imagotipo

Sin autorización ciclovía en Ezequiel Montes: INAH

  • Verónica Ruiz
  • en Local

El delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Querétaro, Manuel Naredo Naredo, confirmó que por lo pronto no hay una autorización para la construcción de una ciclovía en la avenida Ezequiel Montes.

En entrevista, el funcionario también puntualizó que la ampliación de banquetas solicitada por el municipio capitalino, sólo se realizará en aquellas zonas que son factibles, pero no en toda la avenida.

Indicó que el proyecto original que presentó el municipio de Querétaro para la calle Ezequiel Montes sufrió algunas modificaciones, y así lo informó a los vecinos y comerciantes que se han manifestado en contra de la obra.

Indicó que por las características de la avenida, que es irregular porque cuenta con lugares anchos y estrechos,  el arroyo vehicular quedará de tres carriles en algunas zonas y en otros dos carriles.

“Sí hay ampliación de banquetas, no en toda la avenida, sino en algunos puntos donde está ampliación puede ser factible después de dejar los tres carriles de circulación y espacio de estacionamiento, entonces en esos lugares hay ampliación de banquetas”, dijo.

Respecto a la ciclovía, informó que acordaron con el municipio de Querétaro “Que en principio no se instalaría como tal”, por lo que no se colocará infraestructura como son las bialetas o separadores, ni señalamientos específicos para delimitarla.

Sin embargo -dijo- que se planteó la posibilidad de que tras un proceso de educación vial para fomentar el uso de la bicicleta, se pudiese implementar la ciclovía en un futuro, aunque no se estableció un periodo.

Lo que sí se autorizó, señaló el funcionario, es que el pavimento del extremo derecho del arroyo vehicular donde estaría una ciclovía en el futuro, pudiese ser pulido para el uso adecuado de las bicicletas.

“En la autorización correspondiente hay ese tratamiento en el piso, pero no hay una delimitación como una ciclovía como tal, en el entendido de que habrá un proceso educativo y de cultura vial, que permita en el futuro implementarlo; ese fue el acuerdo al que se llegó con el Municipio en el caso específico de la ciclovía”, apuntó.

Manuel Naredo explicó que el proyecto autorizado consiste en tres partes: la modernización o cambio de infraestructura de agua potable y de drenaje sanitario, además de la modificación del pavimento.

Agregó que el INAH está supervisando los trabajos que se llevan a cabo en la avenida Ezequiel Montes, donde se está levantando el pavimento existente, “Todavía no hay algún trabajo adicional a eso, por eso es que hasta el momento no tenemos nosotros algún comentario o señalamiento”.

Agregó que incluso el INAH tiene designado un arqueólogo en la obra, en caso de que durante los trabajos pudiera surgir algún material histórico que tuviesen que registrar, como pudiera ser algún basamento, vasija o infraestructura subterránea histórica.

COINCIDE RUEDA

El comerciante del Centro Histórico, Arturo Rueda Zamora, coincidió que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que no autorizó la construcción de una ciclo vía en el proyecto de la avenida Ezequiel Montes.

Señaló que el INAH autorizó una zona de rodamiento -y no una ciclovía- con el fin de que los vecinos y comerciantes no tengan dificultad para cargar y descargar mercancía, o ingresar a sus cocheras.

Adelantó que en próximos días habrá un manifiesto del director del INAH a nivel nacional, Diego Prieto, debido a que “El permiso que otorgaron no precisamente permite que se amplíe la banqueta como se pretende, y la ciclovía la estaban dejando como una situación futura”.

Respecto a la ampliación de banquetas que contempla realizar el municipio capitalino, consideró que es una incongruencia pues apenas hace tres meses se pretendía colocar parquímetros.

Rueda Zamora, puntualizó que no están en contra de los ciclistas ni de las personas con capacidades diferentes, únicamente lo que buscan -dijo- es que se armonice para todos la calle de Ezequiel Montes y el Centro Histórico.