/ sábado 13 de marzo de 2021

¿Qué significa la inversión de Iberdrola para Argentina?

En la última década, la potencia renovable instalada en el mundo se ha multiplicado. Son cada vez más los países, las empresas y también los particulares que apuestan por energías renovables. Pero lo cierto es que nunca había sido tan necesario.

El cambio climático es una amenaza real y parece que poco a poco son más los organismos que se lo están tomando en serio. El uso de fuentes energéticas limpias es, sin duda, la mejor manera de asegurar el futuro de nuestro planeta.

Como decíamos, son cada vez más las compañías que están cambiando los hábitos de sus negocios y están en vías de convertirse en empresas de carbono neutro. Para que más firmas puedan sumarse a iniciativas de este tipo, se hace necesario que las compañías energéticas, especialmente las que tienen una presencia internacional, utilicen sus recursos para generar energía de fuentes verdes. Eso podría repercutir positivamente en el valor de las acciones de Iberdrola, por ejemplo.

Precisamente esta multinacional española fue una de las primeras en aterrizar en Argentina. Hace unos meses conocíamos su plan de invertir 75.000 millones de euros como parte de su proyecto de “revolución energética”, el más grande de la compañía hasta la fecha. Sus planes de acción se centrarán en Estados Unidos, Reino Unido y España, aunque otras regiones formarán también parte de este programa para los próximos seis años hacia la recuperación económica.

Argentina no parece ser el centro de esta inversión, pero eso no significa que no vaya a tener una repercusión positiva para nuestro país. De hecho, Iberdrola asegura que este plan “avanza un modelo para un crecimiento económico sostenible a largo plazo capaz de hacer frente a los retos actuales de la sociedad”. Si, con él, consiguen reducirse las emisiones, bajar los niveles de contaminación y dar un empujón a la económica, acabará beneficiándose todo el planeta.

Foto: Cortesía | Nemesis Galan

Con su histórico plan inversor, el grupo Iberdrola podría conseguir que los 43,8 millones de contractos existentes se eleven hasta los 70 millones en 2030. El beneficio neto, por otro lado, podría llegar hasta los 5.000 millones de euros en 2025 y los 7.000 millones de euros cinco años después. La compañía está en una posición única para crear una gran oportunidad para la industria de las energías renovables en general, y eso terminará favoreciendo a todos, también a Argentina.

Uno de los claros beneficios lo veremos en el empleo, pero también en la cantidad de impuestos que los estados en los que opere puedan recolectar de esta mayor actividad. Si los planes de Iberdrola van como está previsto, sus acciones pasarían también a tener mayor valor (actualmente con tendencia al alza) y eso solo puede significar una cosa: que el grupo pueda invertir más dinero y recursos en el futuro. Y, por qué no, en un país como Argentina, que lo tiene todo a su favor.

¿Por qué Argentina es un buen país para invertir? Para empezar, el nuestro es uno de los países de América Latina con mayor número de recursos naturales: los vientos de la Patagonia, el sol del noroeste todos los días del año, las extensas tierras agrícolas y los largos y caudalosos ríos. Si bien es cierto que el gobierno de Alberto Fernández podría mostrar más interés en el sector, existen iniciativas que favorecerían la inversión extranjera en la industria de las renovables.

Predecir qué va pasar en los próximos seis años es difícil, y más en plena pandemia. No parece que el coronavirus vaya a frenar a Iberdrola a seguir con su proyecto para la recuperación económica y, si va bien, quizás incluso Argentina podría notar los beneficios. Habrá que esperar, eso sí, que decida traer su inversión y su “revolución energética” aquí.

El cambio climático es una amenaza real y parece que poco a poco son más los organismos que se lo están tomando en serio. El uso de fuentes energéticas limpias es, sin duda, la mejor manera de asegurar el futuro de nuestro planeta.

Como decíamos, son cada vez más las compañías que están cambiando los hábitos de sus negocios y están en vías de convertirse en empresas de carbono neutro. Para que más firmas puedan sumarse a iniciativas de este tipo, se hace necesario que las compañías energéticas, especialmente las que tienen una presencia internacional, utilicen sus recursos para generar energía de fuentes verdes. Eso podría repercutir positivamente en el valor de las acciones de Iberdrola, por ejemplo.

Precisamente esta multinacional española fue una de las primeras en aterrizar en Argentina. Hace unos meses conocíamos su plan de invertir 75.000 millones de euros como parte de su proyecto de “revolución energética”, el más grande de la compañía hasta la fecha. Sus planes de acción se centrarán en Estados Unidos, Reino Unido y España, aunque otras regiones formarán también parte de este programa para los próximos seis años hacia la recuperación económica.

Argentina no parece ser el centro de esta inversión, pero eso no significa que no vaya a tener una repercusión positiva para nuestro país. De hecho, Iberdrola asegura que este plan “avanza un modelo para un crecimiento económico sostenible a largo plazo capaz de hacer frente a los retos actuales de la sociedad”. Si, con él, consiguen reducirse las emisiones, bajar los niveles de contaminación y dar un empujón a la económica, acabará beneficiándose todo el planeta.

Foto: Cortesía | Nemesis Galan

Con su histórico plan inversor, el grupo Iberdrola podría conseguir que los 43,8 millones de contractos existentes se eleven hasta los 70 millones en 2030. El beneficio neto, por otro lado, podría llegar hasta los 5.000 millones de euros en 2025 y los 7.000 millones de euros cinco años después. La compañía está en una posición única para crear una gran oportunidad para la industria de las energías renovables en general, y eso terminará favoreciendo a todos, también a Argentina.

Uno de los claros beneficios lo veremos en el empleo, pero también en la cantidad de impuestos que los estados en los que opere puedan recolectar de esta mayor actividad. Si los planes de Iberdrola van como está previsto, sus acciones pasarían también a tener mayor valor (actualmente con tendencia al alza) y eso solo puede significar una cosa: que el grupo pueda invertir más dinero y recursos en el futuro. Y, por qué no, en un país como Argentina, que lo tiene todo a su favor.

¿Por qué Argentina es un buen país para invertir? Para empezar, el nuestro es uno de los países de América Latina con mayor número de recursos naturales: los vientos de la Patagonia, el sol del noroeste todos los días del año, las extensas tierras agrícolas y los largos y caudalosos ríos. Si bien es cierto que el gobierno de Alberto Fernández podría mostrar más interés en el sector, existen iniciativas que favorecerían la inversión extranjera en la industria de las renovables.

Predecir qué va pasar en los próximos seis años es difícil, y más en plena pandemia. No parece que el coronavirus vaya a frenar a Iberdrola a seguir con su proyecto para la recuperación económica y, si va bien, quizás incluso Argentina podría notar los beneficios. Habrá que esperar, eso sí, que decida traer su inversión y su “revolución energética” aquí.

Local

Consulta popular no es un tema prioritario: Lara Becerril

Comentó que es probable que no exista una participación ciudadana de consideración debido a que las personas tienen otras preocupaciones

Local

Fallecen 18 personas en espera de un trasplante

Piden reflexionar sobre las consecuencias de haber desatendido las enfermedades crónicas

Local

Campus Jalpan de la UAQ es Escuela Verde

Por tercer años consecutivo recibe esta certificación que otorga la Semarnat

Policiaca

Hallan el cuerpo de un hombre con impacto de bala en El Marqués

El hallazgo fue en inmediaciones de la carretera estatal 500 casi al cruce con la estatal 200

Local

Gestiona aplicación de vacuna anti Covid-19 a para trabajadores de parque industrial

Se aplicaron a 3 mil empleados de las 54 empresas que los conforman

Local

Campus Jalpan de la UAQ es Escuela Verde

Por tercer años consecutivo recibe esta certificación que otorga la Semarnat

Local

Consulta popular no es un tema prioritario: Lara Becerril

Comentó que es probable que no exista una participación ciudadana de consideración debido a que las personas tienen otras preocupaciones

Local

Consulta popular es un derecho a la verdad: Gilberto Herrera

“Es una cuestión histórica e importante para que todos los mexicanos, el saber que acciones son correctas y cuáles no”, recalcó