/ jueves 12 de julio de 2018

Árboles, testigos del cambio climático

Los árboles son sinónimo vida, producen oxígeno y absorben durante la fotosíntesis el dióxido de carbono; en ellos crecen distintos tipos de frutos y son el hogar de una gran diversidad de aves, pero además, en su interior, revelan registros del cambio climático en la Tierra.

A través del color y ancho de sus anillos, las plantas perpetuas de tronco leñoso ofrecen a los científicos datos sobre su crecimiento durante cada año de vida.

Ofrecen información, por ejemplo, sobre las evoluciones de las estaciones del año: si la primavera se adelantó, cómo fue el desarrollo del verano y hasta si hubo incendios forestales en la zona y sobre las temporadas de lluvia.

Fotos: Yolanda Longino

Los aros de color claro de los árboles representan la manera en que creció en la primavera y principios del verano, los oscuros son la que progresó a fines del verano y otoño.

Un anillo claro más uno oscuro equivale a un año de la vida del árbol, precisa la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones climáticas locales, como lluvia y temperatura, brindan a los científicos información sobre el clima local de esa zona en el pasado.

Según la agencia espacial estadunidense, los anillos de los árboles por lo general crecen más anchos en los años cálidos y húmedos, asimismo, son más delgados cuando hace frío y está seco. Si el árbol ha estado sometido bajo condiciones climáticas estresantes, como una sequía, este apenas podría crecer durante esos meses.

Los científicos pueden comparar árboles modernos con mediciones locales de temperatura y precipitación de la estación meteorológica más cercana.

Los árboles viejos pueden ofrecer información sobre cómo era el clima antes de que iniciara el seguimiento del clima en los Estados Unidos, en 1891.

Durante los últimos 100 a 150 años, en la mayor parte de los lugares, los registros climáticos diarios se han mantenido, por ello, para saber el clima de hace miles de años, los científicos recurren a árboles, corales y capas de hielo perforadas en un glaciar.

Los árboles son sinónimo vida, producen oxígeno y absorben durante la fotosíntesis el dióxido de carbono; en ellos crecen distintos tipos de frutos y son el hogar de una gran diversidad de aves, pero además, en su interior, revelan registros del cambio climático en la Tierra.

A través del color y ancho de sus anillos, las plantas perpetuas de tronco leñoso ofrecen a los científicos datos sobre su crecimiento durante cada año de vida.

Ofrecen información, por ejemplo, sobre las evoluciones de las estaciones del año: si la primavera se adelantó, cómo fue el desarrollo del verano y hasta si hubo incendios forestales en la zona y sobre las temporadas de lluvia.

Fotos: Yolanda Longino

Los aros de color claro de los árboles representan la manera en que creció en la primavera y principios del verano, los oscuros son la que progresó a fines del verano y otoño.

Un anillo claro más uno oscuro equivale a un año de la vida del árbol, precisa la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Debido a que los árboles son sensibles a las condiciones climáticas locales, como lluvia y temperatura, brindan a los científicos información sobre el clima local de esa zona en el pasado.

Según la agencia espacial estadunidense, los anillos de los árboles por lo general crecen más anchos en los años cálidos y húmedos, asimismo, son más delgados cuando hace frío y está seco. Si el árbol ha estado sometido bajo condiciones climáticas estresantes, como una sequía, este apenas podría crecer durante esos meses.

Los científicos pueden comparar árboles modernos con mediciones locales de temperatura y precipitación de la estación meteorológica más cercana.

Los árboles viejos pueden ofrecer información sobre cómo era el clima antes de que iniciara el seguimiento del clima en los Estados Unidos, en 1891.

Durante los últimos 100 a 150 años, en la mayor parte de los lugares, los registros climáticos diarios se han mantenido, por ello, para saber el clima de hace miles de años, los científicos recurren a árboles, corales y capas de hielo perforadas en un glaciar.

Local

Querétaro registra 449.96 hectáreas dañadas por incendios forestales

Desde el primero de enero hasta el 4 de agosto del presente año, se han generado 26 incendios en territorio queretano

Local

Contigo Prevenimos mejorará el tejido social: Bouchot Beltrán

Atenderá las conductas y situaciones que la pandemia aumento el estado crítico de las mismas

Local

Recibe Querétaro calificación AAA

Consideran que la entidad mantendrá métricas sólidas de deuda gracias a la posición de liquidez robusta y su desempeño del ingreso

Mundo

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de nuevos ataques

Se acusan de haber atacado la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada por tropas de Moscú

Cine

Película brasileña "Regra 34" gana el Leopardo de Oro en Locarno

La protagonista de este film, es una estudiante interesada en la violencia contra las mujeres en Brasil.

Ecología

Cambio climático amenaza fauna, flora y glaciares de los Pirineos

El desmán o el rebeco, también están peligro por el calentamiento global, afirman los expertos

Mundo

Vuelos cancelados y demorados en Ecuador por ceniza de volcán

Hasta el momento se registran retrasos para la salida de dos vuelos a Ciudad de Panamá y otros dos a Bogotá

Mundo

Lluvias en Guatemala dejan 28 muertos y más de dos millones de afectados

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena

Policiaca

Tractocamión volcó en Circuito Universidades

Presuntamente el chofer tomó la incorporación a exceso de velocidad y perdió el control