínez y Gerald Kroschel aparece en los majestuosos jardines y palacios de Viena.

Actualmente Erik de Luna se encuentra confeccionando “La Catrina que vino del mar”, un vestuario que “representa la riqueza de los mares del Caribe, pero en especifico de los arrecifes del coral, y que de alguna manera el mensaje que quiere dar esa Catrina es sobre la protección al medio ambiente, porque posiblemente en algunos años, los únicos peces y corales que vean sean los que la Catrina trae puesta en el vestido; caracoles muertos, peces muertos... sería la primera Catrina con tema ecológico”, detalló y anunció que será el mismo personaje que protagonizará el calendario 2020.

Fue hace 20 años cuando Erik de Luna y la Catrina se encontraron por primera vez en la vida. Era 2 de noviembre y por invitación a un famoso programa mañanero de televisión local, ese día el actor salió de su casa luciendo un vistoso vestido negro y sombrero afrancesado al estilo de este personaje popular.

Aprovechando su caracterización, y sin esperar que este personaje cadavérico se convirtiera en un proyecto de vida, el actor citó en Jardín Zenea al fotógrafo Arturo Pérez para inmortalizar el momento a través de una sesión de fotos después del programa.

Impávidos por la presencia de la Catrina de más de dos metros de altura, al poco tiempo los paseantes rodearon al actor.

“¿Qué hace esta catrina… es una Catrina? ¿De dónde salió? ¿Qué va a hacer?, ¿Quién la trajo? ¿De dónde viene?”, se murmuraba en este Jardín, pues nunca antes se había visto a una catrina en vivo caminando por el Centro Histórico como en el afamado mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, de Diego Rivera; con el que el pintor haría más popular a esta figura creada por el grabador Guadalupe Posada.

Para apaciguar las miradas y la curiosidad, De Luna comenzó a hablar sobre el artista hidrocálido, repitiendo algunos dichos y refranes que había preparado para el programa de Amelia Kobeh . Entre los aplausos, de pronto llegó el fotógrafo, quien sorprendido por la reacción de los paseantes le soltó: “¿Viste como tenías a la gente?... ¿Y si haces una obra de teatro?”.

Foto: Fernando Reyes

Un año después de esta experiencia, Erik anunciaría el primer “Show de la Catrina en vivo”; un espectáculo hilarante que lo llevaría a explorar el fenómeno de la muerte en México, así como la riqueza cultural que existe sobre este tema en todo el país.

Desde entonces, cada año el también productor presenta a su público una nueva Catrina, inspirada en personajes históricos y populares; temas relacionados con la muerte o épocas que ha materializado a través de creaciones como La Colorida Catrina, La Chirrifusca, La Monja Coronada, La Catrina Novia Fiel, La Elegante Catrina Azul, la Catrina Conchera, La Catrina Pastora, La Catrina María Félix, la Emperatriz Carlota y la Catrina Hausteca.

Este año, para celebrar el vigésimo aniversario de la Catrina, De Luna decidió cerrar el ciclo creativo haciendo un remake del mural de Diego Rivera; donde, entre diversos y reconocidos personajes de la historia de México, la Catrina aparece por primera vez elegante y bien vestida, como hasta hoy la conocemos.

“Sueño de una tarde dominical” con La Catrina

“Yo le traía ganas casi desde el principio, cuando empecé con el show”, dice el artista en entrevista sobre la Catrina que interpretará en su nuevo show; donde, aunque no reunirá a todos los personajes que aparecen en “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” (1947- 1948), llevará a escena a más de 20 actores.

“José Guadalupe Posada hizo a la calavera garbancera –una figura bocetada por el grabador para denunciar las desigualdades de su tiempo, acentuando el carácter festivo y desenfadado del pueblo–, y Diego Rivera la retoma en este mural, bautizándola como la Catrina (…) Digamos que es un ciclo de 20 años que se cierra de manera contundente. Que ¿qué pasará después? no sabemos, pero ahorita hay que sacar este barco a flote”.

Dividida en dos actos, y dando continuidad a la celebración por el 60 aniversario de Cómicos de la Legua, en la primera parte de la obra, la Catrina describirá los detalles de un altar de muertos dedicado a los actores fallecidos de esta compañía teatral fundada por Hugo Gutiérrez Vega en 1959; y hablará sobre “las vicisitudes y las cosas chuscas que se poner en un altar”.

Acto seguido, se recreará el ambiente de la Alameda Central con apoyo de escenografía especial y música de organillo, que hará que el público se sienta en la época del porfiriato y la revolución mexicana.

Personajes como Sor Juana Inés de la Cruz, la Emperatriz Carlota, Maximiliano de Habsburgo, Benito Juárez, Porfirio Díaz, Diego Rivera, Frida Kahlo y Emiliano Zapata –quien será recordado con motivo de su centenario luctuoso– cobrarán vida en la obra, para relatar de manera divertida diferentes pasajes de la historia.

Erik De Luna: actor, productor e investigador

Como en cada uno de sus shows de la Catrina, a Erik le tomó un año planear este proyecto. Platica que fue un largo y sinuoso trayecto para encontrar a las actores con los rasgos más parecidos a sus personajes; las fuentes bibliográficas sobre el mural e información sobre la vida de quienes aparecen en ella, la época y el autor de la pieza; todo ello con el objetivo de recrear el escenario y escribir los diálogos para los libretos.

“¿Cómo es que personajes como Rivera, Frida y Guadalupe Posada no claudicaron?”, se cuestiona el artista cuando piensa en lo complicado que es iniciar y llevar a término un proyecto artístico como este. Reparando hasta en el mínimo detalle, De Luna cuenta que se trasladó hasta el Museo del Mural Diego Rivera, ubicado en la Ciudad de México, para estudiar de cerca la obra que inspiró su nuevo espectáculo.

Impresionado por la técnica del artista, y la minuciosidad con la que plasmó cada elemento, comparte que logró adivinar hasta el color y el tipo de tela de la ropa de los personajes.

Foto: Yolanda Longino

Y es que el también diseñador de modas, egresado del Instituto de Arte Bribiesca, desde siempre ha sido quien confecciona los vestidos de sus catrinas, así como los trajes y adornos de sus demás personajes; realizando para ello, análisis iconográficos de diversas obras y documentos visuales que le sirven de referencia y sustento.

Debido al éxito que ha tenido su trabajo, otros estados del país como Michoacán y San Luis Potosí, le han solicitado el diseño de su propia Catrina. Para hacerlo, y siguiendo su metodología de trabajo, De Luna ha viajado hasta estos lugares para investigar las tradiciones y costumbres que tiene cada demarcación en torno a la muerte.

Así fue como el artista creó a la Catrina Huasteca, basada en la fiesta de los muertos de la Huasteca Potosina “Xantolo”, y con la cual representará este año a San Luis Potosí en el 14º Festival de Tradiciones de Vida y Muerte 2019 de Xcaret.

“Tienes que ir a la etnia, platicar con la gente, saber sus nombres…”, asegura Erik, quien a través de la charla con artesanas potosinas, conoció el traje típico, así como el significado de su bordado del quexquémitl y el petop, un tocado tradicional que utilizan las mujeres de la etnia Tének.

De la misma forma, para diseñar la indumentaria de la Catrina Monarca, cuya figura apareció en el número “Michoacán, noche de muertos” de la revista Traveler de National Geographic, Erik viajó hasta el suroeste mexicano, donde conoció más sobre la cosmovisión de la muerte en este rincón del país.

“Recuerdo que nos fuimos a los bosques de Michoacán. Junto con un grupo subí a ver los enjambres de las monarcas, pero nos tocó un clima muy malo porque no había sol, y si no hay sol, no hay mariposas… Entonces ya estando arriba: desalentados, cansados y sudorosos, de repente, entre la bruma y el frío, entró un rayito de sol: tres, dos, uno y ¡zaz!, donde pegó el rayito de sol ¡a volar las mariposas!… Entonces se escuchó un ¡wow! generalizado y fue cuando decidí mandarle a hacer a Andrés Gaytán 2 mil 500 mariposas, cuyo borde cortamos uno por uno para recrear esa experiencia… De verdad que nadie sabe en las peripecias en las que luego me meto para que luego me digan: ‘a mi me gustó más la del año pasado’”, confesó entre risas.

