/ domingo 8 de julio de 2018

Con rap va por el rescate de lengua hñahñu

La lengua otomí ha sido invisibilizada y ninguneada y es necesario promover su estudio y su difusión, afirmó David Steck, estudiante del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñhu, quien a través de un rap indígena diseñó una estrategia para facilitar la comprensión auditiva del idioma en el afán de rescatar una de las lenguas que se encuentran en peligro de desaparecer.

A través de la canción ‘Nuna ma thuhu’, que se traduce como ‘Este canto mío’, del grupo de rap de la etnia hñähñu del Valle del Mezquital “Winrappers”, el alumno de la Universidad Autónoma de Querétaro, diseñó una actividad que permite la comprensión auditiva para la adquisición de una segunda lengua mediante las herramientas de música y palabra, en el entendido de que esta lengua que se habla en las zonas indígenas queretanas, debe ser fortalecida y difundida.


“Siento que es muy importante que exista una gramática, porque significa que pasa de dialecto a idioma, un idioma lo respetan un dialecto lo ningunean y por eso esta actividad es un complemento para describir otro tipo de gramática que no la encuentras en los libros de texto y es una contribución se tiene que respetar el sentido de que hay muchos y muy importante porque más y más un idioma se deja comer por otros en este caso influencias del español y el inglés”, afirmó David en entrevista.

Y es que de acuerdo con el responsable del eje de lingüística de la Coordinación de Identidad e Interculturalidad de la UAQ, Aurelio Núñez López, el idioma otomí está en riesgo de desaparecer en el estado, al pasar de 25 mil hablantes en 2010 a 18 mil en 2015, situación que tiene que ver con la discriminación que las personas reciben al escucharlos hablar en su lengua.

El docente explicó que la lengua hñahñu tiene actualmente 280 mil hablantes en todo el país, algo que la coloca en una situación de alerta ante su posible desaparición, es por ello que la Universidad se ha abocado a realizar un proyecto integral de rescate y revitalización del otomí.

“Nos damos cuenta que el español está influenciando porque el otomí se hablaba en todos los ámbitos y ahora cada vez más se dejó de hablar en la escuela, el mercado y hay una ruptura de la tradición oral porque la discriminación, el racismo es la principal causa de que no lo quieran hablar para que sus hijos no sufran lo que ellos sufrieron; les han hecho creer que el otomí no es importante y empieza a haber un limitante al decir que su lengua no es importante”, reconoció Núñez López.

En este sentido, es que el trabajo de David Steck adquiere gran importancia, toda vez que al incluir una pieza originaria del propio pueblo hñahñu que describe las situaciones y problemáticas de las comunidades y que es cantada por sus propios habitantes, le otorga una identidad importante para la juventud.

“La intención es sensibilizar, a través de una canción, un rap, que es contemporáneo; el grupo son raperos, bien formados, ellos hablan de su problemática; ahí viene lo importante, son músicos que hacen sus propias composiciones sobre temas actuales y que hablan su propia lengua”, señaló Steck.

La letra de la canción de los “Winrappers” habla sobre la vida cotidiana de los hablantes de esta lengua, de los jóvenes de la etnia hñähñu, de sentirse orgullosos de su lengua, sobre quererse y respetarse, la variedad de estilos para expresarse, la igualdad y los Derechos Humanos, la historia de su barrio y del amor.

Con esta actividad, el también fotógrafo de profesión enfatizó que se busca que los hablantes del otomí no sientan vergüenza de hablar su idioma “Es destacar la forma moderna de hablar de la lengua y al mismo tiempo es un poco también demostrar que se sigue hablando”.

Ante el panorama que muestra la posible pérdida del idioma hñahñu David agregó que con esta actividad que describió como modesta, busca generar “una avalancha” para que más personas estudien la lengua y con ello más indígenas se den cuenta que no está mal hablar su idioma y se sientan orgullosos de comunicarse a través del otomí.

Con la realización de esta actividad, David buscará acercarse a los Winrappers que se encuentran en el Valle de Mezquital en el estado de Hidalgo, para poder hacer otro tipo de colaboraciones que contribuyan a difundir su idioma y generar el interés de la juventud por entenderlo, hablarlo y enseñarlo.

El ejercicio puede adaptarse para cada nivel, desde alumnos de educación básica hasta educación superior, pues está diseñado para sensibilizar a los estudiantes con sonidos de pronunciación, así como entonación mediante la audición; facilitar el procesamiento de palabras; comprensión parcial del conjunto de los enunciados; y lograr un breve análisis de discusión del texto.

“Es una estrategia muy importante porque es a partir de música hecha por los hñahñu puede ser utilizada para aprender la lengua y se enfocó en escuchar las lenguas con competencias de escuchar y comprender la lengua. Las canciones son un recurso didáctico y esta canción emana de los jóvenes de la comunidad hñahñu y es auténtico”, finalizó Aurelio Núñez.

La lengua otomí ha sido invisibilizada y ninguneada y es necesario promover su estudio y su difusión, afirmó David Steck, estudiante del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñhu, quien a través de un rap indígena diseñó una estrategia para facilitar la comprensión auditiva del idioma en el afán de rescatar una de las lenguas que se encuentran en peligro de desaparecer.

A través de la canción ‘Nuna ma thuhu’, que se traduce como ‘Este canto mío’, del grupo de rap de la etnia hñähñu del Valle del Mezquital “Winrappers”, el alumno de la Universidad Autónoma de Querétaro, diseñó una actividad que permite la comprensión auditiva para la adquisición de una segunda lengua mediante las herramientas de música y palabra, en el entendido de que esta lengua que se habla en las zonas indígenas queretanas, debe ser fortalecida y difundida.


