/ miércoles 23 de octubre de 2019

Nobel, Benjamin, Adán, plagio y lenguaje

Vitral

“Estados del alma”, dice Mireille Calle-Gruber para referirse al estilo de escritura de Peter Handke, uno de los dos premios Nobel de literatura 2019. Todos los estilos son válidos e importantes, cada uno aporta una perspectiva desde la cual abordar tanto la forma de narrar como los eventos que narra. Ha habido tiempos y estilos en los que expresar los “estados del alma” no era no bien visto ni aceptado, no había espacio para lo psicológico. Tiempo después, escritores como Henry James o Virginia Woolf rompieron con esta limitación y se atrevieron a narrar lo que acontece dentro de la cabeza de sus personajes y este fue un gran salto para la literatura, dado que no existe sólo lo exterior, lo objetivo, la descripción atinada de lo que nos rodea y sucede, sino que existe también, con la misma fuerza de la realidad externa, la perspectiva personal, la subjetividad, el pensamiento, los estados del alma. Es necesario exponer, exteriorizar, sacar a orear, reconocer dichos estados, porque así el mundo humano se completa. Handke, el recién premiado con el Nobel se inscribe en este contexto, la exteriorización de lo interno, de lo subjetivo, y con ello, estos escritores nos meten en los sentimientos, pensamientos, pesares e ilusiones, perspectivas del ser humano. No estamos solos ni locos, es propio del ser vivir todos estos estados. Antes al contrario, cuando los escritores los abordan y los publican nos enriquecemos todos, y podemos pararnos con otra cara al mundo. Ese es el papel de la literatura: rescatar lo vivido y pensado, y enriquecer las visiones y actos de la vida concreta.

*

Es buena la copia, reconocer la influencia, dar crédito. Lo que es vergonzoso y deleznable es el fusil, el plagio, la vulgar imitación que pretende ser original y que supone que los demás son unos estúpidos que no se darán cuenta, vaya mezcla de sandez e inmoralidad.

En cambio el que reconoce en dónde está inspirado tiene la oportunidad de crear algo verdaderamente nuevo, aunque como dijo Salomón: no hay nada nuevo bajo el sol. Vale la pena citar in extenso los versículos bíblicos del libro de Eclésiastes, capítulo 1, de la Biblia latinoamericana, que contienen esta frase que ha trascendido a través de los siglos por su enorme verdad: “9. Lo que ya ha acontecido volverá a acontecer; lo que ya se ha hecho se volverá a hacer ¡y no hay nada nuevo bajo el sol!

10. Hay quien llega a decir: «¡Mira que esto sí es una novedad!» Pero eso ya existía desde siempre, entre aquellos que nos precedieron.

11. Nadie se acuerda de los hombres [b] primeros, como nadie se acordará de los últimos. ¡No habrá memoria de ellos entre los que habrán de sucedernos!

La ignorancia es la madre de muchos errores. El que no conoce el pasado cree que todo es nuevo, y no es así. Aquí se da una dialéctica interesante, sí, hay desarrollos nuevos en muchas áreas de la vida humana, pero no surgen de la nada, están montadas en el trabajo anterior, aunque creadas en nuevos contextos adquieren sin duda originalidad. En el arte todo tiene un antes y un después, una influencia, un antecedente que el artista debe reconocer. Aunque lamentablemente no faltan, más bien abundan, los atracadores que copian queriendo engañar como si la creación elaborada fuera en verdad de ellos. Ingenuos y ladrones que suponen, aparte, que los demás son tan tontos que los podrán engañar.

Es mejor reconocer con humildad las influencias, ya que esto, en lugar de ser una vergüenza, es un orgullo, porque reconoce en dónde está montada esa creación. Es continuidad, pero también es ruptura porque siempre abre puertas y ventanas a lo nuevo. Es como tener un hijo, es humano, es parecido y sin embargo es otro ser con nuevas y propias posibilidades. Tiene origen, antecesores y pasado, crece en una cultura ya determinada, pero el horizonte es para él totalmente novedoso. Como escribió atinadamente Isaac Newton en una carta dirigida Robert Hooke: «If I have seen further, it is by standing upon the shoulders of giants». (Si he podido ver más allá es porque me encaramé a hombros de gigantes).

La cultura, el arte, es continuidad, nada surge de la nada, del vacío, ni aún las creaciones más radicales y originales . La fuerza del género humano es la comunidad, la solidaridad, el compartir. No hay arte sin historia. La cultura es precisamente tradición, pasado. La creación es una aventura colectiva, por eso siempre será mejor rendir tributo, reconocer el origen.

