/ jueves 13 de septiembre de 2018

Más vale Lola que mal acompañada

Tan bonitas y sin novio, a las mujeres mexicanas se les tallan los mandatos a filo de katana desde que llegan a este mundo:

Luce perfecta, cuida tu piel, actúa con seguridad, vístete bien, sonríe con frecuencia, estiliza tu cabello, huele exquisito, permanece ocupada, aplica un poco de maquillaje, mantente positiva, no fumes, no bebas, deshazte de los molestos vellos, haz que otros se sientan bienvenidos, procura a tu pareja, sé amable, sé educada, sé accesible…

No es de extrañarse entonces que México ya sea el quinto país donde más se practican cirugías estéticas, que 64 por ciento de las adolescentes se diga inconforme con su cuerpo, que una de cada cuatro jóvenes se obligue a no comer hasta 12 horas “por miedo a engordar”, y que 4.5 millones de connacionales vivan semanalmente un episodio de depresión por, entre otros deberes, exigirse estar siempre perfectas para el resto.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

Y como le ocurrió a Raquel Riba Rossy, novelista gráfica e ilustradora egresada de la Universidad de Barcelona, llega un momento en que se desdibujan los mapas mentales y urge encontrar en una misma el color que se había buscado en el corazón de los demás: el del amor propio.

“Las mujeres llevamos cargando por décadas con historias de desvalorización, inferioridad, culpa, sumisión y dependencia emocional. Hay ese pecado impuesto o esa necesidad de ir aprisionándoles las alas para que no se desplieguen del todo, como diciendo ‘no vaya a ser que cometan una locura’, de atraparlas para que no vuelen demasiado.

“De ahí el por qué mostrar el valor del amor propio frente a este concepto de ‘buscar una media naranja’, una mitad en otra persona cuando, en realidad, tú ya estás completa. Se cree que, si a ti te falta, por ejemplo, control emocional, entonces necesitas alguien que te controle emocionalmente.

“Buscamos romper con esa idea y construirnos en los pilares de una misma, trabajando y cuestionando profundamente qué significa esto de ‘la media naranja’”.

Lola Vendetta

A la cabeza de una comunidad digital integrada por medio millón de personas (casi la mitad de la población del municipio de Querétaro), Raquel Riba Rossy ayuda a mujeres y hombres para que se fijen un “¡Me quiero!” tras mirarse al espejo, se planten sólidamente en sus “no quiero”, y escojan a quién quieren dentro/fuera de sus vidas por medio de una de las viñetas de cómic con más impacto en el campo del autoempoderamiento: Lola Vendetta.

“Lola Vendetta sabe que tiene una voz y Lola Vendetta habla, eso ayuda porque inspira a que otras personas abran la boca y expliquen lo que sea que les esté ocurriendo”, considera Raquel Riba Rossy, a cuya guerrera se le dio tinta por primera vez en 2014 y, desde entonces, ha fomentado que cualquier persona entre en cuenta de su potencial y de su fuerza propia, procurando ya no viva hundida en papeles que no le corresponden e incapaz de “subir el volumen” para oírse mejor.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

Porque entre silencios impolutos existen los llamados “países duales” (como México, España, Brasil y Argentina) donde, públicamente, a las mujeres se les anima para que aspiren a una educación profesional y a enfocarse en sus carreras; pero, en privado, se espera que llenen los roles tradicionales de esposas y amas de casa.

“Su confianza fluctúa a medida que crecen y son obligadas a adoptar posturas que chocan entre sí: roles más modernos y roles tradicionales en simultáneo, lo que conduce a vidas conflictivas”, consigna el informe global ‘The Real Truth About Beauty: Revisited’, elaborado por la línea de cuidado personal Dove en 2016.

Para Riba Rossy, este escenario debería contribuir a que desmontemos pensamientos y creencias que ya no encajan cuando se trata de “superar nuestros malos días, compartir nuestros logros y crecer en paralelo, aunando talentos”, por lo que es necesario remover la zona de confort y los parámetros convencionales a partir del autoconocimiento, reivindicando las relaciones con las y los otros.

“Yo, por ejemplo, de pequeña estaba en casa y me gustaba cantar, me gustaba hablar, me gustaba contar chistes. Mi papá y mi mamá se enfadaban conmigo cuando yo hacía eso: cuando estaba mucho rato hablando.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

“Posiblemente, como yo lo que quiero en realidad es el amor de mis padres, porque el niño pequeño lo que quiere es sobrevivir y que lo quieran, probablemente de mayor empezaré a callarme cosas sin darme cuenta, por miedo a que no se me quiera, porque yo he entendido que se me quiere si estoy en silencio; y, dependiendo de la intensidad con la que yo he vivido eso, de mayor funcionaré mucho más exageradamente sobre ese camino”.

