/ jueves 8 de marzo de 2018

Mujeres queretanas

En la zona metropolitana de Querétaro hay más de 156 mil mujeres trabajadoras en las más variadas actividades, desde la religiosa donde tras “entregar” su vida a Dios ahora funge como madre de 28 niñas, la madre de familia que por más de 30 años se ha dedicado al comercio informal para sacar adelante a sus hijos, la investigadora que promueve la preservación ambiental a través de programas educativos y la doctora que se ha tenido que enfrentar a colegas que la consideran muy joven para dirigir una unidad de urgencias en el IMSS.

Esas son las mujeres queretanas, que hoy en el Día de la Mujer esta casa editorial busca ofrecer un homenaje a través de cada una de sus historias en las que se muestra su lucha por conseguir cada una de sus metas.



LA TAREA DE SER MADRE SUSTITUTA

Ser mamá de 28 niñas no es tan fácil, afirmó la hermana Juana Canalizo Canalizo, quien desde hace 5 años y medio forma parte de la Casa Hogar para Niñas Santa Rosa de Lima ubicada en la delegación Santa Rosa Jáuregui, lugar que se ha convertido en la morada de las pequeñas y jóvenes de entre 5 y 21 años de edad que por circunstancias diversas fueron canalizadas a ese centro que les otorga una formación cristiana, espiritual y académica que las prepara para el futuro.

La hermana Juanita, como la conocen, reconoce que pese a consagrar su vida a Dios y practicar el celibato, trabajar en una casa hogar la convierte en madre sin serlo, ya que el trabajo que realiza con cada una de las niñas que conforman el centro es de acompañamiento para que puedan desarrollarse adecuadamente con amor.

“Estamos trabajando con las niñas, es una tarea de mamás sin ser nuestras, porque las mamás son alguien importante en la vida de las hijas y el vacío de las niñas siempre va a estar, aunque las queramos, las acompañemos y les exijamos, no hay nada como la mamá, es parte importante y nos toca a nosotras estar ahí y el simple hecho de verlas crecer, que se esfuerzan, lloran y pelean, ese es el gran regalo de Dios”, destacó la hermana Juanita.

Y es que las niñas que conforman la Casa Hogar Santa Rosa de Lima llegaron ahí por diferentes circunstancias, la mayoría a través de información de las mismas madres quienes al tener dificultades para cuidarlas, deciden ingresarlas en este centro y otras tantas llegan canalizadas por el Sistema DIF Estatal al ser niñas que han sido retiradas de su familia por situaciones especiales.

Lo más difícil de esta misión de vida que tiene encomendada la hermana Juanita, es tener la responsabilidad y preocupación de que al irse de la casa las niñas puedan enfrentarse a la sociedad, tener las bases para que puedan defenderse y salir adelante, de ahí que su labor tenga una repercusión importante en cada una de ellas quienes agradecen a las seis hermanas que integran la casa hogar.

En este contexto, tal como si se tratara de una madre de familia, Canalizo Canalizo enfatizó que la labor más difícil que tiene dentro del servicio que ofrece a cada pequeña, se encuentra en el hecho de ir viviendo cada una de sus etapas, ya que cada edad requiere un trato especial y diferente.

“Cada una necesita un acompañamiento especial y es difícil esa parte, yo puedo decir que eso es lo más difícil, poder tener el tacto para hablar con las niñas, desde la chiquita que pregunta cuándo va a venir su mamá, hasta la más grande que ya se empieza a enamorar y a tener ganas de trabajar”, agregó.

Por último, reconoció que lo más satisfactorio para su congregación es ver a las niñas contentas, que se vean como familia y aprendan que se deben ayudar unas a otras para salir adelante.


Trabajar para la familia

Mary todos los días vende en el mercado de la delegación Santa Rosa Jáuregui sus artículos de bisutería y bonetería, como desde hace 30 años pone y quita su puesto a pesar del sol, la lluvia y el viento, y es que esa actividad la ayudó a sacar adelante a sus dos hijos quienes ahora son unos adultos.

Su labor diaria no tiene descanso, ya que todos los días instala su puesto en la explanada del mercado para vender su mercancía y los días que no lo hace, es para poder surtir los productos y ofrecer a sus clientes lo mejor.

