/ domingo 19 de mayo de 2019

En alerta ambiental ¡y siguen los cohetes!, Iglesias no son sancionadas

La Diócesis dice que no prohibe la pirotecnia y que capacita a los mayordomos para su manejo en festejos patronales

A pesar de las medidas preventivas ante la mala calidad del aire, que iniciaron desde el miércoles y en las que se incluye no usar artificios pirotécnicos o fuegos artificiales, iglesias de toda la zona metropolitana continúan explotando cohetes con anuencia de la Diócesis y la inacción de autoridades.

El vicario general de la Diócesis, Martín Lara Becerril, señaló que habían analizado la posibilidad de prohibir el uso de estos productos, sin embargo optaron por capacitar a los mayordomos y comités de fiestas patronales en el manejo de estos.

“Evidentemente ha surgido las posibilidades para evitar algún problema que ya no se haga, es como si dijéramos que para que nadie se ahogue vamos a quitar las piscinas, creo no es el camino, lo hemos planteado ha surgido como una posibilidad”, puntualizó.

La Iglesia no tiene ninguna capacidad en cuanto a legislar acerca de la pirotecnia, el Ejército regula el uso, ellos son los que dan todas las medidas preventivas, a la iglesia le toca educar en el uso

Martín Lara Becerril / Vicario de la Diócesis

Pero el riesgo de la pirotecnia no sólo es de tipo ambiental. El pasado 12 de diciembre, durante los festejos de la Virgen de Guadalupe en Fuentezuelas, Tequisquiapan, causaron una tragedia más.

Para atender estos riesgos, la Diócesis de Querétaro anunció que llevará a cabo el segundo curso de pirotecnia “La Alegría de un Pueblo en Fiesta”, donde capacitarán a sacerdotes, alberos, mayordomos, comités de fiestas patronales y responsables del uso de la pirotecnia en parroquias.

Recordó que los casos Fuentezuelas en Tequisquiapan donde el año pasado hubo seis muertos y 25 heridos durante los festejos a la Virgen de Guadalupe y en 2015 en San José la Peñuela en Colón, donde se registraron tres muertos y ocho heridos en el marco de las fiestas patronales de San José.

Durante la primera edición de este curso hubo 250 participantes y destacó la participación de los fabricantes de cohetes de Boxasni en Cadereyta donde hay polvorines y están conscientes del riesgo que esto implica.

“Lo que queremos es que la persona que hace uso de la pirotecnia, que conozca la legislación federal, que conozca todos los lineamientos de protección civil y el uso responsable de lo que tiene en sus manos, ciertamente el tomar las medidas nos ayuda mucho a salvar vidas”, finalizó.

A pesar de las medidas preventivas ante la mala calidad del aire, que iniciaron desde el miércoles y en las que se incluye no usar artificios pirotécnicos o fuegos artificiales, iglesias de toda la zona metropolitana continúan explotando cohetes con anuencia de la Diócesis y la inacción de autoridades.

El vicario general de la Diócesis, Martín Lara Becerril, señaló que habían analizado la posibilidad de prohibir el uso de estos productos, sin embargo optaron por capacitar a los mayordomos y comités de fiestas patronales en el manejo de estos.

“Evidentemente ha surgido las posibilidades para evitar algún problema que ya no se haga, es como si dijéramos que para que nadie se ahogue vamos a quitar las piscinas, creo no es el camino, lo hemos planteado ha surgido como una posibilidad”, puntualizó.

La Iglesia no tiene ninguna capacidad en cuanto a legislar acerca de la pirotecnia, el Ejército regula el uso, ellos son los que dan todas las medidas preventivas, a la iglesia le toca educar en el uso

Martín Lara Becerril / Vicario de la Diócesis

Pero el riesgo de la pirotecnia no sólo es de tipo ambiental. El pasado 12 de diciembre, durante los festejos de la Virgen de Guadalupe en Fuentezuelas, Tequisquiapan, causaron una tragedia más.

Para atender estos riesgos, la Diócesis de Querétaro anunció que llevará a cabo el segundo curso de pirotecnia “La Alegría de un Pueblo en Fiesta”, donde capacitarán a sacerdotes, alberos, mayordomos, comités de fiestas patronales y responsables del uso de la pirotecnia en parroquias.

Recordó que los casos Fuentezuelas en Tequisquiapan donde el año pasado hubo seis muertos y 25 heridos durante los festejos a la Virgen de Guadalupe y en 2015 en San José la Peñuela en Colón, donde se registraron tres muertos y ocho heridos en el marco de las fiestas patronales de San José.

Durante la primera edición de este curso hubo 250 participantes y destacó la participación de los fabricantes de cohetes de Boxasni en Cadereyta donde hay polvorines y están conscientes del riesgo que esto implica.

“Lo que queremos es que la persona que hace uso de la pirotecnia, que conozca la legislación federal, que conozca todos los lineamientos de protección civil y el uso responsable de lo que tiene en sus manos, ciertamente el tomar las medidas nos ayuda mucho a salvar vidas”, finalizó.

Local

Preocupa la situación de los servicios de salud

Los recortes del Gobierno Federal al sector salud afectan la atención a la población

Local

PAN no puede sancionar a Elsa Méndez

La diputada no es militante del partido, se desconoce si ya ingresó solicitud para afiliarse

Local

Faltan libros de texto por llegar

Hasta el momento solo ha llegado una parte de los 2 millones que se entregarán

Gossip

Greeicy espera conquistar a México con su música

La colombiana, ganadora del reality musical Mira quien baila, lanza su primer disco

Celebridades

Paul Giamatti va por la quinta temporada de Billions

El actor tiene pendiente el estreno de la película Jungle cruise protagonizada por Dwayne The Rock Johnson

Cultura

Ai Weiwei dirigirá la ópera Turandot en Roma

El artista y activista chino presentará esta obra de Puccini, con la batuta en la música del maestro argentino Alejo Pérez

Sociedad

Destaca EdoMex en salud visual

La dependencia del ISEM otorga más de 39 mil consultas anualmente

Futbol

Argentina mantiene el sueño en el Mundial femenil

Cuando todo parecía perdido, la albiceleste se recuperó de un marcador en contra

Aderezo

Tajine, delicias del Magreb

Conoce este platillo típico de países africanos, cuyo nombre también se emplea para las vasijas con las que se prepara