/ domingo 25 de julio de 2021

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Antes de tener una protagonista y una trama, la española María Dueñas tenía un destino: El Protectorado español en Marruecos. Cuando la filóloga y hasta entonces profesora universitaria se lanzó a escribir su primera novela, El tiempo entre costuras, sólo quería indagar en los antepasados de su madre en aquel territorio. La trama, ambientada a finales de la Segunda Guerra Mundial y poco antes de la Guerra Civil española, se convirtió en un best-seller, adaptado años después a la televisión con Adriana Ugarte como Sira Quiroga, la joven costurera que se verá envuelta en intrigas internacionales.

"Vivimos un momento espléndido para las adaptaciones, con las nuevas plataformas y los servicios de streaming. Es un momento magnífico para que los libros cobren una segunda vida, es verdad que cuando El tiempo entre costuras se lanzó en televisión, ya había muchísimos lectores, pero también se ganaron muchos gracias a la serie", dice en entrevista con El Sol de México la escritora que acaba de publicar Sira, una novela que retoma a la protagonista de su primer libro, 12 años después.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con el lanzamiento de su primera novela, "no es que tuviese que pedir perdón por tener una protagonista mujer y una mujer en la portada y ser yo mujer, pero casi, como que no era un gran motivo de orgullo decir que te leían muchas mujeres, que escribías con sensibilidad de mujer, pero todo esto ha dado la vuelta para bien, las mujeres que escribimos, lo decimos con un poco más de orgullo que antes, que te tenías que callar para que no se te encasillara como 'novela romántica', 'novela femenina' y aquellas cosas. Hoy puedes escribir libremente con tu sensibilidad de mujer, con tus inquietudes sin tener que dar tantas explicaciones", agrega.

Sira, su nueva entrega, sobre la cual conversará vía Facebook y en la plataforma de la 32 Feria Nacional del Libro de León, hoy a las 12:00 horas, no sólo retoma a la joven costurera 12 años después, sino que, por el contexto de la novela, se cruza en la trama Eva Perón y con ella, un Francisco Franco poco conocido.

"Estamos en el año 1947, en plena posguerra, el país está arruinado después de la Guerra Civil, todavía en el dolor, hay mucha represión, muchas necesidades y hambre en el país, no tiene recursos de ningún tipo, además Naciones Unidas le ha dado la espalda, están montones de gobiernos que rechazan el régimen de Franco, España está totalmente aislada y nadie le ayuda, el único país que le tiende una mano es Argentina, por el vínculo histórico, y sobre todo por la afinidad de los regímenes políticos", relata.

"Franco invita a Juan Domingo Perón, pero como no puede venir, invita a su mujer, que entonces es muy joven, con poca experiencia y decide tirar la casa por la ventana y agasajarla con una exageración que la pobre España de entonces no podía permitirse".

Aquella visita que fue "lo más apasionante que ocurrió en aquellos años", se narra en Sira y, al tiempo que tiene a una mujer en el centro de ese episodio, es un punto de vista sobre la casi intocable figura del dictador.

"Franco había ganado la guerra siete años antes y su régimen es todavía muy represivo, la cárceles estaban llenas, se mataba gente por cuestiones meramente políticas, es una España muy dura, que Franco estaba apretando con mano de hierro. En cambio ante Evita y esto me parece que es agridulce, por no decir otra cosa, se muestra muy sumiso, porque claro, sabe que de ella depende que se siga recibiendo ayuda y Evita que es muy lista, lo ve y decide abusar de esa situación como de poder que tiene sobre él, empieza a llegar tarde a los actos oficiales, le hace esperar dos y tres horas, dice lo que quiere, Franco está que se muerde los puños, porque tiene un poder absoluto y nadie osa retarlo y llega esta joven rubia, escotada, con abrigos de pieles en pleno verano y hace lo que le da la gana", concluye quien actualmente trabaja en la adaptación televisiva de otra de sus novelas, Las hijas del capitán y tiene planes para llevar Sira también a la pantalla, "pero todavía prefiero que la disfruten los lectores como lo que es", apunta.

Antes de tener una protagonista y una trama, la española María Dueñas tenía un destino: El Protectorado español en Marruecos. Cuando la filóloga y hasta entonces profesora universitaria se lanzó a escribir su primera novela, El tiempo entre costuras, sólo quería indagar en los antepasados de su madre en aquel territorio. La trama, ambientada a finales de la Segunda Guerra Mundial y poco antes de la Guerra Civil española, se convirtió en un best-seller, adaptado años después a la televisión con Adriana Ugarte como Sira Quiroga, la joven costurera que se verá envuelta en intrigas internacionales.