“Trabajo toda la semana y a veces cuando descanso es para surtir, pero siempre estoy trabajando de 8:00 a 5:00 de la tarde, es algo muy cansado pero no nos queda de otra”, afirmó Mary.

Subrayó que la elección de esta actividad estuvo relacionada con la falta de estudios, y en el afán de sacar adelante a su familia, por lo que no le importó ejercer el comercio informal con tal de llevar comida a su hogar.

“Ha sido difícil pero cuando uno no estudia tiene que buscarle más que nada para mantener a la familia y lograr que los hijos sí hagan algo para que no pasen lo mismo que uno y me siento orgullosa de haberlos sacado adelante”, concluyó.


La conservación del medio ambiente y el amor por los animales

La labor de educar a la población sobre la importancia de cuidar la fauna, es una de las labores fundamentales de Sandra Cruz Pérez, responsable técnico de la Unidad de manejo Ambiental Vivario de la Universidad Autónoma de Querétaro, quien en entrevista refirió que parte fundamental de su labor diaria es mostrar a la población que los animales, a pesar de que han sido muy mitificados, no son tan malos como la gente cree.

Además de que su unidad se encarga de rescatar a animales que han sido decomisados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la labor de esta investigadora es la de educar a la población sobre la importancia de cuidar y respetar a todo tipo de animales que históricamente son considerados como “los malos”.

“Tenemos en nuestra mente que son animales que si nos muerden nos van a matar, entonces nosotros llevamos a algunos animales a las escuelas, les mostramos a los niños que estos animales no son como nos lo han hecho creer, trabajamos en comunidades rurales que es donde más interacción tienen con ellos para enseñarles que no todo lo que se dice de ellos es verdad”, afirmó Cruz Pérez.

Desde 2006, cuando aún era estudiante, Sandra trabajó como voluntaria de esta unidad que también capacita a personal de protección civil y bomberos para manejar animales como serpientes y otras especies, labor de la cual es responsable desde hace ocho años.

Advirtió que enfrentarse a la falta de información y al hecho de que la educación ambiental aún no es vista como un tema de investigación, ha sido de las labores más difíciles y con lo que ha trabajado con diferentes dependencias para concientizar a la población.

Sandra Cruz enfatizó que otros de los mitos a los que se tienen que enfrentar, es a los diferentes remedios caseros que la gente considera adecuados para contrarrestar el veneno de los animales, que van desde el clásico ajo, leche, chocolate y gasolina, hasta posiciones del kamasutra que en las creencias de la gente ayudarían a eliminarlo del cuerpo.

“Tenemos una cantidad importante de mitos en la cabeza como que el ajo, la leche, el chocolate, la gasolina, es más hay posiciones del kamasutra que son utilizadas para eliminar el veneno del cuerpo y evidentemente eso no funciona, en Querétaro esto no ha llegado o despareció pero hemos tenido situaciones donde van los guías con el machete y si te muerde una serpiente cortan la extremidad”, aseveró.

A pesar del trabajo que implica dirigir esta área de la Facultad de Ciencias Naturales que cuenta con 95 animales de diferentes especies, Cruz Pérez se dijo orgullosa de la labor de educación y conservación del medio ambiente, por lo que pidió a la población no comprar animales de los cuales no tienen la información referente a su alimentación, tamaño y cuidados.


Cómo alguien tan joven va a venir a mandarme

Desde hace dos años Claudia Fabiola Uribe Palacios obtuvo el puesto de Jefa del Servicio de Urgencias del Hospital General Regional Número 1 del IMSS, cargo en el que tuvo que lidiar con los comentarios de sus compañeros, la mayoría ex profesores de ella, quienes no la consideraron buena candidata para cumplir ese rol.

Y es que para la especialista en urgencias médico-quirúrgicas, al llegar a este puesto, fueron los vicios y las opiniones de sus compañeros lo más complicado a lo que se tuvo que enfrentar, sin embargo, dijo, su trabajo habló por ella y actualmente han conformado un equipo homogéneo.

“La primera es la renuencia de la gente, porque muchos de los médicos fueron mis maestros y esa renuencia de decir está muy joven y cómo alguien tan joven va a venir a decirme cómo organizar mis cosas; tuve que enfrentarme a muchos vicios, quitar paradigmas y hacerles entender que la especialidad de urgencias médicas quirúrgicas es igual de valiosa”, comentó Uribe Palacios.

