/ sábado 20 de abril de 2019

Canto andaluz enmarcó la Procesión del Silencio

Contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes

Un canto andaluz, enmarcó el inicio de la edición número 53 de la Procesión del Silencio, que este viernes santo contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes.

Minutos después de las 6 de la tarde, se abrieron las puertas de la entrada lateral del Templo de la Cruz, y un grupo de niños vestidos de ángeles iniciaron el desfile, seguidos de otro grupo de niños del catecismo con traje de monaguillo.

El ambiente se tornó silencio, solo el ruido de los tambores y las cadenas arrastradas al suelo se escucharon por las calles. Inició entonces la procesión de hermandades y cofradías que acuestas cargaban pesadas cruces de troncos de mezquites.

Para participar en esta procesión, los cerca de mil 600 personas, entre hombres, mujeres, jóvenes, y niños, sin excepción recibieron una previa preparación espiritual en el convento de la Cruz, y otras iglesias.

Cumplió la Procesión del Silencio en la ciudad, 53 años de tradición. /Fernando Reyes

Cada hermandad fue presidida por una venerable imagen de Cristo, de María Santísima o de algunos de los personajes más cercanos a la Pasión del Señor, además de portar atuendos en colores blancos, morados, rojo, y otros.

Como cada viernes santo, cientos de personas se congregaron en las principales calles del Centro Histórico para presenciar una de las traiciones religiosas más importantes de la Semana Santa, que representa el dolor de la Virgen María por la muerte de su hijo Jesús.

El viernes santo de 1966 se llevó a cabo por primera vez en la ciudad la Procesión del Silencio, por la iniciativa de quien era entonces le rector del Templo de la Cruz de los Milagros y guardián del convento, el Padre Fray Ernesto Espitia.

A partir de entonces, cada año con ayuda y devoción de religiosos franciscanos, sacerdotes diocesanos, fieles laicos, y apoyo de la Diócesis, la representación de la procesión del silencio se ha fortalecido.

Cientos de personas se congregaron en las calles del Centro Histórico para presenciar la Procesión del Silencio./Fernando Reyes

Los participantes caminaron en silencio con devoción y profundidad acorde al peso del acto que rememoran, tal y como lo hizo Cristo cuando cargó una cruz de madera hasta el Monte Calvario.

Llevan los rostros cubiertos para mantenerse en el anonimato, toda vez que no se trata de un espectáculo, sino de un acto de penitencia contemplativa, donde la atención se concentra solo en Cristo y su pasión.

Bajo un ritmo lúgubre que indica el recogimiento en el recuerdo de la muerte de Cristo, los participantes portan además la túnicas ceñidas por un cordón, y algunos una cadenas atacada en un tobillo y al hombro una cruz de mezquite.

Como cada año, la Procesión del Silencio salió del templo de la Santa Cruz y recorrió las calles de Felipe Luna, 5 de Mayo, Pasteur, Reforma, Juárez, Ángela Peralta, Corregidora Independencia, hasta regresar al lugar de partida.


Un canto andaluz, enmarcó el inicio de la edición número 53 de la Procesión del Silencio, que este viernes santo contó con la participación de 22 hermandades y cofradías con alrededor de mil 600 participantes.

Minutos después de las 6 de la tarde, se abrieron las puertas de la entrada lateral del Templo de la Cruz, y un grupo de niños vestidos de ángeles iniciaron el desfile, seguidos de otro grupo de niños del catecismo con traje de monaguillo.

El ambiente se tornó silencio, solo el ruido de los tambores y las cadenas arrastradas al suelo se escucharon por las calles. Inició entonces la procesión de hermandades y cofradías que acuestas cargaban pesadas cruces de troncos de mezquites.

Para participar en esta procesión, los cerca de mil 600 personas, entre hombres, mujeres, jóvenes, y niños, sin excepción recibieron una previa preparación espiritual en el convento de la Cruz, y otras iglesias.

Cumplió la Procesión del Silencio en la ciudad, 53 años de tradición. /Fernando Reyes

Cada hermandad fue presidida por una venerable imagen de Cristo, de María Santísima o de algunos de los personajes más cercanos a la Pasión del Señor, además de portar atuendos en colores blancos, morados, rojo, y otros.

Como cada viernes santo, cientos de personas se congregaron en las principales calles del Centro Histórico para presenciar una de las traiciones religiosas más importantes de la Semana Santa, que representa el dolor de la Virgen María por la muerte de su hijo Jesús.

El viernes santo de 1966 se llevó a cabo por primera vez en la ciudad la Procesión del Silencio, por la iniciativa de quien era entonces le rector del Templo de la Cruz de los Milagros y guardián del convento, el Padre Fray Ernesto Espitia.

A partir de entonces, cada año con ayuda y devoción de religiosos franciscanos, sacerdotes diocesanos, fieles laicos, y apoyo de la Diócesis, la representación de la procesión del silencio se ha fortalecido.

Cientos de personas se congregaron en las calles del Centro Histórico para presenciar la Procesión del Silencio./Fernando Reyes

Los participantes caminaron en silencio con devoción y profundidad acorde al peso del acto que rememoran, tal y como lo hizo Cristo cuando cargó una cruz de madera hasta el Monte Calvario.

Llevan los rostros cubiertos para mantenerse en el anonimato, toda vez que no se trata de un espectáculo, sino de un acto de penitencia contemplativa, donde la atención se concentra solo en Cristo y su pasión.

Bajo un ritmo lúgubre que indica el recogimiento en el recuerdo de la muerte de Cristo, los participantes portan además la túnicas ceñidas por un cordón, y algunos una cadenas atacada en un tobillo y al hombro una cruz de mezquite.

Como cada año, la Procesión del Silencio salió del templo de la Santa Cruz y recorrió las calles de Felipe Luna, 5 de Mayo, Pasteur, Reforma, Juárez, Ángela Peralta, Corregidora Independencia, hasta regresar al lugar de partida.


Local

Nava plantará 240 mil árboles, inicia el “Respira Querétaro”

La capital de pone la meta de triplicar la plantación del anterior trienio, con ayuda de los ciudadanos; ¡actuemos ya!, pide el alcalde

Local

En Querétaro, cerraron las oficinas de Turissste desde el viernes

Trabajadores desconocen si los reasignarán a otras labores administrativas o serán cesados

Local

Autorizan cohetes a fiestas patronales

Explosivos son parte esencial de la festividad, dice Apolinar Casillas

New Articles

Rehabilitan alumbrado público en Pedro Escobedo

Existe registro de tres mil 608 luminarias en todo el municipio

Círculos

Celebran a los maestros de la Politécnica de Santa Rosa

Se reconocieron a diferentes maestros por su desempeño y que fueron evaluados con altas calificaciones

Local

Autoridad determinará sanción a Elsa Méndez

Está promoviendo su página de internet, señaló Miguel Ángel Torres

Local

Anuncia Pancho bolsa de mil 700 mdp para los municipios

Realizarán obras de infraestructura social en diferentes zonas

New Articles

Rebasado CBTA en Pedro Escobedo

Cada año niegan ingreso a100 jóvenes; gestionan aula para ampliar capacidad

Local

Continúan hospitalizados dos pasajeros de Qrobús

Hasta el momento 22 persona de las 24 que resultaron lesionadas en el accidente del sábado, han sido dadas de alta