/ jueves 3 de octubre de 2019

La Madriguera Gráfica, hace ruido visual

Tal como si se tratara de un refugio, artistas visuales de Querétaro, Ciudad de México y Oaxaca encontraron el espacio ideal para la creación gráfica experimental, donde comparten el expertise, la técnica y la fuerza creativa

Un nuevo capítulo en la historia de la gráfica local se abrió hace cinco años en Querétaro, con la creación de La Madriguera Gráfica; un colectivo independiente integrado por artistas visuales de Oaxaca y Ciudad de México, cuyo eje de acción se encuentra en el análisis y la creación de gráfica experimental.

Desde su conformación, cada año la agrupación organiza en la ciudad una celebración de aniversario bajo una temática específica, invitando a creativos de diferentes demarcaciones y disciplinas artísticas a participar con una pieza en una exposición colectiva.

Inspirados en los bailes públicos callejeros de la Ciudad de México, este año los artistas convocaron a sus homólogos a idear un proyecto artístico inspirado en el tema “Sonidero Gráfico”.

“Cuando pensamos en este tema, buscamos los puntos en los que coincidían ambos movimientos. De entrada, el sonidero es un fenómeno que implica a la comunidad y al barrio, al igual que en la gráfica, donde nos contagiamos unos a otros en un ejercicio cultural”, afirmó Víctor López, cofundador de este colectivo, quien en una charla sobre la historia y la trayectoria de La Madriguera, adelantó a BARROCO que la fiesta de aniversario tendrá lugar en su galería y taller, el próximo 26 de octubre, a las 19:30 horas.

Para la exposición, han convocado a 50 artistas de todo el país; de estados como Oaxaca, CDMX, Guanajuato, Michoacán, y por supuesto Querétaro, quienes tendrán cerca de un mes para explorar este tema y llevarlo hacia el campo de la gráfica.

Víctor López, Heczar Gómez y Mariela López posan junto a la prensa que se fabricó con ayuda de un ingeniero mecánico de Oaxaca / Hugo Arciniega

Retrospectiva gráfica

Sobre la calle Vicente Guerrero 3, se encuentra la madriguera de este proyecto gráfico. Su dirección conduce hacia un pequeño portón de metal, que da al interior de un antiguo edificio de altos techos y gruesos muros, impregnados por el olor a tinta, y ataviados con la obra de diferentes artistas locales y nacionales.

Víctor platica que la gente se acerca a este taller por simple curiosidad o para hacer uso del espacio y de la prensa que ellos mismos fabricaron con ayuda de un ingeniero mecánico de Oaxaca. A veces, también lo concurren connacionales y extranjeros, quienes de una forma más natural que en una galería, interactúan con las obras de artistas como el oaxaqueño Rubén Leyva, el poblano Gonzalo García y la queretana Tania Quezada; así es como se logran concretar muchas de las ventas, asegura López: de taller a taller, y entre talleres y artistas se mantiene una comunicación constante, por lo que no es raro que se generen redes de compra- venta de obras a través de estos espacios.

Impulsado por los oaxaqueños Mariela López, Heczar Gómez y Víctor, así como por Román Miranda –originario de la Ciudad de México–, el espacio nació en el 2014, luego de que sus fundadores migraran a Querétaro para estudiar Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Querétaro, y juntos comenzaran a trabajar en varios proyectos.

“Nuestro encuentro fue muy orgánico, nada forzado… casi podríamos hablar de destino. Yo llegué a Querétaro hace 13 años (…) y como paisanos, uno fue jalando al otro. Empezamos compartiendo una casa para vivir, y de pronto ya estábamos funcionando como colectivo sin tener un nombre formal. Éramos de pronto como una familia que producía obras entre todos; por ahí los compañeros tenían un proyecto de esténcil que, a la postre, se convertiría en una de nuestras banderas, y en el pretexto para generar obra en colectivo, porque lo interesante de La Madriguera Gráfica, en sí es su esencia colectiva”, afirma el grabador oaxaqueño.

