/ jueves 12 de julio de 2018

Árboles, testigos del cambio climático

Los árboles son sinónimo vida, producen oxígeno y absorben durante la fotosíntesis el dióxido de carbono; en ellos crecen distintos tipos de frutos y son el hogar de una gran diversidad de aves, pero además, en su interior, revelan registros del cambio climático en la Tierra.

A través del color y ancho de sus anillos, las plantas perpetuas de tronco leñoso ofrecen a los científicos datos sobre su crecimiento durante cada año de vida.

Ofrecen información, por ejemplo, sobre las evoluciones de las estaciones del año: si la primavera se adelantó, cómo fue el desarrollo del verano y hasta si hubo incendios forestales en la zona y sobre las temporadas de lluvia.

Fotos: Yolanda Longino

Los aros de color claro de los árboles representan la manera en que creció en la primavera y principios del verano, los oscuros son la que progresó a fines del verano y otoño.

Un anillo claro más uno oscuro equivale a un año de la vida del árbol, precisa la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones climáticas locales, como lluvia y temperatura, brindan a los científicos información sobre el clima local de esa zona en el pasado.

Según la agencia espacial estadunidense, los anillos de los árboles por lo general crecen más anchos en los años cálidos y húmedos, asimismo, son más delgados cuando hace frío y está seco. Si el árbol ha estado sometido bajo condiciones climáticas estresantes, como una sequía, este apenas podría crecer durante esos meses.

Los científicos pueden comparar árboles modernos con mediciones locales de temperatura y precipitación de la estación meteorológica más cercana.

Los árboles viejos pueden ofrecer información sobre cómo era el clima antes de que iniciara el seguimiento del clima en los Estados Unidos, en 1891.

Durante los últimos 100 a 150 años, en la mayor parte de los lugares, los registros climáticos diarios se han mantenido, por ello, para saber el clima de hace miles de años, los científicos recurren a árboles, corales y capas de hielo perforadas en un glaciar.

Los árboles son sinónimo vida, producen oxígeno y absorben durante la fotosíntesis el dióxido de carbono; en ellos crecen distintos tipos de frutos y son el hogar de una gran diversidad de aves, pero además, en su interior, revelan registros del cambio climático en la Tierra.

A través del color y ancho de sus anillos, las plantas perpetuas de tronco leñoso ofrecen a los científicos datos sobre su crecimiento durante cada año de vida.

Ofrecen información, por ejemplo, sobre las evoluciones de las estaciones del año: si la primavera se adelantó, cómo fue el desarrollo del verano y hasta si hubo incendios forestales en la zona y sobre las temporadas de lluvia.

Fotos: Yolanda Longino

Los aros de color claro de los árboles representan la manera en que creció en la primavera y principios del verano, los oscuros son la que progresó a fines del verano y otoño.

Un anillo claro más uno oscuro equivale a un año de la vida del árbol, precisa la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones climáticas locales, como lluvia y temperatura, brindan a los científicos información sobre el clima local de esa zona en el pasado.

Según la agencia espacial estadunidense, los anillos de los árboles por lo general crecen más anchos en los años cálidos y húmedos, asimismo, son más delgados cuando hace frío y está seco. Si el árbol ha estado sometido bajo condiciones climáticas estresantes, como una sequía, este apenas podría crecer durante esos meses.

Los científicos pueden comparar árboles modernos con mediciones locales de temperatura y precipitación de la estación meteorológica más cercana.

Los árboles viejos pueden ofrecer información sobre cómo era el clima antes de que iniciara el seguimiento del clima en los Estados Unidos, en 1891.

Durante los últimos 100 a 150 años, en la mayor parte de los lugares, los registros climáticos diarios se han mantenido, por ello, para saber el clima de hace miles de años, los científicos recurren a árboles, corales y capas de hielo perforadas en un glaciar.

Local

Municipio de Querétaro llevó a cabo la Jornada por la Economía Familiar

Los asistentes disfrutaron de amenidades, talleres, conferencias, música y servicios

Local

Clínica post Covid de la UAQ ofrece rehabilitación física y pulmonar

A quienes requieren el servicio se les realiza una valoración inicial

Local

Presentarán iniciativa de ley para acelerar trabajo en Congreso del estado

“Hay un ritmo bastante lento y estamos analizando, junto con otros diputados de otras bancadas, presentar algunas iniciativas que hablen de los tiempos que debe de haber en el parlamento"

Policiaca

Hallan el cuerpo de un hombre en una zona cerril

La zona fue acordonada por los agentes de la Policía Municipal

Policiaca

Encuentran a joven reportada como desaparecida

Aunque no se dieron detalles, la Fiscalía de Guerrero hizo público que había sido localizada y que ya estaba reunida con su familia

Local

Realizan balance de actividades en Corregidora

A 100 días de la administración de Roberto Sosa Pichardo en Corregidora

Local

Uteq fue sede de encuentro entre universidades

El director General de Universidades Tecnológicas y Politécnicas de la Secretaría de Educación Pública del Gobierno Federal, Herminio Baltazar Cisneros, reconoció que las Universidades Tecnológicas y Politécnicas de Querétaro son un ejemplo del avance

Cultura

Presenta Secretaría de Cultura “El tigre sin rayas”

El libro cuenta la historia de un peculiar tigre que vivía en una apartada selva y que decidió emprender el viaje en busca de sus rayas extraviadas

Policiaca

Vuelca tráiler en Santa Rosa Jáuregui, no hubo lesionados

Al lugar arribó una grúa de gran tonelaje para ayudar en la recuperación del vehículo de carga