/ lunes 16 de diciembre de 2019

“Arme” presentará su primer disco

La banda otomí busca reivindicar su historia, lengua e identidad cultural con ritmos acelerados

Tras cuatro meses de arduo trabajo en el estudio de grabación, la banda de metal ñäñho (otomí), Arme, anunció que este 21 de diciembre a las 18:00 horas, presentará en la localidad de Chitejé de Garabato– situada en el municipio de Amealco de Bonfil–, su primer proyecto discográfico, con el que busca reivindicar la memoria y la cultura de sus antepasados.

Acompañados por otras agrupaciones locales, ese día los metaleros pondrán en sus instrumentos los ocho temas que componen a “Árbol sin raíces”; entre estos “La muerte de un anciano” y “Haxjöö xaha ( Buenos días tortuga)”, así como la canción homónima con la que discurren sobre el retorno a su propia cultura.

“Nosotros somos parte de una comunidad que aún es considerada otomí pero que al mismo tiempo tiene muy pocos hablantes; nuestros papás ya no hablan la lengua, solo algunos de los abuelos lo hacen. Recuerdo que de niño yo solía frecuentar mucho a mi abuela, y siempre que la escuchaba me preguntaba por qué ella hablaba otro idioma, una lengua que no entendía. Y pese a que como muchos fui criado como mestizo, cuando crecí me reencontré con su cultura; ahora me identifico con ella”, explica Edgar Valerio, el líder de la banda, quien además de tocar la guitarra y de ser la voz principal, es el autor de las composiciones de la agrupación.

Producido bajo el sello de Albatrhoz Studio, en el disco no solo se retoma la historia de Chitejé de Garabato, también se narran las leyendas del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl; el mito otomí sobre Xaha, la tortuga protectora del agua de Tolimán, y de Jacinto Canek, el último príncipe Maya.

Asimismo “aparecen canciones que reflejan el descontento social (…) pues vivimos en una comunidad que ha sido bastante discriminada y señalada”por los índices de violencia, drogadicción y alcoholismo que se registran en la localidad, asevera Valerio.

No obstante, señala que además de revindicar la cultura de su pueblo, buscan aminorar estas problemáticas a través de la música, motivando a que otros jóvenes se animen a crear desde sus raíces culturales.

Cinco años de “hñahñú” metalero

Bajo el apelativo Arme, que en hñäñho (otomí) quiere decir tortilla, hace cinco años Edgar creó esta agrupación. Una palabra que escuchó por primera vez en voz de su abuela, y que hasta hoy lo vincula con la cultura de sus antepasados.

Sin apegarse a las reglas ortográficas de los lingüísticas, Edgar asegura que junto a sus homólogos retoma el otomí como se escucha y como lo aprendieron los habitantes de su comunidad. “La generación a la que pertenezco ha perdido gran parte de su origen, su lengua e identidad, pero el grupo (Arme) tiene arraigado el concepto de autodeterminación: "somos otomíes". Así que no se trata de si el nombre es correcto o no, sino de lo que nos identifica y del mensaje que queremos transmitir”, dice refiriéndose a la palabra “hñähñú” que aparece junto a logo de la banda.

Arme fue creado en 2015, en el municipio de Amealco. Actualmente lo integran Luis Esteban (batería, percusiones, huéhuetl y ocarinas), Leandro González (bajo,coros y ocarinas), Alejandro Marcos (guitarra) Edgar Valerio (voz y guitarra rítmica) y Amaranta Gálvez (coros).

Tras cuatro meses de arduo trabajo en el estudio de grabación, la banda de metal ñäñho (otomí), Arme, anunció que este 21 de diciembre a las 18:00 horas, presentará en la localidad de Chitejé de Garabato– situada en el municipio de Amealco de Bonfil–, su primer proyecto discográfico, con el que busca reivindicar la memoria y la cultura de sus antepasados.

Acompañados por otras agrupaciones locales, ese día los metaleros pondrán en sus instrumentos los ocho temas que componen a “Árbol sin raíces”; entre estos “La muerte de un anciano” y “Haxjöö xaha ( Buenos días tortuga)”, así como la canción homónima con la que discurren sobre el retorno a su propia cultura.