Y en un país donde 23 de cada 100 mujeres han sido moldeadas para callar, aceptando amenazas con arma de fuego por su actual o última pareja, esta les ha destruido sus objetos personales, les ha humillado en público, les ha increpado que “no está listo el quehacer”, les ha espiado para saber dónde está, o les ha exigido las contraseñas de su vida cibernética, amarse a una misma traza un camino verdaderamente (re)evolucionario.


64%

De las mexicanas no están conformes con su apariencia y, a medida que crecen, “la presión vinculada con su belleza aumenta, mientras que la confianza en su cuerpo disminuye” / Fuente: Estudio ‘The Real Truth About Beauty: Revisited’, elaborado por la línea de productos de cuidado personal Dove en 2016

25%

De las adolescentes de entre 15 y 18 años ha dejado de comer por hasta 12 horas “por miedo a engordar” y se calcula que 10% de las mexicanas ha vomitado alguna vez para bajar de peso / Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), con información actualizada al corte de 2014

4.5 Millones

De mexicanas sufren, al menos, un episodio semanal de depresión y los grupos de edad que concentran más casos abarcan los 30-49 años (6%), 50-64 años (11%), y 65 en adelante (16%) / Fuente: Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

23.2%

De las mujeres mexicanas recibió alguna clase de maltrato emocional por parte de su actual o última pareja en 2016, es decir, 10 millones 70 mil 34 de las habitantes de la República / Fuente: Encuesta Nacional sobre las Dinámicas de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía


Tan bonitas y sin novio, a las mujeres mexicanas se les tallan los mandatos a filo de katana desde que llegan a este mundo:

Luce perfecta, cuida tu piel, actúa con seguridad, vístete bien, sonríe con frecuencia, estiliza tu cabello, huele exquisito, permanece ocupada, aplica un poco de maquillaje, mantente positiva, no fumes, no bebas, deshazte de los molestos vellos, haz que otros se sientan bienvenidos, procura a tu pareja, sé amable, sé educada, sé accesible…

No es de extrañarse entonces que México ya sea el quinto país donde más se practican cirugías estéticas, que 64 por ciento de las adolescentes se diga inconforme con su cuerpo, que una de cada cuatro jóvenes se obligue a no comer hasta 12 horas “por miedo a engordar”, y que 4.5 millones de connacionales vivan semanalmente un episodio de depresión por, entre otros deberes, exigirse estar siempre perfectas para el resto.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

Y como le ocurrió a Raquel Riba Rossy, novelista gráfica e ilustradora egresada de la Universidad de Barcelona, llega un momento en que se desdibujan los mapas mentales y urge encontrar en una misma el color que se había buscado en el corazón de los demás: el del amor propio.

“Las mujeres llevamos cargando por décadas con historias de desvalorización, inferioridad, culpa, sumisión y dependencia emocional. Hay ese pecado impuesto o esa necesidad de ir aprisionándoles las alas para que no se desplieguen del todo, como diciendo ‘no vaya a ser que cometan una locura’, de atraparlas para que no vuelen demasiado.

“De ahí el por qué mostrar el valor del amor propio frente a este concepto de ‘buscar una media naranja’, una mitad en otra persona cuando, en realidad, tú ya estás completa. Se cree que, si a ti te falta, por ejemplo, control emocional, entonces necesitas alguien que te controle emocionalmente.

“Buscamos romper con esa idea y construirnos en los pilares de una misma, trabajando y cuestionando profundamente qué significa esto de ‘la media naranja’”.

Lola Vendetta

A la cabeza de una comunidad digital integrada por medio millón de personas (casi la mitad de la población del municipio de Querétaro), Raquel Riba Rossy ayuda a mujeres y hombres para que se fijen un “¡Me quiero!” tras mirarse al espejo, se planten sólidamente en sus “no quiero”, y escojan a quién quieren dentro/fuera de sus vidas por medio de una de las viñetas de cómic con más impacto en el campo del autoempoderamiento: Lola Vendetta.

“Lola Vendetta sabe que tiene una voz y Lola Vendetta habla, eso ayuda porque inspira a que otras personas abran la boca y expliquen lo que sea que les esté ocurriendo”, considera Raquel Riba Rossy, a cuya guerrera se le dio tinta por primera vez en 2014 y, desde entonces, ha fomentado que cualquier persona entre en cuenta de su potencial y de su fuerza propia, procurando ya no viva hundida en papeles que no le corresponden e incapaz de “subir el volumen” para oírse mejor.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

Porque entre silencios impolutos existen los llamados “países duales” (como México, España, Brasil y Argentina) donde, públicamente, a las mujeres se les anima para que aspiren a una educación profesional y a enfocarse en sus carreras; pero, en privado, se espera que llenen los roles tradicionales de esposas y amas de casa.

“Su confianza fluctúa a medida que crecen y son obligadas a adoptar posturas que chocan entre sí: roles más modernos y roles tradicionales en simultáneo, lo que conduce a vidas conflictivas”, consigna el informe global ‘The Real Truth About Beauty: Revisited’, elaborado por la línea de cuidado personal Dove en 2016.

Para Riba Rossy, este escenario debería contribuir a que desmontemos pensamientos y creencias que ya no encajan cuando se trata de “superar nuestros malos días, compartir nuestros logros y crecer en paralelo, aunando talentos”, por lo que es necesario remover la zona de confort y los parámetros convencionales a partir del autoconocimiento, reivindicando las relaciones con las y los otros.

“Yo, por ejemplo, de pequeña estaba en casa y me gustaba cantar, me gustaba hablar, me gustaba contar chistes. Mi papá y mi mamá se enfadaban conmigo cuando yo hacía eso: cuando estaba mucho rato hablando.

Ilustración: Cortesía de Lola Vendetta

“Posiblemente, como yo lo que quiero en realidad es el amor de mis padres, porque el niño pequeño lo que quiere es sobrevivir y que lo quieran, probablemente de mayor empezaré a callarme cosas sin darme cuenta, por miedo a que no se me quiera, porque yo he entendido que se me quiere si estoy en silencio; y, dependiendo de la intensidad con la que yo he vivido eso, de mayor funcionaré mucho más exageradamente sobre ese camino”.

Y en un país donde 23 de cada 100 mujeres han sido moldeadas para callar, aceptando amenazas con arma de fuego por su actual o última pareja, esta les ha destruido sus objetos personales, les ha humillado en público, les ha increpado que “no está listo el quehacer”, les ha espiado para saber dónde está, o les ha exigido las contraseñas de su vida cibernética, amarse a una misma traza un camino verdaderamente (re)evolucionario.


64%

De las mexicanas no están conformes con su apariencia y, a medida que crecen, “la presión vinculada con su belleza aumenta, mientras que la confianza en su cuerpo disminuye” / Fuente: Estudio ‘The Real Truth About Beauty: Revisited’, elaborado por la línea de productos de cuidado personal Dove en 2016

25%

De las adolescentes de entre 15 y 18 años ha dejado de comer por hasta 12 horas “por miedo a engordar” y se calcula que 10% de las mexicanas ha vomitado alguna vez para bajar de peso / Fuente: Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), con información actualizada al corte de 2014

4.5 Millones

De mexicanas sufren, al menos, un episodio semanal de depresión y los grupos de edad que concentran más casos abarcan los 30-49 años (6%), 50-64 años (11%), y 65 en adelante (16%) / Fuente: Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

23.2%

De las mujeres mexicanas recibió alguna clase de maltrato emocional por parte de su actual o última pareja en 2016, es decir, 10 millones 70 mil 34 de las habitantes de la República / Fuente: Encuesta Nacional sobre las Dinámicas de las Relaciones en los Hogares (Endireh) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía


Local

Lara Becerril agradece liderazgo de Faustino Armendáriz

Reconoció la cercanía y carisma de monseñor Armendáriz con la feligresía de Querétaro

Local

Querétaro se suma a la marcha por la vida

Más de cinco mil personas partieron de la Plaza de Toros Santa María hacia la Alameda Hidalgo

Local

Conmemora Querétaro Día de la Protección Civil

Rememorado cada 19 de septiembre después de los sismos de 1985

Local

Piden no ser portadores de odio y exclusión

Integrantes de la ICM exigen auténtico respeto al estado laico, que debe imperar en México

Gossip

Hace 25 años se hicieron "Friends", lo que parece una amistad eterna

Durante su primera temporada, las aventuras y desventuras de los seis protagonistas congregaron a más de 24 millones de espectadores en Estados Unidos

Exposiciones

Museo parisino expone mosaico de plumas mexicano del siglo XVI

"Una de las más bellas del arte plumario colonial mexicano, de técnica azteca"

Mundo

Presunta víctima de Epstein acusa a príncipe de Inglaterra de abuso sexual

La joven acusa al príncipe Andrés de Inglaterra de haber abusado de ella cuando tenía 17 años

Ecología

Miles participan en el Día Mundial de la Limpieza del Planeta

En playas y ríos de Asia y en otras partes del planeta recogiendo basura y llamando la atención sobre la contaminación

Policiaca

Caen dos sujetos con droga en Villas de San Miguel

Les fueron encontrados seis envoltorios con hierba seca, dos envoltorios con sustancia granulada similar a la cocaína y 3 billetes falsos