/ lunes 27 de enero de 2020

Guardias mexiquenses vigilarán a La Bestia

El ferrocarril Chiapas-Mayab transporta materias primas como cemento, acero y combustibles, pero también es usado por los migrantes

La empresa estatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) contrató este año para la vigilancia de parte de su infraestructura al Cuerpo de Seguridad Auxiliar y Urbana del Estado de México (Cusaem), una empresa que ha sido objeto de señalamientos de parte del gobierno federal.

De acuerdo con información del portal Compranet, el contrato por 43.3 millones de pesos es para que el cuerpo de seguridad mexiquense cuide las instalaciones y tramos del ferrocarril Chiapas-Mayab, conocido como La Bestia.

Esto, aun cuando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció que su administración prescindirá de los cuerpos de seguridad externos para vigilar instalaciones federales, y dejará esta tarea al Servicio de Protección Federal (SPF).

A mediados del año pasado el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, señaló al Cusaem y otras dos empresas de obtener más de una tercera parte de los contratos de seguridad privada otorgados en el sexenio pasado.

Este cuerpo de seguridad mexiquense, acusado por organizaciones civiles y defensores de derechos humanos como el padre Alejandro Solalinde de maltrato a migrantes centroamericanos, será el encargado de cuidar la infraestructura ferroviaria para el transporte de carga que desde 2018 está bajo responsabilidad del FIT.

Por los más de dos mil kilómetros de las vías del tren Chiapas-Mayab, del Istmo de Tehuantepec y la Vía Oaxaca, cuyos títulos posee el FIT, corren millones de toneladas de carga cada año.

Desde el año pasado, el primero en la administración del fundador de Morena, la empresa ferroviaria estatal contrató al Cusaem para vigilar sus instalaciones, aunque para este 2020 el valor del acuerdo es 23 por ciento mayor.

En 2019, Cusaem obtuvo una veintena de contratos con dependencias federales, para este año sólo ha recibido dos. El FIT y el Tribunal Federal de Justicia Administrativa son las única dependencias que renovaron contratos con Cusaem, cuando hace un año instancias como el Issste, Liconsa, Sader, Fonatur y la Conagua convinieron servicios con la firma de seguridad por 385.3 millones de pesos.

En total, este cuerpo de seguridad ha obtenido contratos en esta administración por 428.6 millones de pesos.

La empresa estatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) contrató este año para la vigilancia de parte de su infraestructura al Cuerpo de Seguridad Auxiliar y Urbana del Estado de México (Cusaem), una empresa que ha sido objeto de señalamientos de parte del gobierno federal.

De acuerdo con información del portal Compranet, el contrato por 43.3 millones de pesos es para que el cuerpo de seguridad mexiquense cuide las instalaciones y tramos del ferrocarril Chiapas-Mayab, conocido como La Bestia.

Esto, aun cuando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció que su administración prescindirá de los cuerpos de seguridad externos para vigilar instalaciones federales, y dejará esta tarea al Servicio de Protección Federal (SPF).

A mediados del año pasado el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, señaló al Cusaem y otras dos empresas de obtener más de una tercera parte de los contratos de seguridad privada otorgados en el sexenio pasado.

Este cuerpo de seguridad mexiquense, acusado por organizaciones civiles y defensores de derechos humanos como el padre Alejandro Solalinde de maltrato a migrantes centroamericanos, será el encargado de cuidar la infraestructura ferroviaria para el transporte de carga que desde 2018 está bajo responsabilidad del FIT.

Por los más de dos mil kilómetros de las vías del tren Chiapas-Mayab, del Istmo de Tehuantepec y la Vía Oaxaca, cuyos títulos posee el FIT, corren millones de toneladas de carga cada año.

Desde el año pasado, el primero en la administración del fundador de Morena, la empresa ferroviaria estatal contrató al Cusaem para vigilar sus instalaciones, aunque para este 2020 el valor del acuerdo es 23 por ciento mayor.

En 2019, Cusaem obtuvo una veintena de contratos con dependencias federales, para este año sólo ha recibido dos. El FIT y el Tribunal Federal de Justicia Administrativa son las única dependencias que renovaron contratos con Cusaem, cuando hace un año instancias como el Issste, Liconsa, Sader, Fonatur y la Conagua convinieron servicios con la firma de seguridad por 385.3 millones de pesos.

En total, este cuerpo de seguridad ha obtenido contratos en esta administración por 428.6 millones de pesos.

Local

Van por Ley Ingrid en Querétaro

Podrían sancionar de dos a ocho años de prisión, además de multas económicas de hasta 86 mil pesos, a quien comparta, reproduzca o comercialice imágenes, audios o videos de víctimas de mujeres, menores o adolescentes

Local

Habrá Feria de Empleo para profesionistas en la UAQ

Se contará con la participación de 45 empresas que ofertan más de 1,400 vacantes

Local

Estudiantes de medicina recorren instalaciones del nuevo Hospital General

Esta generación será la primera en hacer su internado en el nuevo a partir de enero de 2021

Policiaca

Intentan robarse un camión de pasajeros en Los Juncos

El chofer pidió apoyo a los vecinos de la calle 5 de esta colonia

Local

UAQ se une al paro #UnDíaSinNosotras

La UAQ se sumará al paro del 9 de marzo, un día después de la conmemoración del día internacional de la mujer

Policiaca

Rescatan a dos hombres de una cisterna

Se desmayaron debido a la inhalación de los químicos que expele la pintura

Ecología

El ejército ugandés afronta arduo combate contra plaga de langostas

Un enjambre de 40 a 80 millones de langostas puede comer tanto como 35 mil personas por día

Política

INAI escoge a dos evaluadores del proceso de renovación del INE

Los seleccionados fueron la ex aspirante a ministra de la SCJN, Ana Magaloni y el especialista en Derecho, José Roldán, quienes fueron electos por una mayoría de cinco votos

México

Graue rechaza intromisión en la UNAM ante propuesta de Morena

El rector expresó su indignación por el intento de desestabilizar a la universidad con la iniciativa de cambiar la Ley Orgánica