imagotipo

La Constitución de 1917

  • Redacción
  • en Cultura

Por Felipe Mosterín Cantón

La intención política de Carranza respecto de la Constitución era, igual que Madero, llevar a la práctica la Carta Magna de 1857. Ambos coahuilenses vivieron el porfirismo y sabían lo que era respetar la forma y no el fondo de las leyes en cuestión y, más aún, pensaban que ya era momento de pasar a practicar realmente la democracia invitando a los mexicanos a sumarse a las prácticas democráticas y la participación política.

La Constitución de 1857 nunca había sido realmente puesta en práctica con todo el peso de su contenido. Tanto los regímenes de Juárez, Lerdo y los múltiples de Díaz hicieron constantes omisiones y modificaciones al texto para adecuar sus políticas a las diferentes circunstancias que enfrentaron. Sin embargo, Madero pensaba que era el momento de aplicar realmente el texto constitucional aprovechando el “orden y progreso” que Díaz había conseguido con su régimen. De alguna manera no le reprochaba el haber dejado en “letra muerta” la Constitución, pero le exigía como patriota ayudar a fomentar la apertura política y el surgimiento de la oposición para aplicar, ahora sí a últimas consecuencias, la Constitución de 1857.

Sin embargo, antes del llamado revolucionario de 1910, habían estallado importantes huelgas que buscaban el mejoramiento de las clases trabajadores con mejores salarios, jornadas de ocho horas, indemnizaciones por accidentes, entre otras demandas. Con el paso de los años, estas exigencias se fueron radicalizando y extendiendo a través de las diferentes facciones. Algo similar ocurría con las demandas sociales para el campesinado, sumado a los grandes problemas de la propiedad de la tierra en manos de unos pocos latifundistas favorecidos por el régimen de Díaz.

Dadas estas circunstancias, el pueblo en armas necesitaba sentir que tantos años de lucha iban a traducirse en beneficio de las generaciones venideras, por lo que seguían con más ahínco a aquellos caudillos revolucionarios que mejor defendieran sus intereses. Carranza entendió muy bien esto y supo hacer suyas las reformas sociales de Zapata y Villa, ganando así tropa para su movimiento.

Sin embargo, cuando Carranza estaba saboreando el triunfo militar contra Villa a principios de 1916, convocó a un Congreso Constituyente para presentar un proyecto de reforma al texto de 1857. Este proyecto de reformar la Constitución fue elaborado por el mismo y sus principales ideólogos. Su intención principal era remediar las carencias del texto de 57, algunas de las que vimos arriba, expuestas desde tiempos porfiristas por pensadores como Sierra y Rabasa.

Al mismo tiempo Carranza quería presentarse ante el país como un reformista dispuesto a elevar a preceptos constitucionales algunos de los principios por los que había luchado la población mexicana durante la Revolución, tales como derechos obreros, apertura política, restitución de tierras, etcétera. Vale la pena mencionar que la intención de Carranza no era radicalizar su revolución mediante estas legislaciones, sino presentarse ante las masas combatientes como tal, para de esta manera poder organizar elecciones federales y ascender a la primera magistratura, desde donde las resolvería punto por punto y a su ritmo, pero con las leyes que él propuso.

A pesar de que al constituyente fueron electos exclusivamente diputados carrancistas, hubo dos grandes facciones que debatieron el proyecto presentado por el Primer Jefe: el de los reformistas, capitaneado por Félix F. Palavicini, quienes alineados al proyecto moderado de Carranza, se limitaron a “aterrizar” el proyecto del 57 a la realidad de 1917; y la segunda facción estaba conformada por los jacobinos que era de tendencia más radical y apegada a las demandas sociales de la Revolución. Su máximo exponente fue el general Francisco Múgica, y recibían el apoyo moral indirecto del invicto general Obregón. Los radicales, en contraposición con los reformistas, buscaban aclarar con las leyes aquellos aspectos como la educación laica, la propiedad de la tierra, los derechos obreros y las relaciones Iglesia-Estado, para que el nuevo texto constitucional no sufriera la misma inaplicabilidad de la del 57. Los reformistas, por su parte, buscaban incluirlo pero dejar sus reglamentaciones para el siguiente periodo gubernamental constitucional, es decir, para la presidencia de Carranza. Mientras que los radicales querían justificar tanto derramamiento de sangre hermana y demostrarle al pueblo que las promesas hechas en campaña no fueron vanas. Algunos de los artículos constitucionales atribuibles a los radicales son el 3°, 27°, 123° y 130°.

Si bien estos artículos constitucionales rescatan las promesas hechas a las tropas revolucionarias y podrían ser interpretados como una especie de victoria de la Revolución, qué podemos decir del proyecto y las promesas maderistas. ¿Qué influencia tuvo Madero y su pensamiento en el Congreso Constituyente, así como en el texto resultante?

Si retomamos el ideario maderista recordaremos que pensaba que el principal problema era político, particularmente en lo que respecta a la transición pacífica del poder. Por ello Madero abanderó su lema “Sufragio efectivo, No reelección”, indicando la imperante necesidad nacional de ejercitarse en la democracia para madurar en ella políticamente lo más pronto posible. De esta manera México entraría a engrosar las filas de los países “civilizados” y sería digno del respeto internacional por el apego a las leyes, la libertad individual y a las instituciones democráticas.

