/ jueves 7 de enero de 2021

"Una laguna negra”, el documental que narra un desastre ecológico

Sus creadores nos platicaron el daño y riesgos que ocasionan las granjas porcícolas en la comunidad maya de Kinchill

Hoy se estrenó Una laguna negra, el documental que aborda el desastre ecológico y social que provocan las granjas porcícolas de Kekén en la comunidad maya de Kinchill, el estado de Yucatán. Entrevistamos a sus creadores para conocer el proceso de su trabajo y la importancia de que sea visto.

De acuerdo con los creadores del documental, “la súbita desaparición de ganado sufrida por los habitantes de la comunidad maya de Kinchil, en el poniente de Yucatán, derivó en el descubrimiento fortuito de una amplia zona de la selva afectada de manera dramática por los efluentes tóxicos que generan las granjas porcícolas de Kekén, la mayor exportadora mexicana de carne de cerdo”.

Pues explicaron que, el desmonte creciente, el vertido constante de excretas de cerdos en los hábitats naturales y la utilización incluso de agrotóxicos para el control de plagas dentro de las granjas, completan un combo negro que pone al borde de la desaparición actividades económicas históricas de la región como la apicultura o la producción de alimentos de traspatio.

Mercado de la Ciudad de Mérida / Creative Commons

El proceso de “Una Laguna Negra”

En entrevista con el Sol de México, los creadores de “Una laguna negra” narraron como el documental comenzó a gestarse a mediados de 2020 y tuvo como disparador una situación generada fuera de México: el Gobierno de Argentina comenzó a negociar un acuerdo con China para instalar granjas porcícolas que abastezcan a la potencia asiática.

En ese momento, Patricio Eleisegui, a cargo de la investigación y guion, tomó contacto desde Buenos Aires con Alberto Rodríguez, habitante de Kinchil y representante del Consejo Maya del Poniente de Yucatán Chik’in-Já, quien le acercó detalles del desastre ambiental y social que vienen generando las granjas de la empresa Kekén en la región.

Robin Canul, un periodista local que investiga los proyectos extractivistas en la Península, hizo de enlace entre Eleisegui y Rodríguez, y Maricarmen Sordo, asumió la dirección. En el transcurso de octubre se inició la preproducción de la película.

Posteriormente, durante semanas se realizaron entrevistas con vecinos afectados, así como una filmación que comprendió áreas en Kinchil, incluida su zona selvática, y el puerto de Celestún. El proceso culminó a finales de diciembre.

La importancia de documentar

Desde su origen, comentaron los creadores de “Una laguna negra”, el documental tuvo el objetivo de “dar voz a las comunidades afectadas por las granjas, en este caso, Kinchil, y así acompañar la lucha solitaria de los vecinos. Nos referimos al abandono llevado a cabo por el Estado, el poder político, que tiene responsabilidad directa en la evolución de la catástrofe ambiental que narra la película”.

“Una laguna negra” se estrenó hoy desde las 15:00 horas de Yucatán, México, y 18:00 horas de Argentina. Y está disponible en las plataformas de Internet que se pueden consultar en la fanpage de Facebook: Una laguna negra Documental. Puedes verlo aquí:


Cuánto ejercicio tienes que hacer, según tu edad

Así puedes gastar menos agua al lavarte las manos

Te recomendamos escuchar este podcast

Hoy se estrenó Una laguna negra, el documental que aborda el desastre ecológico y social que provocan las granjas porcícolas de Kekén en la comunidad maya de Kinchill, el estado de Yucatán. Entrevistamos a sus creadores para conocer el proceso de su trabajo y la importancia de que sea visto.

De acuerdo con los creadores del documental, “la súbita desaparición de ganado sufrida por los habitantes de la comunidad maya de Kinchil, en el poniente de Yucatán, derivó en el descubrimiento fortuito de una amplia zona de la selva afectada de manera dramática por los efluentes tóxicos que generan las granjas porcícolas de Kekén, la mayor exportadora mexicana de carne de cerdo”.

Pues explicaron que, el desmonte creciente, el vertido constante de excretas de cerdos en los hábitats naturales y la utilización incluso de agrotóxicos para el control de plagas dentro de las granjas, completan un combo negro que pone al borde de la desaparición actividades económicas históricas de la región como la apicultura o la producción de alimentos de traspatio.

