/ sábado 14 de mayo de 2022

Se cumplen 12 años del secuestro del Jefe Diego

Fue el viernes 14 de mayo de 2010, cuando se le vio por última vez al abordar su camioneta con destino a su rancho en Pedro Escobedo

El secuestro de Diego Fernández de Cevallos ocurrido el 14 de mayo de 2010, fue un hecho que sacudió a toda la élite política en México, de tal magnitud que, el entonces presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), estuvo a punto de cancelar una gira de trabajo que tenía preparada en el extranjero, la liberación de “El Jefe Diego” fue en diciembre del mismo año.

Diego Fernández de Cevallos, había partido de la ciudad de Querétaro a bordo de su camioneta, con destino a su rancho La Cabaña en el municipio de Pedro Escobedo, eran aproximadamente las 11 de la noche del viernes 14 de mayo de 2010, cuando arribó a dicho lugar.

En algún momento, un grupo de sujetos lo bajaron y se lo llevaron con rumbo desconocido, siendo hasta las siete de la mañana del sábado 15 que personal del rancho se percató de lo que había ocurrido y dieron parte a la familia que de inmediato se contactó con las autoridades.

El presidente, ordenó a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) una búsqueda meticulosa del prominente panista, siendo el velador del rancho uno de los principales sospechosos por la desaparición del ex legislador, además de que en la camioneta se encontraron visibles marcas de violencia y manchas de sangre.

El mandatario aseguró desde su gira en España, que había hablado con la familia la cual se encontraba en un estado anímico bien, esta acción la hizo con el fin de que el político supiera que todos en su casa estaban firmes ante la situación.

A cuatro días de su desaparición, la familia del excandidato presidencial panista, pidió a los captores que entablarán con ellos comunicación para negociar su liberación sin embargo, el tiempo transcurrió y no se había tenido ningún tipo de contacto.

Fue el 21 de mayo, a siete días del secuestro, cuando el hijo de Diego pidió a las autoridades mantenerse al margen de la investigación para favorecer la negociación de la libertad, por lo que días más tarde la PGR, anunció que suspendería toda indagatoria para respetar el deseo de la familia.

Durante el mes de julio de ese año, trascendió una fotografía de “El Jefe Diego” donde sostenía una revista, además de una carta escrita por propio puño y letra del político, todas estas pruebas fueron suficientes para que la familia asegurara que se encontraba con bien.

Foto: Cuartoscuro

A 100 días de su desaparición, en agosto, lejos de la mira de las autoridades surgió un fuerte rumor sobre la libertad del político panista, sin embargo, eso no sucedió, para entonces la cúpula panista exigía la aparición del político.

Por varios puntos de la capital queretana se podían observar algunos espectaculares, que decían: “Diego estamos contigo, por un Querétaro seguro y en Paz, PAN” y la imagen de Diego Fernández de Cevallos en una curul.

Para septiembre, nuevamente se volvió a difundir una fotografía donde se observa al hombre semidesnudo, con los ojos vendados y sosteniendo una revista donde se le observa junto al ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari (1988 – 1994), además de una carta que habló sobre el político, lo cual fortaleció la tesis de que el asunto tenía un tinte político.

Para el mes de diciembre, un boletín difundido en prensa denominado "Epilogo de una desaparición", afirmó que “El Jefe Diego” sería liberado y que su captura fue un “secuestro político”, dicha liberación fue confirmada el 20 del mismo mes, reportando su estado de salud bueno luego de que el rescate que pidieron sus plagiarios fue cubierto en su totalidad.

Finalmente, el exitoso abogado tras su liberación y sus primeras apariciones públicas, su declaración giraba en torno a que había perdonado a sus secuestradores.

Fue en el 2014, que Daniel Fernández Domínguez de mote “El Pelacas” fue detenido en medio de un impresionante dispositivo de la PGR en una lujosa mansión en la ciudad de Puebla, desde su captura, fue señalado como el secuestrador del político panista por otro delincuente, Óscar Osvaldo García, alias “El Compayito”, quien era líder del crimen organizado.

“El Pelacas” fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

Foto: Cuartoscuro

El secuestro de Diego Fernández de Cevallos ocurrido el 14 de mayo de 2010, fue un hecho que sacudió a toda la élite política en México, de tal magnitud que, el entonces presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), estuvo a punto de cancelar una gira de trabajo que tenía preparada en el extranjero, la liberación de “El Jefe Diego” fue en diciembre del mismo año.

Diego Fernández de Cevallos, había partido de la ciudad de Querétaro a bordo de su camioneta, con destino a su rancho La Cabaña en el municipio de Pedro Escobedo, eran aproximadamente las 11 de la noche del viernes 14 de mayo de 2010, cuando arribó a dicho lugar.

