/ miércoles 7 de abril de 2021

Don Benjamín, sigue fuerte como un roble

El Día Mundial de la Salud se celebrara cada 7 abril, en este año, la Organización Mundial de la Salud ha señalado que la evidencia que ha mostrado la pandemia de COVID-19, es que algunas personas pueden llevar una vida más sana y tener mejor acceso a los servicios de salud que otras, debido enteramente a las condiciones en las que nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen

Benjamín Sánchez Guillén ha vivido 101 años y no sufre de ninguna enfermedad, venció incluso al Covid-19 en noviembre de 2020; toda su vida ha llevado hábitos saludables pero sin restricciones, con actividad física y alimentos naturales, su memoria está intacta y continúa aprendiendo de las tecnologías para comunicarse con sus familiares.

Oriundo del municipio de Peñamiller, el próximo 11 de septiembre cumplirá 102 años en este mundo, en el que aún continúa aprendiendo y gozando de buena salud, considerablemente, pues a su edad no padece de ninguna enfermedad crónica, como alteraciones en la presión sanguínea o diabetes.

Al cumplir su primer siglo de vida fue que lo operaron por primera vez, se trató de una intervención quirúrgica para remediar un problema en su columna vertebral; además en noviembre pasado fue hospitalizado durante seis días debido al riesgo que representaba para su edad el haberse contagiado de coronavirus; no obstante, le dieron el alta médica en poco tiempo. Hace un par de semanas lo operaron de la próstata y se ha recuperado favorablemente.

Cuando se le pregunto sobre su primer recuerdo, piensa en la naturaleza que rodeaba a su pueblo, a las comunidades cercanas y a tiempo que caminó desde pequeño: días y días de recorrer a pie los caminos, brechas y senderos del semidesierto queretano, de la sierra, la huasteca y algunos otros estados de la República.

Su trabajo siempre implicó esfuerzos físicos, antes de la urbanización de los caminos y carreteras en el país, sus propios pies fueron su medio de transporte, al estar internado en una escuela primaria rural en Xichú, Guanajuato, se fugó junto con otros compañeros y volvió caminando hasta su pueblo.

Cuando recuerda la travesía relata: “al llegar a la cima de la montaña encontramos un río, tomamos agua de ahí, agua limpia, ni qué pensar de que estuviera contaminada en aquél entonces”, recuerda con lujo de detalles. Para entonces tendría menos de 15 años.

Las actividades físicas han mantenido la buena salud de Benjamín Sánchez por más de cien años. /Yolanda Longino| Diario de Querétaro

Su padre fue herrero, oficio que aprendió a la perfección y que le abrió puertas y oportunidades laborales que lo llevaron a conocer otros estados del país. Al relatar sus anécdotas, sobresale la relación constante entre su vida y el campo, la crianza de animales y el trabajo de la tierra.

Formó parte de los proyectos educativos de escuelas primarias, secundarias y normales rurales, por lo que su alimentación siempre se basó en lo que las parcelas comunitarias producían: maíz, trigo, frijol, frutas, verduras y animales de granja.

La primera vez que estuvo trabajando como herrero en la capital queretana, durante la construcción de algunos tramos de la carretera 57, cuenta que acudía casi a diario al Cine Goya, ubicado en la calle Juárez esquina con 16 de Septiembre; al salir de una función, encontró una bicicleta en un bazar e hizo de las dos ruedas su nueva afición y medio de transporte durante el tiempo que trabajó en Querétaro y a la vuelta en su pueblo.

En sus tiempos de estudiante normalista, perteneció al equipo de básquetbol de la escuela, por lo que el deporte ha estado siempre presente en su vida. Su alimentación continúa siendo la misma, por las mañanas piensa en tamales y café, negro o con leche, aunque se lamenta de que su sentido del gusto aún no se recupera por completo de los estragos del Covid-19.

Su pasión por aprender, conocer y estudiar lo llevó a perfeccionar su oficio como herrero y a ampliarlo hacia la carpintería; en cuanto al aprendizaje académico, obtuvo los grados requeridos para impartir clases en primaria, secundaria y normal. Al jubilarse “ocupó su mente”, con los oficios que había aprendido de su padre y siguió leyendo, aprendiendo, “porque la cultura no se acaba”.

Su memoria recuerda fechas, años, nombres, sucesos históricos y anécdotas de lo cotidiano, al preguntarle sobre su comida favorita su esposa y nieta ríen porque lo describen como antojadizo, él reconoce a su esposa como su compañera de vida.

Gran parte de los trayectos que Benjamín narra sucedieron a pie, pasando los días yendo a dormir a las 10 de la noche y despertando a las 5 de la mañana, su vida ha sido movimiento, físico y mental.

Aunque ahora su es limitada por la operación de columna vertebral y el deterioro normal de su edad, su vista y oído le permiten explorar el mundo digital con el control de una televisión inteligente, dispositivo a través del cual se mantiene informado en temas de actualidad.

