/ martes 10 de octubre de 2017

Denuncian inseguridad y acoso en una escuela

El ingreso de armas de fuego, navajas, “churros”, elsupuesto acoso sexual entre menores, la inseguridad, el presumiblemaltrato hacia los alumnos y la falta de voluntad para solucionarestas problemáticas son los factores que han llevado a los padresde familia de la escuela José Vasconcelos, en el fraccionamientoHacienda Santa Rosa, a exigir públicamente la destitución deldirector Aldo Guillermo Cruz Pérez y la maestra Gabriela PachecoHernández.

También puedes leer: 

Este martes decenas de padres de familia se dieron cita a lasdos de la tarde en las instalaciones de la escuela primaria paraexigir al director una solución a estas problemáticas que afectanal alumnado, durante más de una hora se plantaron ahí, pero nadielos recibió.

ACOSO SEXUAL

Juan N. denunció ante DIARIO DE QUERÉTARO que su hijo, unestudiante de primer año con problemas de lenguaje, es víctima desupuesto acoso sexual por parte de dos de sus compañeros, quienesla semana pasada le bajaron el pantalón y la ropa interior parafrotarse en sus genitales; se sabe que además hay otros dosmenores que han pasado por una situación de vulnerabilidadsimilar. “La denuncia es por un niño que ha agredidofísicamente a varios niños del grupo, la pregunta es dóndeestán los maestros o qué harán al respecto, porque no es laprimera vez que lo hace. Es un niño de seis años que sólo llegóa acosar sexualmente a varones y mujeres y ni la maestra ni eldirector hacen un seguimiento de este caso”.

Aunque Juan N. sabe que este caso de supuesto acoso no llegó algrado de una violación sexual, sí considera que las autoridadesdel plantel deberían hacer algo para determinar qué está pasandocon el menor que presumiblemente ha vulnerado a varios de suscompañeros, niños y niñas, y que ha instado a uno de suscompañeros para que lo ayude.

“Le han agarrado el pene, los pechos, se los aprietan, elmiércoles le bajaron los pantalones y los calzoncitos, entre dosniños se le subieron encima, haciendo, como si estuvieran haciendoel acto, gracias a Dios no llegó a ser una violación por ser unniño de la misma edad, pero sí una agresión física muyfuerte”.

Desde el día en que se enteró de lo que pasó con su hijo,Juan N. acudió a la Fiscalía número dos, en El Pueblito, dondele dijeron que el caso se canalizaría al DIF estatal para que losatendieran, pero no les dijeron cuándo.

La maestra de primer año, Gabriela Pacheco, le dijo a Juan N.que el director de la primaria, Aldo Guillermo, lo atendería estelunes a las dos de la tarde, pero el padre de familia se quedóesperando; supuestamente ya se habló con la mamá del niñoresponsable y es posible que éste pase por la misma situación enotro ámbito, refirieron Juan N. y su esposa.

ESPERAN RESPUESTA DE USEBEQ

Los padres de la víctima saben que otros niños corren peligro,porque una pequeña mencionó que intentó ayudar al pequeñocuando le bajaron la ropa y el menor, supuesto agresor, le dijo quesi se involucraba le iba a pasar lo mismo. Por ello acudieron a lasinstalaciones de la Unidad de Servicios para la Educación Básicadel Estado de Querétaro (USEBEQ), donde una joven los canalizócon una psicóloga que atendió este lunes a la víctima directa.No obstante, no les mencionaron nada sobre una posibleinvestigación para determinar qué es lo que pasa en la escuela,sólo les facilitaron un número “por si querían darleseguimiento al caso”. DROGAS, ARMAS Y PRESUNTOABUSO

Una veintena de padres de familia denunciaron que entre otrosproblemas recurrentes en la escuela se encuentra la portación dearmas y drogas entre los alumnos de la primaria, así como elsupuesto maltrato por parte de la maestra de primer año, GabrielaPacheco Hernández. “Los niños ya no están seguros en laescuela, porque algunos de ellos han entrado con navajas, pistolas,con droga, cigarros, encendedores, cosas que pueden ocasionaralgún incidente y se le ha avisado al director, pero no hace nada.Los niños dicen que traen piedra, cristal, churros”.

Para solucionarlo, los padres de familia han propuesto que seimplemente la operación mochila desde el año pasado, pero eldirector se niega porque asegura que la normativa de la USEBEQ noles permite llevar a cabo esos procedimientos; desde la semanapasada varios padres de familia dejaron de mandar a sus hijos a laescuela, comentaron.

Además los padres de familia hicieron la petición al gobiernomunicipal o estatal para que los apoyen con el levantamiento de unabarda, pues alguien se robó el alambrado y “los niños corren elriesgo de salir por ahí o que alguien se meta y los jale”.

