/ jueves 15 de agosto de 2019

El pincho de rata, un tentempié que gana popularidad en Camboya

Ciudad de Battambang, Camboya | AFP.- Cerca de Battambang en Camboya, decenas de ratas de campo aderezadas con especies se asan lentamente sobre las brasas para alegría de los locales seducidos por este económico tentempié.

Cuando Ma Lis abrió hace 10 años su puesto al borde de la carretera a unos 10 kilómetros de esta pequeña ciudad rural del oeste del país, vendía apenas unos kilos de roedores diarios.

Hoy le compran alrededor de 20 kilos, el equivalente a 60 grandes roedores.

Y durante el Año Nuevo, en abril, o el Festival del Agua en el otoño boreal, puede vender hasta 60 kilos diarios.

"Estas ratas gozan de mejor salud que el cerdo o el pollo (...) Se alimentan de raíces de loto y de granos de arroz", explica mientras da la vuelta a la carne en la parrilla.

Cada pincho cuesta ente 0,25 y 1,25 dólares, dependiendo del tamaño del animal.

Las ratas, una verdadera plaga para los cultivos, se cazan en los arrozales de los alrededores.

Cada tarde, Chuom Choen, como otros cazadores, tiende trampas de bambú en los arrozales a unos 15 kilómetros de su casa.

Por la noche, inspecciona los cebos con una linterna frontal y al amanecer sale a proponer sus presas a los vendedores locales.

"Cuando tengo suerte, cazo 5 kilos de ratas por noche", cuenta y precisa que este trabajo le da entre 5 y 17 dólares diarios.

"Los propietarios de los arrozales están contentos de que cacemos estos roedores porque se les comen todo el arroz" y causan importantes pérdidas.

Bajo el régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979), las ratas eran consideradas, como las ranas, tarántulas y otros insectos, un alimento de supervivencia en un país que pasaba hambre.

Desestimadas tras la caída de ese régimen ultramaoísta, actualmente han vuelto a ganar adeptos.

"Son deliciosas, como el pollo o el buey", señala un cliente, Yit Sarin.

suy/sde/ra/mb

© Agence France-Presse

Ciudad de Battambang, Camboya | AFP.- Cerca de Battambang en Camboya, decenas de ratas de campo aderezadas con especies se asan lentamente sobre las brasas para alegría de los locales seducidos por este económico tentempié.

Cuando Ma Lis abrió hace 10 años su puesto al borde de la carretera a unos 10 kilómetros de esta pequeña ciudad rural del oeste del país, vendía apenas unos kilos de roedores diarios.

Hoy le compran alrededor de 20 kilos, el equivalente a 60 grandes roedores.

Y durante el Año Nuevo, en abril, o el Festival del Agua en el otoño boreal, puede vender hasta 60 kilos diarios.

"Estas ratas gozan de mejor salud que el cerdo o el pollo (...) Se alimentan de raíces de loto y de granos de arroz", explica mientras da la vuelta a la carne en la parrilla.

Cada pincho cuesta ente 0,25 y 1,25 dólares, dependiendo del tamaño del animal.

Las ratas, una verdadera plaga para los cultivos, se cazan en los arrozales de los alrededores.

Cada tarde, Chuom Choen, como otros cazadores, tiende trampas de bambú en los arrozales a unos 15 kilómetros de su casa.

Por la noche, inspecciona los cebos con una linterna frontal y al amanecer sale a proponer sus presas a los vendedores locales.

"Cuando tengo suerte, cazo 5 kilos de ratas por noche", cuenta y precisa que este trabajo le da entre 5 y 17 dólares diarios.

"Los propietarios de los arrozales están contentos de que cacemos estos roedores porque se les comen todo el arroz" y causan importantes pérdidas.

Bajo el régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979), las ratas eran consideradas, como las ranas, tarántulas y otros insectos, un alimento de supervivencia en un país que pasaba hambre.

Desestimadas tras la caída de ese régimen ultramaoísta, actualmente han vuelto a ganar adeptos.

"Son deliciosas, como el pollo o el buey", señala un cliente, Yit Sarin.

suy/sde/ra/mb

© Agence France-Presse

Local

Sin llegar 35 mdp federales a la capital

Ya estaban calendarizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dicen

Local

Participación 50-50 para programas pide Herrera

Gilberto Herrera Ruiz afirmó que podrían combatir la pobreza con la participación de presupuesto estatal y federa

Local

Aeronáutica vacunada contra crisis

En los últimos 15 años ha reportado un crecimiento sostenido del 15% año contra año

Justicia

Con marchan en Puerto Escondido, exigen justicia por el asesinato de Maru

Las mujeres, la mayoría de blanco y portando cartulinas con consignas, exigieron a la Fiscalía General de Oaxaca dar con los responsables

Sociedad

SNTE demanda a SEP no excluirlos en diálogo de leyes secundarias de reforma educativa

Alfonso Cepeda Salas, líder del sindicato magisterial dijo que no buscan invadir atribuciones del gobierno federal, pero sí van a defender sus derechos

Gossip

Ya hay fechas para el Vive Latino 2020

La gran fiesta iberoamericana se llevará a cabo el 14 y 15 de marzo

Mundo

Granjas compartidas, nueva moda en Holanda para combatir el cambio climático

El objetivo es reducir la emisión de carbono de la producción agrícola y reducir el derroche alimentario

OMG!

Cynthia rompe el silencio y dice la verdad sobre su relación con Carlos Rivera

La cantante confesó detalles sobre la relación que tiene con el cantante

Futbol

Manchester United no puede con los Wolves de Jiménez y sellan empate

Había curiosidad por saber si la contundente victoria (4-0) sobre el Chelsea con la que el United arrancó la temporada fue un mero espejismo o sí de verdad los de Ole Gunnar Solskjaer están para ser campeones