Obra ubicada en Tehuantepec, Oaxaca, titulada "Guna'a ni guxhaana na'a", que significa "La que me dió la vida", donde retrata a una mujer tehuana de pie / Cortesía

Tras realizar un mural para el Centro de Desarrollo Artesanal Indígena (CEDAI), con motivo de su reciente apertura, los artistas decidieron formalizarse como colectivo, dando lugar a su primera exposición: “Territorio Nahual”; una muestra multidisciplinaria inaugurada en octubre del 2015, en el Centro Educativo y Cultural “Manuel Gómez Morín”.

“Todo fue a raíz de un mural en el CEDAI. Cuando lo terminamos, recuerdo que la administración nos comentó que no podíamos firmar todos y esa vez estábamos colaborando varios, entonces lo que hicimos fue elegir un nombre que nos aglutinara (…) y desde entonces funcionamos como una madriguera, como un espacio donde se comparte el trabajo pero también la comida, la charla, entre otras cosas”, detalla López, recordando que en su primera exposición como colectivo, exploraron el mito del nahual; profundizaron en el significado de la palabra, así como en el ritual y “en todas las energías que se mueven a través del arte instalación, el videomapping, la danza, la gráfica y la música en vivo en su conjunto”.

Desde sus primeros proyectos, la Madriguera Gráfica ha impulsado exposiciones en Oaxaca y Querétaro como “Mitologías de lo natural” ,“Las enseñanzas de Macabra”, Colectiva Nacional de Miniprints “ Ex–libris”, Muestra itinerante de mujeres grabadoras “Mujeres grabando”, “Estampida Gráfica”, Dialogo entre talleres “Aviaria memoria”.

Asimismo han participado en exhibiciones locales y nacionales como “En el Mictlán”, el Encuentro Nacional de Talleres de Grabado “Guelaguetza Gráfica”, el Encuentro de Esténcil México y “50 años de lucha y esperanza 1968- 2018”, entre otros.

Además de promover clínicas de linóleo y talleres de grabado en relieve; de esténcil, y de dibujo y punta de plata, en su galería se han inaugurado exposiciones colectivas como “Malleus Maleficarum” y más recientemente una muestra de arte objeto de skateboards “Exvotos patinetos”.

La creación de este espacio se convirtió en el pretexto para crear obras en colectivo, creando así la oportunidad de la compra – venta de arte / Cortesía

Un puente creativo entre Querétaro y Oaxaca

Entre los más de 30 talleres de gráfica que han sido creados en Oaxaca en los últimos años, figura una nueva arteria de La Madriguera Gráfica; sus miembros lo inauguraron el pasado 12 de abril, sumándose con ello a la explosión gráfica de esta entidad.

La obra de oaxaqueños como Francisco Toledo, Rodolfo Morales, Rufino Tamayo y Sergio Hernández, así como del japonés Shinzaburo Takeda –en honor a quien se organiza la Bienal Nacional de Artes Gráficas–, han inspirado a cientos de artistas de aquella región a sumarse a esta oleada; no obstante, para Víctor, como para muchos otros creadores, lo que verdaderamente dinamizó las artes gráficas en su tierra fue el Conflicto Magisterial de Oaxaca del 2006.

“Ese gran movimiento de la gráfica comienza a visibilizarse después de 2006, tras esa asamblea popular y todo el movimiento social. La ciudad permaneció durante mucho tiempo llena de barricadas, con helicópteros sobrevolando las casas, columnas de humo por doquier, desaparecidos y balaceras (...) Nunca he estado en una guerra pero me atrevería a decir que fue como una (...) En medio de ese caos afloró la gráfica y la gente comenzó a familiarizarse con ella. Lo cual es coherente, porque la gráfica siempre ha estado ligada a los movimientos sociales; recordemos que en el 68 se hizo mucha obra de protesta. Además en la misma tradición de la gráfica mexicana encontramos a creadores como Leopoldo Méndez, perteneciente a esta oleada de maestros que hicieron gráfica de protesta a principios del siglo pasado”.

