/ martes 8 de octubre de 2019

Detrás de las huellas de las tortugas oliváceas en Costa Rica

Para proteger los nidos, guardias armados patrullan por la noche Playa Hermosa para mantener a raya a los cazadores furtivos que roban los huevos

Playa Hermosa, Costa Rica | AFP.- "¡Respeto!". El guía Raúl Fernández habla a su pequeña tropa en la noche frente al Océano Pacífico de Costa Rica, en Playa Hermosa (noreste), antes de embarcarse en la oscuridad siguiendo los pasos de las tortugas oliváceas.

Fernández, de 41 años, ha estado guiando a los turistas durante 12 años para observar a estas tortugas (Lepidochelys olivacea), que ponen sus huevos en estas costas de julio a diciembre, a pocos metros de donde rompen las grandes olas que disfrutan surfistas de todo el mundo.

Presente en toda la zona tropical, esta especie es considerada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Para proteger los nidos, guardias armados patrullan por la noche Playa Hermosa para mantener a raya a los cazadores furtivos que roban los huevos. No tienen cualidades particulares de gusto e incluso, según Raúl Fernández, "comerlos puede hacer que vomites".

Desafortunadamente para las tortugas, estos huevos blancos y esféricos tienen la reputación de tener propiedades afrodisíacas y, por lo tanto, son objeto de un tráfico jugoso a nivel internacional.

Pero el guía no cree en la efectividad de la represión. En el pequeño grupo que conduce a la luz de la luna, dos niñas son objeto de sus atenciones: "Contra los hueveros, nosotros contamos con la nueva generación. Enseñamos a los jóvenes esa riqueza de la naturaleza para que la protegen en el futuro", dice Fernández.

Después de unos 15 minutos de caminata por la playa, el guía ve huellas que provienen del mar. Al final, allí está ella, depositando sus huevos -que pueden llegar a cien- en el hoyo que cavó en la arena, de unos 50 centímetros de profundidad.

Una vez cumplido su deber para la perpetuación de la especie, la tortuga de unos 50 kilos hace movimientos oscilantes para tapar con arena el nido, y luego regresa a las aguas del Pacífico sin detenerse.

Para proteger los huevos de su principal depredador en la playa, el humano, los guardias del Refugio de la vida salvaje de Playa Hermosa recogen de las arenas cada año entre 10.000 y 15.000. Después de 45 días de incubación, los recién nacidos son liberados en la playa: "Uno de cada mil escapará de los depredadores y se convertirá en adulto", dijo Mauricio Salazar, de 40 años y administrador del Refugio.

dro/jb/llu/ll/ltl

© Agence France-Presse

Playa Hermosa, Costa Rica | AFP.- "¡Respeto!". El guía Raúl Fernández habla a su pequeña tropa en la noche frente al Océano Pacífico de Costa Rica, en Playa Hermosa (noreste), antes de embarcarse en la oscuridad siguiendo los pasos de las tortugas oliváceas.

Fernández, de 41 años, ha estado guiando a los turistas durante 12 años para observar a estas tortugas (Lepidochelys olivacea), que ponen sus huevos en estas costas de julio a diciembre, a pocos metros de donde rompen las grandes olas que disfrutan surfistas de todo el mundo.

Presente en toda la zona tropical, esta especie es considerada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Para proteger los nidos, guardias armados patrullan por la noche Playa Hermosa para mantener a raya a los cazadores furtivos que roban los huevos. No tienen cualidades particulares de gusto e incluso, según Raúl Fernández, "comerlos puede hacer que vomites".

Desafortunadamente para las tortugas, estos huevos blancos y esféricos tienen la reputación de tener propiedades afrodisíacas y, por lo tanto, son objeto de un tráfico jugoso a nivel internacional.

Pero el guía no cree en la efectividad de la represión. En el pequeño grupo que conduce a la luz de la luna, dos niñas son objeto de sus atenciones: "Contra los hueveros, nosotros contamos con la nueva generación. Enseñamos a los jóvenes esa riqueza de la naturaleza para que la protegen en el futuro", dice Fernández.

Después de unos 15 minutos de caminata por la playa, el guía ve huellas que provienen del mar. Al final, allí está ella, depositando sus huevos -que pueden llegar a cien- en el hoyo que cavó en la arena, de unos 50 centímetros de profundidad.

Una vez cumplido su deber para la perpetuación de la especie, la tortuga de unos 50 kilos hace movimientos oscilantes para tapar con arena el nido, y luego regresa a las aguas del Pacífico sin detenerse.

Para proteger los huevos de su principal depredador en la playa, el humano, los guardias del Refugio de la vida salvaje de Playa Hermosa recogen de las arenas cada año entre 10.000 y 15.000. Después de 45 días de incubación, los recién nacidos son liberados en la playa: "Uno de cada mil escapará de los depredadores y se convertirá en adulto", dijo Mauricio Salazar, de 40 años y administrador del Refugio.

dro/jb/llu/ll/ltl

© Agence France-Presse

Local

Captan tornado apunto de formarse en Amealco

Autoridades no reportaron que se haya concretado el tornado y tampoco alguna afectació

Policiaca

Surge #lord100pesos, ofreció dinero a policías a cambio de dejarlo libre

Los hechos ocurrieron sobre la carretera a San Pedro Mártir, donde policías municipales aseguraron a un sujeto a bordo de un vehículo aparentemente relacionado con un ilícito

Local

El IQT ha impuesto 221 infracciones al transporte público

Por incumplir en las medidas preventivas por la contingencia de Covid-19

Futbol

Cruz Azul presenta a Ignacio Rivero

El mediocampista no se presiona y, por el contrario, tiene claro su objetivo en la capital

Política

Eliminación de fuero en Puebla tiene destinatarios

Opositores a Barbosa están en lista de probables afectados por la reforma

Política

Exhiben en Chihuahua red de desvíos en el caso Duarte

A través de empresarios, partidos, funcionarios y amigos distrajeron varios miles de millones de pesos

Cine

Imcine propone un nuevo fondo de apoyo al cine

Imcine ha realizado 12 mesas de trabajo con miembros de la industria para fortalecer al Fidecine

Gossip

Verónica Castro regresa al cine como abuelita de Jesús Zavala

La actriz, junto a Héctor Bonilla, encabeza el elenco de la comedia romántica cuya pareja protagonista está integrada por Jesús Zavala y Ximena Romo

Gossip

La maldición de Glee ataca de nuevo

Sonados han sido los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de los protagonistas de la exitosa serie