/ domingo 21 de febrero de 2021

Padre del activista Samir quería ahorrarse otra tragedia

Reconoce que no estuvo de acuerdo en que su hijo se uniera al movimiento contra la termoeléctrica

CUAUTLA. Ayer se cumplieron dos años de la muerte del activista Samir Flores Soberanes, principal opositor a la termoeléctrica de Huexca, y su asesinato sigue impune.

Su padre, Cirino Nabor Flores, relata cómo fue vivir aquel momento. Cuenta que cuando Samir Flores eligió alzar la voz contra el Proyecto Integral Morelos (PIM) y la termoeléctrica de Huexca, no estuvo del todo de acuerdo.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Cirino, un hombre de campo de 69 años, quería ahorrarse otra tragedia familiar: en 1976, su sobrino Vinh Flores Laureano, quien participó en la fundación de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, perdió la vida en lo que las autoridades difundieron como un accidente de tránsito, aunque los habitantes sostienen que se trató de un crimen de Estado.

“No estaba yo de acuerdo por esto: porque a nosotros ya nos pasó con Vinh Flores, mi primo hermano”, reconoce Nabor, a unos metros del sitio donde hace dos años su hijo perdió la vida.

Samir Flores no fundó una escuela, pero promovió la creación de la radio comunitaria de Amilcingo que sirvió como un medio de difusión de la lucha emprendida por las comunidades y ejidos de la región Oriente contra el PIM y la termoeléctrica de Huexca, particularmente contra el tramo del gasoducto que atravesaría parte del pueblo.

Aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha dado a conocer los resultados de la investigación abierta tras su homicidio, los pobladores y colectivos contra el PIM afirman que también se trató de un crimen de Estado.

Cirino recuerda muy bien las últimas horas con vida de su hijo. En la madrugada del 20 de febrero de 2019, él acompañó a sus dos hijos al centro de Cuautla: Samir, el niño inteligente al que le tocó criar, encaminó a su hermano a la terminal de autobuses, desde donde partió a trabajar. Ambos regresaron a casa.

Samir se fue a dormir. Él, en cambio, pasó la noche despierto viendo televisión, buscando noticias. Al día siguiente, el nombre de su hijo resonaría en los noticieros de todo el país.

Iban a dar las seis cuando alguien llamó a Samir desde la entrada de la casa, desde la calle que hoy lleva el nombre de su sobrino. Primero salió su esposa, Epifania, pero no iban por ella.

Lo último que escuchó de su hijo fueron sus pasos al salir. Después los disparos. Para Cirino el mundo se desenredó en un sinsentido. Como pudo agarró su chamarra y, al salir, encontró tirado y boca arriba el cuerpo de su hijo.

CUAUTLA. Ayer se cumplieron dos años de la muerte del activista Samir Flores Soberanes, principal opositor a la termoeléctrica de Huexca, y su asesinato sigue impune.

Su padre, Cirino Nabor Flores, relata cómo fue vivir aquel momento. Cuenta que cuando Samir Flores eligió alzar la voz contra el Proyecto Integral Morelos (PIM) y la termoeléctrica de Huexca, no estuvo del todo de acuerdo.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Cirino, un hombre de campo de 69 años, quería ahorrarse otra tragedia familiar: en 1976, su sobrino Vinh Flores Laureano, quien participó en la fundación de la Escuela Normal Rural de Amilcingo, perdió la vida en lo que las autoridades difundieron como un accidente de tránsito, aunque los habitantes sostienen que se trató de un crimen de Estado.

“No estaba yo de acuerdo por esto: porque a nosotros ya nos pasó con Vinh Flores, mi primo hermano”, reconoce Nabor, a unos metros del sitio donde hace dos años su hijo perdió la vida.

Samir Flores no fundó una escuela, pero promovió la creación de la radio comunitaria de Amilcingo que sirvió como un medio de difusión de la lucha emprendida por las comunidades y ejidos de la región Oriente contra el PIM y la termoeléctrica de Huexca, particularmente contra el tramo del gasoducto que atravesaría parte del pueblo.

Aunque la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha dado a conocer los resultados de la investigación abierta tras su homicidio, los pobladores y colectivos contra el PIM afirman que también se trató de un crimen de Estado.

Cirino recuerda muy bien las últimas horas con vida de su hijo. En la madrugada del 20 de febrero de 2019, él acompañó a sus dos hijos al centro de Cuautla: Samir, el niño inteligente al que le tocó criar, encaminó a su hermano a la terminal de autobuses, desde donde partió a trabajar. Ambos regresaron a casa.

Samir se fue a dormir. Él, en cambio, pasó la noche despierto viendo televisión, buscando noticias. Al día siguiente, el nombre de su hijo resonaría en los noticieros de todo el país.

Iban a dar las seis cuando alguien llamó a Samir desde la entrada de la casa, desde la calle que hoy lleva el nombre de su sobrino. Primero salió su esposa, Epifania, pero no iban por ella.

Lo último que escuchó de su hijo fueron sus pasos al salir. Después los disparos. Para Cirino el mundo se desenredó en un sinsentido. Como pudo agarró su chamarra y, al salir, encontró tirado y boca arriba el cuerpo de su hijo.

Local

Río Querétaro: afluente de basura, inseguridad y hasta drogas

Comerciantes y vecinos se quejan de proliferación de indigentes en Avenida Universidad, entre Juárez y Corregidora

Local

Al 100% servicio de agua, aseguran

Después de 35 días de irregularidad en el servicio, está listo el Acueducto II

Local

Alistan más espacios para centros nocturnos en la capital queretana

Estas inversiones se estarán ubicando en las zonas de Jurica y Juriquilla además de Bernardo Quintana

Local

Ofrece PC medidas preventivas contra lluvias

Esta primer plática se realizó en las canchas de usos múltiples de la calle San José e Independencia, de Santa María Magdalena

Local

Emprende cursos a mujeres el IMM de El Marqués

Estos talleres se puedan replicar en más comunidades para fortalecer la actividad productiva de este sector de la población

Local

Diariografía | Fernando madura y no se siente “Dios”

Con más de una década en radio y televisión acepta se enfermó de poder y ahora es más terrenal

Local

Continúan incomunicados 2 pueblos serranos

Aseguran que hay cuatro brigadas para apoyar en los trabajos que permitan abrir más caminos ante los deslaves que se presentaron

Local

Río Querétaro: afluente de basura, inseguridad y hasta drogas

Comerciantes y vecinos se quejan de proliferación de indigentes en Avenida Universidad, entre Juárez y Corregidora

Círculos

Leyendas queretanas | El tamborcito insurgente 

Ocurrió durante la guerra de independencia, donde se cuenta la historia de Pablo Armenta un niño de 12 años, la cuál es contada por Valentín F. Frías donde relata este suceso y su conmovedor final