*

Leo el siguiente párrafo: “Benjamin recibió una crítica tan severa de Adorno que decidió dejar a un lado el proyecto por el momento y extraer de su masa de materiales un libro sobre Baudelaire. Adorno vio parte de este libro y se mostró de nuevo crítico: se dejaba que los hechos hablasen por sí mismos, dijo; no había suficiente teoría. Benjamin hizo nuevas revisiones, que recibieron una acogida más calurosa”. Y concluyó que en efecto, los hechos son importantes, pero no son suficientes. Siempre se requiere la interpretación basada en una teoría.

*

La descomunal tarea de Adán de poner nombre a todas los animales de aire, tierra y mar, es una metáfora de la osadía del origen del lenguaje entre los seres humanos. Labor que fue de hombres, mujeres, niños y ancianos, gestada todos los días y noches durante milenios. Fue y es una hazaña, y aquí no hay exageración, con carácter universal, que merece el reconocimiento y asombro del cosmos entero, haya o no más vida inteligente en algún otro lugar. Hazaña digna de encomio, admiración y estudio. El lenguaje es un monstruo vivo, que se mueve, transforma y evoluciona con el paso del tiempo. Es una madre gastadora y es un padre exacto y sabio. Maravilla del intelecto humano.

*

Algunos autores señalan que el lenguaje verbal y escrito lo es todo, que el humano es lenguaje, y algunos van más allá como si el lenguaje fuera una estructura abstracta con vida propia en el cual el ser humano fuera sólo una parte. Pero no es así. Antes que el lenguaje hablado, los humanos ya podían comunicarse y expresar un sinnúmero de emociones, con gestos, señas y sonidos. Es decir, en la base del lenguaje hablado y escrito, están los otros tipos de lenguajes. Son su base y fundamento, sin ellos no existiría.

https://escritosdeaft.blogspot.com

“Estados del alma”, dice Mireille Calle-Gruber para referirse al estilo de escritura de Peter Handke, uno de los dos premios Nobel de literatura 2019. Todos los estilos son válidos e importantes, cada uno aporta una perspectiva desde la cual abordar tanto la forma de narrar como los eventos que narra. Ha habido tiempos y estilos en los que expresar los “estados del alma” no era no bien visto ni aceptado, no había espacio para lo psicológico. Tiempo después, escritores como Henry James o Virginia Woolf rompieron con esta limitación y se atrevieron a narrar lo que acontece dentro de la cabeza de sus personajes y este fue un gran salto para la literatura, dado que no existe sólo lo exterior, lo objetivo, la descripción atinada de lo que nos rodea y sucede, sino que existe también, con la misma fuerza de la realidad externa, la perspectiva personal, la subjetividad, el pensamiento, los estados del alma. Es necesario exponer, exteriorizar, sacar a orear, reconocer dichos estados, porque así el mundo humano se completa. Handke, el recién premiado con el Nobel se inscribe en este contexto, la exteriorización de lo interno, de lo subjetivo, y con ello, estos escritores nos meten en los sentimientos, pensamientos, pesares e ilusiones, perspectivas del ser humano. No estamos solos ni locos, es propio del ser vivir todos estos estados. Antes al contrario, cuando los escritores los abordan y los publican nos enriquecemos todos, y podemos pararnos con otra cara al mundo. Ese es el papel de la literatura: rescatar lo vivido y pensado, y enriquecer las visiones y actos de la vida concreta.

*

Es buena la copia, reconocer la influencia, dar crédito. Lo que es vergonzoso y deleznable es el fusil, el plagio, la vulgar imitación que pretende ser original y que supone que los demás son unos estúpidos que no se darán cuenta, vaya mezcla de sandez e inmoralidad.

En cambio el que reconoce en dónde está inspirado tiene la oportunidad de crear algo verdaderamente nuevo, aunque como dijo Salomón: no hay nada nuevo bajo el sol. Vale la pena citar in extenso los versículos bíblicos del libro de Eclésiastes, capítulo 1, de la Biblia latinoamericana, que contienen esta frase que ha trascendido a través de los siglos por su enorme verdad: “9. Lo que ya ha acontecido volverá a acontecer; lo que ya se ha hecho se volverá a hacer ¡y no hay nada nuevo bajo el sol!

10. Hay quien llega a decir: «¡Mira que esto sí es una novedad!» Pero eso ya existía desde siempre, entre aquellos que nos precedieron.

11. Nadie se acuerda de los hombres [b] primeros, como nadie se acordará de los últimos. ¡No habrá memoria de ellos entre los que habrán de sucedernos!

La ignorancia es la madre de muchos errores. El que no conoce el pasado cree que todo es nuevo, y no es así. Aquí se da una dialéctica interesante, sí, hay desarrollos nuevos en muchas áreas de la vida humana, pero no surgen de la nada, están montadas en el trabajo anterior, aunque creadas en nuevos contextos adquieren sin duda originalidad. En el arte todo tiene un antes y un después, una influencia, un antecedente que el artista debe reconocer. Aunque lamentablemente no faltan, más bien abundan, los atracadores que copian queriendo engañar como si la creación elaborada fuera en verdad de ellos. Ingenuos y ladrones que suponen, aparte, que los demás son tan tontos que los podrán engañar.