En algún momento, un grupo de sujetos lo bajaron y se lo llevaron con rumbo desconocido, siendo hasta las siete de la mañana del sábado 15 que personal del rancho se percató de lo que había ocurrido y dieron parte a la familia que de inmediato se contactó con las autoridades.

El presidente, ordenó a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) una búsqueda meticulosa del prominente panista, siendo el velador del rancho uno de los principales sospechosos por la desaparición del ex legislador, además de que en la camioneta se encontraron visibles marcas de violencia y manchas de sangre.

El mandatario aseguró desde su gira en España, que había hablado con la familia la cual se encontraba en un estado anímico bien, esta acción la hizo con el fin de que el político supiera que todos en su casa estaban firmes ante la situación.

A cuatro días de su desaparición, la familia del excandidato presidencial panista, pidió a los captores que entablarán con ellos comunicación para negociar su liberación sin embargo, el tiempo transcurrió y no se había tenido ningún tipo de contacto.

Fue el 21 de mayo, a siete días del secuestro, cuando el hijo de Diego pidió a las autoridades mantenerse al margen de la investigación para favorecer la negociación de la libertad, por lo que días más tarde la PGR, anunció que suspendería toda indagatoria para respetar el deseo de la familia.

Durante el mes de julio de ese año, trascendió una fotografía de “El Jefe Diego” donde sostenía una revista, además de una carta escrita por propio puño y letra del político, todas estas pruebas fueron suficientes para que la familia asegurara que se encontraba con bien.

Foto: Cuartoscuro

A 100 días de su desaparición, en agosto, lejos de la mira de las autoridades surgió un fuerte rumor sobre la libertad del político panista, sin embargo, eso no sucedió, para entonces la cúpula panista exigía la aparición del político.

Por varios puntos de la capital queretana se podían observar algunos espectaculares, que decían: “Diego estamos contigo, por un Querétaro seguro y en Paz, PAN” y la imagen de Diego Fernández de Cevallos en una curul.

Para septiembre, nuevamente se volvió a difundir una fotografía donde se observa al hombre semidesnudo, con los ojos vendados y sosteniendo una revista donde se le observa junto al ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari (1988 – 1994), además de una carta que habló sobre el político, lo cual fortaleció la tesis de que el asunto tenía un tinte político.

Para el mes de diciembre, un boletín difundido en prensa denominado "Epilogo de una desaparición", afirmó que “El Jefe Diego” sería liberado y que su captura fue un “secuestro político”, dicha liberación fue confirmada el 20 del mismo mes, reportando su estado de salud bueno luego de que el rescate que pidieron sus plagiarios fue cubierto en su totalidad.

Finalmente, el exitoso abogado tras su liberación y sus primeras apariciones públicas, su declaración giraba en torno a que había perdonado a sus secuestradores.

Fue en el 2014, que Daniel Fernández Domínguez de mote “El Pelacas” fue detenido en medio de un impresionante dispositivo de la PGR en una lujosa mansión en la ciudad de Puebla, desde su captura, fue señalado como el secuestrador del político panista por otro delincuente, Óscar Osvaldo García, alias “El Compayito”, quien era líder del crimen organizado.

“El Pelacas” fue recluido en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, en el Estado de México.

Foto: Cuartoscuro

Local

Inician obras de remodelación en Avenida 5 de Febrero

Fue a partir de las cinco de la mañana que comenzaron las obras, en los carriles laterales, a la altura de Avenida Epigmenio González y Avenida San Diego

Local

Querétaro, tercera entidad con más población LGBT+

El INEGI señaló que hay 153 mil 753 personas LGBT+ en el estado, lo que representa el 82 por ciento

Local

Ciclovía en 5 de Febrero reduciría traslados hasta un 50%

La Unión de Asociaciones y Ciclistas de Querétaro realizó un recorrido "in situ" para dar a conocer las necesidades de seguridad, riesgos y potencialidades identificadas en la zona

Sociedad

Asesinan a balazos a comandante de la Policía Municipal en Irapuato

El elemento de Policía Municipal se dirigía a trabajar a la caseta de Villas de Irapuato cuando fue agredido

Sociedad

Tras sepultar a sus hermanos, jesuitas emitirán nuevo pronunciamiento

En Cerocahui iniciamos nuestro camino por la paz: jesuitas piden atender causas estructurales en la sierra

Sociedad

Militares entierran vivo a compañero y muere; CNDH emite recomendación a Sedena

Solicitó a la Sedena que se inscriba a la familia del militar fallecido al Registro Nacional de Víctimas y que proceda a la inmediata reparación integral del daño

Sociedad

Bloqueos simultáneos de transportistas paralizan Acapulco [Videos]

Protesta por la presunta irrupción del personal de la Marina en el municipio de Marquelia, donde se reportó un enfrentamiento

Sociedad

Presas en Coahuila se están quedando sin agua

Las presas de La Laguna no tienen lluvia desde hace dos años de la parte denominada cuenca alta