/ lunes 18 de noviembre de 2019

El histórico gol 1.000 de Pelé cumple 50 años

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, acababa de marcar, a los 29 años, su gol número 1.000

Sao Paulo, Brasil | AFP.- Fueron apenas cinco pasos, con una 'paradinha' incluida, antes de tocar el balón con el pie derecho, con decenas de periodistas y fotógrafos justo detrás de la red esperando el momento histórico.

Eran exactamente las 23.23 de la noche, hora local en Rio de Janeiro, del miércoles 19 de noviembre de 1969.

En la línea de gol, el portero argentino Edgardo Norberto Andrada se lanzó como un jabato a su lado izquierdo, adivinando la dirección del balón e incluso saltando hacia adelante, aunque fue en vano.

Los 65.157 espectadores que habían comprado una entrada en el mítico estadio Maracaná, por una vez celebraron por todo lo alto un gol rival.

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, acababa de marcar, a los 29 años, su gol número 1.000.

Fue en un partido entre el Vasco da Gama y el visitante Santos, correspondiente al torneo Roberto Gomes Pedrosa, equivalente al actual Brasileirao, y que terminó con victoria del visitante Peixe por 2-1.

El Vasco se había adelantado a los 16 minutos, aunque a los 55, el Santos empató el partido. A los 78, Clodoaldo tocó en profundidad para Pelé, quien fue derribado por el defensa Fernando al ingresar al área.

El árbitro Manoel Amaro de Lima no dudó en señalar penalti, lo que provocó las protestas de los jugadores del Vasco y retrasó el lanzamiento.

- Por los necesitados -

Tras el gol, Pelé fue directo a buscar la pelota, la besó y en segundos quedó rodeado de una multitud de periodistas y reporteros que entraron al campo.

"No quiero fiestas para mí. Crean que para mí es mucho más importante ayudar a los niños pobres, los necesitados. Pensemos primero en la Navidad de toda esta gente", dijo Pelé en sus primeras declaraciones tras marcar su gol número 1.000.

Años después, en una entrevista a la revista Veja, aseguró que aquellas palabras fueron por un hecho que le había llamado anteriormente la atención en las calles de Santos.

"Días antes, en Santos, vi unos chicos intentando robar unos coches. Les dije: 'qué estáis haciendo, chavales?'. Intentaron justificarse, diciendo que lo hacían sólo con vehículos de Sao Paulo. Yo dije que no podían robar a nadie. Los chicos ni se asustaron. Cómo puede ser? Por esto mi mensaje en el gol 1.000", explicó.

En la misma entrevista, publicada el pasado viernes, Pelé admitió que "si hubiera habido VAR (videoarbitraje), no sé si sería penalti".

- Lo bueno se hace esperar -

De cierta forma, Pelé se reservó para marcar su milésimo gol como profesional en el templo del fútbol brasileño.

Dos semanas antes, en Recife, había marcado dos tantos contra el Santa Cruz y totalizaba 998 dianas.

Aprovechando su presencia en la región noreste, se organizó a última hora un amistoso 48 horas más tarde en Joao Pessoa, contra el Botafogo de Paraíba. Pelé marcó de penalti su gol número 999 y posteriormente se colocó de portero, pensando en el partido que el Santos disputaría en Salvador contra el Bahia, el 16 de noviembre.

"No quería desagradar a los baianos, que me esperaban para un partido oficial, por lo que paré de chutar a gol. Tenía miedo que los jugadores del Botafogo se apartaran de la pelota para dejarla entrar a gol", explicó O Rei.

Sin ver portería contra el Bahia, la gran noche de Pelé acabó siendo tres días más tarde en Río de Janeiro.

- De mil en mil -

Estudiosos y analistas afirmaron años después que el verdadero gol 1.000 de Pelé fue o en Recife o en Joao Pessoa (hay discrepancias).

Lo que sí es cierto es que dos años y medio más tarde, el mejor jugador de la historia de Brasil volvió a celebrar otro gol 1.000.

El 2 de julio de 1972, Pelé marcó contra la Universidad de México, en un amistoso disputado en Chicago, su milésimo gol vistiendo apenas la camiseta del Santos.

A sus 79 años, y con problemas de salud, Pelé es hoy uno de los pocos protagonistas de aquella inolvidable noche de hace 50 años que sigue vivo: tanto el portero Andrada -de oscuro pasado durante la dictadura argentina- como el árbitro Amaro de Lima, ya fallecieron.

Todavía hoy, Pelé sigue siendo el mayor goleador de la historia del fútbol, con 1.281 goles en 1.363 encuentros disputados.

prb/ao

© Agence France-Presse

Sao Paulo, Brasil | AFP.- Fueron apenas cinco pasos, con una 'paradinha' incluida, antes de tocar el balón con el pie derecho, con decenas de periodistas y fotógrafos justo detrás de la red esperando el momento histórico.

Eran exactamente las 23.23 de la noche, hora local en Rio de Janeiro, del miércoles 19 de noviembre de 1969.

En la línea de gol, el portero argentino Edgardo Norberto Andrada se lanzó como un jabato a su lado izquierdo, adivinando la dirección del balón e incluso saltando hacia adelante, aunque fue en vano.

Los 65.157 espectadores que habían comprado una entrada en el mítico estadio Maracaná, por una vez celebraron por todo lo alto un gol rival.

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, acababa de marcar, a los 29 años, su gol número 1.000.