Es mejor reconocer con humildad las influencias, ya que esto, en lugar de ser una vergüenza, es un orgullo, porque reconoce en dónde está montada esa creación. Es continuidad, pero también es ruptura porque siempre abre puertas y ventanas a lo nuevo. Es como tener un hijo, es humano, es parecido y sin embargo es otro ser con nuevas y propias posibilidades. Tiene origen, antecesores y pasado, crece en una cultura ya determinada, pero el horizonte es para él totalmente novedoso. Como escribió atinadamente Isaac Newton en una carta dirigida Robert Hooke: «If I have seen further, it is by standing upon the shoulders of giants». (Si he podido ver más allá es porque me encaramé a hombros de gigantes).

La cultura, el arte, es continuidad, nada surge de la nada, del vacío, ni aún las creaciones más radicales y originales . La fuerza del género humano es la comunidad, la solidaridad, el compartir. No hay arte sin historia. La cultura es precisamente tradición, pasado. La creación es una aventura colectiva, por eso siempre será mejor rendir tributo, reconocer el origen.

*

Leo el siguiente párrafo: “Benjamin recibió una crítica tan severa de Adorno que decidió dejar a un lado el proyecto por el momento y extraer de su masa de materiales un libro sobre Baudelaire. Adorno vio parte de este libro y se mostró de nuevo crítico: se dejaba que los hechos hablasen por sí mismos, dijo; no había suficiente teoría. Benjamin hizo nuevas revisiones, que recibieron una acogida más calurosa”. Y concluyó que en efecto, los hechos son importantes, pero no son suficientes. Siempre se requiere la interpretación basada en una teoría.

*

La descomunal tarea de Adán de poner nombre a todas los animales de aire, tierra y mar, es una metáfora de la osadía del origen del lenguaje entre los seres humanos. Labor que fue de hombres, mujeres, niños y ancianos, gestada todos los días y noches durante milenios. Fue y es una hazaña, y aquí no hay exageración, con carácter universal, que merece el reconocimiento y asombro del cosmos entero, haya o no más vida inteligente en algún otro lugar. Hazaña digna de encomio, admiración y estudio. El lenguaje es un monstruo vivo, que se mueve, transforma y evoluciona con el paso del tiempo. Es una madre gastadora y es un padre exacto y sabio. Maravilla del intelecto humano.

*

Algunos autores señalan que el lenguaje verbal y escrito lo es todo, que el humano es lenguaje, y algunos van más allá como si el lenguaje fuera una estructura abstracta con vida propia en el cual el ser humano fuera sólo una parte. Pero no es así. Antes que el lenguaje hablado, los humanos ya podían comunicarse y expresar un sinnúmero de emociones, con gestos, señas y sonidos. Es decir, en la base del lenguaje hablado y escrito, están los otros tipos de lenguajes. Son su base y fundamento, sin ellos no existiría.

https://escritosdeaft.blogspot.com

Local

Lanza el PRI su plan de movilidad

Nos preparamos para darle seguimiento cuando ganemos, declara Paul Ospital

Local

No hay dinero para tranvía, aclara Nava

El municipio continuará trabajando en el proyecto para la construcción de un tranvía, aunque en este momento no cuenta con los recursos

Local

No llega carretera ofrecida por AMLO

Estaré pendiente de lo que BANOBRAS resuelva para llevar a cabo el proyecto que el presidente me autorizó desde hace un año; Francisco Domínguez

Local

Alemán propone protocolo escolar

Legisladoras del PRI a nivel local y federal hicieron exhorto a los gobierno para actuar contra la violencia

Círculos

Invitan a Expo y Congreso para Proveedores Querétaro

Se anunció la 9na edición del evento que se realizará durante el 17 y 18 de marzo en el Centro de Congresos donde encontrarás todo lo que necesitas para tu empresa

Gossip

Bibi Gaytán regresa a Televisa

Luego de más de 20 años de ausencia para participar como jueza en la quinta temporada de"Pequeños Gigantes"

Local

Si quieren faltar, que pidan días económicos

Maestras no tendrán día libre el 9 de marzo pero son libres de sumarse al paro, dice Botello

Celebridades

Ricky Martin inauguró Viña del Mar

Festival arrancó pese a que manifestantes se opusieron a la celebración del festival musical más importante de América Latina

Círculos

Voluntariado CANACINTRA Querétaro

Se convocó a otras organizaciones a participar en el evento con el propósito de crear sinergia a la problemática actual contra las mujeres