/ viernes 24 de septiembre de 2021

Cultura emprendedora | Agricultura Sustentable ¿Es posible?


Uno de los grandes retos que enfrenta la humanidad es la contaminación. El desarrollo en los últimos 100 años ha generado diversos impactos negativos en nuestro ambiente, incluso en nuestro alimento, agua, aire, ríos y mares. Las evidencias científicas demuestran los efectos dañinos de diversos compuestos químicos que ya son parte de nuestra vida cotidiana y aún no se encuentran regulados. Solo para que nos demos cuenta, hemos creado más de 80 mil compuestos químicos que no existían antes y que hoy son parte de nuestro día a día. Ahora bien, las últimas tendencias son el uso de alimentos orgánicos y el concepto “natural” se ha dado como una gran mercadotecnia para aumentar las ventas de diversos productos, principalmente alimentos. Sin embargo, a veces parece que esto no tienen sustentos básicos ya que el sistema de producción agrícola está lleno de químicos y procesos que son sumamente costosos para nuestro planeta. Algunos de los químicos son los pesticidas, herbicidas, fungicidas entre otros que son compuestos tóxicos con su etiqueta, pero aún siguen siendo utilizados prácticamente en todo el mundo. Seguimos cuestionando a los transgénicos, pero estamos consumiendo agroquímicos casi todos los días. La sustentabilidad cuesta y requiere talento, inversión y tecnología. Porque para alimentar a la población mundial las practicas orgánicas no son suficiente, pero tampoco son la única solución. Raramente observamos las condiciones de nuestro campo y los agricultores que en su mayoría son los que forman la parte del 70% de pobreza mundial. La educación es fundamental para promover la sustentabilidad y por eso muchos de los jóvenes no retoman la agricultura como una opción. En México la sustentabilidad es un área de foco, sin embargo requiere una atención especial de todos los actores y cabezas involucrados. Sobre todo, las universidades tenemos una gran responsabilidad de no solo educar, sino vincular con el sector gubernamental y privado para buscar soluciones locales. La vinculación académica-industrial es una de las áreas de oportunidad para nuestro país.


*Director del Departamento de Bioingeniería Región Centro Sur, Tecnológico de Monterrey.


Uno de los grandes retos que enfrenta la humanidad es la contaminación. El desarrollo en los últimos 100 años ha generado diversos impactos negativos en nuestro ambiente, incluso en nuestro alimento, agua, aire, ríos y mares. Las evidencias científicas demuestran los efectos dañinos de diversos compuestos químicos que ya son parte de nuestra vida cotidiana y aún no se encuentran regulados. Solo para que nos demos cuenta, hemos creado más de 80 mil compuestos químicos que no existían antes y que hoy son parte de nuestro día a día. Ahora bien, las últimas tendencias son el uso de alimentos orgánicos y el concepto “natural” se ha dado como una gran mercadotecnia para aumentar las ventas de diversos productos, principalmente alimentos. Sin embargo, a veces parece que esto no tienen sustentos básicos ya que el sistema de producción agrícola está lleno de químicos y procesos que son sumamente costosos para nuestro planeta. Algunos de los químicos son los pesticidas, herbicidas, fungicidas entre otros que son compuestos tóxicos con su etiqueta, pero aún siguen siendo utilizados prácticamente en todo el mundo. Seguimos cuestionando a los transgénicos, pero estamos consumiendo agroquímicos casi todos los días. La sustentabilidad cuesta y requiere talento, inversión y tecnología. Porque para alimentar a la población mundial las practicas orgánicas no son suficiente, pero tampoco son la única solución. Raramente observamos las condiciones de nuestro campo y los agricultores que en su mayoría son los que forman la parte del 70% de pobreza mundial. La educación es fundamental para promover la sustentabilidad y por eso muchos de los jóvenes no retoman la agricultura como una opción. En México la sustentabilidad es un área de foco, sin embargo requiere una atención especial de todos los actores y cabezas involucrados. Sobre todo, las universidades tenemos una gran responsabilidad de no solo educar, sino vincular con el sector gubernamental y privado para buscar soluciones locales. La vinculación académica-industrial es una de las áreas de oportunidad para nuestro país.


*Director del Departamento de Bioingeniería Región Centro Sur, Tecnológico de Monterrey.

Elecciones 2024

Propondrá Santiago eliminar outsourcing 

Aseguró que gestionará leyes que garanticen los derechos laborales como antigüedad, servicios médicos, entre otros

Tenis

Tenistas queretanos tienen destacada participación en Nacionales CONADE

Los representantes de nuestra entidad se colgaron siete preseas, dos de ellas de oro

Policiaca

Mueren 3 personas prensadas en accidente en la Querétaro-San Luis Potosí

En el lugar se conoció que el conductor perdió el control y salió de la carretera hacia donde se encontraba estacionada la pipa

Policiaca

Caen colombianos ladrones de relojes de lujo

Detenidos por irregularidades en el registro vehicular, intentaron ofrecer efectivo, aparatos electrónicos y un reloj de lujo para que los dejaran ir

Local

Por calor, constructores adelantan horario de trabajo

Toman medidas para evitar golpes de calor entre su personal 

Tecnología

Crea UNAQ constelación satelital: AEM

Consideran que la institución tiene potencial para incursionar en el sector espacial