/ lunes 16 de julio de 2018

De albañil a traductor del otomí en la DDHQ

La primera vez que Jaime Hernández Ramírez sufrió acoso por su condición indígena, fue hace 20 años, cuando trabajaba como albañil en una construcción de la Ciudad de México. Ahora es traductor oficial de la lengua otomí en un organismo público y también fue alumno del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñho, que se impartió en la Máxima Casa de Estudios de la entidad.


“Cuando no había leyes de los pueblos indígenas nos pasó que estando en la obra nos preguntaban de dónde veníamos; bueno, afortunadamente no me daba vergüenza, yo decía ‘vengo de Santiago Mexquititlán, un pueblo indígena’. Ahí es donde empezaron muchos compañeros del trabajo a acosarnos, nos dijeron ‘indios ¿qué hacen aquí?’ La verdad me sentí mal, dije ‘oye por qué me están diciendo estas cosas y me pregunté ¿acaso somos de otro color? o ¿somos de otra raza?’, no sé, y me sentí mal”.

A raíz de ese suceso, el entonces joven Jaime Hernández, de forma autodidacta, se interesó en estudiar leyes y reglamentos del sistema de justicia mexicano, principalmente de las leyes que protegían los Derechos de los Pueblos Indígenas.


“Hoy ya no me da pena decirles de dónde vengo, orgullosamente soy de Santiago Mexquititlán y me da mucho gusto hablar esta lengua porque soy nativo hablante y me entusiasma seguir adelante y me gustaría que no se perdiera este idioma”, aseguró.


Actualmente trabaja para la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, como traductor oficial de la lengua hñäñho, porque defender a sus semejantes, es su principal objetivo en la vida, relató.


“Hace un año llegaron cinco personas de los diferentes pueblos indígenas de Querétaro: uno de San Miguel Tlaxcaltepec, dos de Santiago Mexquititlán y dos de San Ildefonso Tultepec. Les dije ‘no tengan vergüenza, yo estoy igual como ustedes, me pueden hablar su idioma, les escucho, yo les puedo decir a los compañeros abogados’ y me comentaban ‘es que tenemos pena’, pero me tuvieron la confianza y en ese momento, ya solucionaron sus problemas”.


Lamentablemente, señaló que continúan las violaciones constantes a los derechos humanos de los pueblos indígenas, por ejemplo, cuando las personas de la tercera edad elaboran un contrato de servicios como la energía eléctrica o realizan el pago de agua, a menudo les violan sus derechos, pues “no les indican a dónde van a acudir o llegan a las oficinas y no les atienden adecuadamente, son los de la tercera edad los que más sufren”, aseguró.


Como alumno del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñho, llevó a cabo la investigación “Cultura en Santiago Mexquititlán del Corpus Christi”, documento que aborda la tradición que conlleva los 60 días posteriores a las celebraciones de Semana Santa en el municipio de Amealco de Bonfil.


“Hoy en día ya se está perdiendo la lengua materna, pero Ewald Hekking Sloof nos preparó para enfocarnos y apoyar a los jóvenes y niños; a ellos podemos decirles sabes que la lengua materna no se debe de perder”, explicó.

La primera vez que Jaime Hernández Ramírez sufrió acoso por su condición indígena, fue hace 20 años, cuando trabajaba como albañil en una construcción de la Ciudad de México. Ahora es traductor oficial de la lengua otomí en un organismo público y también fue alumno del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñho, que se impartió en la Máxima Casa de Estudios de la entidad.


“Cuando no había leyes de los pueblos indígenas nos pasó que estando en la obra nos preguntaban de dónde veníamos; bueno, afortunadamente no me daba vergüenza, yo decía ‘vengo de Santiago Mexquititlán, un pueblo indígena’. Ahí es donde empezaron muchos compañeros del trabajo a acosarnos, nos dijeron ‘indios ¿qué hacen aquí?’ La verdad me sentí mal, dije ‘oye por qué me están diciendo estas cosas y me pregunté ¿acaso somos de otro color? o ¿somos de otra raza?’, no sé, y me sentí mal”.

A raíz de ese suceso, el entonces joven Jaime Hernández, de forma autodidacta, se interesó en estudiar leyes y reglamentos del sistema de justicia mexicano, principalmente de las leyes que protegían los Derechos de los Pueblos Indígenas.


“Hoy ya no me da pena decirles de dónde vengo, orgullosamente soy de Santiago Mexquititlán y me da mucho gusto hablar esta lengua porque soy nativo hablante y me entusiasma seguir adelante y me gustaría que no se perdiera este idioma”, aseguró.


Actualmente trabaja para la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, como traductor oficial de la lengua hñäñho, porque defender a sus semejantes, es su principal objetivo en la vida, relató.


“Hace un año llegaron cinco personas de los diferentes pueblos indígenas de Querétaro: uno de San Miguel Tlaxcaltepec, dos de Santiago Mexquititlán y dos de San Ildefonso Tultepec. Les dije ‘no tengan vergüenza, yo estoy igual como ustedes, me pueden hablar su idioma, les escucho, yo les puedo decir a los compañeros abogados’ y me comentaban ‘es que tenemos pena’, pero me tuvieron la confianza y en ese momento, ya solucionaron sus problemas”.


Lamentablemente, señaló que continúan las violaciones constantes a los derechos humanos de los pueblos indígenas, por ejemplo, cuando las personas de la tercera edad elaboran un contrato de servicios como la energía eléctrica o realizan el pago de agua, a menudo les violan sus derechos, pues “no les indican a dónde van a acudir o llegan a las oficinas y no les atienden adecuadamente, son los de la tercera edad los que más sufren”, aseguró.


Como alumno del Diplomado en Cultura y Gramática de la Lengua Hñäñho, llevó a cabo la investigación “Cultura en Santiago Mexquititlán del Corpus Christi”, documento que aborda la tradición que conlleva los 60 días posteriores a las celebraciones de Semana Santa en el municipio de Amealco de Bonfil.


“Hoy en día ya se está perdiendo la lengua materna, pero Ewald Hekking Sloof nos preparó para enfocarnos y apoyar a los jóvenes y niños; a ellos podemos decirles sabes que la lengua materna no se debe de perder”, explicó.

Local

Reconoce Pancho a camineros

Gobernador los festeja en su día y afirma que han construido un Querétaro seguro, conectado y muy unido

Local

Advierten frenón en lo inmobiliario

Crecimiento del sector disminuyó ritmo de 4.5% a 2%, advierte Canadevi

Local

Ratifica Tribunal fallo contra Elsa Mendez

La diputada utilizó lenguaje discriminatorio en espectaculares, coinciden magistrados

Gossip

Muere "El Maestro", el saxofonista Ray Santos

El maestro del mambo de origen puertorriqueño, falleció este jueves en Nueva York a la edad de 89 años

Mundo

Tony Hernández, culpable de narcotráfico

 El hermano del presidente de Honduras, fue acusado de conspirar para exportar drogas a EU

Moda

Semana de la Moda en Sao Paulo

PatBo presentó 27 estilos que fueron desde modernos bañadores y bikinis hasta elegantes vestidos, pasando por los conjuntos diarios, que pueden ser utilizados en centros urbanos

Mundo

Violentas protestas en Barcelona deja 182 heridos

La intensidad de los disturbios hizo que por vez primera en la ciudad se desplegara una tanqueta de agua de la policía

Local

Regidora de Morena sí viajó a Colombia

Del grupo de Morena en la capital, que integran tres regidores, Pánfila Rosas fue la única que acudió al viaje al extranjero que se realizó del 30 de septiembre al 4 de octubre