Mercado de la Ciudad de Mérida / Creative Commons

El proceso de “Una Laguna Negra”

En entrevista con el Sol de México, los creadores de “Una laguna negra” narraron como el documental comenzó a gestarse a mediados de 2020 y tuvo como disparador una situación generada fuera de México: el Gobierno de Argentina comenzó a negociar un acuerdo con China para instalar granjas porcícolas que abastezcan a la potencia asiática.

En ese momento, Patricio Eleisegui, a cargo de la investigación y guion, tomó contacto desde Buenos Aires con Alberto Rodríguez, habitante de Kinchil y representante del Consejo Maya del Poniente de Yucatán Chik’in-Já, quien le acercó detalles del desastre ambiental y social que vienen generando las granjas de la empresa Kekén en la región.

Robin Canul, un periodista local que investiga los proyectos extractivistas en la Península, hizo de enlace entre Eleisegui y Rodríguez, y Maricarmen Sordo, asumió la dirección. En el transcurso de octubre se inició la preproducción de la película.

Posteriormente, durante semanas se realizaron entrevistas con vecinos afectados, así como una filmación que comprendió áreas en Kinchil, incluida su zona selvática, y el puerto de Celestún. El proceso culminó a finales de diciembre.

La importancia de documentar

Desde su origen, comentaron los creadores de “Una laguna negra”, el documental tuvo el objetivo de “dar voz a las comunidades afectadas por las granjas, en este caso, Kinchil, y así acompañar la lucha solitaria de los vecinos. Nos referimos al abandono llevado a cabo por el Estado, el poder político, que tiene responsabilidad directa en la evolución de la catástrofe ambiental que narra la película”.

“Una laguna negra” se estrenó hoy desde las 15:00 horas de Yucatán, México, y 18:00 horas de Argentina. Y está disponible en las plataformas de Internet que se pueden consultar en la fanpage de Facebook: Una laguna negra Documental. Puedes verlo aquí:


Cuánto ejercicio tienes que hacer, según tu edad

Así puedes gastar menos agua al lavarte las manos

Te recomendamos escuchar este podcast

Local

Inmunizarán Huimilpan, Tolimán y Colón

Hasta el momento, van 20 mil vacunas aplicadas a adultos mayores y a personal de salud

Local

Tres nuevas rutas de “Acercándote”

Las rutas son El Salitre a Santander; Las Américas a Epigmenio González; y San José del Alto a Santander

Local

Serán seis estacionamientos en Pie de la Cuesta

Comerciantes y vecinos de la zona, que se quejaban de que tras los trabajos de rehabilitación hechas en la vialidad, no hay lugar para que los clientes ni los propios comerciantes

Cine

La Berlinale afronta el desafío virtual en su arranque

Solo el jurado, reunido en un mismo hotel de Berlín, accederá a una sala de proyección, donde tomarán asiento con la distancia debida

Cine

Cinco cosas a tener en cuenta en los Globos de Oro

Millones de espectadores se espera que sintonicen la ceremonia que galardona lo mejor del cine y la televisión

Mundo

Liberan a 42 personas secuestradas en Nigeria

Entre ellas 27 niñas secuestradas hace 10 días en una escuela, pero las 317 chicas secuestradas en el colegio de Kagara, siguen de rehenes

Mundo

Suman más de 2.5 millones de muertos en el mundo por Covid-19

Desde el comienzo de la epidemia más de 113 millones 374 mil 410 personas contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 69 millones 506 mil 100 se recuperaron

Mundo

Nuevas detenciones y balas de goma contra manifestantes en Birmania

Las autoridades aumentaron gradualmente el uso de la fuerza para dispersarlos, con gases lacrimógenos, cañones de agua, balas de goma y, en ocasiones, munición real

Mundo

Nueva Zelanda vuelve a confinar a su mayor ciudad por Covid-19

A partir del domingo por la mañana, los 1,7 millones de habitantes de Auckland, deberán permanecer en sus casas salvo para trabajar o efectuar compras de primera necesidad