/ lunes 22 de abril de 2019

Demandan proteger al Barrio de San Francisquito

Como uno de los centros culturales más importantes de Querétaro

La Asamblea del Barrio de San Francisquito y la regidora de Morena en el ayuntamiento de Querétaro, Ivonne Olascoaga Correa, demandaron proteger a esta zona como uno de los centros culturales más importantes de Querétaro, ya que alberga la tradición de la danza conchera y es un espacio indígena urbano que enfrenta riesgos por el crecimiento del desarrollo inmobiliario.

En un recorrido con la regidora, los colonos advirtieron que la “urbanización acelerada” sume en el olvido al barrio, que enfrenta problemáticas como la inseguridad, la violencia, la pobreza, las adicciones, la deficiencia en los servicios públicos y la gentrificación, que se acrecienta por los cambios de uso de suelo en el perímetro de San Francisquito.

En un comunicado, se señala que esas condiciones van de la mano con lo que llaman un “abierto proceso de despojo” a través de la compra de casas a bajo costo por la iniciativa privada y se teme que incentive la extinción de las tradiciones de San Francisquito, por lo que se demanda su reconocimiento como Comunidad Indígena Urbana.

Desde 2013, la Asamblea del Barrio promueve la creación de un centro comunitario para el desarrollo integral, bajo la dirección y administración de los colonos y de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). En el lugar se desarrollarían talleres, medicina alternativa y atención social, tras una serie de actividades que se realizaron en los últimos años.

“Esto que ellos están haciendo teje a la sociedad, tejen entre sí a una comunidad, porque están en la defensa de algo que los identifica, que les da identidad, los hace ser particulares y hay que defender eso: la identidad de cada barrio, no hay que modificar eso, tal vez complementarlo”, aceptó la regidora.

A nombre de los habitantes, el antropólogo José Gerardo Bohórquez Molina, señaló que el proyecto de un centro comunitario “es el sueño de San Francisquito”, sobre todo frente al intenso desarrollo inmobiliario y los proyectos de constructores que buscan “apoderarse del barrio”.

“Lo que quieren es hacer un lugar turístico, semejante a lo que ya han logrado hacer con La Cruz, recordemos que San Francisquito y La Cruz es lo mismo, Zaragoza no existía y es la Loma de Sangremal, la fundación de Querétaro”, denunció, al insistir que en San Francisquito “Queremos vivir en paz, queremos que nos respeten, no queremos que empiecen a construir”.

El también escritor sostuvo que el centro comunitario y el reconocimiento como Comunidad Indígena Urbana, salvarían a este sitio que es “Una célula de México y tiene su ADN, toda la estructura del ADN de México aquí se da, problemas económicos, políticos, religiosos, de toda índole. Entonces es muy complejo. Aquí en San Francisquito hay una identidad muy fuerte”.

A principios de este año, los colonos solicitaron a la Presidencia de la república, al gobierno del estado y a la presidencia municipal de Querétaro, reconocer a San Francisquito como una Comunidad Indígena Urbana y cuna de las mesas de concheros, porque es un espacio de origen otomí-chichimeca, que se encuentra “En peligro de extinción” por amenazas “territoriales, poblacionales, culturales y de control político”.

La Asamblea del Barrio de San Francisquito y la regidora de Morena en el ayuntamiento de Querétaro, Ivonne Olascoaga Correa, demandaron proteger a esta zona como uno de los centros culturales más importantes de Querétaro, ya que alberga la tradición de la danza conchera y es un espacio indígena urbano que enfrenta riesgos por el crecimiento del desarrollo inmobiliario.

En un recorrido con la regidora, los colonos advirtieron que la “urbanización acelerada” sume en el olvido al barrio, que enfrenta problemáticas como la inseguridad, la violencia, la pobreza, las adicciones, la deficiencia en los servicios públicos y la gentrificación, que se acrecienta por los cambios de uso de suelo en el perímetro de San Francisquito.

