/ sábado 25 de julio de 2020

¿Qué hay detrás de la fundación de Querétaro?

El relato que incluye una batalla entre indígenas y españoles y una cruz luminosa en el cielo, podría tener una parte de verdad, afirman expertos

En medio de una cruenta batalla entre indígenas y españoles, la luna eclipsó al sol en el Cerro de Sangremal, apareciendo sobre la faz la figura del apóstol Santiago blandiendo su espada sobre su caballo. Sorprendidos por esta escena, los originarios observaron una gran cruz luminosa junto a la figura, y levantando las manos al cielo, dijeron: Él es Dios.

Esta historia forma parte del mito fundacional de la ciudad Santiago de Querétaro. De acuerdo con el relato, cuando las tropas españolas llegaron al territorio al mando de Hernán Pérez de Bocanegra, y en alianza con el indígena otomí, Conín, la demarcación era habitada por purépechas, otomíes y chichimecas. Solo estos últimos opusieron resistencia a la dominación de la corona, por lo que el 25 de julio de 1531 ocurriría un enfrentamiento entre ambos ejércitos, en la zona donde hoy se encuentra el Templo de la Cruz. Tras la aparición, los chichimecas aceptaron la derrota, dando lugar así a la fundación de la ciudad.

Tras escuchar este relato, los más suspicaces se cuestionan: ¿qué hay detrás del mito sobre Santiago? ¿Por qué existe tanta ambigüedad sobre la fundación de la ciudad?

De acuerdo con el investigador, Edgardo Moreno, todo mito esconde una realidad. Busca justificar hechos o explicarlos, y en el caso concreto del relato fundacional de Querétaro, sostiene que fue una historia creada por la orden Franciscana en el siglo XVIII, con el objetivo de mantener su poder político sobre la región.

Siguiendo esta versión, el cronista del Estado de Querétaro, Andrés Garrido del Toral, cuenta que el relato sirvió a los franciscanos para defender la iglesia y el convento de la Santa Cruz de la Corona Española, pues las autoridades solicitaban su destrucción, argumentando la falta de un permiso que acreditara su existencia.

“Para justificarse [ante la Corona] enumeraron todos los milagros de la Santa Cruz, incluyendo el acto fundacional, y esto lo retomaron posteriormente los cronistas, entre ellos Concepción Beaumont, Santa Gertrudis e Isidro Félix de Espinoza, quien con base en un acta falsificada por los descendientes de Nicolás de San Luis Montañez, es el primero que se atreve a hablar de un 25 de julio de 1531. Fue el cronista mayor franciscano de toda la Nueva España (…) A él le debemos esa fecha”, afirma Garrido del Toral.

La ambigüedad sobre la fundación de Santiago de Querétaro se debe también a la falta de una cédula oficial que lo compruebe como en otras ciudades, señala Moreno, mientras que el cronista asevera que más que hablar de un solo acontecimiento, algunas investigaciones apuntan que lo que se vivió fue un proceso fundacional.

El proceso tiene lugar entre 1531 y 1538, precisa Garrido del Toral, y lo explica a través de una serie de hechos ocurridos a raíz del interés económico y geopolítico sobre la región. Entre estos eventos menciona los constantes intentos de Nuño de Guzmán por apropiarse de lo que hoy abarca la zona de Querétaro. Posteriormente, en 1533, un ejército del conquistador español –conocido por sus excesos y crueldad con los indígenas–, bajo el mando de Juan de Oñate se enfrentan por primera vez con los pueblos asentados en la demarcación.

“Hay un combate, no tan grande como en la leyenda… sino una escaramuza donde hay cuatro españoles heridos que son curados en Acámbaro. Finalmente tenemos la entrada definitiva de los hombres de Acámbaro que dependían de Nuño de Guzmán, al mando de Hernán Pérez de Bocanegra. Entran en conciliación con Conín, Fernando de Tapia, y hacen la pacificación de Querétaro. Pensar que había 25 mil hombres contra otros 25 mil luchando en el Sangremal es fruto de los descendientes de Nicolás de Luis Montañez para obtener en el siglo XVIII más tierras y más indios a su favor de parte de la Corona”, expone.

No obstante, pese a la imprecisión de la fecha y la ficción de la historia, tanto Moreno como el cronista, coinciden en que el relato fundacional propicia la existencia de lazos de pertenencia e identidad entre la población.

