/ domingo 19 de enero de 2020

Con la técnica del método dan mayor realismo a sus personajes

Hay actores que necesitan experimentar las mismas situaciones que sus personajes para poder interpretarlos

Cuanto más autenticidad se dote a un personaje, mejor. Para ello, los actores recurren a la técnica conocida como “The Method”, una escuela de actuación que surgió en los años cincuenta del pasado siglo, influenciada por “The System”, del actor, director escénico y cofundador del Teatro del Arte de Miscú, Konstantín Stanislavski.

Un actor de método debe buscar en su interior, encontrarse con sus emociones y sus memorias más intensas para conectar con ellas y usarlas en su interpretación.

Algunos actores, además, recurren a otras técnicas para completar su personaje: viven como ellos, sufren sus miedos y cambian físicamente.

THE JOKER DE HEATH LEDGER

El actor australiano Heath Ledger, fallecido poco después del fin del rodaje de “Batman: The Dark Knight” (2008), se preparó en cuerpo y alma para interpretar a uno de los Joker más reconocidos y alabados.

Para adoptar la personalidad sociópata de su personaje, Ledger se encerró en la habitación de un hotel durante mes y medio, privándose de sueño.

Durante esas seis semanas, el actor pudo pulir los movimientos, la voz, la risa, las miradas y los tics del villano de Batman.

JACK NICHOLSON, LA LOCURA DEL CUCO

El actor que dio vida a Jack Torrance en el filme de terror del cineasta británico Stanley Kubrick, "The Shining" (1980), recibió un Oscar por su actuación en “One Flew over the Cucoo’s Nest”.

En esa película, de 1975, Nicholson interpreta a un convicto, Randle McMurphy, que finge una enfermedad mental y es trasladado a un hospital psiquiátrico.

Para prepararse para este papel, el actor y parte del reparto de la película, como Danny DeVito, se registraron en una clínica para convivir con pacientes reales.

CHRISTIAN BALE, EL CAMBIO FÍSICO AL EXTREMO

Algunos actores no solo se adentran en el terreno emocional de los personajes que interpretan, también se meten en su piel, adaptando su físico a los requerimientos del guión.

Christian Bale es uno de los actores que más ha “maltratado” su cuerpo a favor de su actuación.

Para “American Psycho”, en 2000, donde interpretaba a un asesino en serie obsesionado con su aspecto físico, mantuvo una estricta dieta alta en proteínas y baja en hidratos y grasas.

Cuatro años después se estrenó “The Machinist". Bale adelgazó casi 30 kilos para lucir un aspecto demacrado y fantasmagórico en la cinta.

Se ha publicado en diversas ocasiones que consiguió perder ese peso en cuatro meses a base de agua, una manzana al día, café, whisky y cigarros.

Un año después, Bale apareció de nuevo en pantalla, esta vez como Batman y pesando 45 kilos más en “Batman Begins”. Pasó de un extremo a otros en tan solo seis meses.

En “The Fighter” (2010) el actor volvió a lucir una imagen demacrada y excesivamente delgada para encarnar a un entrenador de boxeo drogadicto.

Nuevamente recuperó peso y la buena forma física para la última entrega de Batman, “The dark knight rises” (2012). Y un año después apareció con sobrepeso en “American hustle”, con barriga y papada, similar al aspecto que adquirió para interpretar a Dick Cheney, vicepresidente de los EEUU de la administración de George W. Bush, en “Vice” (2018).

HALLE BERRY, EN LA PIEL DE UNA ADICTA

La actriz Halle Berry, que en 1986 obtuvo el premio Miss USA, se hizo con un Oscar en 2002 por su trabajo en “Monster’s Ball”, pero 11 años antes rodaba su primer largo, “Jungle fever”, junto a Samuel L. Jackson.

En esta cinta, Berry, que tenía 25 años por aquel entonces, interpretó a una adicta al crack.

Su preparación no pasó por consumir droga, de hecho, en su contrato se estipuló que ella no estaría dispuesta a hacerlo en ningún caso, pero sí decidió esmerarse en su aspecto. Dejó de ducharse durante ocho semanas.

DANIEL DAY-LEWIS, COMPROMISO CON EL PERSONAJE

El actor británico naturalizado irlandés, Daniel Day-Lewis, fue uno de esos actores reconocidos que vivía el personaje que interpretaba. En la actualidad está retirado.