Los talleres no sólo permiten a los artistas experimentados crear, sino que también se convierte en un espacio donde curiosos y aprendices pueden hacerse de técnicas / Cortesía

Convencidos de la potencia comunicativa de técnicas como la xilografía, el grabado en linóleo, aguafuerte y serigrafía, La Madriguera ha volcado su arte hacia temas sociales y culturales, como se puede apreciar en el mural “La leyenda del pescador”, ubicado en Puerto Escondido, Oaxaca, y en “Guna'a ni guxhaana na'a”, que puede apreciarse en Tehuantepec, Oaxaca; un homenaje realizado por los artistas a la fortaleza de las mujeres tehuanas, tras el terremoto de 8,1 que sacudió a México en septiembre del 2017, causando graves afectaciones en la región del Istmo de Tehuantepec.

Motivado por el impacto social de estos proyectos, López adelanta que en el municipio de Corregidora, pronto realizarán un mural que visibilizará una costumbre local relacionada con la técnica tradicional de grabado sobre tortilla, que lamentablemente se ha ido perdiendo con el tiempo.

A la par, cada artista se encuentra trabajando en colecciones individuales; todas relacionadas con la memoria, el pasado cultural y los lazos identitarios con las tierras de sus padres.

“Ahorita estoy desarrollando una serie que tiene que ver con mi identidad zapoteca, así como con el desplazamiento y con la pérdida del idioma, porque hasta hace poco caí en cuenta que pertenezco a la generación de jóvenes que fueron despojados de su propia lengua”, puntualiza Heczar.

Un nuevo capítulo en la historia de la gráfica local se abrió hace cinco años en Querétaro, con la creación de La Madriguera Gráfica; un colectivo independiente integrado por artistas visuales de Oaxaca y Ciudad de México, cuyo eje de acción se encuentra en el análisis y la creación de gráfica experimental.

Desde su conformación, cada año la agrupación organiza en la ciudad una celebración de aniversario bajo una temática específica, invitando a creativos de diferentes demarcaciones y disciplinas artísticas a participar con una pieza en una exposición colectiva.

Inspirados en los bailes públicos callejeros de la Ciudad de México, este año los artistas convocaron a sus homólogos a idear un proyecto artístico inspirado en el tema “Sonidero Gráfico”.

“Cuando pensamos en este tema, buscamos los puntos en los que coincidían ambos movimientos. De entrada, el sonidero es un fenómeno que implica a la comunidad y al barrio, al igual que en la gráfica, donde nos contagiamos unos a otros en un ejercicio cultural”, afirmó Víctor López, cofundador de este colectivo, quien en una charla sobre la historia y la trayectoria de La Madriguera, adelantó a BARROCO que la fiesta de aniversario tendrá lugar en su galería y taller, el próximo 26 de octubre, a las 19:30 horas.

Para la exposición, han convocado a 50 artistas de todo el país; de estados como Oaxaca, CDMX, Guanajuato, Michoacán, y por supuesto Querétaro, quienes tendrán cerca de un mes para explorar este tema y llevarlo hacia el campo de la gráfica.

Víctor López, Heczar Gómez y Mariela López posan junto a la prensa que se fabricó con ayuda de un ingeniero mecánico de Oaxaca / Hugo Arciniega

Retrospectiva gráfica

Sobre la calle Vicente Guerrero 3, se encuentra la madriguera de este proyecto gráfico. Su dirección conduce hacia un pequeño portón de metal, que da al interior de un antiguo edificio de altos techos y gruesos muros, impregnados por el olor a tinta, y ataviados con la obra de diferentes artistas locales y nacionales.

Víctor platica que la gente se acerca a este taller por simple curiosidad o para hacer uso del espacio y de la prensa que ellos mismos fabricaron con ayuda de un ingeniero mecánico de Oaxaca. A veces, también lo concurren connacionales y extranjeros, quienes de una forma más natural que en una galería, interactúan con las obras de artistas como el oaxaqueño Rubén Leyva, el poblano Gonzalo García y la queretana Tania Quezada; así es como se logran concretar muchas de las ventas, asegura López: de taller a taller, y entre talleres y artistas se mantiene una comunicación constante, por lo que no es raro que se generen redes de compra- venta de obras a través de estos espacios.

Impulsado por los oaxaqueños Mariela López, Heczar Gómez y Víctor, así como por Román Miranda –originario de la Ciudad de México–, el espacio nació en el 2014, luego de que sus fundadores migraran a Querétaro para estudiar Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Querétaro, y juntos comenzaran a trabajar en varios proyectos.