“Siento que es muy importante que exista una gramática, porque significa que pasa de dialecto a idioma, un idioma lo respetan un dialecto lo ningunean y por eso esta actividad es un complemento para describir otro tipo de gramática que no la encuentras en los libros de texto y es una contribución se tiene que respetar el sentido de que hay muchos y muy importante porque más y más un idioma se deja comer por otros en este caso influencias del español y el inglés”, afirmó David en entrevista.

Y es que de acuerdo con el responsable del eje de lingüística de la Coordinación de Identidad e Interculturalidad de la UAQ, Aurelio Núñez López, el idioma otomí está en riesgo de desaparecer en el estado, al pasar de 25 mil hablantes en 2010 a 18 mil en 2015, situación que tiene que ver con la discriminación que las personas reciben al escucharlos hablar en su lengua.

El docente explicó que la lengua hñahñu tiene actualmente 280 mil hablantes en todo el país, algo que la coloca en una situación de alerta ante su posible desaparición, es por ello que la Universidad se ha abocado a realizar un proyecto integral de rescate y revitalización del otomí.

“Nos damos cuenta que el español está influenciando porque el otomí se hablaba en todos los ámbitos y ahora cada vez más se dejó de hablar en la escuela, el mercado y hay una ruptura de la tradición oral porque la discriminación, el racismo es la principal causa de que no lo quieran hablar para que sus hijos no sufran lo que ellos sufrieron; les han hecho creer que el otomí no es importante y empieza a haber un limitante al decir que su lengua no es importante”, reconoció Núñez López.

En este sentido, es que el trabajo de David Steck adquiere gran importancia, toda vez que al incluir una pieza originaria del propio pueblo hñahñu que describe las situaciones y problemáticas de las comunidades y que es cantada por sus propios habitantes, le otorga una identidad importante para la juventud.

“La intención es sensibilizar, a través de una canción, un rap, que es contemporáneo; el grupo son raperos, bien formados, ellos hablan de su problemática; ahí viene lo importante, son músicos que hacen sus propias composiciones sobre temas actuales y que hablan su propia lengua”, señaló Steck.

La letra de la canción de los “Winrappers” habla sobre la vida cotidiana de los hablantes de esta lengua, de los jóvenes de la etnia hñähñu, de sentirse orgullosos de su lengua, sobre quererse y respetarse, la variedad de estilos para expresarse, la igualdad y los Derechos Humanos, la historia de su barrio y del amor.

Con esta actividad, el también fotógrafo de profesión enfatizó que se busca que los hablantes del otomí no sientan vergüenza de hablar su idioma “Es destacar la forma moderna de hablar de la lengua y al mismo tiempo es un poco también demostrar que se sigue hablando”.

Ante el panorama que muestra la posible pérdida del idioma hñahñu David agregó que con esta actividad que describió como modesta, busca generar “una avalancha” para que más personas estudien la lengua y con ello más indígenas se den cuenta que no está mal hablar su idioma y se sientan orgullosos de comunicarse a través del otomí.

Con la realización de esta actividad, David buscará acercarse a los Winrappers que se encuentran en el Valle de Mezquital en el estado de Hidalgo, para poder hacer otro tipo de colaboraciones que contribuyan a difundir su idioma y generar el interés de la juventud por entenderlo, hablarlo y enseñarlo.

El ejercicio puede adaptarse para cada nivel, desde alumnos de educación básica hasta educación superior, pues está diseñado para sensibilizar a los estudiantes con sonidos de pronunciación, así como entonación mediante la audición; facilitar el procesamiento de palabras; comprensión parcial del conjunto de los enunciados; y lograr un breve análisis de discusión del texto.

“Es una estrategia muy importante porque es a partir de música hecha por los hñahñu puede ser utilizada para aprender la lengua y se enfocó en escuchar las lenguas con competencias de escuchar y comprender la lengua. Las canciones son un recurso didáctico y esta canción emana de los jóvenes de la comunidad hñahñu y es auténtico”, finalizó Aurelio Núñez.

Local

Reconoce Pancho a camineros

Gobernador los festeja en su día y afirma que han construido un Querétaro seguro, conectado y muy unido

Local

Advierten frenón en lo inmobiliario

Crecimiento del sector disminuyó ritmo de 4.5% a 2%, advierte Canadevi

Local

Ratifica Tribunal fallo contra Elsa Mendez

La diputada utilizó lenguaje discriminatorio en espectaculares, coinciden magistrados

Mundo

Violentas protestas en Barcelona deja 182 heridos

La intensidad de los disturbios hizo que por vez primera en la ciudad se desplegara una tanqueta de agua de la policía

Local

Regidora de Morena sí viajó a Colombia

Del grupo de Morena en la capital, que integran tres regidores, Pánfila Rosas fue la única que acudió al viaje al extranjero que se realizó del 30 de septiembre al 4 de octubre

Americano

La maldición del Madden

Patrick Mahomes, se lesionó durante en encuentro con los Broncos de Denver 

Local

Inaugura Nava foro de racismo y desigualdad

El alcalde presentó además una plataforma de acceso universal en Centro Cívico

Futbol

FEMEXFUT y Liga entran "al quite"

Pagarán deudas de Kuri, destinarán 18 millones de pesos para cubrir los sueldos atrasados en Veracruz

Local

Entregan 2 mil laptops a estudiantes de la capital queretana

De las 2 mil 427 solicitudes que recibieron en el programa “Tu laptop”, mil 348 se realizaron de manera presencial en las instalaciones del Centro Cívico