"Vivimos un momento espléndido para las adaptaciones, con las nuevas plataformas y los servicios de streaming. Es un momento magnífico para que los libros cobren una segunda vida, es verdad que cuando El tiempo entre costuras se lanzó en televisión, ya había muchísimos lectores, pero también se ganaron muchos gracias a la serie", dice en entrevista con El Sol de México la escritora que acaba de publicar Sira, una novela que retoma a la protagonista de su primer libro, 12 años después.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con el lanzamiento de su primera novela, "no es que tuviese que pedir perdón por tener una protagonista mujer y una mujer en la portada y ser yo mujer, pero casi, como que no era un gran motivo de orgullo decir que te leían muchas mujeres, que escribías con sensibilidad de mujer, pero todo esto ha dado la vuelta para bien, las mujeres que escribimos, lo decimos con un poco más de orgullo que antes, que te tenías que callar para que no se te encasillara como 'novela romántica', 'novela femenina' y aquellas cosas. Hoy puedes escribir libremente con tu sensibilidad de mujer, con tus inquietudes sin tener que dar tantas explicaciones", agrega.

Sira, su nueva entrega, sobre la cual conversará vía Facebook y en la plataforma de la 32 Feria Nacional del Libro de León, hoy a las 12:00 horas, no sólo retoma a la joven costurera 12 años después, sino que, por el contexto de la novela, se cruza en la trama Eva Perón y con ella, un Francisco Franco poco conocido.

"Estamos en el año 1947, en plena posguerra, el país está arruinado después de la Guerra Civil, todavía en el dolor, hay mucha represión, muchas necesidades y hambre en el país, no tiene recursos de ningún tipo, además Naciones Unidas le ha dado la espalda, están montones de gobiernos que rechazan el régimen de Franco, España está totalmente aislada y nadie le ayuda, el único país que le tiende una mano es Argentina, por el vínculo histórico, y sobre todo por la afinidad de los regímenes políticos", relata.

"Franco invita a Juan Domingo Perón, pero como no puede venir, invita a su mujer, que entonces es muy joven, con poca experiencia y decide tirar la casa por la ventana y agasajarla con una exageración que la pobre España de entonces no podía permitirse".

Aquella visita que fue "lo más apasionante que ocurrió en aquellos años", se narra en Sira y, al tiempo que tiene a una mujer en el centro de ese episodio, es un punto de vista sobre la casi intocable figura del dictador.

"Franco había ganado la guerra siete años antes y su régimen es todavía muy represivo, la cárceles estaban llenas, se mataba gente por cuestiones meramente políticas, es una España muy dura, que Franco estaba apretando con mano de hierro. En cambio ante Evita y esto me parece que es agridulce, por no decir otra cosa, se muestra muy sumiso, porque claro, sabe que de ella depende que se siga recibiendo ayuda y Evita que es muy lista, lo ve y decide abusar de esa situación como de poder que tiene sobre él, empieza a llegar tarde a los actos oficiales, le hace esperar dos y tres horas, dice lo que quiere, Franco está que se muerde los puños, porque tiene un poder absoluto y nadie osa retarlo y llega esta joven rubia, escotada, con abrigos de pieles en pleno verano y hace lo que le da la gana", concluye quien actualmente trabaja en la adaptación televisiva de otra de sus novelas, Las hijas del capitán y tiene planes para llevar Sira también a la pantalla, "pero todavía prefiero que la disfruten los lectores como lo que es", apunta.

Local

Niegan discriminación en el bar “El Hoyo 19”

Consejo directivo emitió un comunicado interno en el que reiteró que no han recibido alguna queja de manera formal, pero que atenderán las solicitudes que se presenten

Local

“PAN gobernará al 90% de queretanos”: Agustín Dorantes

"Gracias a su compromiso, apoyo y trabajo, Querétaro pone el ejemplo. El PAN Querétaro fue el PAN que mejores resultados entregó en el país", subrayó.

Cultura

Marcela Herbert pondrá al centro de la cultura a las personas con discapacidad

La próxima titular de la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro tomará protesta el 1 de octubre, no obstante ya prepara el terreno para su plan de trabajo

Local

Disminuyen casos activos de Covid-19 en Querétaro

El entrenamiento social, despertó el sentido de alerta en presencia del virus

Local

Tequisquiapan bajo el agua

Evacúan en lanchas a huéspedes de algunos hoteles luego de que el tramo del río San Juan que atraviesa por el municipio alcanzó el 100% de su capacidad

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Mercenarios 4: Latinoamérica, semillero de mercenarios

Los mercenarios son un negocio muy lucrativo y clave durante los tiempos de guerra

Local

Iglesia colaborará con los nuevos gobiernos

"Nosotros colaboraremos con lo que esté a nuestro alcance y nuestras manos"

Local

El testamento, un documento que da certeza jurídica y confianza

Tenerlo permite decidir sobre bienes y derechos, además evita problemas o juicios jurídicos y gastos, aseguró el académico universitario

Local

Sólo 15% de indigentes van a un albergue

La semana anterior recibieron tres reportes de personas en situación de calle que fallecieron, dos de ellas fueron encontradas en la vía pública