/ domingo 21 de marzo de 2021

Nueva realidad en los escenarios

Con la corografía “Espacio sordo" la compañía llegó a la parte final de su proyecto Código Paralingüa

En el foro experimental del Museo de la Ciudad, la compañía de danza contemporánea Ciudad Interior presentó “Espacio sordo; pieza que forma parte del repertorio del proyecto Código Paralingüa, acreedor al apoyo México Escena otorgado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

A través de esta iniciativa, los artistas concluyen un largo proceso de creativo de exploración, en el que han fusionado el lenguaje de la danza contemporánea con la Lengua de Señas Mexicana, para hacer partícipes de esta experiencia estética a la comunidad sorda en el estado.

A diferencia de las otras coreografías, el coreógrafo y director de la agrupación, Alejandro Chávez, señaló que “Espacio sordo habla del conflicto personal, y es la primera vez que Ciudad Interior se presenta haciendo una confesión directa. Las coreografías abordan la problemática social desde lo personal, tocando temas globales, y ahora partimos de lo particular hablando en específico de la soledad en algún tiempo vivido”.

Tras un encierro obligado por la contingencia, el también bailarín aseveró que experimentó una deconstrucción artística que lo llevó a replantearse la finalidad de sus proyectos, e incluso, de su trayectoria de más 30 años; obligándole a recordar sus orígenes y comenzar de cero, ahora desde un lado más humano y más conectado con su contexto inmediato.

“Yo nací en la calle haciendo break dance y creo que esa fue la única base que me ayudó a retomar todo; tuve que romper con mis referentes (…) Me encanta viajar, sobre todo a Nueva York; muchos de mis referentes son de la danza neoyorquina y mi carrera se nutrió mucho de eso. Tuve que abandonarlos para comenzar de nuevo. La gente que intenta hacer arte busca reconstruirse y sólo una gran crisis te rompe todo. La pandemia lo es, rompió mi gusto personal de viajar y me hizo romper con todos mis referentes. Los primeros cuatro meses para mí fueron una pesadilla y una negación” compartió Alejandro, quién en retrospectiva, dio cuenta de cómo muchas veces, el artista, poco a poco va alejándose del público, debido a una conjugación de ego, ensueño y falta de tiempo, distanciándolo de la posibilidad de generar una aportación real al arte.

NUEVAS FORMAS DE LLEGAR

Ante la nueva normalidad suscitada por la pandemia, el director asegura que Ciudad Interior ha reinventado su arte; llevando sus creaciones detrás de vitrinas, peceras itinerantes, paradas de autobús e incluso, a la virtualidad.

“Lo virtual suma, no sustituye, se vuelve una extensión que hay que explotar, pero el verle los ojos al público es muy importante”, destacó el director.

Ante el actual panorama del gremio artístico en el estado, Alejandro considera importante hacer una “reingeniería del todo”: “La gente trabaja mucho; hace falta hacer un diagnóstico para rehacer todo (…) Yo no puedo quejarme en absoluto, porque he recibido bastante; sin embargo, hace falta un festival de danza, pero un foro real para danza, porque la escena profesional requiere un espacio adecuado (…) En Querétaro hay una cultura muy rica en todos los aspectos, desde lo tradicional hasta lo contemporáneo y hace falta plantear un objetivo mucho más grande. Querétaro podría lanzarse como capital de la cultura en México y Latinoamérica porque es una ciudad que no le pide nada a muchas otras ciudades del mundo, en su belleza, en su arquitectura… pero falta potenciarla”.

RENOVACIÓN

Tras cumplirse un año del inicio de la pandemia, el director bosqueja nuevos discursos dancísticos para la compañía, quienes, asegura, seguirán buscando nuevos apoyos, nuevos retos y una renovada faceta que dará continuidad a una labor que se ha extendido de manera ininterrumpida por 13 años.

“Estoy muy contento porque me alejé del ego personal, porque se destrozó. En toda mi carrera desde que fui estudiante, he tenido muchos apoyos, pero llegó un punto que quizá ya no empezaba a ver; pero el confinamiento y la ruptura arrancaron toda mi comodidad y me hicieron comenzar con un nuevo lenguaje y una nueva visión”.

Tras concluir con la temporada de presentaciones de “Espacio sordo” en Museo de la Ciudad, anunció que próximamente, Código Paralingüa cerrará ciclo con una sorpresa en espacios públicos, como una forma de rendir homenaje al espacio y al momento histórico que se vive.

En el foro experimental del Museo de la Ciudad, la compañía de danza contemporánea Ciudad Interior presentó “Espacio sordo; pieza que forma parte del repertorio del proyecto Código Paralingüa, acreedor al apoyo México Escena otorgado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

A través de esta iniciativa, los artistas concluyen un largo proceso de creativo de exploración, en el que han fusionado el lenguaje de la danza contemporánea con la Lengua de Señas Mexicana, para hacer partícipes de esta experiencia estética a la comunidad sorda en el estado.

A diferencia de las otras coreografías, el coreógrafo y director de la agrupación, Alejandro Chávez, señaló que “Espacio sordo habla del conflicto personal, y es la primera vez que Ciudad Interior se presenta haciendo una confesión directa. Las coreografías abordan la problemática social desde lo personal, tocando temas globales, y ahora partimos de lo particular hablando en específico de la soledad en algún tiempo vivido”.