Fue en un partido entre el Vasco da Gama y el visitante Santos, correspondiente al torneo Roberto Gomes Pedrosa, equivalente al actual Brasileirao, y que terminó con victoria del visitante Peixe por 2-1.

El Vasco se había adelantado a los 16 minutos, aunque a los 55, el Santos empató el partido. A los 78, Clodoaldo tocó en profundidad para Pelé, quien fue derribado por el defensa Fernando al ingresar al área.

El árbitro Manoel Amaro de Lima no dudó en señalar penalti, lo que provocó las protestas de los jugadores del Vasco y retrasó el lanzamiento.

- Por los necesitados -

Tras el gol, Pelé fue directo a buscar la pelota, la besó y en segundos quedó rodeado de una multitud de periodistas y reporteros que entraron al campo.

"No quiero fiestas para mí. Crean que para mí es mucho más importante ayudar a los niños pobres, los necesitados. Pensemos primero en la Navidad de toda esta gente", dijo Pelé en sus primeras declaraciones tras marcar su gol número 1.000.

Años después, en una entrevista a la revista Veja, aseguró que aquellas palabras fueron por un hecho que le había llamado anteriormente la atención en las calles de Santos.

"Días antes, en Santos, vi unos chicos intentando robar unos coches. Les dije: 'qué estáis haciendo, chavales?'. Intentaron justificarse, diciendo que lo hacían sólo con vehículos de Sao Paulo. Yo dije que no podían robar a nadie. Los chicos ni se asustaron. Cómo puede ser? Por esto mi mensaje en el gol 1.000", explicó.

En la misma entrevista, publicada el pasado viernes, Pelé admitió que "si hubiera habido VAR (videoarbitraje), no sé si sería penalti".

- Lo bueno se hace esperar -

De cierta forma, Pelé se reservó para marcar su milésimo gol como profesional en el templo del fútbol brasileño.

Dos semanas antes, en Recife, había marcado dos tantos contra el Santa Cruz y totalizaba 998 dianas.

Aprovechando su presencia en la región noreste, se organizó a última hora un amistoso 48 horas más tarde en Joao Pessoa, contra el Botafogo de Paraíba. Pelé marcó de penalti su gol número 999 y posteriormente se colocó de portero, pensando en el partido que el Santos disputaría en Salvador contra el Bahia, el 16 de noviembre.

"No quería desagradar a los baianos, que me esperaban para un partido oficial, por lo que paré de chutar a gol. Tenía miedo que los jugadores del Botafogo se apartaran de la pelota para dejarla entrar a gol", explicó O Rei.

Sin ver portería contra el Bahia, la gran noche de Pelé acabó siendo tres días más tarde en Río de Janeiro.

- De mil en mil -

Estudiosos y analistas afirmaron años después que el verdadero gol 1.000 de Pelé fue o en Recife o en Joao Pessoa (hay discrepancias).

Lo que sí es cierto es que dos años y medio más tarde, el mejor jugador de la historia de Brasil volvió a celebrar otro gol 1.000.

El 2 de julio de 1972, Pelé marcó contra la Universidad de México, en un amistoso disputado en Chicago, su milésimo gol vistiendo apenas la camiseta del Santos.

A sus 79 años, y con problemas de salud, Pelé es hoy uno de los pocos protagonistas de aquella inolvidable noche de hace 50 años que sigue vivo: tanto el portero Andrada -de oscuro pasado durante la dictadura argentina- como el árbitro Amaro de Lima, ya fallecieron.

Todavía hoy, Pelé sigue siendo el mayor goleador de la historia del fútbol, con 1.281 goles en 1.363 encuentros disputados.

prb/ao

© Agence France-Presse

Local

Avanzan con licencias de funcionamiento

El 70% del padrón de licencias de funcionamiento de la capital, han sido renovadas hasta el momento

Local

Religiosos, libres de Covid-19

Hasta el momento la Iglesia Católica no ha reportado contagios de Covid-19 en párrocos, seminaristas o personal de apoyo de las diversas parroquias

Local

Defienden zona cultural y prehispánica

Habitantes de Hércules piden proteger La Ladera y varios puntos del cerro que colinda con Milenio III y otros fraccionamientos

Sociedad

SRE contrata más abogados para defender a migrantes en EU

Tras la llegada de Trump, aumentaron las solicitudes de asistencia legal de mexicanos en Estados Unidos

Sociedad

Armadoras de San Luis Potosí afirman no habrá despidos

Empresas automotrices realizan ajustes en plantillas laborales, dijo la Unión de Usuarios de la Zona Industrial

Mundo

Acuerdo nuclear pende de un hilo un lustro después de su firma

De celebración al aumento de las tensiones de Irán con EU, Europa y la OIEA

Celebridades

En México puedes decir lo que quieras, menos la verdad: Ausencio Cruz

Este comediante es de los que hace reír arriba y abajo del escenario. Su charla no escapa a los problemas por los que todos pasamos

Doble Vía

Cuentacuentos a domicilio: arquitecto lee historias a niños

En Tlatelolco, Percibald García narra historias en las calles de las unidades para aligerar el confinamiento de los niños

Cultura

"Es toda una fortaleza", dice el arqueólogo Raúl Barrera sobre el hallazgo en Monte de Piedad

El INAH presenta vestigios hallados debajo del Monte de Piedad que son de la fortaleza de Hernán Cortés