/ miércoles 15 de agosto de 2018

Muñecas artesanales, patrimonio que se regatea

Cada seis meses, Yubisela Hipolito debe ir a la Ciudad de México, desde Santiago Mexquititlán, Amealco, para comprar la materia prima que utiliza para realizar las muñecas artesanales que vende.

El transportar las decenas de metros de tela que adquiere, así como el relleno, hilos y listones que componen sus creaciones, le impide ir sola por el material, por lo que es un viaje que emprende junto con al menos otras tres personas.

“La muñeca se elabora con popelina de algodón, con popelina de poliéster, algodón, con cambaya rayada, cambaya bordada y listones satinados; también lleva estambre negro para el cabello e hilos de algodón para el bordado de la cara”, detalla la artesana.

Ir a la capital del país por todo este material es apenas el inicio de todo un proceso de creación para elaborar la muñeca artesanal de Amealco, piezas que recientemente han sido declaradas Patrimonio Cultural del Estado de Querétaro.

“Nos cuesta mucho trabajo para conseguir la materia prima, la traemos desde México, (…) no es tan fácil conseguirlo, enfrentamos de todo, si llevamos transporte particular, luego nos paran, nos multan y nos viene saliendo caro el viaje y no podemos ir una persona o dos, porque es mucho volumen el relleno; las materias primas, igual, es mucho volumen para traerlo en el autobús”, añade Josefina Pascual Cayetano, artesana originaria de San Ildefonso Tultepec.

Según comparten sus creadoras, una vez que tienen el material, dedican hasta dos días para que una muñeca este completamente lista; sin embargo, se advierte el entusiasmo entre las artesanas al hablar de sus productos, los cuales, aseguran, tras el nombramiento como Patrimonio, tienen un nuevo estatus que esperan las libre de los regateos de los turistas, quienes muchas veces las orillan a abaratar sus artesanías.

De objeto lúdico a patrimonio

A diferencia de lo ocurrido en septiembre de 2017, con la controversia surgida entre las mesas de concheros de la capital queretana y el Ayuntamiento de Querétaro que pretendía declarar la Danza de los Concheros como Patrimonio Histórico, Cultural e Inmaterial del municipio, las artesanas consultadas se expresaron satisfechas con la iniciativa, pues la creación de sus muñecas, consideran, protege su artesanía y garantiza su preservación.

De acuerdo a la declaratoria, publicada en el periódico oficial La Sombra de Arteaga el 18 de abril y acordada el 9 del mismo mes por los Poderes Ejecutivo y Legislativo, se resaltan las particularidades de estas piezas, en las que tomaron “en cuenta su origen, su permanencia y su presencia en nuestro estado y todo el mundo, considerándose única en su género y representado tradición, costumbres y raíces de nuestros pueblos originarios”, según expresa el periódico oficial del Gobierno estatal.

Además, la declaratoria acuerda que el Ejecutivo del Estado, a través de la Secretaría de Cultura, “implementará, de acuerdo a la suficiencia presupuestal autorizada con que se cuente, todas aquellas actividades que sean necesarias, encaminadas a preservar y promover y difundir esa manifestación que forma parte de nuestra cultura”.

“Cada muñeca es diferente, es única, a pesar de que tienen moldes, tienen un trazo de cómo se elabora, al término siempre es única, porque ese es el toque que le ponemos; al final, lo que pensamos, sentimos, decimos, es lo que vamos a demostrar con la muñeca, con nuestras manos, con nuestro material, desde la materia prima, hasta que se termina, origina un producto diferente”, resalta Hipólito López.

Esto es lo que buscan expresar las artesanas a los compradores, pues ellas saben que sus creaciones no son producto de una invención propia, sino de un legado que comenzó desde hace muchos años como un objeto lúdico, que les evoca a su niñez y que ahora es un modus vivendi que da oportunidades de crecimiento.

“Traemos las muñecas que representan a la mujer indígena de San Ildefonso, tienen muchos años, han venido de generación en generación; yo desde que me acuerdo, en mi niñez, tuve una muñeca como esta, mi mamá me la hizo para jugar en aquellos años, no conocíamos la muñecas de Barbie, ni de peluches, no conocíamos eso, entonces, desde hace años, mi mamá empezó a hacer más muñecas y salió a la ciudad.

Hace unos 44 o 45 años que salió a la venta y desde entonces hemos seguido esa práctica”, señaló Pascual Cayetano, quien añadió.