La Catrina, una gestora cultural de la muerte

Autodidacta desde pequeño, De Luna recuerda que a los 13 años aprendió a dibujar con ayuda de los libros de la “Ranita” Freyre, y más tarde, cuando decidió convertirse en la primera Catrina de Querétaro asumió el reto de diseñar su propio maquillaje, vestuario, guion y escenografía, haciendo de la investigación sociocultural parte fundamental de su proceso creativo.

De estas aproximaciones culturales, han surgido los libros “La muerte... puros cuentos” y “Caminando por Querétaro de la mano de la Catrina”; publicado en 2015 con motivo del quincuagésimo aniversario de la Catrina, en el que a través de la lente y la pluma de periodistas y fotógrafos locales, se le muestra recorriendo el Barrio de La Cruz, Los Arcos, el Cerro de las Campanas, así como museos y el Panteón Municipal.

“La calaca”, “La dientona”, “La tiznada”, “La Chirrifusca”, “La huesuda” y “La tía de las muchachas” son algunos de los apelativos que Erik reunió en su “Lotería de los 100 nombres que los mexicanos dan a la muerte, producto también de estas exploraciones.

Foto: Yolanda Longino

De Querétaro para el mundo

“Siempre pensé, cuando estudiaba modas, que un día me tendrían que invitar a modelar de mujer en alguna casa o pasarela famosa, y eso solo sucedió con la calavera Catrina en Viena, en el Fashion Week”, compartió De Luna con una sonrisa, quien caracterizado como la Catrina Conchera y la Catrina Pastora, viajó hacia Austria el año pasado para participar en un desfile de modas, en el que mostró la indumentaria tradicional de las agrupaciones de danza y el traje típico otomí, confeccionado por la artesana ñäñho, Genoveva Pérez.

Como resultado de este viaje, a finales del mismo año, el artista lanzó su calendario 2019, en la que la Catrina –ataviada con ambos vestidos–, a través de las lentes de Neivi Martínez y Gerald Kroschel aparece en los majestuosos jardines y palacios de Viena.

Actualmente Erik de Luna se encuentra confeccionando “La Catrina que vino del mar”, un vestuario que “representa la riqueza de los mares del Caribe, pero en especifico de los arrecifes del coral, y que de alguna manera el mensaje que quiere dar esa Catrina es sobre la protección al medio ambiente, porque posiblemente en algunos años, los únicos peces y corales que vean sean los que la Catrina trae puesta en el vestido; caracoles muertos, peces muertos... sería la primera Catrina con tema ecológico”, detalló y anunció que será el mismo personaje que protagonizará el calendario 2020.

Local

Restaurantes darán agua gratis

Con 25 votos, el pleno del Congreso del Estado aprobó una reforma a la ley de Salud del Estado y a la Ley sobre Bebidas Alcohólicas

Local

85% de los turistas en la capital son nacionales

Fortalecerán promoción turística de la capital para atraer más visitantes

Local

Graciela Juárez asumiría cabeza del partido, dice Hugo Cabrera

Juan José Ruiz aún puede presentar las pruebas para defenderse jurídicamente, dice

Ecología

Resistencia ambiental en el Huerto Roma Verde, un aliento de vida en la CDMX

Entre edificios, tráfico y contaminación, un área verde lucha por sobrevivir para mantener con vida a una sociedad alejada de la conciencia ambiental

Local

Aprueba IEEQ libro sobre voto de personas en prisión preventiva

El IEEQ editará un texto académico relativo al voto de personas en situación de prisión preventiva

Local

IMSS no suspenderá servicios por puente

Ese día se suspenderán los servicios administrativos