Cuando se metió en la piel del expresidente de EEUU, Abraham Lincoln, se mantenía en ella durante toda la jornada hasta el fin del rodaje.

Sally Field, que interpretó a su mujer, Mary Todd Lincoln, dijo que no había llegado a conocer al actor, ya que quien siempre estaba presente era "Lincoln".

En su personaje de “My left foot” (1989), Day-Lewis daba vida a un hombre con parálisis cerebral. Para darle credibilidad visitó una clínica especializada durante varias semanas.

Durante el rodaje, no se levantó de la silla de ruedas en la que estaba su personaje y mantuvo la postura encorvada.El resultado fueron dos costillas fracturadas.

Para “The last of the Mohicans” (1992) sobrevivió pescando y cazando en el bosque durante meses para prepararse el papel.

NATALIE PORTMAN, LA OBSESIÓN DEL BALLET

En el filme de “The black swan”, de Darren Aronofsky y estrenada en 2010,la actriz, directora y psicóloga estadounidense, Natalie Portman, interpreta a Nina Sayers, una talentosa pero tímida y autoexigente bailarina de ballet.

Para que su actuación fuese creíble, la actriz estadounidense de origen israelí, estuvo un año siguiendo un duro esquema de entrenamiento de 12 horas diarias que incluía, además, una dieta estricta.

Cuanto más autenticidad se dote a un personaje, mejor. Para ello, los actores recurren a la técnica conocida como “The Method”, una escuela de actuación que surgió en los años cincuenta del pasado siglo, influenciada por “The System”, del actor, director escénico y cofundador del Teatro del Arte de Miscú, Konstantín Stanislavski.

Un actor de método debe buscar en su interior, encontrarse con sus emociones y sus memorias más intensas para conectar con ellas y usarlas en su interpretación.

Algunos actores, además, recurren a otras técnicas para completar su personaje: viven como ellos, sufren sus miedos y cambian físicamente.

THE JOKER DE HEATH LEDGER

El actor australiano Heath Ledger, fallecido poco después del fin del rodaje de “Batman: The Dark Knight” (2008), se preparó en cuerpo y alma para interpretar a uno de los Joker más reconocidos y alabados.

Para adoptar la personalidad sociópata de su personaje, Ledger se encerró en la habitación de un hotel durante mes y medio, privándose de sueño.

Durante esas seis semanas, el actor pudo pulir los movimientos, la voz, la risa, las miradas y los tics del villano de Batman.

JACK NICHOLSON, LA LOCURA DEL CUCO

El actor que dio vida a Jack Torrance en el filme de terror del cineasta británico Stanley Kubrick, "The Shining" (1980), recibió un Oscar por su actuación en “One Flew over the Cucoo’s Nest”.

En esa película, de 1975, Nicholson interpreta a un convicto, Randle McMurphy, que finge una enfermedad mental y es trasladado a un hospital psiquiátrico.

Para prepararse para este papel, el actor y parte del reparto de la película, como Danny DeVito, se registraron en una clínica para convivir con pacientes reales.

CHRISTIAN BALE, EL CAMBIO FÍSICO AL EXTREMO

Algunos actores no solo se adentran en el terreno emocional de los personajes que interpretan, también se meten en su piel, adaptando su físico a los requerimientos del guión.

Christian Bale es uno de los actores que más ha “maltratado” su cuerpo a favor de su actuación.

Para “American Psycho”, en 2000, donde interpretaba a un asesino en serie obsesionado con su aspecto físico, mantuvo una estricta dieta alta en proteínas y baja en hidratos y grasas.

Cuatro años después se estrenó “The Machinist". Bale adelgazó casi 30 kilos para lucir un aspecto demacrado y fantasmagórico en la cinta.

Se ha publicado en diversas ocasiones que consiguió perder ese peso en cuatro meses a base de agua, una manzana al día, café, whisky y cigarros.

Un año después, Bale apareció de nuevo en pantalla, esta vez como Batman y pesando 45 kilos más en “Batman Begins”. Pasó de un extremo a otros en tan solo seis meses.

