/ lunes 14 de enero de 2019

Cuestión de “suerte” que se cargue gasolina

En cada una de las estaciones se optó por generar estrategias

Las estaciones de servicio de la capital queretana mantienen viva la esperanza de que el abasto de combustible se resuelva a la brevedad mientras tanto, continúan enfrentándose tanto al paro en sus actividades como a las largas filas que se crean en cuanto reciben gasolina.

En cada una de las estaciones se optó por generar estrategias, que van desde habilitar sólo una fila, hasta avisarle a todos los despachadores el momento justo en el que llega una nueva pipa, para que regresen de sus casas y acudan a dar un servicio ágil a los automovilistas que, de inmediato, corren la voz de la existencia del producto.

Diferentes tipos de vehículos como personas con bidones se hicieron presentes en las gasolineras, ante ese anhelo de garantizar que contaran con el producto para sus actividades diarias, sobre todo porque deben invertir gran cantidad de tiempo para adquirirlo.

Luis Antonio, indicó que la noche del sábado llegaron tres pipas de Magna y Premium a la gasolinera cercana al Centro Cívico. El ingreso a trabajar en la mañana pero algunos de sus compañeros decidieron quedarse a laborar desde la noche ante la alta afluencia.

Al acudir a comprar, Israel indicó que tuvo suerte, pues sólo duró alrededor de diez minutos en fila. Señaló que fue la primera ocasión que se enfrentó al desabasto, pues carga gasolina cada semana.

Externó su anhelo porque la solución pronto se restablezca, pues formarse quita mucho tiempo y él se vio obligado a invertirlo, pues su auto ya sólo contaba con la reserva.

“Ojalá ya se restablezca, porque sí está complicado, la verdad que había buscado por otros lados y hay filas más grandes, aquí sí llegué rápido”.

Mientras tanto, José pone orden entre quienes acuden a comprar gasolina. Indicó que desde la semana pasada acude a los establecimientos para ofrecerse como voluntario, para así evitar los pleitos que surgen cuando alguien se quiere “colar”. Afirmó que simplemente le nació y recibe una compensación económica, ya sea de automovilistas o de los despachadores.

Gerardo Carillo, encargado de la estación ubicada por el Centro Cívico, indicó que el producto lo recibieron a eso de las 9:00 horas; en cuanto los automovilistas se percataron de las pipas, comenzaron a hacer fila, por lo que de inmediato llamó a los despachadores de todos los turnos para dar un servicio ágil y, al mismo tiempo, permitir a los despachadores ganarse sus propinas, pues sabe que el suministro dura unas cuantas horas.

Expresó que entre sus prioridades también se encuentra dar orden a la fila, para evitar que se generen discusiones en caso de que algún automovilista pretenda saltarse a todos los que esperaron de manera paciente.

“Cómo ha estado la situación, yo le hablo a los muchachos y ellos me apoyan, se vienen en el momento en que está la pipa, ya después de que se acaba la pipa no nos va a llegar otra en el mismo momento. Todos se vienen, ganan sus propinas y nos estamos apoyando. Ahorita estamos casi todos los que trabajamos aquí, apoyando. Él (señaló a una persona al inicio de la gasolinera), se dedica a no dejar pasar los autos, nadie se mete. Tratamos de estar organizados. Como están casi todos los chavos, yo creo que damos un buen servicio y atendemos muy rápido”.

Rosalba indicó que se recibió la gasolina a las 00 horas del domingo y a las 8:45 se terminaron los alrededor de 21 mil litros. En esa estación de Bernardo Quintana, por la Central Camionera, los despachadores también trabajaron de manera continua el viernes, que resultó el día más pesado, pues no pararon desde las 5:00 horas, momento en el que llegó la pipa, hasta las 11:00, en que se agotó.

“No tenemos noticia al respecto, nada más estamos aquí a la espera de que nos lleguen embarques o aparezcan los programados, pero de hecho, ahorita no tenemos ningún embarque programado”.

También largas filas comenzaron a juntarse en la estación de Constituyentes, cerca de la Alameda Central, donde Juan indicó que el tránsito de clientes no paraba desde las 7:00 horas y la fila se crea pues, en cuanto los compradores saben de una estación con servicio, le avisan a más personas.

Confió, que la situación se normalice, sobre todo porque la noche del sábado llegaron pipas a varias estaciones de la capital queretana y, ese deseo por que ya no se carezca del producto se replicó en todas las estaciones visitadas por esta casa editorial.

Las estaciones de servicio de la capital queretana mantienen viva la esperanza de que el abasto de combustible se resuelva a la brevedad mientras tanto, continúan enfrentándose tanto al paro en sus actividades como a las largas filas que se crean en cuanto reciben gasolina.

En cada una de las estaciones se optó por generar estrategias, que van desde habilitar sólo una fila, hasta avisarle a todos los despachadores el momento justo en el que llega una nueva pipa, para que regresen de sus casas y acudan a dar un servicio ágil a los automovilistas que, de inmediato, corren la voz de la existencia del producto.