“La leyenda yo la amo. Se la cuento a mis nietas en mis enjutas piernas, siembre advirtiéndoles que esa leyenda fabricada con el escrito medieval de la época pertenece a una España que salía del medievo y no del recentismo. Entonces la mal llamada conquista de Querétaro no existió, porque no hubo sangre, es falsificación (…) ¿Para qué sirve? Sirve para darnos identidad, para darnos querencia, para darnos entraña, para darnos raíces, para formar queretaneidad (…) Es una danza de alegría de que Querétaro nació sin sangre. En la leyenda se habla de que la batalla era sin armas y que no se derramó sangre. Cuando estaban a punto de estallar en violencia con armas, se apareció Santiago en el cielo. El mensaje es muy bonito y yo lo repito anexando que es leyenda: Querétaro nació sin sangre y debe de continuar sin sangre”, asiente Garrido del Toral.

En tanto Moreno, advierte el peligro de una sola historia. Recomienda siempre peinar la historia a contrapelo, buscando otras versionas sobre los hechos.

“Siempre debemos hacer una revisión de este pasado (…) quitarnos la memoria colonialista, una acción muy en boga ahora con esto de tumbar estatuas de colonizadores, de todo lo que tiene ver con guerra, conquista. Hay visiones alternas de la historia, eso también hay que dejarlo asentado. No hay una sola historia. Hay que buscar otras historias y conocer el contexto donde se generan estos mitos fundacionales o estos fantasmas que nos acompañan a través del tiempo”.

En medio de una cruenta batalla entre indígenas y españoles, la luna eclipsó al sol en el Cerro de Sangremal, apareciendo sobre la faz la figura del apóstol Santiago blandiendo su espada sobre su caballo. Sorprendidos por esta escena, los originarios observaron una gran cruz luminosa junto a la figura, y levantando las manos al cielo, dijeron: Él es Dios.

Esta historia forma parte del mito fundacional de la ciudad Santiago de Querétaro. De acuerdo con el relato, cuando las tropas españolas llegaron al territorio al mando de Hernán Pérez de Bocanegra, y en alianza con el indígena otomí, Conín, la demarcación era habitada por purépechas, otomíes y chichimecas. Solo estos últimos opusieron resistencia a la dominación de la corona, por lo que el 25 de julio de 1531 ocurriría un enfrentamiento entre ambos ejércitos, en la zona donde hoy se encuentra el Templo de la Cruz. Tras la aparición, los chichimecas aceptaron la derrota, dando lugar así a la fundación de la ciudad.

Tras escuchar este relato, los más suspicaces se cuestionan: ¿qué hay detrás del mito sobre Santiago? ¿Por qué existe tanta ambigüedad sobre la fundación de la ciudad?

De acuerdo con el investigador, Edgardo Moreno, todo mito esconde una realidad. Busca justificar hechos o explicarlos, y en el caso concreto del relato fundacional de Querétaro, sostiene que fue una historia creada por la orden Franciscana en el siglo XVIII, con el objetivo de mantener su poder político sobre la región.

Siguiendo esta versión, el cronista del Estado de Querétaro, Andrés Garrido del Toral, cuenta que el relato sirvió a los franciscanos para defender la iglesia y el convento de la Santa Cruz de la Corona Española, pues las autoridades solicitaban su destrucción, argumentando la falta de un permiso que acreditara su existencia.

“Para justificarse [ante la Corona] enumeraron todos los milagros de la Santa Cruz, incluyendo el acto fundacional, y esto lo retomaron posteriormente los cronistas, entre ellos Concepción Beaumont, Santa Gertrudis e Isidro Félix de Espinoza, quien con base en un acta falsificada por los descendientes de Nicolás de San Luis Montañez, es el primero que se atreve a hablar de un 25 de julio de 1531. Fue el cronista mayor franciscano de toda la Nueva España (…) A él le debemos esa fecha”, afirma Garrido del Toral.

La ambigüedad sobre la fundación de Santiago de Querétaro se debe también a la falta de una cédula oficial que lo compruebe como en otras ciudades, señala Moreno, mientras que el cronista asevera que más que hablar de un solo acontecimiento, algunas investigaciones apuntan que lo que se vivió fue un proceso fundacional.

