/ viernes 22 de noviembre de 2019

Pasarán 10 años en la cárcel por quedarse un tesoro vikingo

Dos buscadores de metales fueron juzgados por no haber declarado su hallazgo en junio de 2015

Dos buscadores de metales fueron condenados por un tribunal británico a penas de hasta diez años de cárcel por robo, al haber ocultado que habían descubierto un tesoro vikingo de enorme valor, buena parte del cual sigue desaparecido.

Layton Davies, de 51 años, y George Powell, de 38 años, fueron juzgados por no haber declarado su hallazgo, como exige la ley, cuando desenterraron en junio de 2015 un tesoro vikingo de 1.100 años de antigüedad. Fueron condenados respectivamente a ocho años y medio y diez años de cárcel.

El tribunal de Worcester, en el oeste del país, consideró que "engañaron no solo al propietario" del terreno agrícola donde hallaron los objetos, sino también al pueblo británico al que privaron "de un tesoro que pertenece a la nación".

Entre las piezas más preciosas destacan un anillo de oro del siglo IX, un lingote de plata, un colgante de cristal del siglo V y unas 300 monedas que aparecen en fotografías guardadas en el teléfono de Davies pero que los investigadores nunca encontraron.

Aparte de su valor, estimado entre 3 y 12 millones de libras esterlinas (3,5-14 millones de euros, 3,9-15,4 millones de dólares), han ayudado a revelar un nuevo aspecto de la historia inglesa.

Cinco de las 31 monedas recuperadas son excepcionalmente raras: en ellas aparecen juntos dos reyes del siglo IX, Alfredo el Grande de Wessex y Ceolwulf II de Mercia, sugiriendo una alianza hasta ahora desconocida entre ambos monarcas que permite conocer mejor el proceso de unificación de Inglaterra.

Los objetos recuperados se conservan actualmente en el Museo Británico de Londres. El resto, según la fiscalía, está "probablemente oculto en uno o varios lugares".

"Estos hallazgos pertenecen a nuestra herencia nacional", afirmó Gareth Williams, conservador de monedas medievales y colecciones vikingas en el Museo Británico, subrayando que el Reino Unido tiene uno de "los sistemas más generosos del mundo" para retribuir a los cazadores de tesoros que "respetan la ley".

Otros dos hombres fueron condenados como cómplices por haber ayudado a ocultar el hallazgo. Uno fue condenado a cinco años de cárcel y el otro, enfermo, conocerá su sentencia más adelante.

Dos buscadores de metales fueron condenados por un tribunal británico a penas de hasta diez años de cárcel por robo, al haber ocultado que habían descubierto un tesoro vikingo de enorme valor, buena parte del cual sigue desaparecido.

Layton Davies, de 51 años, y George Powell, de 38 años, fueron juzgados por no haber declarado su hallazgo, como exige la ley, cuando desenterraron en junio de 2015 un tesoro vikingo de 1.100 años de antigüedad. Fueron condenados respectivamente a ocho años y medio y diez años de cárcel.

El tribunal de Worcester, en el oeste del país, consideró que "engañaron no solo al propietario" del terreno agrícola donde hallaron los objetos, sino también al pueblo británico al que privaron "de un tesoro que pertenece a la nación".

Entre las piezas más preciosas destacan un anillo de oro del siglo IX, un lingote de plata, un colgante de cristal del siglo V y unas 300 monedas que aparecen en fotografías guardadas en el teléfono de Davies pero que los investigadores nunca encontraron.

Aparte de su valor, estimado entre 3 y 12 millones de libras esterlinas (3,5-14 millones de euros, 3,9-15,4 millones de dólares), han ayudado a revelar un nuevo aspecto de la historia inglesa.

Cinco de las 31 monedas recuperadas son excepcionalmente raras: en ellas aparecen juntos dos reyes del siglo IX, Alfredo el Grande de Wessex y Ceolwulf II de Mercia, sugiriendo una alianza hasta ahora desconocida entre ambos monarcas que permite conocer mejor el proceso de unificación de Inglaterra.

Los objetos recuperados se conservan actualmente en el Museo Británico de Londres. El resto, según la fiscalía, está "probablemente oculto en uno o varios lugares".

"Estos hallazgos pertenecen a nuestra herencia nacional", afirmó Gareth Williams, conservador de monedas medievales y colecciones vikingas en el Museo Británico, subrayando que el Reino Unido tiene uno de "los sistemas más generosos del mundo" para retribuir a los cazadores de tesoros que "respetan la ley".

Otros dos hombres fueron condenados como cómplices por haber ayudado a ocultar el hallazgo. Uno fue condenado a cinco años de cárcel y el otro, enfermo, conocerá su sentencia más adelante.

Local

Ganaderos serranos denuncian aumento de abigeato

Afectados señalan que se tienen detectados a los delincuentes, sin embrago están libres debido al nuevo sistema penal acusatorio

Local

Aplican tamizajes a alumnos del Cecyteq

Las áreas de funcionamiento de la vida que contempla el tamizaje son: uso/abuso de sustancias, salud mental, relaciones familiares, relaciones con amigos, nivel educativo, interés vocacional, conducta agresiva/delincuencia

Local

Quinto informe de Pancho será el 27

Se prevé la asistencia en el informe de miembros del gabinete estatal, así como los presidentes municipales y los diputados locales

Sociedad

Casi 73 mil 500 mexicanos han muerto por Covid-19

En las últimas horas se registraron además tres mil 542 nuevos contagios detectados en el país

Local

Querétaro registra ocho mil 635 casos de Covid-19

Se dieron de alta sanitaria a 77 personas con lo que suman 7 mil 26 personas

Futbol

Arturo Vidal llega a Milán para completar el traspaso desde el Barcelona al Inter

Vidal se reencontrará con el entrenador del Inter, Antonio Conte

Sociedad

Padres de Ayotzinapa denuncian corrupción en Poder Judicial

Gobierno mexicano muestra voluntad para llegar a la verdad, pero todavía encontramos células de corrupción en el poder judicial: padres de normalistas

Futbol

Real Madrid arranca en la Liga española con empate ante Real Sociedad

El equipo "merengue" fue de más a menos y tuvo problemas para generar ocasiones ante un rival muy ordenado

Mundo

Bill Gates ve "escandaloso" que pruebas Covid tarden más de 24 horas

En su opinión, EU debería reconocer que no ha hecho un buen trabajo para luchar contra la pandemia.