/ domingo 16 de agosto de 2020

Redes de contrabando de Guatemala usan banca mexicana

Autoridades guatemaltecas señalan que grupos criminales buscan preservar su dinero disminuyendo riesgos físicos

Las redes de contrabandistas están utilizando nuevos instrumentos para mover millonarios flujos de dinero de Guatemala hacia México, montos que se han incrementado por los efectos de la pandemia para el ingreso de mercancías de contrabando y distribuirlas en ambos lados de frontera.

De acuerdo con información de la Unidad de Inteligencia financiera (IVE) adscrita a la Superintendencia de Bancos de Guatemala, entre las nuevas modalidades de contrabanado, el crimen organizado ha encontrado una forma en la que hacen depósitos bancarios en diferentes ciudades de Guatemala y el dinero se retira en cajeros automáticos en México, a través de redes binacionales que ya son investigadas por la justicia guatemalteca, en cooperación con las autoridades mexicanas.

Las operaciones implícitamente permiten un cambio de moneda, es decir, se depositan quetzales en Guatemala y se retiran pesos en México.

Lo que a consideración de Javier Urbano, experto en seguridad fronteriza y migración, permite a los criminales pasar desapercibidos en delitos de este tipo. “El dinero ya no se mueve en efectivo, ni en vehículos, en bolsas o en una maleta como era antes, sino que el modelo nuevo para poder pagar los productos son las transferencias”, explicó en entrevista con El Sol de México.

Aunque la modalidad criminal se identificó hace un año, según las autoridades guatemaltecas, en el primer semestre, a consecuencia de los efectos del Covid-19 desde marzo, se incrementaron las alertas por el retiro de dinero de las transacciones en el vecino país.

“Se ha identificado que estas personas que depositan tienen residencia en varios departamentos de Guatemala; se identificó la transaccionalidad, y se entiende que está relacionado con el contrabando aduanero”, expone la información de inteligencia guatemalteca.

Además, destaca que el monto detectado por la IVE, entre el año pasado y este, es de por lo menos 80 millones de Quetzales, lo que representa unos 228 millones de pesos mexicanos, aunque considera que esa cantidad sería sólo una muestra, pues aún se investiga el alcance de las redes, las cuales abarcarían la mayoría del territorio mexicano. Sin embargo, advierte que las redes de contrabando tienen un interés de preservar su dinero, activo que anterior mente lo transportaban en efectivo, hacían el cambio de moneda y eso les representa altos riesgos físicos, o que fueran víctimas de robo, entonces, ahora prefieren utilizar otros instrumentos y utilizarlos.

La investigación de la IVE también logró determinar los lugares de donde se hacen las operaciones con mayor precisión, destacando los poblados fronterizos. “Se con siguió determinar, los mecanismos de georreferenciación que se cuentan en la IVE, para determinar la transaccionalidad por zona geográfica, por departamento, por municipio, por sucursal, por cajero y tener una visión capilar de toda la operación que se hace”, puntualiza la información.

El Observatorio contra el Contrabando de Guatemala coincide en señalar que las organizaciones criminales se están modernizando en operaciones, y sus contactos o distribuidores del lado mexicano ya son “clientes frecuentes”, por lo tanto, hacen sus envíos de dinero electrónicamente.

Las redes de contrabandistas están utilizando nuevos instrumentos para mover millonarios flujos de dinero de Guatemala hacia México, montos que se han incrementado por los efectos de la pandemia para el ingreso de mercancías de contrabando y distribuirlas en ambos lados de frontera.

De acuerdo con información de la Unidad de Inteligencia financiera (IVE) adscrita a la Superintendencia de Bancos de Guatemala, entre las nuevas modalidades de contrabanado, el crimen organizado ha encontrado una forma en la que hacen depósitos bancarios en diferentes ciudades de Guatemala y el dinero se retira en cajeros automáticos en México, a través de redes binacionales que ya son investigadas por la justicia guatemalteca, en cooperación con las autoridades mexicanas.

Las operaciones implícitamente permiten un cambio de moneda, es decir, se depositan quetzales en Guatemala y se retiran pesos en México.

Lo que a consideración de Javier Urbano, experto en seguridad fronteriza y migración, permite a los criminales pasar desapercibidos en delitos de este tipo. “El dinero ya no se mueve en efectivo, ni en vehículos, en bolsas o en una maleta como era antes, sino que el modelo nuevo para poder pagar los productos son las transferencias”, explicó en entrevista con El Sol de México.

Aunque la modalidad criminal se identificó hace un año, según las autoridades guatemaltecas, en el primer semestre, a consecuencia de los efectos del Covid-19 desde marzo, se incrementaron las alertas por el retiro de dinero de las transacciones en el vecino país.

“Se ha identificado que estas personas que depositan tienen residencia en varios departamentos de Guatemala; se identificó la transaccionalidad, y se entiende que está relacionado con el contrabando aduanero”, expone la información de inteligencia guatemalteca.

Además, destaca que el monto detectado por la IVE, entre el año pasado y este, es de por lo menos 80 millones de Quetzales, lo que representa unos 228 millones de pesos mexicanos, aunque considera que esa cantidad sería sólo una muestra, pues aún se investiga el alcance de las redes, las cuales abarcarían la mayoría del territorio mexicano. Sin embargo, advierte que las redes de contrabando tienen un interés de preservar su dinero, activo que anterior mente lo transportaban en efectivo, hacían el cambio de moneda y eso les representa altos riesgos físicos, o que fueran víctimas de robo, entonces, ahora prefieren utilizar otros instrumentos y utilizarlos.

La investigación de la IVE también logró determinar los lugares de donde se hacen las operaciones con mayor precisión, destacando los poblados fronterizos. “Se con siguió determinar, los mecanismos de georreferenciación que se cuentan en la IVE, para determinar la transaccionalidad por zona geográfica, por departamento, por municipio, por sucursal, por cajero y tener una visión capilar de toda la operación que se hace”, puntualiza la información.

El Observatorio contra el Contrabando de Guatemala coincide en señalar que las organizaciones criminales se están modernizando en operaciones, y sus contactos o distribuidores del lado mexicano ya son “clientes frecuentes”, por lo tanto, hacen sus envíos de dinero electrónicamente.

Local

Río Querétaro: afluente de basura, inseguridad y hasta drogas

Comerciantes y vecinos se quejan de proliferación de indigentes en Avenida Universidad, entre Juárez y Corregidora

Local

Al 100% servicio de agua, aseguran

Después de 35 días de irregularidad en el servicio, está listo el Acueducto II

Local

Alistan más espacios para centros nocturnos en la capital queretana

Estas inversiones se estarán ubicando en las zonas de Jurica y Juriquilla además de Bernardo Quintana

Local

Río Querétaro: afluente de basura, inseguridad y hasta drogas

Comerciantes y vecinos se quejan de proliferación de indigentes en Avenida Universidad, entre Juárez y Corregidora

Círculos

Leyendas queretanas | El tamborcito insurgente 

Ocurrió durante la guerra de independencia, donde se cuenta la historia de Pablo Armenta un niño de 12 años, la cuál es contada por Valentín F. Frías donde relata este suceso y su conmovedor final

Local

Ser jefe no es ser líder

La asesora y experta Verónica Mejía advierte que hoy más que nunca están a revisión los roles de mando

Local

Al 100% servicio de agua, aseguran

Después de 35 días de irregularidad en el servicio, está listo el Acueducto II

Local

Azota legalización de autos “chocolate”

Asociación de distribuidores formales advierte panorama negativo por decisión federal

Cultura

Teatro del IMSS también se suma a la reactivación

La compañía Sonidos de mi tierra llegó al estado para realizar un recorrido musical por la historia del país a través de sus compositores