A pesar de que las diferencias de género no impactaron en su labor, reconoció que en un primer momento sí existió renuencia de su equipo, sin embargo, gracias al trabajo en equipo concretó una buena unidad en la que se atienden a más de 350 pacientes diariamente.

Su trabajo primordial es llevar un control de los pacientes que llegan al servicio de urgencias, tener un conocimiento general de su estado de salud, antecedentes médicos y ponerlos en condiciones para darles el siguiente manejo; ya sea canalizarlos al quirófano, compensar sus enfermedades y mandarlos a la Ciudad de México para ingresarlos a otro nivel de atención.

Confesó que lo más difícil a lo que se ha enfrentado es a la excesiva carga de trabajo que derivó de una complicación en la vesícula que la dejó fuera de su labor durante un mes, mientras que en la parte personal, el tener que sacrificar eventos importantes con su familia por estar al tanto de la unidad que dirige desde hace dos años.

Sabe que el trabajo en esa área del IMSS es muy criticado, sin embargo, aseguró que ha tratado de brindar una atención oportuna a cada derechohabiente que día a día incrementa su presencia y que se vuelve más complicado atender.

“A nivel profesional el enfrentarse a un número de derechohabientes cada vez más grande, que estamos en un servicio pequeño y la afluencia es cada vez más grande, esa es una situación que debemos enfrentar y que reconozco que en ocasiones es muy complicado”, finalizó.


En la zona metropolitana de Querétaro hay más de 156 mil mujeres trabajadoras en las más variadas actividades, desde la religiosa donde tras “entregar” su vida a Dios ahora funge como madre de 28 niñas, la madre de familia que por más de 30 años se ha dedicado al comercio informal para sacar adelante a sus hijos, la investigadora que promueve la preservación ambiental a través de programas educativos y la doctora que se ha tenido que enfrentar a colegas que la consideran muy joven para dirigir una unidad de urgencias en el IMSS.

Esas son las mujeres queretanas, que hoy en el Día de la Mujer esta casa editorial busca ofrecer un homenaje a través de cada una de sus historias en las que se muestra su lucha por conseguir cada una de sus metas.



LA TAREA DE SER MADRE SUSTITUTA

Ser mamá de 28 niñas no es tan fácil, afirmó la hermana Juana Canalizo Canalizo, quien desde hace 5 años y medio forma parte de la Casa Hogar para Niñas Santa Rosa de Lima ubicada en la delegación Santa Rosa Jáuregui, lugar que se ha convertido en la morada de las pequeñas y jóvenes de entre 5 y 21 años de edad que por circunstancias diversas fueron canalizadas a ese centro que les otorga una formación cristiana, espiritual y académica que las prepara para el futuro.

La hermana Juanita, como la conocen, reconoce que pese a consagrar su vida a Dios y practicar el celibato, trabajar en una casa hogar la convierte en madre sin serlo, ya que el trabajo que realiza con cada una de las niñas que conforman el centro es de acompañamiento para que puedan desarrollarse adecuadamente con amor.

“Estamos trabajando con las niñas, es una tarea de mamás sin ser nuestras, porque las mamás son alguien importante en la vida de las hijas y el vacío de las niñas siempre va a estar, aunque las queramos, las acompañemos y les exijamos, no hay nada como la mamá, es parte importante y nos toca a nosotras estar ahí y el simple hecho de verlas crecer, que se esfuerzan, lloran y pelean, ese es el gran regalo de Dios”, destacó la hermana Juanita.

Y es que las niñas que conforman la Casa Hogar Santa Rosa de Lima llegaron ahí por diferentes circunstancias, la mayoría a través de información de las mismas madres quienes al tener dificultades para cuidarlas, deciden ingresarlas en este centro y otras tantas llegan canalizadas por el Sistema DIF Estatal al ser niñas que han sido retiradas de su familia por situaciones especiales.

Lo más difícil de esta misión de vida que tiene encomendada la hermana Juanita, es tener la responsabilidad y preocupación de que al irse de la casa las niñas puedan enfrentarse a la sociedad, tener las bases para que puedan defenderse y salir adelante, de ahí que su labor tenga una repercusión importante en cada una de ellas quienes agradecen a las seis hermanas que integran la casa hogar.

En este contexto, tal como si se tratara de una madre de familia, Canalizo Canalizo enfatizó que la labor más difícil que tiene dentro del servicio que ofrece a cada pequeña, se encuentra en el hecho de ir viviendo cada una de sus etapas, ya que cada edad requiere un trato especial y diferente.

“Cada una necesita un acompañamiento especial y es difícil esa parte, yo puedo decir que eso es lo más difícil, poder tener el tacto para hablar con las niñas, desde la chiquita que pregunta cuándo va a venir su mamá, hasta la más grande que ya se empieza a enamorar y a tener ganas de trabajar”, agregó.

Por último, reconoció que lo más satisfactorio para su congregación es ver a las niñas contentas, que se vean como familia y aprendan que se deben ayudar unas a otras para salir adelante.


Trabajar para la familia

Mary todos los días vende en el mercado de la delegación Santa Rosa Jáuregui sus artículos de bisutería y bonetería, como desde hace 30 años pone y quita su puesto a pesar del sol, la lluvia y el viento, y es que esa actividad la ayudó a sacar adelante a sus dos hijos quienes ahora son unos adultos.

Su labor diaria no tiene descanso, ya que todos los días instala su puesto en la explanada del mercado para vender su mercancía y los días que no lo hace, es para poder surtir los productos y ofrecer a sus clientes lo mejor.

“Trabajo toda la semana y a veces cuando descanso es para surtir, pero siempre estoy trabajando de 8:00 a 5:00 de la tarde, es algo muy cansado pero no nos queda de otra”, afirmó Mary.

Subrayó que la elección de esta actividad estuvo relacionada con la falta de estudios, y en el afán de sacar adelante a su familia, por lo que no le importó ejercer el comercio informal con tal de llevar comida a su hogar.

“Ha sido difícil pero cuando uno no estudia tiene que buscarle más que nada para mantener a la familia y lograr que los hijos sí hagan algo para que no pasen lo mismo que uno y me siento orgullosa de haberlos sacado adelante”, concluyó.


La conservación del medio ambiente y el amor por los animales

La labor de educar a la población sobre la importancia de cuidar la fauna, es una de las labores fundamentales de Sandra Cruz Pérez, responsable técnico de la Unidad de manejo Ambiental Vivario de la Universidad Autónoma de Querétaro, quien en entrevista refirió que parte fundamental de su labor diaria es mostrar a la población que los animales, a pesar de que han sido muy mitificados, no son tan malos como la gente cree.

Además de que su unidad se encarga de rescatar a animales que han sido decomisados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la labor de esta investigadora es la de educar a la población sobre la importancia de cuidar y respetar a todo tipo de animales que históricamente son considerados como “los malos”.

“Tenemos en nuestra mente que son animales que si nos muerden nos van a matar, entonces nosotros llevamos a algunos animales a las escuelas, les mostramos a los niños que estos animales no son como nos lo han hecho creer, trabajamos en comunidades rurales que es donde más interacción tienen con ellos para enseñarles que no todo lo que se dice de ellos es verdad”, afirmó Cruz Pérez.

Desde 2006, cuando aún era estudiante, Sandra trabajó como voluntaria de esta unidad que también capacita a personal de protección civil y bomberos para manejar animales como serpientes y otras especies, labor de la cual es responsable desde hace ocho años.

Advirtió que enfrentarse a la falta de información y al hecho de que la educación ambiental aún no es vista como un tema de investigación, ha sido de las labores más difíciles y con lo que ha trabajado con diferentes dependencias para concientizar a la población.

Sandra Cruz enfatizó que otros de los mitos a los que se tienen que enfrentar, es a los diferentes remedios caseros que la gente considera adecuados para contrarrestar el veneno de los animales, que van desde el clásico ajo, leche, chocolate y gasolina, hasta posiciones del kamasutra que en las creencias de la gente ayudarían a eliminarlo del cuerpo.

“Tenemos una cantidad importante de mitos en la cabeza como que el ajo, la leche, el chocolate, la gasolina, es más hay posiciones del kamasutra que son utilizadas para eliminar el veneno del cuerpo y evidentemente eso no funciona, en Querétaro esto no ha llegado o despareció pero hemos tenido situaciones donde van los guías con el machete y si te muerde una serpiente cortan la extremidad”, aseveró.