Por ello podemos decir con toda justicia que el contenido íntegro del artículo 83° constitucional reivindica el ideario maderista. El artículo dice: “El Presidente entrará a ejercer su encargo el 1º de diciembre y durará en él seis años. El ciudadano que haya desempeñado el cargo de Presidente de la República, electo popularmente, o con el carácter de interino, provisional o substituto, en ningún caso y por ningún motivo podrá volver a desempeñar ese puesto” (CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, 2007, p. 90).

De esta manera quedaba respaldada constitucionalmente la rotación del personal en la primera magistratura, ya que la reelección se permitía para periodos posteriores no inmediatos a senadores y diputados, pero nunca más para el presidente.

Madero probablemente no hubiera propuesto una nueva constitución, y de hecho durante su administración nunca lo hizo. Lo que él buscaba era demostrar al país que la Constitución liberal de 1857 sí podía ser llevada a la práctica en México, para al mismo tiempo demostrar que efectivamente el pueblo mexicano estaba listo para la democracia y para exigir, mediante la vía legal y el uso de sus libertades, las mejoras materiales, económicas y sociales que tanta falta hacían a la población.

Así pues, Madero podría sentirse orgulloso de que el artículo 83° constitucional garantizaría la pacífica sucesión del poder en México, sin embargo, más de un analista diría que México todavía en 1917 estaba lejos de ser un país democrático.

Aprovechemos el centenario de la promulgación de la Constitución de 1917 para reflexionar sobre la democracia en México y sobre todo el papel del individuo para poderla llevar a la práctica y así exigir al gobierno una transparencia y completo acato a las leyes. De esta manera se acabará transformando el pueblo de sujeto a actor de práctico de la democracia tal y como Madero soñaba en 1910.

Bibliografía
Carbonel, Miguel (revisor y análisis) (2007), Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Editorial Porrúa, México.
Cosío Villegas, Daniel (1998), La Constitución de 1857 y sus críticos, Fondo de Cultura Económica, México.
Córdova, Arnaldo (2007), La ideología de la revolución mexicana, Ediciones Era, México.
Cumberland, Charles C. (2006), Madero y la revolución mexicana, Siglo XXI, México.
Guerra, François-Xavier (2000), México: Del Antiguo Régimen a la Revolución, Tomo I, Fondo de Cultura Económica, México.
Hale, Charles A. (2002), La transformación del liberalismo en México a finales del siglo XIX, Fondo de Cultura Económica, México.
Hart, John Mason (1998), El México Revolucionario, Alianza Editorial, México.
Knight, Alan (2010), La revolución mexicana, Fondo de Cultura Económica, México.
Krauze, Enrique (1987), Venustiano Carranza, puente entre siglos, Biografía del poder 5, Fondo de Cultura Económica, México.
Madero, Francisco I. (2006), La sucesión presidencial en 1910, (edición facsimilar) Colofón S.A., México.
Matute, Álvaro (2002), La revolución mexicana: actores, escenarios y acciones. Vida cultural y política (1901-1929), INEHRM-Oceano, México.
Rabasa, Emilio (2002), La Constitución y la dictadura, CONACULTA, Cien de México, México.
Silva Herzog, Jesús (1960), Breve historia de la revolución mexicana, Fondo de Cultura Económica, México.
Tobler, Hans Werner (1994), La Revolución Mexicana. Transformación social y cambio político, (1876-1940), Alianza Editorial, México.

También puedes leer:

La sátira contra la visión oficial

Cronistas del Congreso Constituyente*

Querétaro varias veces Capital de México

Los milagritos de la Revolución

Identifican a autora intelectual del triple homicidio en Lomas

Identifican a autora intelectual del triple homicidio en Lomas

Hay dos detenidos; se han realizado 9 cateos

Redacción

local

Club Datsun Querétaro, pasión por los autos

Club Datsun Querétaro, pasión por los autos

El modelo más antiguo que lo integra es un Datsun Bluebird 1967

Fiesta de cumpleaños para Eugenio González

Fiesta de cumpleaños para Eugenio González

La celebración fue en un bello jardín de la ciudad

Venturas y desventuras del  “Zacate”, el pega carteles

Venturas y desventuras del “Zacate”, el pega carteles

Don Genaro Zacarías y su bicicleta, fiel testigo del andariego

Aumentan alergias a medicinas por automedicación, alerta el IMSS

Aumentan alergias a medicinas por automedicación, alerta el IMSS

La prueba “reto” se aplica para detectarlas

Entregan pulmón urbano en Huertas Don Manuel

Entregan pulmón urbano en Huertas Don Manuel

Se recuperaron tres mil 362 metros cuadrados

destacados

A proceso cuatro presuntos agresores de una familia en la México-Puebla

A proceso cuatro presuntos agresores de una familia en la México-Puebla

Los sujetos habrían violado a dos mujeres y asesinado a un bebé

Moreno Valle propone quitar pensión a ex presidentes y revisar salarios de servidores

Moreno Valle propone quitar pensión a ex presidentes y revisar salarios de servidores

"Estamos cansados de abusos", aseveró el ex gobernador de Puebla

SEP reubica temporalmente a alumnos de 4 escuelas de CDMX por daños

SEP reubica temporalmente a alumnos de 4 escuelas de CDMX por daños

Este lunes retoman clases en la capital un millón 704 mil 615 alumnos

Un niño australiano entre las tres nuevas víctimas identificadas en Barcelona

Un niño australiano entre las tres nuevas víctimas identificadas en Barcelona

Julian Cadman, de 7 años, había sido reportado como desaparecido

SCT refuerza medidas para garantizar regreso seguro de vacacionistas

SCT refuerza medidas para garantizar regreso seguro de vacacionistas

Se instalaron 34 módulos carreteros y 21 unidades móviles