/ sábado 17 de marzo de 2018

Por falta de recursos económicos, 'niños talento' podrían quedarse sin apoyo

Se pone en peligro la operación del proyecto de apoyo a menores con talento científico

Por falta de recursos económicos, el Programa Adopte Un Talento (Pauta), que en una década ha apoyado a más de 10 mil niños en el desarrollo de habilidades para la ciencia, podría dejar de operar.

“En este momento, necesitamos fondos para poder continuar con la operación; hay fondos que no llegarán o llegarán muy retrasados por los recientes sismos y por situaciones administrativas, lo que compromete la operación actual del programa", reconoció en entrevista, Gabriela de la Torre, directora de Pauta.

Pauta fue creado en 2007 por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y, con la participación de varias instituciones educativas, se convirtió en asociación civil.

Aunque hay diversos programas de divulgación científica dirigidos a niños y jóvenes, éste es el único programa en México que ofrece acompañamiento educativo sostenido a cada participante hasta por 14 años.

De la Torre agregó que requieren de fondos para garantizar la operación de este año, y conseguir que sean apoyos periódicos, sujetos a auditorías y con informes detallados de resultados.

Explicó que tan solo en 2013, la sede de Pauta en la Ciudad de México canceló diversos talleres por falta de recursos y que por esta misma razón no ha sido posible contar con este programa en estados como Tabasco y Sonora. Actualmente existen cuatro sedes: Chiapas, Ciudad de México, Michoacán y Morelos.

Asimismo, Alejandro Frank, fundador de Pauta, destacó el “gran apoyo que recibe de la UNAM como institución madre del proyecto y sede de talleres, además de otorgar fondos directamente desde la Rectoría en varias ocasiones”.

Esta iniciativa es un proyecto del Instituto de Ciencias Nucleares de esta casa de estudios y ahora es compartido por varias universidades al integrarse como asociación civil, para hacer viable la captación de fondos complementarios.

Destacó la labor de la comunidad científica que generosamente dona su tiempo para los niños, apoyando como jueces en las ferias de ciencia o como mentores, abriendo sus laboratorios. Actualmente hay 50 mentores asesorando proyectos de investigación y más de 300 científicos colaborando en diversas actividades.

Precisó que han recibido apoyos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, de las fundaciones Kellogg, Canales de Ayuda, Dibujando un mañana, Santa María y Sésamo, además de las diversas instancias de la UNAM.

Igualmente, Jorge Hirsch, presidente del consejo directivo, explicó que Pauta tiene un Consejo Directivo que guía la operación y personal de alto nivel científico y pedagógico, pero “el reto que enfrentamos es poder sostener el pago de honorarios, material, seguimiento y la organización de las ferias de ciencia”.

"Los apoyos que recibimos de la UNAM y del Conacyt son muy valiosos, pero insuficientes para mantener la cobertura de atención sostenida a mil 600 niños y jóvenes y 300 profesores que hemos venido dando cada año”.

Recientemente se dio a conocer la historia de Xóchitl, la niña chiapaneca de nueve años que fue galardonada con el premio ICN a la mujer del Instituto de Ciencias Nucleares; ella es una de las participantes de este programa.

Gabriela de la Torre enfatizó la labor de los padres de familia de los niños Pauta, quienes hacen campañas específicas de procuración de fondos.

Consideró que los padres en este programa son fundamentales, porque ellos acompañan a sus hijos, los apoyan en su asistencia a los talleres, en sus proyectos de investigación, los impulsan, son testigos y dan cuenta de su desarrollo.

“Su pasión ha sido tal, que muchos de ellos han desarrollado pequeñas campañas de procuración de fondos que nos han permitido continuar actividades específicas como las ferias de ciencias. Otros padres apoyan en especie, con material o bien organizando la alimentación de los niños y jóvenes en eventos específicos como la feria”, informó.

El Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) reciben y administran recursos, tanto de la propia universidad como de dependencias públicas, como la Secretaría de Educación Púbica (SEP), para el programa.

Estas dependencias, junto con la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC), el Instituto de Geofísica (IGEF), el Instituto de Biotecnología (IBTt), el Centro Cultural Morelia, entre otras, proveen espacios para la operación del programa, de los talleres de ciencia y de las ferias de ciencia. El IGEF ha creado un taller de Ciencia Pauta en el Museo de Geofísica guiado por el propio personal del Instituto.

Por ello, Jorge Hirsch hizo un llamado a la sociedad civil, fundaciones, empresas, instituciones educativas para realizar donaciones, asegurando que “no hay apoyo pequeño ni demasiado grande".

"La solidaridad de los mexicanos se ha manifestado a lo largo de su historia, este proyecto constituye un noble esfuerzo para ofrecer más y mejores oportunidades para nuestros niños y jóvenes, confíen en nosotros para mantener esta iniciativa”, expresó Hirsch, quien recordó que los donativos que recibe son deducibles de impuestos.

