/ miércoles 22 de enero de 2020

Biles, Dressel, Federer... Lluvia de estrellas en Tokio 2020

La lluvia de estrellas del deporte está asegurada dentro de seis meses en los Juegos de Tokio

Simone Biles para hacer historia, Caeleb Dressel para suceder a la leyenda Michael Phelps, un duelo entre los estadounidenses Christian Coleman y Noah Lyles en atletismo. La lluvia de estrellas del deporte está asegurada dentro de seis meses en los Juegos de Tokio.

En el país del judo, el gigante francés Teddy Riner buscará entrar en la leyenda con un tercer título olímpico, mientras que el trío de gigantes del tenis, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic competirán por un oro en individuales que solo tiene el español (Pekín-2008).

Biles, la estrella

Foto: AFP

A Simone Biles, de 22 años, se la espera como la gran estrella de los Juegos 2020. Su historia personal y su posición pública después de que explotara el 'caso Nassar' (abusos sexuales en el equipo estadounidense) le han hecho traspasar las fronteras del deporte para convertirse en una figura social.

En 2019 se convirtió en la gimnasta con más medallas a nivel mundial (contando hombres y mujeres), al alcanzar las 25, 19 de oro.

Su hegemonía no se detiene tras su largo descanso posterior a los Juegos de Rio 2016 y su longevidad es excepcional en la gimnasia. En Tokio tendrá la ocasión de buscar un nuevo récord: el número de títulos olímpicos en categoría masculina o femenina. Lo tiene con 9 Larissa Latynina (años 1950-60) y la estadounidense tiene 4 (todos en Rio).

Dressel, el sucesor

Foto: AFP

Decir que se puede convertir en el sucesor de Michael Phelps no parece exagerado. A los 23 años Caeleb Dressel, que en 2016 logró el oro únicamente en relevos, está todavía lejísimos de las 23 medallas de oro que consiguió su compatriota.

Pero al ritmo de sus exhibiciones en el Mundial 2017 (7 títulos) y 2019 (8 medallas, 6 oros), el explosivo esprinter espera ampliar su palmarés en la capital japonesa.

Coleman, la sombra

Foto: AFP

Estaba destinado a encarnar el relevo... El estadounidense Christian Coleman, de 23 años, récordman mundial de 60 metros, venció como estaba previsto en el Mundial de Doha 2019 en la distancia reina -100 m, 9.76-.

Pero su corona quedó manchada por la sombra de la sospecha. En septiembre fue investigado por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) por tres faltas en un año la obligación de localización antidopaje.

Se salvó debido a un error de la USADA, pero la reputación del tímido y serio Coleman quedó en entredicho, al contrario que su compatriota Noah Lyles, nuevo maestro de los 200 m, con gestos propios del mejor Usain Bolt. Su duelo en los 100 puede ser explosivo.

Riner, gigante imbatible

Foto: AFP

Convertirse en el primer peso pesado tres veces campeón olímpico en la historia de su deporte, en el país del judo, en el templo Nippon Budokan. Este es el reto del francés Teddy Riner, de 30 años.

Las estadísticas hablan por si solas: con diez tiene el récord de títulos mundiales y no pierde desde hace casi una década (septiembre 2010) y 152 combates.

Sus únicas dudas, su falta de actividad en la última época. No ha competido en el Mundial desde finales de 2017. A continuación 20 meses de pausa y desde el pasado verano solo dos torneos.

Mbappé sigue a Neymar

Foto: AFP

En Tokio, el fútbol puede atraer a algunas supersetrellas, entre ellas el francés Kylian Mbappé, que seguiría los pasos de su compañero en el PSG Neymar, oro con Brasil en Rio-2016. A los 21 años el campeón del mundo en 2018 ya ha declarado su intención de viajar con los Bleus.

Pero la final de la Eurocopa está prevista 12 días antes de la ceremonia de inauguración y el regreso del PSG a los entrenamientos a principios de agosto. Muchos obstáculos y el director deportivo Leonardo ha dicho que una participación en los Juegos no puede poner en riesgo su salud ni los intereses del club.

Federer, última oportunidad

Foto: AFP

Federer, y también Djokovic, busca el único título mayor que falta en su interminable palmarés, el oro olímpico en individuales. Sí lo tiene Nadal, que lo ganó en 2008, mientras que Andy Murray, que intenta recuperar su mejor nivel, le siguió en Londres-2012 y Rio-2016.

Camino de los 39 años -el 8 de agosto, en la víspera de la inauguración de los Juegos-, normalmente Federer -ausente en Rio por lesión y que cayó en Londres en la final- está ante su última oportunidad. Djokovic, que cumplirá 33, sí podría estirar su carrera hasta París-2024.

Simone Biles para hacer historia, Caeleb Dressel para suceder a la leyenda Michael Phelps, un duelo entre los estadounidenses Christian Coleman y Noah Lyles en atletismo. La lluvia de estrellas del deporte está asegurada dentro de seis meses en los Juegos de Tokio.

En el país del judo, el gigante francés Teddy Riner buscará entrar en la leyenda con un tercer título olímpico, mientras que el trío de gigantes del tenis, Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic competirán por un oro en individuales que solo tiene el español (Pekín-2008).

Biles, la estrella

Foto: AFP

A Simone Biles, de 22 años, se la espera como la gran estrella de los Juegos 2020. Su historia personal y su posición pública después de que explotara el 'caso Nassar' (abusos sexuales en el equipo estadounidense) le han hecho traspasar las fronteras del deporte para convertirse en una figura social.

En 2019 se convirtió en la gimnasta con más medallas a nivel mundial (contando hombres y mujeres), al alcanzar las 25, 19 de oro.

Su hegemonía no se detiene tras su largo descanso posterior a los Juegos de Rio 2016 y su longevidad es excepcional en la gimnasia. En Tokio tendrá la ocasión de buscar un nuevo récord: el número de títulos olímpicos en categoría masculina o femenina. Lo tiene con 9 Larissa Latynina (años 1950-60) y la estadounidense tiene 4 (todos en Rio).

Dressel, el sucesor

Foto: AFP

Decir que se puede convertir en el sucesor de Michael Phelps no parece exagerado. A los 23 años Caeleb Dressel, que en 2016 logró el oro únicamente en relevos, está todavía lejísimos de las 23 medallas de oro que consiguió su compatriota.

Pero al ritmo de sus exhibiciones en el Mundial 2017 (7 títulos) y 2019 (8 medallas, 6 oros), el explosivo esprinter espera ampliar su palmarés en la capital japonesa.

Coleman, la sombra

Foto: AFP

Estaba destinado a encarnar el relevo... El estadounidense Christian Coleman, de 23 años, récordman mundial de 60 metros, venció como estaba previsto en el Mundial de Doha 2019 en la distancia reina -100 m, 9.76-.

Pero su corona quedó manchada por la sombra de la sospecha. En septiembre fue investigado por la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) por tres faltas en un año la obligación de localización antidopaje.

Se salvó debido a un error de la USADA, pero la reputación del tímido y serio Coleman quedó en entredicho, al contrario que su compatriota Noah Lyles, nuevo maestro de los 200 m, con gestos propios del mejor Usain Bolt. Su duelo en los 100 puede ser explosivo.

Riner, gigante imbatible

Foto: AFP

Convertirse en el primer peso pesado tres veces campeón olímpico en la historia de su deporte, en el país del judo, en el templo Nippon Budokan. Este es el reto del francés Teddy Riner, de 30 años.

Las estadísticas hablan por si solas: con diez tiene el récord de títulos mundiales y no pierde desde hace casi una década (septiembre 2010) y 152 combates.

Sus únicas dudas, su falta de actividad en la última época. No ha competido en el Mundial desde finales de 2017. A continuación 20 meses de pausa y desde el pasado verano solo dos torneos.

Mbappé sigue a Neymar

Foto: AFP

En Tokio, el fútbol puede atraer a algunas supersetrellas, entre ellas el francés Kylian Mbappé, que seguiría los pasos de su compañero en el PSG Neymar, oro con Brasil en Rio-2016. A los 21 años el campeón del mundo en 2018 ya ha declarado su intención de viajar con los Bleus.

Pero la final de la Eurocopa está prevista 12 días antes de la ceremonia de inauguración y el regreso del PSG a los entrenamientos a principios de agosto. Muchos obstáculos y el director deportivo Leonardo ha dicho que una participación en los Juegos no puede poner en riesgo su salud ni los intereses del club.

Federer, última oportunidad

Foto: AFP

Federer, y también Djokovic, busca el único título mayor que falta en su interminable palmarés, el oro olímpico en individuales. Sí lo tiene Nadal, que lo ganó en 2008, mientras que Andy Murray, que intenta recuperar su mejor nivel, le siguió en Londres-2012 y Rio-2016.

Camino de los 39 años -el 8 de agosto, en la víspera de la inauguración de los Juegos-, normalmente Federer -ausente en Rio por lesión y que cayó en Londres en la final- está ante su última oportunidad. Djokovic, que cumplirá 33, sí podría estirar su carrera hasta París-2024.

Deportes

Segundo descalabro para Pioneros

Sumaron su segunda derrota de forma consecutiva y la primera como visitantes

Local

Suman 66 proyectos automotrices en Querétaro

Mantiene Querétaro la confianza  para el destino de atracción de Inversión Extranjera Directa

Local

Investigación de Ayotzinapa tiene avances, dice González

Caravana de padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos llegaron a Querétaro

OMG!

Después de seis semanas de juicio contra Weinstein, jurado comienza a deliberar

Weinstein, de 67 años, llegó a la Corte Suprema de Nueva York trajeado y ayudándose de su andador y, sin dar muestras de nerviosismo

Celebridades

Ricky Martin abrirá escuela para niños afectados por sismos en Puerto Rico

"Los menores de edad deben sentirse seguros a la hora de aprender", señala la Fundación del cantante

Política

Acusan a Gerardo Fernández Noroña de "prostituir" a su secretaria

Durante la sesión del Pleno, la pareja que encaró al legislador llevaba una pancarta con la leyenda “Vives del pueblo y traicionas al pueblo, simulador, violento y vulgar”

Justicia

Trasladarán a Emilio Lozoya a prisión en Madrid

El pasado 13 el febrero, el juez de la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión provisional incondicional

Doble Vía

El 'hombre avión' vuela a 1 mil 800 metros sobre Dubai

Expo Dubái 2020 destacó haber alcanzado con "'Jetman Dubái' una primicia mundial en su afán de lograr un vuelo humano 100% autónomo