En “The Fighter” (2010) el actor volvió a lucir una imagen demacrada y excesivamente delgada para encarnar a un entrenador de boxeo drogadicto.

Nuevamente recuperó peso y la buena forma física para la última entrega de Batman, “The dark knight rises” (2012). Y un año después apareció con sobrepeso en “American hustle”, con barriga y papada, similar al aspecto que adquirió para interpretar a Dick Cheney, vicepresidente de los EEUU de la administración de George W. Bush, en “Vice” (2018).

HALLE BERRY, EN LA PIEL DE UNA ADICTA

La actriz Halle Berry, que en 1986 obtuvo el premio Miss USA, se hizo con un Oscar en 2002 por su trabajo en “Monster’s Ball”, pero 11 años antes rodaba su primer largo, “Jungle fever”, junto a Samuel L. Jackson.

En esta cinta, Berry, que tenía 25 años por aquel entonces, interpretó a una adicta al crack.

Su preparación no pasó por consumir droga, de hecho, en su contrato se estipuló que ella no estaría dispuesta a hacerlo en ningún caso, pero sí decidió esmerarse en su aspecto. Dejó de ducharse durante ocho semanas.

DANIEL DAY-LEWIS, COMPROMISO CON EL PERSONAJE

El actor británico naturalizado irlandés, Daniel Day-Lewis, fue uno de esos actores reconocidos que vivía el personaje que interpretaba. En la actualidad está retirado.

Cuando se metió en la piel del expresidente de EEUU, Abraham Lincoln, se mantenía en ella durante toda la jornada hasta el fin del rodaje.

Sally Field, que interpretó a su mujer, Mary Todd Lincoln, dijo que no había llegado a conocer al actor, ya que quien siempre estaba presente era "Lincoln".

En su personaje de “My left foot” (1989), Day-Lewis daba vida a un hombre con parálisis cerebral. Para darle credibilidad visitó una clínica especializada durante varias semanas.

Durante el rodaje, no se levantó de la silla de ruedas en la que estaba su personaje y mantuvo la postura encorvada.El resultado fueron dos costillas fracturadas.

Para “The last of the Mohicans” (1992) sobrevivió pescando y cazando en el bosque durante meses para prepararse el papel.

NATALIE PORTMAN, LA OBSESIÓN DEL BALLET

En el filme de “The black swan”, de Darren Aronofsky y estrenada en 2010,la actriz, directora y psicóloga estadounidense, Natalie Portman, interpreta a Nina Sayers, una talentosa pero tímida y autoexigente bailarina de ballet.

Para que su actuación fuese creíble, la actriz estadounidense de origen israelí, estuvo un año siguiendo un duro esquema de entrenamiento de 12 horas diarias que incluía, además, una dieta estricta.

Local

Dialoga Nava con Alianza por el Centro Histórico

Hablaron sobre las estrategias para mejorar la actividad comercial y la habitabilidad del primer cuadro de la ciudad

Local

Es tiempo de transformarnos, de sacar lo mejor de nosotros: Iglesia

El vocero de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara, aseguró que es el segundo paso para la salvación.

Local

Inmunizarán Huimilpan, Tolimán y Colón

Hasta el momento, van 20 mil vacunas aplicadas a adultos mayores y a personal de salud

Local

San José Galindo se benefició con 39 millones de pesos

En cinco años, se ha invertido en esta zona en acciones que han transformado la realidad de quienes viven en esta importante localidad

Local

Promueven tienda virtual de artesanías

Esperan que las personas de San Juan del Río y Querétaro se solidaricen con este sector gravemente afectado por la contingencia sanitaria

Local

Es tiempo de transformarnos, de sacar lo mejor de nosotros: Iglesia

El vocero de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara, aseguró que es el segundo paso para la salvación.

Virales

Reino Unido rinde último homenaje a su héroe, el "capitán Tom"

Veterano famoso por haber reunido una suma récord para la sanidad pública durante la pandemia

Realeza

Exrey de España pagó una deuda con el fisco con préstamos de amigos

Se trata de benefactores, empresarios y aristócratas en su mayoría, que concedieron al exsoberano créditos para ayudarle a pagar esta deuda

Salud

Las mejores cenas para no subir kilos de más

Acostarse con el estómago vacío es tan contraproducente como darse grandes atracones