En un comunicado, se señala que esas condiciones van de la mano con lo que llaman un “abierto proceso de despojo” a través de la compra de casas a bajo costo por la iniciativa privada y se teme que incentive la extinción de las tradiciones de San Francisquito, por lo que se demanda su reconocimiento como Comunidad Indígena Urbana.

Desde 2013, la Asamblea del Barrio promueve la creación de un centro comunitario para el desarrollo integral, bajo la dirección y administración de los colonos y de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). En el lugar se desarrollarían talleres, medicina alternativa y atención social, tras una serie de actividades que se realizaron en los últimos años.

“Esto que ellos están haciendo teje a la sociedad, tejen entre sí a una comunidad, porque están en la defensa de algo que los identifica, que les da identidad, los hace ser particulares y hay que defender eso: la identidad de cada barrio, no hay que modificar eso, tal vez complementarlo”, aceptó la regidora.

A nombre de los habitantes, el antropólogo José Gerardo Bohórquez Molina, señaló que el proyecto de un centro comunitario “es el sueño de San Francisquito”, sobre todo frente al intenso desarrollo inmobiliario y los proyectos de constructores que buscan “apoderarse del barrio”.

“Lo que quieren es hacer un lugar turístico, semejante a lo que ya han logrado hacer con La Cruz, recordemos que San Francisquito y La Cruz es lo mismo, Zaragoza no existía y es la Loma de Sangremal, la fundación de Querétaro”, denunció, al insistir que en San Francisquito “Queremos vivir en paz, queremos que nos respeten, no queremos que empiecen a construir”.

El también escritor sostuvo que el centro comunitario y el reconocimiento como Comunidad Indígena Urbana, salvarían a este sitio que es “Una célula de México y tiene su ADN, toda la estructura del ADN de México aquí se da, problemas económicos, políticos, religiosos, de toda índole. Entonces es muy complejo. Aquí en San Francisquito hay una identidad muy fuerte”.

A principios de este año, los colonos solicitaron a la Presidencia de la república, al gobierno del estado y a la presidencia municipal de Querétaro, reconocer a San Francisquito como una Comunidad Indígena Urbana y cuna de las mesas de concheros, porque es un espacio de origen otomí-chichimeca, que se encuentra “En peligro de extinción” por amenazas “territoriales, poblacionales, culturales y de control político”.

Local

Querétaro sí cumple con información a la federación

El mandatario dijo que el estado ha aplicado la fórmula para mantenerse en naranja; adelantó que prevén modificar una parte de las reformas al Código Penal del Estado

Local

Celebran su día sin garantías laborales

Hay más de 40 minas en la entidad, de las cuales, sólo dos están afiliadas al Sindicato Nacional de Trabajadores, alerta su delegado estatal

Local

“Irresponsable” echar la culpa a los estados

El senador del PAN resaltó la importancia de que la federación mantenga una buena relación con el grupo de gobernadores

OMG!

Karol G da positivo a Covid-19 en prueba que se hizo junto a Anuel

"Ella se está sintiendo bastante mal", informó una fuente que pidió no ser identificada

Mundo

Por pandemia, 10 millones de niños podrían no regresar a la escuela: Save the Children

Unos mil 600 millones de alumnos de universidad tuvieron que abandonar las clases por causa de la pandemia

Futbol

El VAR también tendrá nueva normalidad en la Liga MX

También los árbitros tendrán que adaptarse a las nuevas medidas sanitarias en el balompié mexicano

Salud

Veneno de caracol marino podría combatir alzheimer y parkinson

Investigadores de la UNAM planean diseñar farmacos para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas y el dolor crónico

Mundo

Trump critica muro con México construido por sus simpatizantes

El presidente aseguró que el objetivo del grupo era perjudicar su imagen, ya que la barrera está a punto de derrumbarse

Justicia

Mueren dos adultos y una niña en ataque armado en Guaymas, Sonora

Los ocupantes de un taxi abrieron fuego contra la camioneta en la que viajaba quince personas, entre niños y adultos que también sufrieron lesiones