“Nuestro encuentro fue muy orgánico, nada forzado… casi podríamos hablar de destino. Yo llegué a Querétaro hace 13 años (…) y como paisanos, uno fue jalando al otro. Empezamos compartiendo una casa para vivir, y de pronto ya estábamos funcionando como colectivo sin tener un nombre formal. Éramos de pronto como una familia que producía obras entre todos; por ahí los compañeros tenían un proyecto de esténcil que, a la postre, se convertiría en una de nuestras banderas, y en el pretexto para generar obra en colectivo, porque lo interesante de La Madriguera Gráfica, en sí es su esencia colectiva”, afirma el grabador oaxaqueño.

Obra ubicada en Tehuantepec, Oaxaca, titulada "Guna'a ni guxhaana na'a", que significa "La que me dió la vida", donde retrata a una mujer tehuana de pie / Cortesía

Tras realizar un mural para el Centro de Desarrollo Artesanal Indígena (CEDAI), con motivo de su reciente apertura, los artistas decidieron formalizarse como colectivo, dando lugar a su primera exposición: “Territorio Nahual”; una muestra multidisciplinaria inaugurada en octubre del 2015, en el Centro Educativo y Cultural “Manuel Gómez Morín”.

“Todo fue a raíz de un mural en el CEDAI. Cuando lo terminamos, recuerdo que la administración nos comentó que no podíamos firmar todos y esa vez estábamos colaborando varios, entonces lo que hicimos fue elegir un nombre que nos aglutinara (…) y desde entonces funcionamos como una madriguera, como un espacio donde se comparte el trabajo pero también la comida, la charla, entre otras cosas”, detalla López, recordando que en su primera exposición como colectivo, exploraron el mito del nahual; profundizaron en el significado de la palabra, así como en el ritual y “en todas las energías que se mueven a través del arte instalación, el videomapping, la danza, la gráfica y la música en vivo en su conjunto”.

Desde sus primeros proyectos, la Madriguera Gráfica ha impulsado exposiciones en Oaxaca y Querétaro como “Mitologías de lo natural” ,“Las enseñanzas de Macabra”, Colectiva Nacional de Miniprints “ Ex–libris”, Muestra itinerante de mujeres grabadoras “Mujeres grabando”, “Estampida Gráfica”, Dialogo entre talleres “Aviaria memoria”.

Asimismo han participado en exhibiciones locales y nacionales como “En el Mictlán”, el Encuentro Nacional de Talleres de Grabado “Guelaguetza Gráfica”, el Encuentro de Esténcil México y “50 años de lucha y esperanza 1968- 2018”, entre otros.

Además de promover clínicas de linóleo y talleres de grabado en relieve; de esténcil, y de dibujo y punta de plata, en su galería se han inaugurado exposiciones colectivas como “Malleus Maleficarum” y más recientemente una muestra de arte objeto de skateboards “Exvotos patinetos”.

La creación de este espacio se convirtió en el pretexto para crear obras en colectivo, creando así la oportunidad de la compra – venta de arte / Cortesía

Un puente creativo entre Querétaro y Oaxaca

Entre los más de 30 talleres de gráfica que han sido creados en Oaxaca en los últimos años, figura una nueva arteria de La Madriguera Gráfica; sus miembros lo inauguraron el pasado 12 de abril, sumándose con ello a la explosión gráfica de esta entidad.

La obra de oaxaqueños como Francisco Toledo, Rodolfo Morales, Rufino Tamayo y Sergio Hernández, así como del japonés Shinzaburo Takeda –en honor a quien se organiza la Bienal Nacional de Artes Gráficas–, han inspirado a cientos de artistas de aquella región a sumarse a esta oleada; no obstante, para Víctor, como para muchos otros creadores, lo que verdaderamente dinamizó las artes gráficas en su tierra fue el Conflicto Magisterial de Oaxaca del 2006.

