/ domingo 31 de marzo de 2024

Sequía mataría a 30 mil árboles frutales en Tolimán y Colón

Están bien los ejemplares de un área de 500 hectáreas que eran alimentadas por las presas, afirma investigador

Más de 45 mil personas se verán afectadas con la posible muerte de 30 mil árboles frutales que están dañados por la severa sequía en la región de Tolimán y Colón, informó Raúl Francisco Pineda López, investigador y ex docente de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Ahora estoy trabajando en un proyecto de investigación en la zona que va entre El Poleo, Colon y Tolimán. En esa zona de riesgo que estaba alimentada precisamente por las presas de repente éstas no cargaron agua el año pasado. Entonces, hay 30 mil árboles en peligro de morir, de secarse”, expuso.

Con relación al espacio que ocupan añadió que están dentro de un área de 500 hectáreas que corren a los largo del Río Tolimán, entre El Poleo que es en Colón, y luego pasa por algunas localidades como Gudiño, Nogales, Panales, San Miguel Tolimán, Barrio de García, Tierra Volteada y Diezmeros y San Pablo Tolimán.

Agregó que algunas personas de los poblados antes mencionados, pueden tener otros trabajos, pero muchos se han dedicado a la fruticultura. Precisó que son 695 asociados al grupo de riesgo, por lo que son 3 mil 500 habitantes aproximadamente los que producen, pero en general los pobladores de la zona son 45 mil los que consumen.

El investigador mencionó que actualmente el apoyo es nulo por parte de los gobiernos federal y estatal, ya que los municipios son los que se han preocupados por resolver esta situación. La mayor parte son aguacates y guayabos, y le siguen en menor medida limas, limón, níspero, naranja e higo.

“Esos 3 mil árboles son la fuente de fruta con vitaminas y minerales de esa zona. Si no hubiera eso los habitantes estarían dependientes de la Central de Abastos de Querétaro o de otras partes”, informó.

Al respecto, dijo que es lo que sostiene la producción de fruta necesaria para la región, y que no tengan que venir a comprarla a Querétaro o a otro lugar, por lo que, afirmó, se hace un esfuerzo para trabajar sobre ciertos mecanismos y poder hacer que sobrevivan.

“Necesitamos mejorar muchas cosas con el sistema de riego que tienen, el cual es primitivo”, expresó el investigador, quien añadió que el trabajo se realiza únicamente con los municipios de Tolimán y Colón. El Gobierno del estado ahora está atado de manos, por la veda electoral, y aunque puedan hacerlo sin promoverlo nadie se mueve”, indicó Raúl Francisco Pineda.

Agregó que ante todo se tienen planes de trabajar de manera conjunta con dependencias estatales y federales para mejorar el sistema de riego, con la intención de que los árboles sobrevivan.

Sobre el tema de los árboles frutales que están en peligro de morir, comentó que la mayoría son guayabos y aguacates. Dijo que estos últimos son criollos; es decir, originarios de esta región, sin ninguna alteración genética.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Esa zona de Tolimán está considerada como un centro de origen del aguacate criollo, el cual se puede comer con cáscara y tiene un hueso más grande y con un mejor sabor”, mencionó.

Aclaró que tanto la guayaba como el aguacate, además de las limas, limón, níspero, naranja e higo, alimentan el mercado local y regional del semidesierto.

Más de 45 mil personas se verán afectadas con la posible muerte de 30 mil árboles frutales que están dañados por la severa sequía en la región de Tolimán y Colón, informó Raúl Francisco Pineda López, investigador y ex docente de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Ahora estoy trabajando en un proyecto de investigación en la zona que va entre El Poleo, Colon y Tolimán. En esa zona de riesgo que estaba alimentada precisamente por las presas de repente éstas no cargaron agua el año pasado. Entonces, hay 30 mil árboles en peligro de morir, de secarse”, expuso.

Con relación al espacio que ocupan añadió que están dentro de un área de 500 hectáreas que corren a los largo del Río Tolimán, entre El Poleo que es en Colón, y luego pasa por algunas localidades como Gudiño, Nogales, Panales, San Miguel Tolimán, Barrio de García, Tierra Volteada y Diezmeros y San Pablo Tolimán.

Agregó que algunas personas de los poblados antes mencionados, pueden tener otros trabajos, pero muchos se han dedicado a la fruticultura. Precisó que son 695 asociados al grupo de riesgo, por lo que son 3 mil 500 habitantes aproximadamente los que producen, pero en general los pobladores de la zona son 45 mil los que consumen.

El investigador mencionó que actualmente el apoyo es nulo por parte de los gobiernos federal y estatal, ya que los municipios son los que se han preocupados por resolver esta situación. La mayor parte son aguacates y guayabos, y le siguen en menor medida limas, limón, níspero, naranja e higo.

“Esos 3 mil árboles son la fuente de fruta con vitaminas y minerales de esa zona. Si no hubiera eso los habitantes estarían dependientes de la Central de Abastos de Querétaro o de otras partes”, informó.

Al respecto, dijo que es lo que sostiene la producción de fruta necesaria para la región, y que no tengan que venir a comprarla a Querétaro o a otro lugar, por lo que, afirmó, se hace un esfuerzo para trabajar sobre ciertos mecanismos y poder hacer que sobrevivan.

“Necesitamos mejorar muchas cosas con el sistema de riego que tienen, el cual es primitivo”, expresó el investigador, quien añadió que el trabajo se realiza únicamente con los municipios de Tolimán y Colón. El Gobierno del estado ahora está atado de manos, por la veda electoral, y aunque puedan hacerlo sin promoverlo nadie se mueve”, indicó Raúl Francisco Pineda.

Agregó que ante todo se tienen planes de trabajar de manera conjunta con dependencias estatales y federales para mejorar el sistema de riego, con la intención de que los árboles sobrevivan.

Sobre el tema de los árboles frutales que están en peligro de morir, comentó que la mayoría son guayabos y aguacates. Dijo que estos últimos son criollos; es decir, originarios de esta región, sin ninguna alteración genética.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Esa zona de Tolimán está considerada como un centro de origen del aguacate criollo, el cual se puede comer con cáscara y tiene un hueso más grande y con un mejor sabor”, mencionó.

Aclaró que tanto la guayaba como el aguacate, además de las limas, limón, níspero, naranja e higo, alimentan el mercado local y regional del semidesierto.

Local

Arredondo dice que sí podría dejar la dirigencia del PRI

Tras señalamientos de priistas de que debe dejar la dirigencia del tricolor una vez que rinda protesta como diputada federal

Local

Celebran aniversario 96 de creación de Policía Federal de Caminos

Oficiales en retiro constituyen una asociación para mantener "viva" la institución

Local

Autoridades del CBTIS 118 se pronuncian ante el presunto fraude 

Eduardo Ortega, director del plantel escribió un post desde su página oficial en Facebook para fijar la postura del centro educativo 

Local

Promueven una tenencia responsable de mascotas, en El Marqués

Propietarios tuvieron la oportunidad de resolver dudas y recibir orientación sobre el manejo adecuado de sus animales

Cine

¡No te quedes fuera del concurso de pitching de DOQUMENTA!

La convocatoria del concurso está dirigido a creadores de cine originarios o residentes de Querétaro y estará abierta hasta el 15 de julio

Policiaca

Conductor lesionado tras choque en la 500

Un camión de transporte de personal se vio involucrado en el percance y también presentó daños