Desde su creación en 2007, Pauta ha identificado y acompañado a niños mexicanos con talento. Con el apoyo del Conacyt iniciaron una investigación, que sigue en curso, para generar un modelo de identificación y un perfil de los niños con talento científico.

A partir de esta investigación han identificado estudiantes con talento en los cuatro estados que tienen presencia. “De acuerdo con diversas investigaciones el talento se encuentra en cualquier nivel socioeconómico y contexto, pero requiere de apoyo para desarrollarse”, detalló Lilian del Valle, coordinadora pedagógica del programa.

El modelo de operación se basa en el aprendizaje de las ciencias por indagación. Sobre todo, trabajan en el desarrollo de habilidades. Imparten talleres en los que, a partir de diferentes fenómenos, los participantes se enfrentan a retos que ponen en práctica habilidades como la observación, el análisis, la interpretación y el trabajo en equipo, sin que sean ejercicios de memorización o repetición de conceptos.

Del Valle explicó en entrevista que el equipo de trabajo da seguimiento a los resultados, y los niños que ingresan pueden hacerlo desde los cuatro años y continuar, si así lo deciden, hasta la edad en la que terminen la educación media superior, que es cuando eligen carrera. Esta es una característica que hace único al programa y también implica un esfuerzo muy importante.

El desarrollo del proyecto es guiado por los talleristas de cada grupo, y a los niños que identifican con mayor interés y compromiso les buscan un mentor.

En este caso los estudiantes realizan su proyecto de investigación con la guía de un científico que pone a disposición del niño o joven tiempo, conocimientos y experiencia, pero también recursos como pueden ser los laboratorios o equipo a los que, de otra manera, no tendrían acceso.

Por falta de recursos económicos, el Programa Adopte Un Talento (Pauta), que en una década ha apoyado a más de 10 mil niños en el desarrollo de habilidades para la ciencia, podría dejar de operar.

“En este momento, necesitamos fondos para poder continuar con la operación; hay fondos que no llegarán o llegarán muy retrasados por los recientes sismos y por situaciones administrativas, lo que compromete la operación actual del programa", reconoció en entrevista, Gabriela de la Torre, directora de Pauta.

Pauta fue creado en 2007 por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y, con la participación de varias instituciones educativas, se convirtió en asociación civil.

Aunque hay diversos programas de divulgación científica dirigidos a niños y jóvenes, éste es el único programa en México que ofrece acompañamiento educativo sostenido a cada participante hasta por 14 años.

De la Torre agregó que requieren de fondos para garantizar la operación de este año, y conseguir que sean apoyos periódicos, sujetos a auditorías y con informes detallados de resultados.

Explicó que tan solo en 2013, la sede de Pauta en la Ciudad de México canceló diversos talleres por falta de recursos y que por esta misma razón no ha sido posible contar con este programa en estados como Tabasco y Sonora. Actualmente existen cuatro sedes: Chiapas, Ciudad de México, Michoacán y Morelos.

Asimismo, Alejandro Frank, fundador de Pauta, destacó el “gran apoyo que recibe de la UNAM como institución madre del proyecto y sede de talleres, además de otorgar fondos directamente desde la Rectoría en varias ocasiones”.

Esta iniciativa es un proyecto del Instituto de Ciencias Nucleares de esta casa de estudios y ahora es compartido por varias universidades al integrarse como asociación civil, para hacer viable la captación de fondos complementarios.

Destacó la labor de la comunidad científica que generosamente dona su tiempo para los niños, apoyando como jueces en las ferias de ciencia o como mentores, abriendo sus laboratorios. Actualmente hay 50 mentores asesorando proyectos de investigación y más de 300 científicos colaborando en diversas actividades.

Precisó que han recibido apoyos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, de las fundaciones Kellogg, Canales de Ayuda, Dibujando un mañana, Santa María y Sésamo, además de las diversas instancias de la UNAM.

Igualmente, Jorge Hirsch, presidente del consejo directivo, explicó que Pauta tiene un Consejo Directivo que guía la operación y personal de alto nivel científico y pedagógico, pero “el reto que enfrentamos es poder sostener el pago de honorarios, material, seguimiento y la organización de las ferias de ciencia”.

"Los apoyos que recibimos de la UNAM y del Conacyt son muy valiosos, pero insuficientes para mantener la cobertura de atención sostenida a mil 600 niños y jóvenes y 300 profesores que hemos venido dando cada año”.

Recientemente se dio a conocer la historia de Xóchitl, la niña chiapaneca de nueve años que fue galardonada con el premio ICN a la mujer del Instituto de Ciencias Nucleares; ella es una de las participantes de este programa.

Gabriela de la Torre enfatizó la labor de los padres de familia de los niños Pauta, quienes hacen campañas específicas de procuración de fondos.

Consideró que los padres en este programa son fundamentales, porque ellos acompañan a sus hijos, los apoyan en su asistencia a los talleres, en sus proyectos de investigación, los impulsan, son testigos y dan cuenta de su desarrollo.

