imagotipo

Aprueban ley del voluntariado del estado

  • Patricia López Núñez
  • en Local

La Comisión de Participación Ciudadana del Poder legislativo aprobó la Ley del voluntariado del Estado, la primera en su tipo en el país, que contempla, entre otros puntos, un Padrón Estatal del Registro de Servicio Voluntario a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social estatal.

En el Estado hay 451 asociaciones civiles y 141 instituciones de asistencia privada que requerían una herramienta jurídica para regular su actividad, darles seguridad y mantener la actividad que realizan.

La iniciativa presenta aspectos como la regulación de los voluntarios con las organizaciones y con los destinatarios, así como el reconocimiento de que los mayores de 12 años puedan ser voluntarios, con el consentimiento de sus padres o tutores y siempre que no afecte su desarrollo.

La presidenta de la Comisión, Daesy Hinojosa detalló que el voluntariado no tendrá las obligaciones de un contrato laboral y se establecen principios de no discriminación, así como un registro de Servicio Voluntario a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social.

“Es fundamental arraigar la cultura y la práctica del voluntariado de una manera progresiva y efectiva”, dijo la legisladora, ante activistas como Edmundo Ramos de Vive México y Martha Shelley, directora de la Fundación Merced.

El diputado local José González destacó que esto pone a la vanguardia al Estado en materia del voluntariado, pero resaltó “Aprobar esta ley no ha sido fácil, ha sido el trabajo arduo de la Comisión y de las jornadas de trabajo que se realizaron para llegar a concluir”.

La iniciativa establece la obligación de la Secretaría de Desarrollo Social estatal de reconocer el valor del voluntariado y crear un registro estatal, de manera que se formalizará el ejercicio colectivo y organizado de una ciudadanía responsable.

La iniciativa contempla un acuerdo de incorporación para realizar servicio voluntario en organizaciones privadas o públicas, disposiciones para que las organizaciones desarrollen programas de voluntariado y seleccionen a los voluntarios con base en un principio de no discriminación, además que arraiga la cultura del voluntariado.

Al respecto, Edmundo Ramos y Martha Shelley agradecieron el trabajo que favorece al voluntariado estatal, que a partir de esta base legal podrá crecer, valorar y fomentar el trabajo voluntario.