El proceso tiene lugar entre 1531 y 1538, precisa Garrido del Toral, y lo explica a través de una serie de hechos ocurridos a raíz del interés económico y geopolítico sobre la región. Entre estos eventos menciona los constantes intentos de Nuño de Guzmán por apropiarse de lo que hoy abarca la zona de Querétaro. Posteriormente, en 1533, un ejército del conquistador español –conocido por sus excesos y crueldad con los indígenas–, bajo el mando de Juan de Oñate se enfrentan por primera vez con los pueblos asentados en la demarcación.

“Hay un combate, no tan grande como en la leyenda… sino una escaramuza donde hay cuatro españoles heridos que son curados en Acámbaro. Finalmente tenemos la entrada definitiva de los hombres de Acámbaro que dependían de Nuño de Guzmán, al mando de Hernán Pérez de Bocanegra. Entran en conciliación con Conín, Fernando de Tapia, y hacen la pacificación de Querétaro. Pensar que había 25 mil hombres contra otros 25 mil luchando en el Sangremal es fruto de los descendientes de Nicolás de Luis Montañez para obtener en el siglo XVIII más tierras y más indios a su favor de parte de la Corona”, expone.

No obstante, pese a la imprecisión de la fecha y la ficción de la historia, tanto Moreno como el cronista, coinciden en que el relato fundacional propicia la existencia de lazos de pertenencia e identidad entre la población.

“La leyenda yo la amo. Se la cuento a mis nietas en mis enjutas piernas, siembre advirtiéndoles que esa leyenda fabricada con el escrito medieval de la época pertenece a una España que salía del medievo y no del recentismo. Entonces la mal llamada conquista de Querétaro no existió, porque no hubo sangre, es falsificación (…) ¿Para qué sirve? Sirve para darnos identidad, para darnos querencia, para darnos entraña, para darnos raíces, para formar queretaneidad (…) Es una danza de alegría de que Querétaro nació sin sangre. En la leyenda se habla de que la batalla era sin armas y que no se derramó sangre. Cuando estaban a punto de estallar en violencia con armas, se apareció Santiago en el cielo. El mensaje es muy bonito y yo lo repito anexando que es leyenda: Querétaro nació sin sangre y debe de continuar sin sangre”, asiente Garrido del Toral.

En tanto Moreno, advierte el peligro de una sola historia. Recomienda siempre peinar la historia a contrapelo, buscando otras versionas sobre los hechos.

“Siempre debemos hacer una revisión de este pasado (…) quitarnos la memoria colonialista, una acción muy en boga ahora con esto de tumbar estatuas de colonizadores, de todo lo que tiene ver con guerra, conquista. Hay visiones alternas de la historia, eso también hay que dejarlo asentado. No hay una sola historia. Hay que buscar otras historias y conocer el contexto donde se generan estos mitos fundacionales o estos fantasmas que nos acompañan a través del tiempo”.

Local

Buscan comerciantes incentivos fiscales

Ante los estragos que ha generado la crisis sanitaria, preparan un paquete de propuestas que apoyen el proceso de reactivación particularmente de las pequeñas y micro empresas

Local

Dorantes defiende a Anaya de persecución de la UIF

Subrayó que, no deben existir juicios mediáticos y estos deben llevarse a cabo en tribunales

Local

DIF de El Marqués ha aplicado 33 programas

Para sectores vulnerables durante el segundo año de la administración, informó Claudia Martínez, directora de la dependencia

Salud

Adicciones durante el confinamiento

Entrevistamos a una especialista sobre cómo disminuirlas y cómo prevenir recaer durante la estancia en casa

Local

Denuncian a funcionarios del ISSSTE por la desaparición de expedientes

Los inconformes señalan que los involucrados usan la información para sacar beneficio de sus cargos a través de demandas y lucrar con la salud de los pacientes afectados o sus familiares

Local

Luis Nava encabeza jornada de reforestación

Luis Nava, junto con su esposa Arahí Domínguez, encabezó una jornada de reforestación del programa Respira Querétaro

Turismo

¡Bienvenido a Costa Rica! Pese a Covid, aprueban entrada de turistas mexicanos

Si quieres viajar a este país, ya podrás hacerlo a partir del 1 de octubre

Virales

"Ubícate niño", le grita una maestra a su alumno; Universidad de Durango la suspende

La maestra fue exhibida a través de la famosa red social TikTok con videos que muestran el maltrato en clase