/ lunes 20 de septiembre de 2021

Una pieza de Mozart le hace bien a los epilépticos

Escuchar al menos 30 segundos de la Sonata para dos pianos re mayor puede ser bueno para las personas con epilepsia resistente a la medicación

La música de Mozart, en concreto escuchar al menos 30 segundos de la sonata para dos pianos re mayor (K448), puede ser buena para las personas con epilepsia resistente a la medicación, según un estudio que publicó Scientific Reports.

Escuchar esa sonata "puede estar asociado" a picos menos frecuentes de actividad eléctrica asociada a la epilepsia, algo que ya habían indicado estudio previos, pero un equipo de la Escuela de Medicina Geisel (Estados Unidos) ha determinado el tiempo mínimo que hay que hacerlo y avanza una hipótesis sobre los motivos.

Los resultados de la investigación también sugieren que las respuestas emocionales positivas al K448 pueden contribuir a sus efectos terapéuticos.

El equipo plantea la hipótesis de que escuchar esa sonata durante tan solo 30 segundos puede activar redes cerebrales asociadas a respuestas emocionales positivas a la música y reguladas por el córtex frontal.

La activación de estas redes puede contribuir -sugieren- a la reducción de los picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia entre los que tienen epilepsia resistente a la medicación.

Su obra abarca todos los géneros musicales de su época / Foto: Archivo

Los investigadores usaron un electroencefalograma para medir la actividad eléctrica en los cerebros de 16 adultos con epilepsia resistente a la medicación mientras escuchaban una serie de cortes musicales de 15 o 90 segundos, incluido el K448.

Escuchar entre 30 y 90 segundos la música de Mozart, pero no los otros cortes musicales, se asociaba con una reducción media del 66,5 % en el número de picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia en todo el cerebro.

El estudio indica que esas reducciones eran mayores en las cortezas frontales izquierda y derecha del cerebro, que son zonas implicadas en la regulación de las respuestas emocionales.

Los investigadores también observaron que cuando los participantes escuchaban el final de secciones largas y repetitivas dentro de la sonata K448, un tipo de actividad eléctrica conocida como theta aumentaba en sus cortezas frontales.

Investigaciones anteriores han sugerido que la actividad theta puede estar asociada con respuestas emocionales positivas a la música.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

La música de Mozart, en concreto escuchar al menos 30 segundos de la sonata para dos pianos re mayor (K448), puede ser buena para las personas con epilepsia resistente a la medicación, según un estudio que publicó Scientific Reports.

Escuchar esa sonata "puede estar asociado" a picos menos frecuentes de actividad eléctrica asociada a la epilepsia, algo que ya habían indicado estudio previos, pero un equipo de la Escuela de Medicina Geisel (Estados Unidos) ha determinado el tiempo mínimo que hay que hacerlo y avanza una hipótesis sobre los motivos.

Los resultados de la investigación también sugieren que las respuestas emocionales positivas al K448 pueden contribuir a sus efectos terapéuticos.

El equipo plantea la hipótesis de que escuchar esa sonata durante tan solo 30 segundos puede activar redes cerebrales asociadas a respuestas emocionales positivas a la música y reguladas por el córtex frontal.

La activación de estas redes puede contribuir -sugieren- a la reducción de los picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia entre los que tienen epilepsia resistente a la medicación.

Su obra abarca todos los géneros musicales de su época / Foto: Archivo

Los investigadores usaron un electroencefalograma para medir la actividad eléctrica en los cerebros de 16 adultos con epilepsia resistente a la medicación mientras escuchaban una serie de cortes musicales de 15 o 90 segundos, incluido el K448.

Escuchar entre 30 y 90 segundos la música de Mozart, pero no los otros cortes musicales, se asociaba con una reducción media del 66,5 % en el número de picos de actividad eléctrica asociados a la epilepsia en todo el cerebro.

El estudio indica que esas reducciones eran mayores en las cortezas frontales izquierda y derecha del cerebro, que son zonas implicadas en la regulación de las respuestas emocionales.

Los investigadores también observaron que cuando los participantes escuchaban el final de secciones largas y repetitivas dentro de la sonata K448, un tipo de actividad eléctrica conocida como theta aumentaba en sus cortezas frontales.

Investigaciones anteriores han sugerido que la actividad theta puede estar asociada con respuestas emocionales positivas a la música.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

No permitiremos que no haya orden en la ciudad: advierte Kuri

Mandatario dijo que hay espacios ideales para esta actividad y que debe haber orden para este sector

Local

UAQ trabajará con el estado para llegar al Peso a Peso 

Propuesta de presupuesto estatal para la UAQ será planteada esta semana a LX legislatura y al gobernador

Local

Compran 80% de casas con créditos

En el estado se han vendido 10 mil durante el primer semestre de este año

Deportes

Arranca el PROAM, torneo de golf femenil

Las mejores jugadoras del país se darán cita este día en el campo de Zibatá, entre ellas estará Lorena Ochoa

Deportes

Ponen en alto a Querétaro

Alumnos del Club de Artes Marciales Makipi Lima Lama destacan en torneos nacionales con buenos resultados

Justicia

CNDH recomienda a Fiscalía nueva investigación del caso Mario Aburto

La CNDH determinó que hay actos que violan los derechos humanos de Aburto, realizados por la entonces Procuraduría General de la República

Policiaca

Detienen a 2 sujetos en zona poniente

El vehículo está relacionado con un hecho ilícito y fue detectado por arcos lectores

Mundo

La SIP extiende presidencia de Jorge Canahuati hasta octubre de 2022

Por su parte, Martha Ramos, Directora General Editorial de la OEM, fue elegida como presidenta de la Junta Directiva para la Comisión del Internet

Virales

Abuelita se gradúa a los 93 años de edad: “Fue una experiencia muy bonita"

Tras concluir su licenciatura, la María Josefina busca estudiar ahora una carrera en Teología, que es su más grande sueño