A pesar del trabajo que implica dirigir esta área de la Facultad de Ciencias Naturales que cuenta con 95 animales de diferentes especies, Cruz Pérez se dijo orgullosa de la labor de educación y conservación del medio ambiente, por lo que pidió a la población no comprar animales de los cuales no tienen la información referente a su alimentación, tamaño y cuidados.


Cómo alguien tan joven va a venir a mandarme

Desde hace dos años Claudia Fabiola Uribe Palacios obtuvo el puesto de Jefa del Servicio de Urgencias del Hospital General Regional Número 1 del IMSS, cargo en el que tuvo que lidiar con los comentarios de sus compañeros, la mayoría ex profesores de ella, quienes no la consideraron buena candidata para cumplir ese rol.

Y es que para la especialista en urgencias médico-quirúrgicas, al llegar a este puesto, fueron los vicios y las opiniones de sus compañeros lo más complicado a lo que se tuvo que enfrentar, sin embargo, dijo, su trabajo habló por ella y actualmente han conformado un equipo homogéneo.

“La primera es la renuencia de la gente, porque muchos de los médicos fueron mis maestros y esa renuencia de decir está muy joven y cómo alguien tan joven va a venir a decirme cómo organizar mis cosas; tuve que enfrentarme a muchos vicios, quitar paradigmas y hacerles entender que la especialidad de urgencias médicas quirúrgicas es igual de valiosa”, comentó Uribe Palacios.

A pesar de que las diferencias de género no impactaron en su labor, reconoció que en un primer momento sí existió renuencia de su equipo, sin embargo, gracias al trabajo en equipo concretó una buena unidad en la que se atienden a más de 350 pacientes diariamente.

Su trabajo primordial es llevar un control de los pacientes que llegan al servicio de urgencias, tener un conocimiento general de su estado de salud, antecedentes médicos y ponerlos en condiciones para darles el siguiente manejo; ya sea canalizarlos al quirófano, compensar sus enfermedades y mandarlos a la Ciudad de México para ingresarlos a otro nivel de atención.

Confesó que lo más difícil a lo que se ha enfrentado es a la excesiva carga de trabajo que derivó de una complicación en la vesícula que la dejó fuera de su labor durante un mes, mientras que en la parte personal, el tener que sacrificar eventos importantes con su familia por estar al tanto de la unidad que dirige desde hace dos años.

Sabe que el trabajo en esa área del IMSS es muy criticado, sin embargo, aseguró que ha tratado de brindar una atención oportuna a cada derechohabiente que día a día incrementa su presencia y que se vuelve más complicado atender.

“A nivel profesional el enfrentarse a un número de derechohabientes cada vez más grande, que estamos en un servicio pequeño y la afluencia es cada vez más grande, esa es una situación que debemos enfrentar y que reconozco que en ocasiones es muy complicado”, finalizó.


Local

Continuarán 32 jóvenes su formación en Francia; son beneficiarios del programa MEXPROTEC

Son alumnos de las universidades Aeronáutica en Querétaro, la Tecnológica de San Juan del Río y la Tecnológica de Querétaro

Local

Con drones vigilan ductos de hidrocarburos

Mandan señal al C4 en tiempo real permitiendo que los elementos de seguridad actúen inmediatamente si se detecta alguna irregularidad

Local

Destinan 12 mdp en rehabilitación de la unidad de El Pueblito

Obra registra avance del 60 por ciento; se espera que en agosto quede concluido el trabajo

Futbol

Necaxa, campeón de la Supercopa MX

En un duelo entre Rayados y los Rayos de Monterrey, los equipos mexicanos se disputaron título en Estados Unidos

Mundo

Trump considera a la UE como enemigo económico de Estados Unidos

En los últimos meses ha argumentado que sus políticas hacen las cosas más difíciles a los exportadores estadounidenses

OMG!

No me puedes dejar así, Luis Miguel… Hoy termina la primera temporada de la serie de Netflix

Hay dudas que necesitamos que sean resueltas: ¿sabremos el destino que tuvo Marcela, la madre del cantante? ¿Cómo murió Luisito Rey? ¿Lo perdonó Luis Miguel?

Mundo

Al menos 10 muertos en operación policial en Nicaragua

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos