/ sábado 20 de abril de 2019

Canto andaluz enmarcó la Procesión del Silencio

Contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes

Un canto andaluz, enmarcó el inicio de la edición número 53 de la Procesión del Silencio, que este viernes santo contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes.

Minutos después de las 6 de la tarde, se abrieron las puertas de la entrada lateral del Templo de la Cruz, y un grupo de niños vestidos de ángeles iniciaron el desfile, seguidos de otro grupo de niños del catecismo con traje de monaguillo.

El ambiente se tornó silencio, solo el ruido de los tambores y las cadenas arrastradas al suelo se escucharon por las calles. Inició entonces la procesión de hermandades y cofradías que acuestas cargaban pesadas cruces de troncos de mezquites.

Para participar en esta procesión, los cerca de mil 600 personas, entre hombres, mujeres, jóvenes, y niños, sin excepción recibieron una previa preparación espiritual en el convento de la Cruz, y otras iglesias.

Cumplió la Procesión del Silencio en la ciudad, 53 años de tradición. /Fernando Reyes

Cada hermandad fue presidida por una venerable imagen de Cristo, de María Santísima o de algunos de los personajes más cercanos a la Pasión del Señor, además de portar atuendos en colores blancos, morados, rojo, y otros.

Como cada viernes santo, cientos de personas se congregaron en las principales calles del Centro Histórico para presenciar una de las traiciones religiosas más importantes de la Semana Santa, que representa el dolor de la Virgen María por la muerte de su hijo Jesús.

El viernes santo de 1966 se llevó a cabo por primera vez en la ciudad la Procesión del Silencio, por la iniciativa de quien era entonces le rector del Templo de la Cruz de los Milagros y guardián del convento, el Padre Fray Ernesto Espitia.

A partir de entonces, cada año con ayuda y devoción de religiosos franciscanos, sacerdotes diocesanos, fieles laicos, y apoyo de la Diócesis, la representación de la procesión del silencio se ha fortalecido.

Cientos de personas se congregaron en las calles del Centro Histórico para presenciar la Procesión del Silencio./Fernando Reyes

Los participantes caminaron en silencio con devoción y profundidad acorde al peso del acto que rememoran, tal y como lo hizo Cristo cuando cargó una cruz de madera hasta el Monte Calvario.

Llevan los rostros cubiertos para mantenerse en el anonimato, toda vez que no se trata de un espectáculo, sino de un acto de penitencia contemplativa, donde la atención se concentra solo en Cristo y su pasión.

Bajo un ritmo lúgubre que indica el recogimiento en el recuerdo de la muerte de Cristo, los participantes portan además la túnicas ceñidas por un cordón, y algunos una cadenas atacada en un tobillo y al hombro una cruz de mezquite.

Como cada año, la Procesión del Silencio salió del templo de la Santa Cruz y recorrió las calles de Felipe Luna, 5 de Mayo, Pasteur, Reforma, Juárez, Ángela Peralta, Corregidora Independencia, hasta regresar al lugar de partida.


Un canto andaluz, enmarcó el inicio de la edición número 53 de la Procesión del Silencio, que este viernes santo contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes.

Minutos después de las 6 de la tarde, se abrieron las puertas de la entrada lateral del Templo de la Cruz, y un grupo de niños vestidos de ángeles iniciaron el desfile, seguidos de otro grupo de niños del catecismo con traje de monaguillo.

El ambiente se tornó silencio, solo el ruido de los tambores y las cadenas arrastradas al suelo se escucharon por las calles. Inició entonces la procesión de hermandades y cofradías que acuestas cargaban pesadas cruces de troncos de mezquites.

Para participar en esta procesión, los cerca de mil 600 personas, entre hombres, mujeres, jóvenes, y niños, sin excepción recibieron una previa preparación espiritual en el convento de la Cruz, y otras iglesias.

Cumplió la Procesión del Silencio en la ciudad, 53 años de tradición. /Fernando Reyes

Cada hermandad fue presidida por una venerable imagen de Cristo, de María Santísima o de algunos de los personajes más cercanos a la Pasión del Señor, además de portar atuendos en colores blancos, morados, rojo, y otros.

Como cada viernes santo, cientos de personas se congregaron en las principales calles del Centro Histórico para presenciar una de las traiciones religiosas más importantes de la Semana Santa, que representa el dolor de la Virgen María por la muerte de su hijo Jesús.

El viernes santo de 1966 se llevó a cabo por primera vez en la ciudad la Procesión del Silencio, por la iniciativa de quien era entonces le rector del Templo de la Cruz de los Milagros y guardián del convento, el Padre Fray Ernesto Espitia.

A partir de entonces, cada año con ayuda y devoción de religiosos franciscanos, sacerdotes diocesanos, fieles laicos, y apoyo de la Diócesis, la representación de la procesión del silencio se ha fortalecido.

Cientos de personas se congregaron en las calles del Centro Histórico para presenciar la Procesión del Silencio./Fernando Reyes

Los participantes caminaron en silencio con devoción y profundidad acorde al peso del acto que rememoran, tal y como lo hizo Cristo cuando cargó una cruz de madera hasta el Monte Calvario.

Llevan los rostros cubiertos para mantenerse en el anonimato, toda vez que no se trata de un espectáculo, sino de un acto de penitencia contemplativa, donde la atención se concentra solo en Cristo y su pasión.

Bajo un ritmo lúgubre que indica el recogimiento en el recuerdo de la muerte de Cristo, los participantes portan además la túnicas ceñidas por un cordón, y algunos una cadenas atacada en un tobillo y al hombro una cruz de mezquite.

Como cada año, la Procesión del Silencio salió del templo de la Santa Cruz y recorrió las calles de Felipe Luna, 5 de Mayo, Pasteur, Reforma, Juárez, Ángela Peralta, Corregidora Independencia, hasta regresar al lugar de partida.


Local

Canirac: llegaron 85 restaurantes a Querétaro

Seguridad contribuye a garantizar la plaza para atraer inversiones y generar empleos

Local

Entregan premios del Concurso de Huapango

Durante todo el fin de semana se vivió al máximo la justa donde se repartieron casi 100 mil pesos a los ganadores

Local

Participarán por becas universitarias de intercambio a Alemania

UTC, UTSJR, UTEQ, UPSRJ, UPQ y la UNAQ son las seis instituciones participantes

Gossip

Imcine busca subtitular cintas en apoyo a personas con debilidad auditiva

La directora de Imcine dice que se discuten propuestas para subtitular cintas mexicanas en apoyo a personas con debilidad auditiva o doblarlas a lenguas indígenas, en el marco de la modificación en la Ley Federal de Cinematografía

Gossip

Sonia Infante, una mujer de carácter

A los 75 años falleció la actriz Sonia Infante quien forjó su carrera en el cine mexicano con películas como Toña Machetes

Futbol

El futbol salvó a Murangwa del genocidio

Un soldado que lo mataría, lo reconoció, le perdonó la vida y sobre vivió a la masacre

Cultura

Opera el Helénico con presupuesto flexible: Antonio Zúñiga

En entrevista el director del espacio cultural Antonio Zúñiga habla de su oferta escénica

Ciencia

A 50 años de su viaje a la Luna, Michael Collins propone conquistar Marte

Entre actos y homenajes, uno de los protagonistas instó a no quedarse en el recuerdo e ir a la conquista del planeta rojo

Sociedad

Derrame de Grupo México en Mar de Cortés afecta al sector pesquero

Inseguridad y alerta del Consulado de Estados Unidos no han tenido impacto en turismo