Benjamín Sánchez Guillén ha vivido 101 años y no sufre de ninguna enfermedad, venció incluso al Covid-19 en noviembre de 2020; toda su vida ha llevado hábitos saludables pero sin restricciones, con actividad física y alimentos naturales, su memoria está intacta y continúa aprendiendo de las tecnologías para comunicarse con sus familiares.

Oriundo del municipio de Peñamiller, el próximo 11 de septiembre cumplirá 102 años en este mundo, en el que aún continúa aprendiendo y gozando de buena salud, considerablemente, pues a su edad no padece de ninguna enfermedad crónica, como alteraciones en la presión sanguínea o diabetes.

Al cumplir su primer siglo de vida fue que lo operaron por primera vez, se trató de una intervención quirúrgica para remediar un problema en su columna vertebral; además en noviembre pasado fue hospitalizado durante seis días debido al riesgo que representaba para su edad el haberse contagiado de coronavirus; no obstante, le dieron el alta médica en poco tiempo. Hace un par de semanas lo operaron de la próstata y se ha recuperado favorablemente.

Cuando se le pregunto sobre su primer recuerdo, piensa en la naturaleza que rodeaba a su pueblo, a las comunidades cercanas y a tiempo que caminó desde pequeño: días y días de recorrer a pie los caminos, brechas y senderos del semidesierto queretano, de la sierra, la huasteca y algunos otros estados de la República.

Su trabajo siempre implicó esfuerzos físicos, antes de la urbanización de los caminos y carreteras en el país, sus propios pies fueron su medio de transporte, al estar internado en una escuela primaria rural en Xichú, Guanajuato, se fugó junto con otros compañeros y volvió caminando hasta su pueblo.

Cuando recuerda la travesía relata: “al llegar a la cima de la montaña encontramos un río, tomamos agua de ahí, agua limpia, ni qué pensar de que estuviera contaminada en aquél entonces”, recuerda con lujo de detalles. Para entonces tendría menos de 15 años.

Las actividades físicas han mantenido la buena salud de Benjamín Sánchez por más de cien años. /Yolanda Longino| Diario de Querétaro

Su padre fue herrero, oficio que aprendió a la perfección y que le abrió puertas y oportunidades laborales que lo llevaron a conocer otros estados del país. Al relatar sus anécdotas, sobresale la relación constante entre su vida y el campo, la crianza de animales y el trabajo de la tierra.

Formó parte de los proyectos educativos de escuelas primarias, secundarias y normales rurales, por lo que su alimentación siempre se basó en lo que las parcelas comunitarias producían: maíz, trigo, frijol, frutas, verduras y animales de granja.

La primera vez que estuvo trabajando como herrero en la capital queretana, durante la construcción de algunos tramos de la carretera 57, cuenta que acudía casi a diario al Cine Goya, ubicado en la calle Juárez esquina con 16 de Septiembre; al salir de una función, encontró una bicicleta en un bazar e hizo de las dos ruedas su nueva afición y medio de transporte durante el tiempo que trabajó en Querétaro y a la vuelta en su pueblo.

En sus tiempos de estudiante normalista, perteneció al equipo de básquetbol de la escuela, por lo que el deporte ha estado siempre presente en su vida. Su alimentación continúa siendo la misma, por las mañanas piensa en tamales y café, negro o con leche, aunque se lamenta de que su sentido del gusto aún no se recupera por completo de los estragos del Covid-19.

Su pasión por aprender, conocer y estudiar lo llevó a perfeccionar su oficio como herrero y a ampliarlo hacia la carpintería; en cuanto al aprendizaje académico, obtuvo los grados requeridos para impartir clases en primaria, secundaria y normal. Al jubilarse “ocupó su mente”, con los oficios que había aprendido de su padre y siguió leyendo, aprendiendo, “porque la cultura no se acaba”.

Su memoria recuerda fechas, años, nombres, sucesos históricos y anécdotas de lo cotidiano, al preguntarle sobre su comida favorita su esposa y nieta ríen porque lo describen como antojadizo, él reconoce a su esposa como su compañera de vida.

Gran parte de los trayectos que Benjamín narra sucedieron a pie, pasando los días yendo a dormir a las 10 de la noche y despertando a las 5 de la mañana, su vida ha sido movimiento, físico y mental.

Aunque ahora su es limitada por la operación de columna vertebral y el deterioro normal de su edad, su vista y oído le permiten explorar el mundo digital con el control de una televisión inteligente, dispositivo a través del cual se mantiene informado en temas de actualidad.

Local

Jóvenes hospitalizados en Querétaro tienen factor común viajes a Mazatlán y Cancún

Recalcan que la vacuna contra el Covid-19 no exenta a la población de que vuelva a contagiarse, además que entre más movilidad hay más posibilidad hay de contagio

Local

Sin respuesta plan de vacunar en la IP

El presidente de la Coparmex, Jorge Camacho Ortega, dijo que el sector espera tener ya una resolución

Local

Congelada la Ley del aborto 

La diputada Laura Polo, estimó que este tema se seguirá atrasando en Querétaro, debido a que en la siguiente Legislatura habrá mayoría panista 

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus