/ viernes 22 de mayo de 2020

Ciclista afgano recorre zonas rurales para concienciar sobre coronavirus

Lo hace a golpe de pedal, para animar a la población a llevar mascarillas y lavarse las manos para evitar ser contagiados del Covid-19

El ciclista afgano Idrees Syawash está decidido a ayudar a corregir la curva de infecciones de coronavirus en su país y lo hace a golpe de pedal, recorriendo zonas rurales para animar a la población a llevar mascarillas y lavarse las manos.

"Cuando el coronavirus llegó a Afganistán fui a varios pueblos y vi que había gente que no era para nada consciente de ello", dice a la AFP este joven de 27 años, que viajó esta semana con su bicicleta por la provincia de Nangarhar, en el este del país.

"Decidí usar mi bicicleta para hacer una campaña lugar a lugar", apunta.

Afganistán informó de su primer caso de Covid-19 en febrero en la ciudad de Herat, en el oeste del país. Ahora tiene más de 8.600 infecciones confirmadas, con Kabul como mayor foco.

Las autoridades impusieron un confinamiento nacional en marzo, pero eso no ha impedido a Idrees Syawash lanzarse a la carretera o a los caminos para ayudar contra la enfermedad con sus mensajes de concienciación.

Ha obtenido permiso para llevar a cabo esta campaña y se ha reunido incluso con el gobernador de la provincia de Nangarhar.

"El gobierno local me está apoyado porque hago este trabajo por una buena causa", dice.

No es la primera campaña que Idrees realiza montado en su bicicleta. Anteriormente realizó una para ampliar las posibilidades educativas en el país.

Esta vez ha viajado a más de 120 pueblos, algunos en zonas complicadas, para recorrer unos mil kilómetros.

Su bicicleta azul tiene un caja en la parte posterior en la que transporta folletos que distribuye a los habitantes de los pueblos. En ellos se incluyen informaciones y consejos sobre higiene personal, que ayudan contra la propagación del virus.

Con un traje protector blanco, guantes y mascarilla, se detiene a menudo en la calle o en plazas de los pueblos para hablar con los habitantes locales, guardando las distancias de seguridad de dos metros.

Lugares remotos

Foto: AFP

Los niños persiguen su bicicleta, atraídos por este 'extraño visitante', e Idriss les explica cómo deben lavarse las manos durante veinte segundos.

"Ellos no saben, son pequeños, son inocentes", sonríe Syawash.

Su campaña le ha llevado a algunas zonas remotas de Afganistán, donde a menudo no llega la electricidad o internet. Muchos habitantes ni siquiera sabían que el nuevo coronavirus existía, relata.

"Si no lo saben, no siguen las normas", señala Syawash.

Las autoridades sanitarias consideran que el mayor reto para Afganistán es convencer a la población de que la enfermedad es real y peligrosa.

En Nangarhar, hasta la llegada en bicicleta de Syawash, había zonas en las que la gente no había escuchado nunca el término "Covid-19" o la noción del distanciamiento social.

"Estábamos saludándonos, abrazándonos, sentándonos juntos", cuenta Rahim Gul, un habitante local, informado ahora por uno de los folletos con consignas sanitarias.

"Este hombre nos dijo que no lo hiciéramos y que nos laváramos las manos con jabón durante veinte segundos", apunta.

La familia de Idrees Syawash está preocupada por la posibilidad de que su periplo pueda hacer que él contraiga el coronavirus.

"Pero eso no hará que deje de ayudar a la gente a aprender sobre la enfermedad y sobre las maneras de mantenerse a salvo", asegura.

El ciclista afgano Idrees Syawash está decidido a ayudar a corregir la curva de infecciones de coronavirus en su país y lo hace a golpe de pedal, recorriendo zonas rurales para animar a la población a llevar mascarillas y lavarse las manos.

"Cuando el coronavirus llegó a Afganistán fui a varios pueblos y vi que había gente que no era para nada consciente de ello", dice a la AFP este joven de 27 años, que viajó esta semana con su bicicleta por la provincia de Nangarhar, en el este del país.

"Decidí usar mi bicicleta para hacer una campaña lugar a lugar", apunta.

Afganistán informó de su primer caso de Covid-19 en febrero en la ciudad de Herat, en el oeste del país. Ahora tiene más de 8.600 infecciones confirmadas, con Kabul como mayor foco.