Diferentes tipos de vehículos como personas con bidones se hicieron presentes en las gasolineras, ante ese anhelo de garantizar que contaran con el producto para sus actividades diarias, sobre todo porque deben invertir gran cantidad de tiempo para adquirirlo.

Luis Antonio, indicó que la noche del sábado llegaron tres pipas de Magna y Premium a la gasolinera cercana al Centro Cívico. El ingreso a trabajar en la mañana pero algunos de sus compañeros decidieron quedarse a laborar desde la noche ante la alta afluencia.

Al acudir a comprar, Israel indicó que tuvo suerte, pues sólo duró alrededor de diez minutos en fila. Señaló que fue la primera ocasión que se enfrentó al desabasto, pues carga gasolina cada semana.

Externó su anhelo porque la solución pronto se restablezca, pues formarse quita mucho tiempo y él se vio obligado a invertirlo, pues su auto ya sólo contaba con la reserva.

“Ojalá ya se restablezca, porque sí está complicado, la verdad que había buscado por otros lados y hay filas más grandes, aquí sí llegué rápido”.

Mientras tanto, José pone orden entre quienes acuden a comprar gasolina. Indicó que desde la semana pasada acude a los establecimientos para ofrecerse como voluntario, para así evitar los pleitos que surgen cuando alguien se quiere “colar”. Afirmó que simplemente le nació y recibe una compensación económica, ya sea de automovilistas o de los despachadores.

Gerardo Carillo, encargado de la estación ubicada por el Centro Cívico, indicó que el producto lo recibieron a eso de las 9:00 horas; en cuanto los automovilistas se percataron de las pipas, comenzaron a hacer fila, por lo que de inmediato llamó a los despachadores de todos los turnos para dar un servicio ágil y, al mismo tiempo, permitir a los despachadores ganarse sus propinas, pues sabe que el suministro dura unas cuantas horas.

Expresó que entre sus prioridades también se encuentra dar orden a la fila, para evitar que se generen discusiones en caso de que algún automovilista pretenda saltarse a todos los que esperaron de manera paciente.

“Cómo ha estado la situación, yo le hablo a los muchachos y ellos me apoyan, se vienen en el momento en que está la pipa, ya después de que se acaba la pipa no nos va a llegar otra en el mismo momento. Todos se vienen, ganan sus propinas y nos estamos apoyando. Ahorita estamos casi todos los que trabajamos aquí, apoyando. Él (señaló a una persona al inicio de la gasolinera), se dedica a no dejar pasar los autos, nadie se mete. Tratamos de estar organizados. Como están casi todos los chavos, yo creo que damos un buen servicio y atendemos muy rápido”.

Rosalba indicó que se recibió la gasolina a las 00 horas del domingo y a las 8:45 se terminaron los alrededor de 21 mil litros. En esa estación de Bernardo Quintana, por la Central Camionera, los despachadores también trabajaron de manera continua el viernes, que resultó el día más pesado, pues no pararon desde las 5:00 horas, momento en el que llegó la pipa, hasta las 11:00, en que se agotó.

“No tenemos noticia al respecto, nada más estamos aquí a la espera de que nos lleguen embarques o aparezcan los programados, pero de hecho, ahorita no tenemos ningún embarque programado”.

También largas filas comenzaron a juntarse en la estación de Constituyentes, cerca de la Alameda Central, donde Juan indicó que el tránsito de clientes no paraba desde las 7:00 horas y la fila se crea pues, en cuanto los compradores saben de una estación con servicio, le avisan a más personas.

Confió, que la situación se normalice, sobre todo porque la noche del sábado llegaron pipas a varias estaciones de la capital queretana y, ese deseo por que ya no se carezca del producto se replicó en todas las estaciones visitadas por esta casa editorial.

Local

Guerreros Aztecas danzan un siglo de historia

Cerca de 300 danzantes del norte y centro de México arribaron al municipio de El Marqués, para conmemorar a esta mesa de danzantes fundada en 1919, en el pueblo de La Cañada

Local

Cumplen con La Hora del Cuento en Drag

Queremos crear espacios de paz, de amor, de respeto a pro de las diversidades”, expresó Daniela Pérez, integrante de Diversos Cuentos Diversos

Local

Mina La Negra en paro laboral

En San Joaquín la mina La Negra está en paro de labores por no cumplir con condiciones ambientales

Local

Hay 3 carpetas por el delito de aborto

Desde 2016 ningún caso se ha judicializado, dijo Antonio Ortega Cerbón

New Articles

Alumnos del Colegio La Salle fueron confirmados

Se dieron cita en el Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe donde recibieron el santo crisma a través de la unción.

New Articles

Destacan alumnos de Vive Oriente

Como parte la clausura de cursos y para realizar demostraciones de lo aprendido en todo el semestre

Círculos

Celebran a nuevos maestros

Llevan a cabo graduación alumnos de maestría

Local

Construirán 87 casas en zonas vulnerables

Con recursos federales y estatales para familias que no tienen acceso a algún crédito

New Articles

Regidora acerca jornadas de salud visual

A través de estos beneficios busca tener cercanía con la población para escuchar las necesidades