“Su pasión ha sido tal, que muchos de ellos han desarrollado pequeñas campañas de procuración de fondos que nos han permitido continuar actividades específicas como las ferias de ciencias. Otros padres apoyan en especie, con material o bien organizando la alimentación de los niños y jóvenes en eventos específicos como la feria”, informó.

El Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) y el Centro de Ciencias de la Complejidad (C3) reciben y administran recursos, tanto de la propia universidad como de dependencias públicas, como la Secretaría de Educación Púbica (SEP), para el programa.

Estas dependencias, junto con la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC), el Instituto de Geofísica (IGEF), el Instituto de Biotecnología (IBTt), el Centro Cultural Morelia, entre otras, proveen espacios para la operación del programa, de los talleres de ciencia y de las ferias de ciencia. El IGEF ha creado un taller de Ciencia Pauta en el Museo de Geofísica guiado por el propio personal del Instituto.

Por ello, Jorge Hirsch hizo un llamado a la sociedad civil, fundaciones, empresas, instituciones educativas para realizar donaciones, asegurando que “no hay apoyo pequeño ni demasiado grande".

"La solidaridad de los mexicanos se ha manifestado a lo largo de su historia, este proyecto constituye un noble esfuerzo para ofrecer más y mejores oportunidades para nuestros niños y jóvenes, confíen en nosotros para mantener esta iniciativa”, expresó Hirsch, quien recordó que los donativos que recibe son deducibles de impuestos.

Desde su creación en 2007, Pauta ha identificado y acompañado a niños mexicanos con talento. Con el apoyo del Conacyt iniciaron una investigación, que sigue en curso, para generar un modelo de identificación y un perfil de los niños con talento científico.

A partir de esta investigación han identificado estudiantes con talento en los cuatro estados que tienen presencia. “De acuerdo con diversas investigaciones el talento se encuentra en cualquier nivel socioeconómico y contexto, pero requiere de apoyo para desarrollarse”, detalló Lilian del Valle, coordinadora pedagógica del programa.

El modelo de operación se basa en el aprendizaje de las ciencias por indagación. Sobre todo, trabajan en el desarrollo de habilidades. Imparten talleres en los que, a partir de diferentes fenómenos, los participantes se enfrentan a retos que ponen en práctica habilidades como la observación, el análisis, la interpretación y el trabajo en equipo, sin que sean ejercicios de memorización o repetición de conceptos.

Del Valle explicó en entrevista que el equipo de trabajo da seguimiento a los resultados, y los niños que ingresan pueden hacerlo desde los cuatro años y continuar, si así lo deciden, hasta la edad en la que terminen la educación media superior, que es cuando eligen carrera. Esta es una característica que hace único al programa y también implica un esfuerzo muy importante.

El desarrollo del proyecto es guiado por los talleristas de cada grupo, y a los niños que identifican con mayor interés y compromiso les buscan un mentor.

En este caso los estudiantes realizan su proyecto de investigación con la guía de un científico que pone a disposición del niño o joven tiempo, conocimientos y experiencia, pero también recursos como pueden ser los laboratorios o equipo a los que, de otra manera, no tendrían acceso.

Local

Canirac: llegaron 85 restaurantes a Querétaro

Seguridad contribuye a garantizar la plaza para atraer inversiones y generar empleos

Local

Entregan premios del Concurso de Huapango

Durante todo el fin de semana se vivió al máximo la justa donde se repartieron casi 100 mil pesos a los ganadores

Local

Participarán por becas universitarias de intercambio a Alemania

UTC, UTSJR, UTEQ, UPSRJ, UPQ y la UNAQ son las seis instituciones participantes

Gossip

Imcine busca subtitular cintas en apoyo a personas con debilidad auditiva

La directora de Imcine dice que se discuten propuestas para subtitular cintas mexicanas en apoyo a personas con debilidad auditiva o doblarlas a lenguas indígenas, en el marco de la modificación en la Ley Federal de Cinematografía

Gossip

Sonia Infante, una mujer de carácter

A los 75 años falleció la actriz Sonia Infante quien forjó su carrera en el cine mexicano con películas como Toña Machetes

Futbol

El futbol salvó a Murangwa del genocidio

Un soldado que lo mataría, lo reconoció, le perdonó la vida y sobre vivió a la masacre

Cultura

Opera el Helénico con presupuesto flexible: Antonio Zúñiga

En entrevista el director del espacio cultural Antonio Zúñiga habla de su oferta escénica

Ciencia

A 50 años de su viaje a la Luna, Michael Collins propone conquistar Marte

Entre actos y homenajes, uno de los protagonistas instó a no quedarse en el recuerdo e ir a la conquista del planeta rojo

Sociedad

Derrame de Grupo México en Mar de Cortés afecta al sector pesquero

Inseguridad y alerta del Consulado de Estados Unidos no han tenido impacto en turismo