Las autoridades impusieron un confinamiento nacional en marzo, pero eso no ha impedido a Idrees Syawash lanzarse a la carretera o a los caminos para ayudar contra la enfermedad con sus mensajes de concienciación.

Ha obtenido permiso para llevar a cabo esta campaña y se ha reunido incluso con el gobernador de la provincia de Nangarhar.

"El gobierno local me está apoyado porque hago este trabajo por una buena causa", dice.

No es la primera campaña que Idrees realiza montado en su bicicleta. Anteriormente realizó una para ampliar las posibilidades educativas en el país.

Esta vez ha viajado a más de 120 pueblos, algunos en zonas complicadas, para recorrer unos mil kilómetros.

Su bicicleta azul tiene un caja en la parte posterior en la que transporta folletos que distribuye a los habitantes de los pueblos. En ellos se incluyen informaciones y consejos sobre higiene personal, que ayudan contra la propagación del virus.

Con un traje protector blanco, guantes y mascarilla, se detiene a menudo en la calle o en plazas de los pueblos para hablar con los habitantes locales, guardando las distancias de seguridad de dos metros.

Lugares remotos

Foto: AFP

Los niños persiguen su bicicleta, atraídos por este 'extraño visitante', e Idriss les explica cómo deben lavarse las manos durante veinte segundos.

"Ellos no saben, son pequeños, son inocentes", sonríe Syawash.

Su campaña le ha llevado a algunas zonas remotas de Afganistán, donde a menudo no llega la electricidad o internet. Muchos habitantes ni siquiera sabían que el nuevo coronavirus existía, relata.

"Si no lo saben, no siguen las normas", señala Syawash.

Las autoridades sanitarias consideran que el mayor reto para Afganistán es convencer a la población de que la enfermedad es real y peligrosa.

En Nangarhar, hasta la llegada en bicicleta de Syawash, había zonas en las que la gente no había escuchado nunca el término "Covid-19" o la noción del distanciamiento social.

"Estábamos saludándonos, abrazándonos, sentándonos juntos", cuenta Rahim Gul, un habitante local, informado ahora por uno de los folletos con consignas sanitarias.

"Este hombre nos dijo que no lo hiciéramos y que nos laváramos las manos con jabón durante veinte segundos", apunta.

La familia de Idrees Syawash está preocupada por la posibilidad de que su periplo pueda hacer que él contraiga el coronavirus.

"Pero eso no hará que deje de ayudar a la gente a aprender sobre la enfermedad y sobre las maneras de mantenerse a salvo", asegura.

Local

Repuntan ventas en el Centro Histórico

La recuperación del sector será gradual ya que las afectaciones dejaron el cierre definitivo de 50 comercios, dijo Alfonso González

Local

Acatará el PAN resolución del INE

Impondrá medidas cautelares a 63 servidores públicos, entre ellos, Roberto Sosa, por la probable promoción personalizada

Local

Sosa debe eliminar publicaciones de sus redes sociales

Tiene 24 horas para eliminar la información con promoción personalizada por Covid-19

Política

Recomiendan Dilma Rousseff y Ernesto Samper pensión básica universal para salir de la pobreza

El diputado Mario Delgado Carrillo defendió la visión del Gobierno de la República de construir un Estado de Bienestar

Deportes

La Fórmula 1 de la era del coronavirus se pone en marcha en Austria

Equipos reducidos y aislados los unos de los otros, máscaras indispensables, ruedas de prensa virtuales

Mundo

Bares y restaurantes reabren en Rio de Janeiro

Los bares y restaurantes de Rio de Janeiro reabrieron sus puertas al público tras más de tres meses de paralización por la pandemia

Mundo

Gobernador de Texas ordena uso obligatorio de cubrebocas

La orden aplica a los condados de este estado del sur de Estados Unidos con al menos 20 casos de Cvid-19

Mundo

Cuatro mineros mueren al quedar sin aire dentro de galería en Perú

Según testimonios de otros trabajadores, un derrumbe dejó atrapados sin aire a los cuatro mineros

Salud

Médicos Sin Fronteras despliega su primera misión médica extensa

Médicos Sin Fronteras está desplegando su primera misión médica extensa en Estados Unidos al abrir clínicas de campaña en el territorio de Puerto Rico