“Ese gran movimiento de la gráfica comienza a visibilizarse después de 2006, tras esa asamblea popular y todo el movimiento social. La ciudad permaneció durante mucho tiempo llena de barricadas, con helicópteros sobrevolando las casas, columnas de humo por doquier, desaparecidos y balaceras (...) Nunca he estado en una guerra pero me atrevería a decir que fue como una (...) En medio de ese caos afloró la gráfica y la gente comenzó a familiarizarse con ella. Lo cual es coherente, porque la gráfica siempre ha estado ligada a los movimientos sociales; recordemos que en el 68 se hizo mucha obra de protesta. Además en la misma tradición de la gráfica mexicana encontramos a creadores como Leopoldo Méndez, perteneciente a esta oleada de maestros que hicieron gráfica de protesta a principios del siglo pasado”.

Los talleres no sólo permiten a los artistas experimentados crear, sino que también se convierte en un espacio donde curiosos y aprendices pueden hacerse de técnicas / Cortesía

Convencidos de la potencia comunicativa de técnicas como la xilografía, el grabado en linóleo, aguafuerte y serigrafía, La Madriguera ha volcado su arte hacia temas sociales y culturales, como se puede apreciar en el mural “La leyenda del pescador”, ubicado en Puerto Escondido, Oaxaca, y en “Guna'a ni guxhaana na'a”, que puede apreciarse en Tehuantepec, Oaxaca; un homenaje realizado por los artistas a la fortaleza de las mujeres tehuanas, tras el terremoto de 8,1 que sacudió a México en septiembre del 2017, causando graves afectaciones en la región del Istmo de Tehuantepec.

Motivado por el impacto social de estos proyectos, López adelanta que en el municipio de Corregidora, pronto realizarán un mural que visibilizará una costumbre local relacionada con la técnica tradicional de grabado sobre tortilla, que lamentablemente se ha ido perdiendo con el tiempo.

A la par, cada artista se encuentra trabajando en colecciones individuales; todas relacionadas con la memoria, el pasado cultural y los lazos identitarios con las tierras de sus padres.

“Ahorita estoy desarrollando una serie que tiene que ver con mi identidad zapoteca, así como con el desplazamiento y con la pérdida del idioma, porque hasta hace poco caí en cuenta que pertenezco a la generación de jóvenes que fueron despojados de su propia lengua”, puntualiza Heczar.

Local

Revocarán cambio de uso de suelo de El Batán

“Vamos a emprender un par de acciones para lograr detener el ecocidio”, advirtió la diputada Beatriz Robles

Local

Reciben insumos médicos de la SEDENA

La 17/a Zona Militar recibió un vehículo militar de 6.5 toneladas con insumos destinados a hacer frente a la contingencia sanitaria

Local

Hay inconsistencias en predios de Colón

Se plantean costos de los predios muy por encima de su precio real en el mercado inmobiliario y esto no es tolerable; Manuel Terrazas

Salud

Diferencias entre bacterias y virus

Las enfermedades causadas por estos dos tipos de gérmenes se tratan de maneras diferentes porque no actúan del mismo modo en el organismo

Mundo

Santa Sofía, abierta a los visitantes fuera de las horas de oración musulmana

Santa Sofía, construida en el siglo VI en tiempos de los bizantinos, era el lugar donde se coronaba a sus emperadores. Forma parte del Patrimonio Mundial de la Unesco y es una de las principales atracciones turísticas de Estambul

Política

Diputados de Morena inauguran conferencias semanales para destacar logros de la 4T

Mario Delgado resaltó los aspectos positivos de la reciente visita del presidente López Obrador a Estados Unidos

Mundo

Mujer de 101 años supera la Covid-19 y sale de alta en Argentina

En Argentina, el número de casos de coronavirus asciende a 103 mil 252, con mil 926 fallecidos, la gran mayoría ancianos

Mundo

Costa Rica aprueba ley que castiga el acoso sexual con cárcel y multa

La iniciativa, impulsada por varias bancadas, aguarda la ratificación del presidente Carlos Alvarado para entrar en vigor

Mundo

Florida registra nuevo récord diario de muertos por Covid-19

Según el reporte del Departamento de Salud de ese estado, en ese mismo lapso de 24 horas se registraron más de 9.000 casos nuevos