/ jueves 28 de diciembre de 2017

Calculan que Juntas de Conciliación desaparecerían hasta dentro de un lustro

Para dar respuesta a la Reforma Laboral, las secretarías del Trabajo de todos los estados trabajaron en una iniciativa que contempla la creación de un Centro Estatal de Conciliación en cada entidad, mismo que atienda los nuevos conflictos laborales como primera instancia y que reduzca el número de demandas a las que tendrá que dar resolución el Poder Judicial a partir del próximo año.

El secretario del Trabajo en Querétaro, José Luis Aguilera Rico dio a conocer que las Juntas locales de Conciliación no desaparecerán hasta que se resuelvan los 35 mil expedientes que tienen pendientes, incluso si eso llegara a tardar cinco años.

“Esta ley que estamos haciendo está en revisión en la Ciudad de México por parte de la Secretaría del Trabajo, pues fue un acuerdo de la CONACETRA que todos los estados de la República coincidiéramos con las reformas de cada estado”.

Se ha apostado a la creación del Centro Estatal de Conciliación para agilizar el proceso, y si éste no resolviera un asunto, entonces tendría conocimiento el Poder Judicial; por esa razón éste deberá tener cursos de capacitación a partir del 2018, para llevar a cabo juicios laborales.

Aseguró que la Secretaría del Trabajo estatal está en la disposición de emitir estas capacitaciones a los magistrados. El Centro Estatal de Conciliación tendría que arrancar en noviembre del 2018, como lo marca la Reforma Laboral.

“El mensaje de los secretarios del Trabajo ha sido que nos mantenemos con las Juntas de Conciliación hasta que resolvamos el último asunto y si eso implica tardarnos dos, tres, cuatro, cinco años, nos tardaremos hasta resolver”.

Recordó que en el pasado hubo casos desde el 2009 que no se resolvieron hasta el 2015 porque había juicios de hasta tres años, pero ahora se ha agilizado el trabajo y ejecutan juicios que van desde los 15 días hasta el mes, dependiendo de la carga de trabajo.

Dicho Centro dependería del Poder Ejecutivo y un Consejo que nombraría conciliadores, mismos que renegociarían para no hacer una demanda laboral para no hacerle carga laboral al Poder Judicial.

“Habría dos entes, los que yo tengo con 35 mil expedientes, y si tú inicias una demanda laboral nueva, irías con el Poder Judicial ahora, no sin antes agotar el Centro Estatal de Conciliación”, explicó.

La Reforma Laboral puede llegar a costar a nivel nacional siete mil millones de pesos, estimó, pero el monto total se negociaría con la federación en el 2018 a partir de una partida presupuestal que hizo la Secretaría del Trabajo federal.

El presupuesto que se contempló para el próximo año sólo incluye las juntas de Conciliación locales para seguir en la resolución de los casos pendientes, agregó. 

Para dar respuesta a la Reforma Laboral, las secretarías del Trabajo de todos los estados trabajaron en una iniciativa que contempla la creación de un Centro Estatal de Conciliación en cada entidad, mismo que atienda los nuevos conflictos laborales como primera instancia y que reduzca el número de demandas a las que tendrá que dar resolución el Poder Judicial a partir del próximo año.

El secretario del Trabajo en Querétaro, José Luis Aguilera Rico dio a conocer que las Juntas locales de Conciliación no desaparecerán hasta que se resuelvan los 35 mil expedientes que tienen pendientes, incluso si eso llegara a tardar cinco años.

“Esta ley que estamos haciendo está en revisión en la Ciudad de México por parte de la Secretaría del Trabajo, pues fue un acuerdo de la CONACETRA que todos los estados de la República coincidiéramos con las reformas de cada estado”.

Se ha apostado a la creación del Centro Estatal de Conciliación para agilizar el proceso, y si éste no resolviera un asunto, entonces tendría conocimiento el Poder Judicial; por esa razón éste deberá tener cursos de capacitación a partir del 2018, para llevar a cabo juicios laborales.

Aseguró que la Secretaría del Trabajo estatal está en la disposición de emitir estas capacitaciones a los magistrados. El Centro Estatal de Conciliación tendría que arrancar en noviembre del 2018, como lo marca la Reforma Laboral.

“El mensaje de los secretarios del Trabajo ha sido que nos mantenemos con las Juntas de Conciliación hasta que resolvamos el último asunto y si eso implica tardarnos dos, tres, cuatro, cinco años, nos tardaremos hasta resolver”.

Recordó que en el pasado hubo casos desde el 2009 que no se resolvieron hasta el 2015 porque había juicios de hasta tres años, pero ahora se ha agilizado el trabajo y ejecutan juicios que van desde los 15 días hasta el mes, dependiendo de la carga de trabajo.

Dicho Centro dependería del Poder Ejecutivo y un Consejo que nombraría conciliadores, mismos que renegociarían para no hacer una demanda laboral para no hacerle carga laboral al Poder Judicial.

“Habría dos entes, los que yo tengo con 35 mil expedientes, y si tú inicias una demanda laboral nueva, irías con el Poder Judicial ahora, no sin antes agotar el Centro Estatal de Conciliación”, explicó.

La Reforma Laboral puede llegar a costar a nivel nacional siete mil millones de pesos, estimó, pero el monto total se negociaría con la federación en el 2018 a partir de una partida presupuestal que hizo la Secretaría del Trabajo federal.

El presupuesto que se contempló para el próximo año sólo incluye las juntas de Conciliación locales para seguir en la resolución de los casos pendientes, agregó. 

Policiaca

Qrobús se sube a camellón de Paseo Constituyentes

El operador perdió el control y terminó agarrando como riel el camellón que divide los carriles centrales de laterales

Local

Hay capacidad para prevenir: Apolinar

Al referirse al próximo partido de Gallos Blancos contra Pumas que será en la capital el sábado

Local

Apelará diputada sanción de IEEQ

Recurrirá a la sala Regional Monterrey del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación