/ jueves 9 de diciembre de 2021

“Hola, soy gorda”: una comedia política contra la gordofobia

#RecomendacionesPerras

¿Qué haces cuando eres demasiado grande en un mundo en el cual el tamaño grande se proyecta como no sólo objetable desde lo estético sino también como un fracaso moral?

Les voy a contar que estaba renuente a contratar HBO Max, pero cuando me enteré de que esta serie estaba en su catálogo terminé sucumbiendo, y es que tenía muchas ganas de verla porque cuestiona las formas en las que hemos interiorizado la gordofobia, un tema que me atraviesa y en el que, últimamente, he estado muy clavada.

La serie en cuestión se llama Shrill y está basada en el best seller autobiográfico de Lindy West, una columnista de GQ y The Guardian que se especializa en temas que abordan la imagen del cuerpo y la cultura popular. Lindy es considerada una escritora de la talla de Rebecca Solnit, por lo tanto, se sabe que, con esas referencias, ya estamos hablando en serio.

Este es mi cuerpo. Es MÍO. No me avergüenzo de ello de ninguna manera. De hecho, amo todo al respecto. No tengo que justificar su genialidad / atractivo / sanidad / utilidad a nadie porque es MÍO. No es tuyo.

La serie, que por cierto es cómica, la protagoniza y produce Aidy Bryant, quien es una de las figuras de Saturday Night Live, y a lo largo de tres temporadas, nos cuenta la historia de Annie, una mujer gorda que quiere cambiar el rumbo de su vida sin tener que modificar su cuerpo, a pesar de que se rodea de una sociedad que no se cansa de juzgarlo.

Mientras Annie nos muestra sus relaciones tóxicas, a sus papás enfermos y como lidia con un trabajo demandante, paralelamente también vemos temas referentes a la comunidad LGBTQ+, el feminismo hueco, el racismo, la cultura de la cancelación y como dije antes, la gordofobia. A lo largo de los capítulos, podemos ver como Annie sufre agresiones debido a su peso, por un lado, tenemos a una madre constantemente “preocupada” por su “salud” y por el otro a un novio que le avergüenza decirles a sus amigos que sale con “la gorda” y la obliga a salir de su casa por la barda trasera.

Por favor no se olviden: soy mi cuerpo. Cuando mi cuerpo se achica, sigo siendo yo. Cuando mi cuerpo se agranda, sigo siendo yo. No hay una mujer delgada dentro de mí, que espera se excavada. Soy una sola pieza.

Aún con todo esto, la protagonista no queda exenta de expresar su gordofobia interiorizada y se niega a salir con un hombre solo por ser gordo como ella; Shrill es la historia de una chica que busca su lugar en un mundo donde las mujeres deben ser pequeñas, especialmente en lo físico, para gustarle a los hombres, y donde todos pueden opinar de tu peso sin que se los pidas, donde los doctores todo lo quieren arreglar con by pass gástrico sin explicarte las consecuencias porque la delgadez es sinónimo de triunfo aunque vivas con un transtorno de la conducta alimentaria u obligada a tomar vitaminas de por vida.

Les recomiendo mucho que busquen Shrill, en cualquiera de sus versiones, libro o serie, porque con un sentido del humor destacable nos da un acercamiento a las violencias y discriminación que enfrentan las personas gordas y cuestiona las formas en las que hemos interiorizado la gordofobia.

Y existe la suposición de que, si eres gorda, te has dado por vencida. Yo hago ejercicio todo el tiempo. No como donas en el desayuno, el almuerzo y la cena.

Recuerden que ser gordo, es solo eso, ser gordo, así como sé es alto, bajo, delgado, etc …ser gordo no es sinónimo de enfermedad ni de holgazanería, tenemos que empezar a estudiar un poco más y desmitificar estos conceptos, y Shrill nos da una buena dosis de esto y además uno ríe mucho.

A Lyndy West la encuentran en IG como @thelindywest y a Aidy Bryant como @aidybryant y nosotros nos vemos/leemos pronto en la próxima #recomendaciónperra.

Nota al pie: si ya no nos vemos este año, agradezco sus lecturas y deseo comiencen un 2022 con mucha felicidad y con muchas ganas de seguir descubriendo nuevos contenidos que nos despierten la conciencia y transformen nuestro pensamiento ¡Besos!

¿Qué haces cuando eres demasiado grande en un mundo en el cual el tamaño grande se proyecta como no sólo objetable desde lo estético sino también como un fracaso moral?

Les voy a contar que estaba renuente a contratar HBO Max, pero cuando me enteré de que esta serie estaba en su catálogo terminé sucumbiendo, y es que tenía muchas ganas de verla porque cuestiona las formas en las que hemos interiorizado la gordofobia, un tema que me atraviesa y en el que, últimamente, he estado muy clavada.

La serie en cuestión se llama Shrill y está basada en el best seller autobiográfico de Lindy West, una columnista de GQ y The Guardian que se especializa en temas que abordan la imagen del cuerpo y la cultura popular. Lindy es considerada una escritora de la talla de Rebecca Solnit, por lo tanto, se sabe que, con esas referencias, ya estamos hablando en serio.

Este es mi cuerpo. Es MÍO. No me avergüenzo de ello de ninguna manera. De hecho, amo todo al respecto. No tengo que justificar su genialidad / atractivo / sanidad / utilidad a nadie porque es MÍO. No es tuyo.

La serie, que por cierto es cómica, la protagoniza y produce Aidy Bryant, quien es una de las figuras de Saturday Night Live, y a lo largo de tres temporadas, nos cuenta la historia de Annie, una mujer gorda que quiere cambiar el rumbo de su vida sin tener que modificar su cuerpo, a pesar de que se rodea de una sociedad que no se cansa de juzgarlo.

Mientras Annie nos muestra sus relaciones tóxicas, a sus papás enfermos y como lidia con un trabajo demandante, paralelamente también vemos temas referentes a la comunidad LGBTQ+, el feminismo hueco, el racismo, la cultura de la cancelación y como dije antes, la gordofobia. A lo largo de los capítulos, podemos ver como Annie sufre agresiones debido a su peso, por un lado, tenemos a una madre constantemente “preocupada” por su “salud” y por el otro a un novio que le avergüenza decirles a sus amigos que sale con “la gorda” y la obliga a salir de su casa por la barda trasera.

Por favor no se olviden: soy mi cuerpo. Cuando mi cuerpo se achica, sigo siendo yo. Cuando mi cuerpo se agranda, sigo siendo yo. No hay una mujer delgada dentro de mí, que espera se excavada. Soy una sola pieza.

Aún con todo esto, la protagonista no queda exenta de expresar su gordofobia interiorizada y se niega a salir con un hombre solo por ser gordo como ella; Shrill es la historia de una chica que busca su lugar en un mundo donde las mujeres deben ser pequeñas, especialmente en lo físico, para gustarle a los hombres, y donde todos pueden opinar de tu peso sin que se los pidas, donde los doctores todo lo quieren arreglar con by pass gástrico sin explicarte las consecuencias porque la delgadez es sinónimo de triunfo aunque vivas con un transtorno de la conducta alimentaria u obligada a tomar vitaminas de por vida.

Les recomiendo mucho que busquen Shrill, en cualquiera de sus versiones, libro o serie, porque con un sentido del humor destacable nos da un acercamiento a las violencias y discriminación que enfrentan las personas gordas y cuestiona las formas en las que hemos interiorizado la gordofobia.

Y existe la suposición de que, si eres gorda, te has dado por vencida. Yo hago ejercicio todo el tiempo. No como donas en el desayuno, el almuerzo y la cena.

Recuerden que ser gordo, es solo eso, ser gordo, así como sé es alto, bajo, delgado, etc …ser gordo no es sinónimo de enfermedad ni de holgazanería, tenemos que empezar a estudiar un poco más y desmitificar estos conceptos, y Shrill nos da una buena dosis de esto y además uno ríe mucho.

A Lyndy West la encuentran en IG como @thelindywest y a Aidy Bryant como @aidybryant y nosotros nos vemos/leemos pronto en la próxima #recomendaciónperra.

Nota al pie: si ya no nos vemos este año, agradezco sus lecturas y deseo comiencen un 2022 con mucha felicidad y con muchas ganas de seguir descubriendo nuevos contenidos que nos despierten la conciencia y transformen nuestro pensamiento ¡Besos!

Policiaca

Detienen a 3 Atlistas por campal del 5M en el Corregidora

Se trata de la porra del Club Atlas, fueron detenidos en Jalisco, informó la Fiscalía General del Estado de Querétaro

Local

Adán Augusto vendrá a Querétaro para revisar seguridad

Kuri aseguró que se acordó que la próxima semana se revisarán programas

Local

Venden fuera del estado 35% de comercios afiliados a Canaco

Empresas queretanas tienen potencial para ampliar mercado en el Bajío

Política

Marcelo Ebrard celebra nuevo acercamiento entre oposición y gobierno de Venezuela

Estados Unidos anunció este martes el levantamiento de algunas de sus sanciones económicas contra Venezuela para tratar de reactivar dicho diálogo

Local

Invita el IMSS a la Primera Jornada Nacional de Salud

Inició el pasado 16 y continuará hasta el 27 de mayo brindando acciones integrales de salud que permitan mejorar la calidad de vida de los derechohabientes

Local

Anuncian carrera Xtrail Bernal-Viñedos

Será el próximo 11 de junio y se espera asistan cerca de mil 500 corredores y una derrama económica de 2 mdp

Cultura

Eduardo Matos Moctezuma, emblema de la cultura viva de México

El arqueólogo dirigió el equipo que descubrió el Templo Mayor en la Ciudad de México, y en la excavación de la Pirámide del Sol en Teotihuacán

Cultura

Testigos silenciosos cuentan últimos días de Maximiliano de Habsburgo

Fotografías, dibujos, objetos antiguos y hasta una réplica de la celda del segundo emperador de México, se pueden encontrar en el Museo de la Restauración de la República; un recinto que puedes visitar en la capital queretana, para adentrarte en los hechos que rodearon al Sitio de Querétaro, hace 155 años

Local

Entrega Vega Carriles becas educativas

Busca combatir la deserción escolar y apoyar a que los estudiantes concluyan sus metas educativas