/ jueves 29 de agosto de 2019

Traje espacial ruso sin bragueta amenaza a una tradición

El traje está confeccionado con "nuevos materiales", y es adaptable a la corpulencia de cada usuario

Rusia presentó este jueves un nuevo traje espacial para sus cosmonautas, cuyo diseño podría poner fin a una tradición de varias décadas, la de orinar en una rueda del autobús que los lleva hasta el cohete antes del despegue.

El prototipo del traje Sokol-M fue presentado al público en un salón aeroespacial, MAKS 2019, cerca de Moscú. En el futuro, reemplazará a los trajes utilizados en los lanzamientos de coehetes Soyuz hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

Según su fabricante, la empresa aeroespacial rusa Zvezda, el traje está confeccionado con "nuevos materiales", y es adaptable a la corpulencia de cada usuario. En tanto los modelos actuales son hechos a medida para cada cosmonauta.

Sin embargo, se plantea un gran problema: el nuevo modelo no tiene bragueta, lo que impedirá a los cosmonautas cumplir con un ritual inaugurado por Yuri Gagarin, el primer humano en realizar un vuelo al espacio, en 1961.

Aquel primer cosmonauta soviético se vio urgido por su necesidades fisiológicas justo antes de partir hacia el espacio, y estuvo obligado a orinar, cosa que hizo sobre la rueda trasera derecha del autobús que lo llevaba hasta el punto de lanzamiento.

Este gesto ha sido repetido en homenaje al pionero en el espacio y para traer buena suerte antes de despegar a cada cosmonauta, masculino, claro. Las mujeres no se ven obligadas a seguir esta tradición, pero algunas llevan consigo un frasco con orina reciente y rocían la rueda en cuestión.

No obstante, el fabricante advirtió a las agencias rusas que el diseño del nuevo traje podría "adaptarse" para así poder mantener el ritual.

Los lanzamientos de naves Soyuz están precedidos de muchos otros rituales como, por ejemplo, la proyección la vìspera del despegue de un clásico del cine soviético de los años 1970 (White sun of the desert, traducido como Sol blanco del desierto). El día del vuelo, los cosmoautas primero firman sobre la puerta de su habitación de hotel, y después brindan con el personal.

Por superstición, no se les permite presenciar la colocación del cohete lanzador en el lugar de la torre de despegue. Pero no tienen porqué preocuparse: el cohete es bendecido por un sacerdote cristiano ortodoxo, de acuerdo a otra tradición instituida en 1993, después del desmembramiento de la Unión Soviética (URSS).

Rusia presentó este jueves un nuevo traje espacial para sus cosmonautas, cuyo diseño podría poner fin a una tradición de varias décadas, la de orinar en una rueda del autobús que los lleva hasta el cohete antes del despegue.

El prototipo del traje Sokol-M fue presentado al público en un salón aeroespacial, MAKS 2019, cerca de Moscú. En el futuro, reemplazará a los trajes utilizados en los lanzamientos de coehetes Soyuz hacia la Estación Espacial Internacional (ISS).

Según su fabricante, la empresa aeroespacial rusa Zvezda, el traje está confeccionado con "nuevos materiales", y es adaptable a la corpulencia de cada usuario. En tanto los modelos actuales son hechos a medida para cada cosmonauta.

Sin embargo, se plantea un gran problema: el nuevo modelo no tiene bragueta, lo que impedirá a los cosmonautas cumplir con un ritual inaugurado por Yuri Gagarin, el primer humano en realizar un vuelo al espacio, en 1961.

Aquel primer cosmonauta soviético se vio urgido por su necesidades fisiológicas justo antes de partir hacia el espacio, y estuvo obligado a orinar, cosa que hizo sobre la rueda trasera derecha del autobús que lo llevaba hasta el punto de lanzamiento.

Este gesto ha sido repetido en homenaje al pionero en el espacio y para traer buena suerte antes de despegar a cada cosmonauta, masculino, claro. Las mujeres no se ven obligadas a seguir esta tradición, pero algunas llevan consigo un frasco con orina reciente y rocían la rueda en cuestión.

No obstante, el fabricante advirtió a las agencias rusas que el diseño del nuevo traje podría "adaptarse" para así poder mantener el ritual.

Los lanzamientos de naves Soyuz están precedidos de muchos otros rituales como, por ejemplo, la proyección la vìspera del despegue de un clásico del cine soviético de los años 1970 (White sun of the desert, traducido como Sol blanco del desierto). El día del vuelo, los cosmoautas primero firman sobre la puerta de su habitación de hotel, y después brindan con el personal.

Por superstición, no se les permite presenciar la colocación del cohete lanzador en el lugar de la torre de despegue. Pero no tienen porqué preocuparse: el cohete es bendecido por un sacerdote cristiano ortodoxo, de acuerdo a otra tradición instituida en 1993, después del desmembramiento de la Unión Soviética (URSS).

Local

Guardia Nacional dará resultados hasta 2024

Podríamos ver resultados de la Guardia Nacional hasta el cierre de la administración

Sociedad

Piden declaratoria de desastre para zonas afectadas por “Lorena” en BCS

Reabren puertos y aeropuertos; La Ribera, Los Planes y Miraflores, los más afectados: hay daños en la zona agrícolas

Sociedad

Senado aprueba aumento de incapacidad por maternidad a 14 semanas

Las trabajadoras podrán transferir hasta cinco de las siete semanas de descanso previas para después del parto. Previa autorización del médico tratante

Policiaca

Detienen a 12 personas que pretendían vender más de 3250 dosis de droga

Policía de Investigación del Delito Realizó cateos en domicilios de las colonias Villas de San Miguel, Revolución, Villas de Guadalupe, La Loma y El Tintero

Justicia

Capturan en Puebla a secuestrador que se vestía de mujer para no ser detenido

El presunto plagiario también tenía varios domicilios para ocultarse de las autoridades

Americano

Tras dejar de ser jugador de los Patriots, Brown anuncia su retiro de la NFL

Apenas dos semanas después de su fichaje, los Patriots le dijeron adiós al receptor

Política

Niegan "cacería de brujas" por caso contra Winckler

La diputada local Rosalinda Galindo Silva, negó que se esté iniciando una "cacería de brujas"