/ miércoles 12 de junio de 2019

Niños trabajan para llevar dinero a casa

Dejan los juguetes y la escuela para cumplir con su jornada en la construcción

A las orillas de Querétaro capital, en las construcciones de casas hay niños que cambian los juegos o los cuadernos, colores y libros para ganar dinero en la obra y llevarlo a casa como parte del sustento familiar.

Tal es el caso de José Luis, menor de 16 años; Daniel, niño de 10 años; y Julio de 14 años, que son primos y trabajan en la construcción porque lo han aprendido de sus papás, que son albañiles.

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, José Luis y Daniel acceden a la entrevista, mientras que Julio prefiere no platicar el por qué está en la obra y corre a esconderse.

José Luis, el más grande de los primos, platica que desde los ocho o nueve años cambió el trompo, las canicas, sacaditas, yoyo, la resortera, y pistolita de madera por irse a la obra con su papá.

Además dejó la escuela porque no le gustaba y cuando iba solo era para molestar y pegar a sus compañeros.

“La verdad la escuela no es para mí, diario faltaba, iba y no hacía nada, solo hacía desastres ahí, me portaba mal. Solo llegué hasta sexto de primaria, aprendí a leer, escribir y contar, pero las multiplicaciones y divisiones me fallan, eso no sé”.

Las jornadas de trabajo de José Luis son desde las ocho de la mañana hasta tres o tres y media de la tarde, y solo descansa para comer “a eso de la una y lo que sea”; por día -dice- llega a cobrar de 300 a 350 pesos. Pega tabique, hace aplanados, mamposteo, el entortado y echa estuco.

Pertenece a una familia integrada por sus padres y sus cuatro hermanas, a quienes ayuda con sus gastos y lo que queda de dinero es para su entretenimiento: el X-box, salir con la novia y amigos, pero sobre todo aprender hip hop.

“También compro ropa; pero mi lucha es porque desde hace cuatro años tengo un sueño: ser artista, cantar rap o hip hop, lo estoy aprendiendo de mis amigos, pero todavía me da pena”, comparte al tiempo que sonríe y baja el rostro.

Su ídolo -dice- es el cantante de Monterrey Adán Zapata y la rola que más le gusta es “Borrachos y grifos”, aunque hay otra canción de la que está orgulloso y la trae en el celular porque él la compuso y canta para Emili, la chica que le gustaba y de la que se enamoró, pero por pena nunca le dijo si quería ser su novia.

“Quédate conmigo mi princesa, juro nunca más volver a dejarte, no te vayas de mis brazos, te quiero demasiado. Quédate conmigo mi princesa… este corazón solo late para ti”.

DANIEL EL TRAVIESO

Daniel, quien se siente libre en el terreno de la obra y juega con los palos como si fueran una espada o se echa a correr de un lado para otro, platica que este lunes inició a trabajar con su primo y que no sabe cuánto ganará.

Se incorpora a trabajar a las ocho a 11 de la mañana y estará de lunes a viernes; porque él sigue en la escuela, le gusta porque además se prepara para seguir estudiando y un día llegar a ser soldado, porque le gustan las armas y quiere usarlas contra los malos.

“Entro a la escuela a la una y 45; estoy en cuarto grado y hago la tarea en la noche cuando llego a la casa porque no me canso”.

Desde hace un año se preparó con su papá para laborar en la obra, además de que prefiere que así sea, pues -asegura- en su casa no hay nada qué hacer y se aburre, mientras que en la obra hasta puede jugar y ganar dinero.

Daniel cobrará el viernes y dice que le dará parte de sus ganancias a su mamá para la comida y los pasajes, pero también quiere comprarse ropa y zapatos, porque le hacen falta y tiene el propósito de hacerse cargo de sus gastos.

A las orillas de Querétaro capital, en las construcciones de casas hay niños que cambian los juegos o los cuadernos, colores y libros para ganar dinero en la obra y llevarlo a casa como parte del sustento familiar.

Tal es el caso de José Luis, menor de 16 años; Daniel, niño de 10 años; y Julio de 14 años, que son primos y trabajan en la construcción porque lo han aprendido de sus papás, que son albañiles.

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, José Luis y Daniel acceden a la entrevista, mientras que Julio prefiere no platicar el por qué está en la obra y corre a esconderse.

José Luis, el más grande de los primos, platica que desde los ocho o nueve años cambió el trompo, las canicas, sacaditas, yoyo, la resortera, y pistolita de madera por irse a la obra con su papá.

Además dejó la escuela porque no le gustaba y cuando iba solo era para molestar y pegar a sus compañeros.

“La verdad la escuela no es para mí, diario faltaba, iba y no hacía nada, solo hacía desastres ahí, me portaba mal. Solo llegué hasta sexto de primaria, aprendí a leer, escribir y contar, pero las multiplicaciones y divisiones me fallan, eso no sé”.

Las jornadas de trabajo de José Luis son desde las ocho de la mañana hasta tres o tres y media de la tarde, y solo descansa para comer “a eso de la una y lo que sea”; por día -dice- llega a cobrar de 300 a 350 pesos. Pega tabique, hace aplanados, mamposteo, el entortado y echa estuco.

Pertenece a una familia integrada por sus padres y sus cuatro hermanas, a quienes ayuda con sus gastos y lo que queda de dinero es para su entretenimiento: el X-box, salir con la novia y amigos, pero sobre todo aprender hip hop.

“También compro ropa; pero mi lucha es porque desde hace cuatro años tengo un sueño: ser artista, cantar rap o hip hop, lo estoy aprendiendo de mis amigos, pero todavía me da pena”, comparte al tiempo que sonríe y baja el rostro.

Su ídolo -dice- es el cantante de Monterrey Adán Zapata y la rola que más le gusta es “Borrachos y grifos”, aunque hay otra canción de la que está orgulloso y la trae en el celular porque él la compuso y canta para Emili, la chica que le gustaba y de la que se enamoró, pero por pena nunca le dijo si quería ser su novia.

“Quédate conmigo mi princesa, juro nunca más volver a dejarte, no te vayas de mis brazos, te quiero demasiado. Quédate conmigo mi princesa… este corazón solo late para ti”.

DANIEL EL TRAVIESO

Daniel, quien se siente libre en el terreno de la obra y juega con los palos como si fueran una espada o se echa a correr de un lado para otro, platica que este lunes inició a trabajar con su primo y que no sabe cuánto ganará.

Se incorpora a trabajar a las ocho a 11 de la mañana y estará de lunes a viernes; porque él sigue en la escuela, le gusta porque además se prepara para seguir estudiando y un día llegar a ser soldado, porque le gustan las armas y quiere usarlas contra los malos.

“Entro a la escuela a la una y 45; estoy en cuarto grado y hago la tarea en la noche cuando llego a la casa porque no me canso”.

Desde hace un año se preparó con su papá para laborar en la obra, además de que prefiere que así sea, pues -asegura- en su casa no hay nada qué hacer y se aburre, mientras que en la obra hasta puede jugar y ganar dinero.

Daniel cobrará el viernes y dice que le dará parte de sus ganancias a su mamá para la comida y los pasajes, pero también quiere comprarse ropa y zapatos, porque le hacen falta y tiene el propósito de hacerse cargo de sus gastos.

Local

Recaudan recursos para peritajes del caso de Marlene

Ivonee Roa, representante de Litigio Estratégico e Investigación en Derechos Humanos, explicó que el primer peritaje será con un médico legal, quien abriría la posibilidad de que la muerte de la joven, haya sido provocada por un tercero.

Local

Realizan foro por igualdad de género

Temas como derechos sexuales, diversidad sexual y no discriminación son analizados

Local

Don Balbino, orgulloso de ser padre

A sus 94 años (2 de junio de 1925), Don Balbino Heraclio Cabrera Cabrera, platicó del Ezequiel Montes “de antes” de ese Corral Blanco que hoy en día pocos tienen la oportunidad de rememorar.

Policiaca

Patrulla municipal y auto protagonizan accidente

Tres personas resultaron lesionadas, Fueron trasladadas de urgencia por paramédicos de CRUM

Policiaca

Incendio de auto colapsa autopista México-Querétaro

Un corto circuito pudo ser la causa para que el carro Jetta comenzara a arder sin control, quedando reducido a cenizas.

Policiaca

Dos personas resultaron lesionadas luego de volcar

La policía del lugar ordenó el traslado del vehículo al corralón cómo garantía en el pago de los daños

Finanzas

Pemex necesita socios, no debe suspender licitaciones: CCE

Pemex mantiene una deuda superior a 104 mil millones de dólares.

New Articles

Cierran mesas electorales en Guatemala Guatemala con incidentes violentos

Han sido varios los municipios en los que han sucedido altercados

Mundo

Sangriento motín en penal de Paraguay deja cinco reclusos decapitados y tres calcinados

El hecho violento fue liderado por detenidos brasileños, integrantes de las organizaciones criminales Primer Comando da Capital (PCC) y del Clan Rotela