“El beneficio es para nuestros hijos en la casa, porque la mayoría son madres solteras, viudas que se quedaron con hijos, una de ellas son yo, me quedé con cuatro hijas y gracias a nuestro trabajo a nuestra turismo que consume nuestra artesanía, hemos sacado a nuestra familia adelante (…) antes no pensaba mandarlas a la escuela, la prepa, la universidad, porque no me alcazaba el recurso y ahorita una ya terminó la universidad ya se tituló, gracias a nuestro trabajo”, sostuvo la artesana.

Las muñecas que están consideradas en el nombramiento son tres tipos, la que se denomina Dönxu, originaria de San Ildefonso Tultepec, y la que es conocida como Lele, que se realiza en Santiago Mexquititlán y que tiene dos variaciones, una con ojos bordados y otra con aplicaciones de tela en el rostro para darle fisonomía.

La declaratoria detalla una serie de características que tienen estas artesanías, en las que se consideran aspectos como el tamaño, que van de los 3 centímetros hasta los 45.

“Una característica importante a resaltar, es que las mujeres artesanas, al confeccionar y vestir a la muñeca de trapo otomí, están representado las nociones sobre su cuerpo humano, los roles de genero y su estructura social, dentro de las comunidades indígenas”, resalta el texto publicado en La Sombra de Arteaga.

A decir de Yubisela Hipólito, quien es propietaria de un taller de muñecas en el que laboran 12 personas, producir una muñeca de 45 centímetros cuesta entre 400 y 500 pesos y alcanza un precio de venta de 700 pesos, sin considerar el regateo que puede llegar a bajar su precio hasta 100 pesos menos.

“Muchas personas nos han dicho, si ustedes no defienden su patrimonio, ya no tendrán nada como mujeres indígenas. No es tan fácil llegar a este lugar donde estamos, antes éramos de banqueta, ahora ya no, ya tenemos el espacio en Amealco y vendemos la muñecas todos los días ahí”, añadió Josefina Pascual.

Durante la rueda de prensa para dar a conocer la declaratoria de Patrimonio, celebrada el pasado 8 de agosto, el secretario de Desarrollo Sustentable estatal, Marco del Prete Tercero, aseguró que la dependencia a su cargo trabaja de la mano con las artesanas para encontrar nuevas formas de comercialización de sus productos, para posicionarlos en puntos de venta donde los turistas consumen y puedan ser valorados sin el regateo de por medio.

De acuerdo a la Dirección de Desarrollo Económico y Turismo de Amealco, actualmente, la producción de muñecas artesanales alcanza las 100 mil piezas mensuales, en el citado municipio.

De igual forma, en el Museo Municipal “Ricardo Pozas Arciniega”, donde se exhiben muñecas artesanales que son una característica de Amealco de Bonfil, se reciben alrededor de 2 mil visitantes por semana, por lo que las autoridades municipales consideran que esta artesanía no solo beneficia a quienes la elaboran , sino ya se convirtió en un símbolo y un atractivo de la región.

“Hemos tenido un incremento en la actividad turística de los fines de semana, de estar en un 40 por ciento, ahora estamos al 80, 90 por ciento (…) Entre semana se ha visto poco, pero si ha aumentado entre un 20 y 25 por ciento”, remató Víctor Eduardo Ruiz, director de Desarrollo Económico y Turismo de Amealco.

En el acto oficial se anunció además que el próximo 15 de agosto se realizará, en la Plaza Constitución, de Amealco de Bonfil, una fiesta artística en torno a la declaratoria de la Muñeca Artesanal como patrimonio cultural inmaterial de Querétaro.


Cada seis meses, Yubisela Hipolito debe ir a la Ciudad de México, desde Santiago Mexquititlán, Amealco, para comprar la materia prima que utiliza para realizar las muñecas artesanales que vende.

El transportar las decenas de metros de tela que adquiere, así como el relleno, hilos y listones que componen sus creaciones, le impide ir sola por el material, por lo que es un viaje que emprende junto con al menos otras tres personas.

“La muñeca se elabora con popelina de algodón, con popelina de poliéster, algodón, con cambaya rayada, cambaya bordada y listones satinados; también lleva estambre negro para el cabello e hilos de algodón para el bordado de la cara”, detalla la artesana.

Ir a la capital del país por todo este material es apenas el inicio de todo un proceso de creación para elaborar la muñeca artesanal de Amealco, piezas que recientemente han sido declaradas Patrimonio Cultural del Estado de Querétaro.

“Nos cuesta mucho trabajo para conseguir la materia prima, la traemos desde México, (…) no es tan fácil conseguirlo, enfrentamos de todo, si llevamos transporte particular, luego nos paran, nos multan y nos viene saliendo caro el viaje y no podemos ir una persona o dos, porque es mucho volumen el relleno; las materias primas, igual, es mucho volumen para traerlo en el autobús”, añade Josefina Pascual Cayetano, artesana originaria de San Ildefonso Tultepec.

Según comparten sus creadoras, una vez que tienen el material, dedican hasta dos días para que una muñeca este completamente lista; sin embargo, se advierte el entusiasmo entre las artesanas al hablar de sus productos, los cuales, aseguran, tras el nombramiento como Patrimonio, tienen un nuevo estatus que esperan las libre de los regateos de los turistas, quienes muchas veces las orillan a abaratar sus artesanías.

De objeto lúdico a patrimonio

A diferencia de lo ocurrido en septiembre de 2017, con la controversia surgida entre las mesas de concheros de la capital queretana y el Ayuntamiento de Querétaro que pretendía declarar la Danza de los Concheros como Patrimonio Histórico, Cultural e Inmaterial del municipio, las artesanas consultadas se expresaron satisfechas con la iniciativa, pues la creación de sus muñecas, consideran, protege su artesanía y garantiza su preservación.

De acuerdo a la declaratoria, publicada en el periódico oficial La Sombra de Arteaga el 18 de abril y acordada el 9 del mismo mes por los Poderes Ejecutivo y Legislativo, se resaltan las particularidades de estas piezas, en las que tomaron “en cuenta su origen, su permanencia y su presencia en nuestro estado y todo el mundo, considerándose única en su género y representado tradición, costumbres y raíces de nuestros pueblos originarios”, según expresa el periódico oficial del Gobierno estatal.

Además, la declaratoria acuerda que el Ejecutivo del Estado, a través de la Secretaría de Cultura, “implementará, de acuerdo a la suficiencia presupuestal autorizada con que se cuente, todas aquellas actividades que sean necesarias, encaminadas a preservar y promover y difundir esa manifestación que forma parte de nuestra cultura”.

“Cada muñeca es diferente, es única, a pesar de que tienen moldes, tienen un trazo de cómo se elabora, al término siempre es única, porque ese es el toque que le ponemos; al final, lo que pensamos, sentimos, decimos, es lo que vamos a demostrar con la muñeca, con nuestras manos, con nuestro material, desde la materia prima, hasta que se termina, origina un producto diferente”, resalta Hipólito López.

Esto es lo que buscan expresar las artesanas a los compradores, pues ellas saben que sus creaciones no son producto de una invención propia, sino de un legado que comenzó desde hace muchos años como un objeto lúdico, que les evoca a su niñez y que ahora es un modus vivendi que da oportunidades de crecimiento.

“Traemos las muñecas que representan a la mujer indígena de San Ildefonso, tienen muchos años, han venido de generación en generación; yo desde que me acuerdo, en mi niñez, tuve una muñeca como esta, mi mamá me la hizo para jugar en aquellos años, no conocíamos la muñecas de Barbie, ni de peluches, no conocíamos eso, entonces, desde hace años, mi mamá empezó a hacer más muñecas y salió a la ciudad.

Hace unos 44 o 45 años que salió a la venta y desde entonces hemos seguido esa práctica”, señaló Pascual Cayetano, quien añadió.

“El beneficio es para nuestros hijos en la casa, porque la mayoría son madres solteras, viudas que se quedaron con hijos, una de ellas son yo, me quedé con cuatro hijas y gracias a nuestro trabajo a nuestra turismo que consume nuestra artesanía, hemos sacado a nuestra familia adelante (…) antes no pensaba mandarlas a la escuela, la prepa, la universidad, porque no me alcazaba el recurso y ahorita una ya terminó la universidad ya se tituló, gracias a nuestro trabajo”, sostuvo la artesana.

Las muñecas que están consideradas en el nombramiento son tres tipos, la que se denomina Dönxu, originaria de San Ildefonso Tultepec, y la que es conocida como Lele, que se realiza en Santiago Mexquititlán y que tiene dos variaciones, una con ojos bordados y otra con aplicaciones de tela en el rostro para darle fisonomía.

La declaratoria detalla una serie de características que tienen estas artesanías, en las que se consideran aspectos como el tamaño, que van de los 3 centímetros hasta los 45.

“Una característica importante a resaltar, es que las mujeres artesanas, al confeccionar y vestir a la muñeca de trapo otomí, están representado las nociones sobre su cuerpo humano, los roles de genero y su estructura social, dentro de las comunidades indígenas”, resalta el texto publicado en La Sombra de Arteaga.

A decir de Yubisela Hipólito, quien es propietaria de un taller de muñecas en el que laboran 12 personas, producir una muñeca de 45 centímetros cuesta entre 400 y 500 pesos y alcanza un precio de venta de 700 pesos, sin considerar el regateo que puede llegar a bajar su precio hasta 100 pesos menos.

“Muchas personas nos han dicho, si ustedes no defienden su patrimonio, ya no tendrán nada como mujeres indígenas. No es tan fácil llegar a este lugar donde estamos, antes éramos de banqueta, ahora ya no, ya tenemos el espacio en Amealco y vendemos la muñecas todos los días ahí”, añadió Josefina Pascual.

Durante la rueda de prensa para dar a conocer la declaratoria de Patrimonio, celebrada el pasado 8 de agosto, el secretario de Desarrollo Sustentable estatal, Marco del Prete Tercero, aseguró que la dependencia a su cargo trabaja de la mano con las artesanas para encontrar nuevas formas de comercialización de sus productos, para posicionarlos en puntos de venta donde los turistas consumen y puedan ser valorados sin el regateo de por medio.

De acuerdo a la Dirección de Desarrollo Económico y Turismo de Amealco, actualmente, la producción de muñecas artesanales alcanza las 100 mil piezas mensuales, en el citado municipio.

De igual forma, en el Museo Municipal “Ricardo Pozas Arciniega”, donde se exhiben muñecas artesanales que son una característica de Amealco de Bonfil, se reciben alrededor de 2 mil visitantes por semana, por lo que las autoridades municipales consideran que esta artesanía no solo beneficia a quienes la elaboran , sino ya se convirtió en un símbolo y un atractivo de la región.

“Hemos tenido un incremento en la actividad turística de los fines de semana, de estar en un 40 por ciento, ahora estamos al 80, 90 por ciento (…) Entre semana se ha visto poco, pero si ha aumentado entre un 20 y 25 por ciento”, remató Víctor Eduardo Ruiz, director de Desarrollo Económico y Turismo de Amealco.

En el acto oficial se anunció además que el próximo 15 de agosto se realizará, en la Plaza Constitución, de Amealco de Bonfil, una fiesta artística en torno a la declaratoria de la Muñeca Artesanal como patrimonio cultural inmaterial de Querétaro.


Local

Mitofsky evalúa a Pancho en tercer sitio de aprobación

La encuestadora afirma que hizo más de 54 mil entrevistas a mayores de 18 años con acceso a internet; primer lugar es de nuevo para el sinaloense Quirino Ordaz

Local

Luis Nava insta a no bajar guardia

El presidente municipal de Querétaro, Luis Nava Guerrero, pidió a la población no bajar la guardia ante la pandemia

Local

Repartidores en acción; por las noches son la salvación

Pachangueros encargan bebidas alcohólicas, vasos, hielos y hasta condones, sobre todo los fines

Local

Aquí, 65% desprecia a AMLO

Con un 65% de desaprobación por parte de la ciudadanía, Querétaro es uno de los tres estados con “mayor desprecio” hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador

Local

Requieren protocolos en albergues temporales

Ante la contingencia sanitaria del Covid-19 y el paso de los migrantes en caravana, se ingresó un exhorto para que se atiendan las problemáticas de quienes permanecen en México

Local

Con eventos virtuales celebrarán a la juventud

El Instituto Municipal de la Juventud, celebrará el Mes de la Juventud con actividades culturales y recreativas

Local

Llegará a 24% ritmo de los contagios en agosto: Seseq

Este indicador no es elaborado por la secretaría de Salud del estado sino por otras instancias del gobierno estatal

Local

Hacen la diferencia 550 capitalinas

Luis Nava Guerrero, dio la bienvenida a 550 mujeres que se incorporaron al programa "Con Ellas, Hacemos la Diferencia"

Deportes

Difícil panorama

Para Julián Velázquez, defensa central de Gallos Blancos, no fue el inicio que el equipo buscaba