/ miércoles 12 de junio de 2019

Tras la visión de Elena Baca

En la retrospectiva de su trabajo, que permanecerá vigente en la fotogalería Hércules hasta el 19 de julio, el público podrá aproximarse a la faceta digital de la autora, a través de 34 imágenes

“Cuando quiero recordar una época de mi vida, vienen a mi mente fotografías”, dice la artista mexicana de 51 años, Elena Baca Suquet, quien lleva más de tres décadas reinventando el lenguaje estético de este arte, a través de la lente.

Minutos antes de ser inaugurada la retrospectiva de su obra en la fotogalería Estación Hércules, la fotógrafa platica con BARROCO acerca de su trayectoria, y de “I Ching: Libro de las mutaciones”; el proyecto fotográfico en el que actualmente se encuentra trabajando.

-¿A qué te refieres cuando dices que los recuerdos se encallan en tu mente bajo la forma de fotografías?

“Yo tengo un problema, que no es problema realmente; pierdo la memoria a largo plazo, así que solo recuerdo detalles muy pequeñitos o cosas muy específicas y el resto lo voy borrando”, dice, y sus ojos azules se hacen más profundos todavía –como si mirara hacia su interior– mientras habla sobre el viaje que sirvió como parteaguas en su vida profesional.

Recuerda que tenía 16 años, cuando sola, se embarcó en una travesía hacia la ciudad española de Granada, para adentrarse en el misterio y la historia de los palacios y jardines de La Alhambra.

“Cuando anunciaron que iban a cerrar, me escondí en sus jardines y me quedé toda la noche ahí, sin permiso. Solo así pude recorrerlo en silencio. De aquella experiencia, solo queda en mi memoria aquél sentimiento de ir tocando los relieves de los muros, así como la inmensa tristeza por saber que con los años me iba a olvidar de ese lugar y sus detalles. Fue entonces cuando supe que necesitaba estudiar algo que me ayudara a recordar y preservar por siempre mis vivencias”, comparte.

Foto: Elena Baca

Aunque la pintura y la literatura llegaron primero a su vida, Baca terminó inclinándose por la fotografía, siendo su padre quien le obsequiaría sus primeros rollos, así como una cámara que llevó al cuello durante un año, y aún sin película, la utilizó para fijar en su memoria el paso de sus días.

“Le tomaba fotos a mis maestros y a mis compañeros; a mis amigos rockeros en los ensayos y conciertos; a mi mamá cocinando, a mis hermanos peleando; todo el día andaba con la cámara. Les decía: “a ver, ponte ahí, bajo la luz”, y me contestaban: -Elena, ¡pero si ni película traes!- (risas). Ese año que me dediqué a jugar con la cámara, extrañamente es la época que más recuerdo. Pareciera que con cada click los momentos quedaran inmediatamente fijos en mi memoria. Aunque de esa experiencia solo poseo en la mente un álbum de fotografías que nunca se tomaron (…)”, afirma mientras sonríe, aseverando que desde entonces sus recuerdos son más nítidos.

Tres décadas de imágenes

Además de México, un centenar de ojos en España, China y Francia se han detenido impávidos ante las fotografías de Baca: “¡Parecen pinturas!”, se escucha con recurrencia en las salas de exposición, donde el trabajo de esta fotógrafa mexicana ha sido expuesto.

Y es que su obra recuerda al movimiento pictoralista que se gestó en el mundo en 1880, cuando en sus esfuerzos por elevar a la fotografía a la categoría de arte, los profesionales de la lente renunciaron a la simple reproducción de la realidad, mostrando en sus encuadres escenas verdaderamente poéticas y oníricas.

La naturaleza, los paisajes, la danza y las texturas son elementos recurrentes en el trabajo de Baca, quien asegura que más que fotografías, su obra está compuesta por imágenes; pues muchas de sus piezas toman forma en el laboratorio, donde la artista, cual tejedora, hila retazos de otros trabajos para darle forma a lo que imagina y sueña.

Además, la mujer es un personaje central en su trabajo, así como temas relacionados con el tiempo, la transformación y los instantes.

Foto: Elena Baca

“Cada serie aparece de acuerdo a una época de mi vida, dejando el registro de algún lugar, o situación (…) mi fotografía es una historia, es una emoción, es un sentimiento, a veces una tristeza o algún miedo; por eso utilizo mujeres, porque para mí es una forma de identificarme y representarme en ese momento, en ese sentimiento, en esa emoción”, explica.

Actualmente, la artista se encuentra trabajando en “I Ching: Libro de las mutaciones”, una colección basada en el libro oracular chino, cuyos primeros textos datan del siglo 1200 a.C.

“Visiones de Iching es un libro chino muy antiguo que surgió hace más de tres mil años. Es bien sabido que lo utilizaron sobre todo en la época de Confucio y durante miles de años como oráculo. Los emperadores todavía hasta la fecha lo consultan cuando tienen que tomar una gran decisión”, detalla la artista, quien a través de la imagen ha interpretado algunos de los 64 hexagramas que lo integran.

“‘El estancamiento’ es un signo que habla de un momento de oscurecimiento, en el que no hay ideas, no hay creatividad; habla de un momento que es de mucha rigidez, donde la luz apenas está llegando del exterior”, dice sobre una de las piezas que conforman su colección.

En la exposición, que permanecerá vigente en la fotogalería Hércules hasta el 19 de julio, el público podrá aproximarse a la faceta digital de la autora, a través de 34 imágenes.

“I Ching: Libro de las mutaciones”, es una de las colecciones que la conforman, así como “Instantes”, “Entre líneas”, “Évanescence” y “Realidad subjetiva”, la primera serie digital producida por la artista en 2002.

Elena Baca Suquet nació en la Ciudad de México en 1968, y llegó a la edad de ochos años a Querétaro. Realizó sus estudios de fotografía en el Colegio Americano Ansel Adams y en la Escuela Activa de Fotografía.

Fue acreedora al reconocimiento “Tina Modotti” en 2009, otorgado por la LV Legislatura del Estado de Querétaro, por su trayectoria en las artes plásticas. Además ha sido beneficiara del Programa Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico de Querétaro del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes.

Foto: Elena Baca

“Cuando quiero recordar una época de mi vida, vienen a mi mente fotografías”, dice la artista mexicana de 51 años, Elena Baca Suquet, quien lleva más de tres décadas reinventando el lenguaje estético de este arte, a través de la lente.

Minutos antes de ser inaugurada la retrospectiva de su obra en la fotogalería Estación Hércules, la fotógrafa platica con BARROCO acerca de su trayectoria, y de “I Ching: Libro de las mutaciones”; el proyecto fotográfico en el que actualmente se encuentra trabajando.

-¿A qué te refieres cuando dices que los recuerdos se encallan en tu mente bajo la forma de fotografías?

“Yo tengo un problema, que no es problema realmente; pierdo la memoria a largo plazo, así que solo recuerdo detalles muy pequeñitos o cosas muy específicas y el resto lo voy borrando”, dice, y sus ojos azules se hacen más profundos todavía –como si mirara hacia su interior– mientras habla sobre el viaje que sirvió como parteaguas en su vida profesional.

Recuerda que tenía 16 años, cuando sola, se embarcó en una travesía hacia la ciudad española de Granada, para adentrarse en el misterio y la historia de los palacios y jardines de La Alhambra.

“Cuando anunciaron que iban a cerrar, me escondí en sus jardines y me quedé toda la noche ahí, sin permiso. Solo así pude recorrerlo en silencio. De aquella experiencia, solo queda en mi memoria aquél sentimiento de ir tocando los relieves de los muros, así como la inmensa tristeza por saber que con los años me iba a olvidar de ese lugar y sus detalles. Fue entonces cuando supe que necesitaba estudiar algo que me ayudara a recordar y preservar por siempre mis vivencias”, comparte.

Foto: Elena Baca

Aunque la pintura y la literatura llegaron primero a su vida, Baca terminó inclinándose por la fotografía, siendo su padre quien le obsequiaría sus primeros rollos, así como una cámara que llevó al cuello durante un año, y aún sin película, la utilizó para fijar en su memoria el paso de sus días.

“Le tomaba fotos a mis maestros y a mis compañeros; a mis amigos rockeros en los ensayos y conciertos; a mi mamá cocinando, a mis hermanos peleando; todo el día andaba con la cámara. Les decía: “a ver, ponte ahí, bajo la luz”, y me contestaban: -Elena, ¡pero si ni película traes!- (risas). Ese año que me dediqué a jugar con la cámara, extrañamente es la época que más recuerdo. Pareciera que con cada click los momentos quedaran inmediatamente fijos en mi memoria. Aunque de esa experiencia solo poseo en la mente un álbum de fotografías que nunca se tomaron (…)”, afirma mientras sonríe, aseverando que desde entonces sus recuerdos son más nítidos.

Tres décadas de imágenes

Además de México, un centenar de ojos en España, China y Francia se han detenido impávidos ante las fotografías de Baca: “¡Parecen pinturas!”, se escucha con recurrencia en las salas de exposición, donde el trabajo de esta fotógrafa mexicana ha sido expuesto.

Y es que su obra recuerda al movimiento pictoralista que se gestó en el mundo en 1880, cuando en sus esfuerzos por elevar a la fotografía a la categoría de arte, los profesionales de la lente renunciaron a la simple reproducción de la realidad, mostrando en sus encuadres escenas verdaderamente poéticas y oníricas.

La naturaleza, los paisajes, la danza y las texturas son elementos recurrentes en el trabajo de Baca, quien asegura que más que fotografías, su obra está compuesta por imágenes; pues muchas de sus piezas toman forma en el laboratorio, donde la artista, cual tejedora, hila retazos de otros trabajos para darle forma a lo que imagina y sueña.

Además, la mujer es un personaje central en su trabajo, así como temas relacionados con el tiempo, la transformación y los instantes.

Foto: Elena Baca

“Cada serie aparece de acuerdo a una época de mi vida, dejando el registro de algún lugar, o situación (…) mi fotografía es una historia, es una emoción, es un sentimiento, a veces una tristeza o algún miedo; por eso utilizo mujeres, porque para mí es una forma de identificarme y representarme en ese momento, en ese sentimiento, en esa emoción”, explica.

Actualmente, la artista se encuentra trabajando en “I Ching: Libro de las mutaciones”, una colección basada en el libro oracular chino, cuyos primeros textos datan del siglo 1200 a.C.

“Visiones de Iching es un libro chino muy antiguo que surgió hace más de tres mil años. Es bien sabido que lo utilizaron sobre todo en la época de Confucio y durante miles de años como oráculo. Los emperadores todavía hasta la fecha lo consultan cuando tienen que tomar una gran decisión”, detalla la artista, quien a través de la imagen ha interpretado algunos de los 64 hexagramas que lo integran.

“‘El estancamiento’ es un signo que habla de un momento de oscurecimiento, en el que no hay ideas, no hay creatividad; habla de un momento que es de mucha rigidez, donde la luz apenas está llegando del exterior”, dice sobre una de las piezas que conforman su colección.

En la exposición, que permanecerá vigente en la fotogalería Hércules hasta el 19 de julio, el público podrá aproximarse a la faceta digital de la autora, a través de 34 imágenes.

“I Ching: Libro de las mutaciones”, es una de las colecciones que la conforman, así como “Instantes”, “Entre líneas”, “Évanescence” y “Realidad subjetiva”, la primera serie digital producida por la artista en 2002.

Elena Baca Suquet nació en la Ciudad de México en 1968, y llegó a la edad de ochos años a Querétaro. Realizó sus estudios de fotografía en el Colegio Americano Ansel Adams y en la Escuela Activa de Fotografía.

Fue acreedora al reconocimiento “Tina Modotti” en 2009, otorgado por la LV Legislatura del Estado de Querétaro, por su trayectoria en las artes plásticas. Además ha sido beneficiara del Programa Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico de Querétaro del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes.

Foto: Elena Baca

Policiaca

Encuentran cuerpo en la colonia El Paraíso

Vecinos reportaron que estaba tirada en la calle con huellas de violencia

Local

“El Chapo”, ejemplo para traficantes de drogas: FDS

“Y que se vea, pareciera que la vida de él se volvió hasta de telenovela, pero la vida de un narcotraficante es de 3 años, la más longeva ha sido la de él”:Domínguez Servién

Local

Participan 400 policías en el operativo Verano

Reforzarán la vigilancia en plazas públicas y lugares de mayor concurrencia

Finanzas

Los queremos aquí pero con equidad y reglas claras, Nahle a empresarios de EU

 En una reunión del Consejo Nacional de Energía México-Estados Unidos la funcionaria aseguró que van a respetar el Estado de derecho y dio garantías a la inversión

Finanzas

El plan B para Santa Lucía lo tiene el presidente, dice Jiménez Espriú

“Santa Lucía va”, insistió al rechazar que las acciones legales presentadas en contra de la obra impidan el inicio de las obras, previsto para finales de este mes

New Articles

Producen chile cambray alumnos de telebachillerato

Buscan potencializar el negocio de este producto y generar mano de obra rentable y sustentable

Tecnología

Piden intervención de FBI ante riesgos por uso de FaceApp

La aplicación para la red social Facebook se viralizó hace unas semanas en todo el mundo, permite “rejuvenecer” o “envejecer” el rostro a partir de una fotografía actual

Cultura

Inicia el paso del "Sol por el cenit" en la Península de Yucatán

Del 18 al 20 de este mes, las sombras estarán ausentes conforme se acerca el mediodía, en todos los objetos, edificios y personas

Ecología

Daños al ecosistema del Mar de Cortés por derrame de ácido oceanógrafo

Una de las principales posibles afectaciones la muerte de micro y macro flora y fauna aledaña al vertimiento, sin poder determinar el área de influencia