“Nosotros somos parte de una comunidad que aún es considerada otomí pero que al mismo tiempo tiene muy pocos hablantes; nuestros papás ya no hablan la lengua, solo algunos de los abuelos lo hacen. Recuerdo que de niño yo solía frecuentar mucho a mi abuela, y siempre que la escuchaba me preguntaba por qué ella hablaba otro idioma, una lengua que no entendía. Y pese a que como muchos fui criado como mestizo, cuando crecí me reencontré con su cultura; ahora me identifico con ella”, explica Edgar Valerio, el líder de la banda, quien además de tocar la guitarra y de ser la voz principal, es el autor de las composiciones de la agrupación.

Producido bajo el sello de Albatrhoz Studio, en el disco no solo se retoma la historia de Chitejé de Garabato, también se narran las leyendas del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl; el mito otomí sobre Xaha, la tortuga protectora del agua de Tolimán, y de Jacinto Canek, el último príncipe Maya.

Asimismo “aparecen canciones que reflejan el descontento social (…) pues vivimos en una comunidad que ha sido bastante discriminada y señalada”por los índices de violencia, drogadicción y alcoholismo que se registran en la localidad, asevera Valerio.

No obstante, señala que además de revindicar la cultura de su pueblo, buscan aminorar estas problemáticas a través de la música, motivando a que otros jóvenes se animen a crear desde sus raíces culturales.

Cinco años de “hñahñú” metalero

Bajo el apelativo Arme, que en hñäñho (otomí) quiere decir tortilla, hace cinco años Edgar creó esta agrupación. Una palabra que escuchó por primera vez en voz de su abuela, y que hasta hoy lo vincula con la cultura de sus antepasados.

Sin apegarse a las reglas ortográficas de los lingüísticas, Edgar asegura que junto a sus homólogos retoma el otomí como se escucha y como lo aprendieron los habitantes de su comunidad. “La generación a la que pertenezco ha perdido gran parte de su origen, su lengua e identidad, pero el grupo (Arme) tiene arraigado el concepto de autodeterminación: "somos otomíes". Así que no se trata de si el nombre es correcto o no, sino de lo que nos identifica y del mensaje que queremos transmitir”, dice refiriéndose a la palabra “hñähñú” que aparece junto a logo de la banda.

Arme fue creado en 2015, en el municipio de Amealco. Actualmente lo integran Luis Esteban (batería, percusiones, huéhuetl y ocarinas), Leandro González (bajo,coros y ocarinas), Alejandro Marcos (guitarra) Edgar Valerio (voz y guitarra rítmica) y Amaranta Gálvez (coros).

Local

Aumentan derrumbes en Jalpan por lluvias

En menos de 12 horas están acudiendo con personal de Protección Civil, Obras Públicas y maquinaria pesada para retirar el material desprendido

Local

Cayeron 70% las ventas papeleras

En este tema, dio a conocer que en la entidad se presentó un incremento en la comercialización de computadoras, tabletas y celulares del orden del 20%

Local

Inician la entrega de 4 mil becas en la capital queretana

Esta entrega por el tema de la contingencia ha sido de manera presencial mediante citas espaciadas

Local

Faltan apoyos para atender a damnificados del sismo de 2017

Sonia Rocha destacó que los apoyos nunca son suficientes y hoy en día todavía hay personas esperando ser atendidos por el gobierno

Policiaca

Aprehenden a exnotario acusado de fraude

Hay alrededor de 64 quejas y los usuarios afectados señalaban pérdidas que iban desde los 20 mil a los 600 mil pesos

Mundo

Más de 300 detenidos en marcha de mujeres en Minsk

Protesta contra el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, según la ONG pro derechos humanos Vesná

Tecnología

TikTok impugna en la justicia su bloqueo en Estados Unidos

Alega que la prohibición viola el derecho constitucional a la libre expresión así como el derecho a un justo proceso, garantizado por la constitución estadounidense

Mundo

Navalni relata su difícil retorno a la vida

"Me desesperaba porque entendía lo que quería el doctor, pero yo no sabía dónde encontrar las palabras", describe Navalni

Mundo

Trump promete vacunas para todos los estadounidenses en abril

Coincidiendo con un aumento de las restricciones en Europa para evitar que la temida segunda ola de la pandemia se concrete