Tras un encierro obligado por la contingencia, el también bailarín aseveró que experimentó una deconstrucción artística que lo llevó a replantearse la finalidad de sus proyectos, e incluso, de su trayectoria de más 30 años; obligándole a recordar sus orígenes y comenzar de cero, ahora desde un lado más humano y más conectado con su contexto inmediato.

“Yo nací en la calle haciendo break dance y creo que esa fue la única base que me ayudó a retomar todo; tuve que romper con mis referentes (…) Me encanta viajar, sobre todo a Nueva York; muchos de mis referentes son de la danza neoyorquina y mi carrera se nutrió mucho de eso. Tuve que abandonarlos para comenzar de nuevo. La gente que intenta hacer arte busca reconstruirse y sólo una gran crisis te rompe todo. La pandemia lo es, rompió mi gusto personal de viajar y me hizo romper con todos mis referentes. Los primeros cuatro meses para mí fueron una pesadilla y una negación” compartió Alejandro, quién en retrospectiva, dio cuenta de cómo muchas veces, el artista, poco a poco va alejándose del público, debido a una conjugación de ego, ensueño y falta de tiempo, distanciándolo de la posibilidad de generar una aportación real al arte.

NUEVAS FORMAS DE LLEGAR

Ante la nueva normalidad suscitada por la pandemia, el director asegura que Ciudad Interior ha reinventado su arte; llevando sus creaciones detrás de vitrinas, peceras itinerantes, paradas de autobús e incluso, a la virtualidad.

“Lo virtual suma, no sustituye, se vuelve una extensión que hay que explotar, pero el verle los ojos al público es muy importante”, destacó el director.

Ante el actual panorama del gremio artístico en el estado, Alejandro considera importante hacer una “reingeniería del todo”: “La gente trabaja mucho; hace falta hacer un diagnóstico para rehacer todo (…) Yo no puedo quejarme en absoluto, porque he recibido bastante; sin embargo, hace falta un festival de danza, pero un foro real para danza, porque la escena profesional requiere un espacio adecuado (…) En Querétaro hay una cultura muy rica en todos los aspectos, desde lo tradicional hasta lo contemporáneo y hace falta plantear un objetivo mucho más grande. Querétaro podría lanzarse como capital de la cultura en México y Latinoamérica porque es una ciudad que no le pide nada a muchas otras ciudades del mundo, en su belleza, en su arquitectura… pero falta potenciarla”.

RENOVACIÓN

Tras cumplirse un año del inicio de la pandemia, el director bosqueja nuevos discursos dancísticos para la compañía, quienes, asegura, seguirán buscando nuevos apoyos, nuevos retos y una renovada faceta que dará continuidad a una labor que se ha extendido de manera ininterrumpida por 13 años.

“Estoy muy contento porque me alejé del ego personal, porque se destrozó. En toda mi carrera desde que fui estudiante, he tenido muchos apoyos, pero llegó un punto que quizá ya no empezaba a ver; pero el confinamiento y la ruptura arrancaron toda mi comodidad y me hicieron comenzar con un nuevo lenguaje y una nueva visión”.

Tras concluir con la temporada de presentaciones de “Espacio sordo” en Museo de la Ciudad, anunció que próximamente, Código Paralingüa cerrará ciclo con una sorpresa en espacios públicos, como una forma de rendir homenaje al espacio y al momento histórico que se vive.

Local

Antreros culpan a fiestas clandestinas por contagios de Covid-19

Tan solo hace unos días la autoridad detectó una fiesta clandestina en la capital, donde participaban cerca de 300 jóvenes

Local

De Querétaro…¡para el mundo!; harán gordita gigante

Pretenden imponer récord y a atraer al turismo en Bernal

Local

Bache por bache y tope por tope; revisan infraestructura ciclista

Ciclistas y autoridades de Movilidad recorren la ciudad para detectar zonas de riesgo

Local

“Urgen los espacios de socialización para niños”

Advierte la presidenta del Colegio Estatal de Psicólogos de Querétaro ante el posible regreso a clases presenciales

Local

Congelada la Ley del aborto 

La diputada Laura Polo, estimó que este tema se seguirá atrasando en Querétaro, debido a que en la siguiente Legislatura habrá mayoría panista 

Local

Acusan a comercios por omitir protocolo de sanidad

Ante la falta de cumplimiento, exhortan al gremio a respetar las acciones

Local

Sin respuesta plan de vacunar en la IP

El presidente de la Coparmex, Jorge Camacho Ortega, dijo que el sector espera tener ya una resolución

Local

Jóvenes hospitalizados en Querétaro tienen factor común viajes a Mazatlán y Cancún

Recalcan que la vacuna contra el Covid-19 no exenta a la población de que vuelva a contagiarse, además que entre más movilidad hay más posibilidad hay de contagio

Cultura

“No hay apoyo pequeño, todo suma”

La Mirruña Teatro ofrecerá una función especial de “La Patrona” el próximo 8 de agosto, lo recaudado será destinado a la causa de Emma