PIDEN SILENCIO

La mayoría de los padres de familia están en desacuerdo con laactitud del director, dijeron los presentes, porque “todo loquiere ocultar, pasan cosas en los salones y en lugar de que loafronte con los padres de familia, sólo dice que ya lo estáarreglando y no soluciona nada”. El grupo de primer año tieneaproximadamente 40 estudiantes y varios de ellos se han quejado deque su maestra es violenta y les pide que no digan nada de lo quepasa en la escuela, “lo que pasa aquí, aquí se queda”.

“Ya hablamos con la maestra y nos dijo que no quiere que estose haga más grande, que no salga de la escuela, pero no queremosque las cosas sigan igual, el niño sigue viniendo, los demáscorren el riesgo de que les vuelva a hacer algo, porque ya lodemostró, es un niño en específico y le ayuda otro”, mencionóa este respecto Juan N.

Aldo Guillermo citó a la mamá del niño que supuestamente haabusado de sus compañeros el jueves de la semana pasada, hablócon ella y con su hijo y dijo que ya cumplió con hablar con ellosy que depende de ella si lo quiere llevar al psicólogo, refirieronlos padres afectados; el director dice que no quiere que esto salgade la escuela por el bien de los niños, para que no seanseñalados, agregaron.

UNA COLONIA CONFLICTIVA

Una de las madres de familia denunció que ésta es una coloniainsegura, pues aparte de los robos de los que son víctimasconstantemente, hace un mes aproximadamente un hombre armadointentó llevarse a uno de sus hijos, un tropiezo y los gritos dealarma lo hicieron arrepentirse; los policías municipales llegaron45 minutos después y no se pudo hacer algo al respecto. Noobstante desde aquel día esta mujer y sus hijos ya no pueden andarpor las calles de la colonia como solían hacerlo, temen que algoparecido les pueda pasar de nuevo.

El ingreso de armas de fuego, navajas, “churros”, elsupuesto acoso sexual entre menores, la inseguridad, el presumiblemaltrato hacia los alumnos y la falta de voluntad para solucionarestas problemáticas son los factores que han llevado a los padresde familia de la escuela José Vasconcelos, en el fraccionamientoHacienda Santa Rosa, a exigir públicamente la destitución deldirector Aldo Guillermo Cruz Pérez y la maestra Gabriela PachecoHernández.

También puedes leer: 

Este martes decenas de padres de familia se dieron cita a lasdos de la tarde en las instalaciones de la escuela primaria paraexigir al director una solución a estas problemáticas que afectanal alumnado, durante más de una hora se plantaron ahí, pero nadielos recibió.

ACOSO SEXUAL

Juan N. denunció ante DIARIO DE QUERÉTARO que su hijo, unestudiante de primer año con problemas de lenguaje, es víctima desupuesto acoso sexual por parte de dos de sus compañeros, quienesla semana pasada le bajaron el pantalón y la ropa interior parafrotarse en sus genitales; se sabe que además hay otros dosmenores que han pasado por una situación de vulnerabilidadsimilar. “La denuncia es por un niño que ha agredidofísicamente a varios niños del grupo, la pregunta es dóndeestán los maestros o qué harán al respecto, porque no es laprimera vez que lo hace. Es un niño de seis años que sólo llegóa acosar sexualmente a varones y mujeres y ni la maestra ni eldirector hacen un seguimiento de este caso”.

Aunque Juan N. sabe que este caso de supuesto acoso no llegó algrado de una violación sexual, sí considera que las autoridadesdel plantel deberían hacer algo para determinar qué está pasandocon el menor que presumiblemente ha vulnerado a varios de suscompañeros, niños y niñas, y que ha instado a uno de suscompañeros para que lo ayude.

“Le han agarrado el pene, los pechos, se los aprietan, elmiércoles le bajaron los pantalones y los calzoncitos, entre dosniños se le subieron encima, haciendo, como si estuvieran haciendoel acto, gracias a Dios no llegó a ser una violación por ser unniño de la misma edad, pero sí una agresión física muyfuerte”.

Desde el día en que se enteró de lo que pasó con su hijo,Juan N. acudió a la Fiscalía número dos, en El Pueblito, dondele dijeron que el caso se canalizaría al DIF estatal para que losatendieran, pero no les dijeron cuándo.

La maestra de primer año, Gabriela Pacheco, le dijo a Juan N.que el director de la primaria, Aldo Guillermo, lo atendería estelunes a las dos de la tarde, pero el padre de familia se quedóesperando; supuestamente ya se habló con la mamá del niñoresponsable y es posible que éste pase por la misma situación enotro ámbito, refirieron Juan N. y su esposa.

ESPERAN RESPUESTA DE USEBEQ

Los padres de la víctima saben que otros niños corren peligro,porque una pequeña mencionó que intentó ayudar al pequeñocuando le bajaron la ropa y el menor, supuesto agresor, le dijo quesi se involucraba le iba a pasar lo mismo. Por ello acudieron a lasinstalaciones de la Unidad de Servicios para la Educación Básicadel Estado de Querétaro (USEBEQ), donde una joven los canalizócon una psicóloga que atendió este lunes a la víctima directa.No obstante, no les mencionaron nada sobre una posibleinvestigación para determinar qué es lo que pasa en la escuela,sólo les facilitaron un número “por si querían darleseguimiento al caso”. DROGAS, ARMAS Y PRESUNTOABUSO

Una veintena de padres de familia denunciaron que entre otrosproblemas recurrentes en la escuela se encuentra la portación dearmas y drogas entre los alumnos de la primaria, así como elsupuesto maltrato por parte de la maestra de primer año, GabrielaPacheco Hernández. “Los niños ya no están seguros en laescuela, porque algunos de ellos han entrado con navajas, pistolas,con droga, cigarros, encendedores, cosas que pueden ocasionaralgún incidente y se le ha avisado al director, pero no hace nada.Los niños dicen que traen piedra, cristal, churros”.

Para solucionarlo, los padres de familia han propuesto que seimplemente la operación mochila desde el año pasado, pero eldirector se niega porque asegura que la normativa de la USEBEQ noles permite llevar a cabo esos procedimientos; desde la semanapasada varios padres de familia dejaron de mandar a sus hijos a laescuela, comentaron.

Además los padres de familia hicieron la petición al gobiernomunicipal o estatal para que los apoyen con el levantamiento de unabarda, pues alguien se robó el alambrado y “los niños corren elriesgo de salir por ahí o que alguien se meta y los jale”.

PIDEN SILENCIO

La mayoría de los padres de familia están en desacuerdo con laactitud del director, dijeron los presentes, porque “todo loquiere ocultar, pasan cosas en los salones y en lugar de que loafronte con los padres de familia, sólo dice que ya lo estáarreglando y no soluciona nada”. El grupo de primer año tieneaproximadamente 40 estudiantes y varios de ellos se han quejado deque su maestra es violenta y les pide que no digan nada de lo quepasa en la escuela, “lo que pasa aquí, aquí se queda”.

“Ya hablamos con la maestra y nos dijo que no quiere que estose haga más grande, que no salga de la escuela, pero no queremosque las cosas sigan igual, el niño sigue viniendo, los demáscorren el riesgo de que les vuelva a hacer algo, porque ya lodemostró, es un niño en específico y le ayuda otro”, mencionóa este respecto Juan N.

Aldo Guillermo citó a la mamá del niño que supuestamente haabusado de sus compañeros el jueves de la semana pasada, hablócon ella y con su hijo y dijo que ya cumplió con hablar con ellosy que depende de ella si lo quiere llevar al psicólogo, refirieronlos padres afectados; el director dice que no quiere que esto salgade la escuela por el bien de los niños, para que no seanseñalados, agregaron.

UNA COLONIA CONFLICTIVA

Una de las madres de familia denunció que ésta es una coloniainsegura, pues aparte de los robos de los que son víctimasconstantemente, hace un mes aproximadamente un hombre armadointentó llevarse a uno de sus hijos, un tropiezo y los gritos dealarma lo hicieron arrepentirse; los policías municipales llegaron45 minutos después y no se pudo hacer algo al respecto. Noobstante desde aquel día esta mujer y sus hijos ya no pueden andarpor las calles de la colonia como solían hacerlo, temen que algoparecido les pueda pasar de nuevo.

Local

Crece hasta 50% el consumo de alcohol

Por pandemia se ha incrementado hasta entre un 40 y 50% el consumo de alcohol en la entidad

Local

Piden frenar la salida de los jóvenes

La mayoría de los casos asintomáticos son de personas con edades entre los 10 y 29 años

Local

Somos 2 millones 368,467 habitantes

La zona metropolitana de la ciudad de Querétaro, alcanzó una población total de un millón 594 mil 212 habitantes en 2020

Tecnología

Empleados de Google en todo el mundo forman alianza sindical global

Bajo el nombre "Alpha Global" se han unido sindicatos de 10 países, entre ellos, Estados Unidos, Canadá, y Reino Unido

Mundo

Identifican primer caso de variante brasileña del Covid-19 en EU

La variante brasileña del coronavirus es una de las tres que ha llamado la atención en el planeta junto a la británica y la sudafricana

Mundo

Guaidó agradece apoyo de la UE para solucionar crisis venezolana

No reconocen los resultados de las elecciones del pasado 6 de diciembre, en las que el chavismo obtuvo un holgado triunfo que le permitió retomar el control del Parlamento

Mundo

Senado de EU confirma a Janet Yellen como secretaria del Tesoro

Se convierte en la primera mujer al frente del Departamento del Tesoro en sus 230 años de historia

Mundo

Presentan acusación contra Trump para iniciar juicio político

Será la primera vez que el Senado juzgue a un expresidente, lo que ha levantado reticencias entre algunos republicanos, que cuestionan la legalidad del proceso

Local

“Está archivada” denuncia contra Garay

Garay Pacheco dijo que tampoco fue notificado sobre ninguna medida cautelar y consideró que, al ser abogado, resulta improcedente la denuncia en su contra